Juan Marino en Telesur: “La OEA es un instrumento del golpismo pro-imperialista”

el

JUAN MARINO EN TELESUR

“LA OEA ES UN INSTRUMENTO DEL GOLPISMO PRO-IMPERIALISTA”

Desgrabado por Manuel Miller

Tatiana Perez (TP), por Telesur: ¿Por qué otra vez la OEA? se intentó con otras Naciones, lo más reciente que podés recordar es con Venezuela, que por una decisión propia decide retirarse de este organismo hemisferio porque no cumple con su propio papel de principios, que fue marcado hace más de 50 años.

Juan Marino (JM): La OEA se revela como en su momento la denominó el Che Guevara: el Ministerio de Colonias. Fue muy acertada la decisión de Venezuela de retirarse, porque hoy la OEA es un instrumento para desarrollar el golpismo proimperialista en toda América Latina. En ese sentido hay que destacar el hecho de que Almagro directamente se ha convertido en un esclavo de Donald Trump. Así como ha saludado a Bolsonaro y ha dicho que tiene un mensaje de paz, cuando es un fascista, al mismo tiempo califica a Maduro y a Ortega de dictadores, para buscar justificar golpes de estado, y hasta intervenciones militares. Incluso el propio Almagro no descartó una eventual agresión militar contra Venezuela, y por eso mismo fue expulsado del Frente Amplio de Uruguay. En su momento también salió abucheado del foro civil de la cumbre de las Américas del cual participé. Almagro se tuvo que ir por el repudio que sufrió de parte de las organizaciones de la sociedad civil de todo el continente. En su momento también buscó legitimar este tribunal de justicia paralelo que hicieron contra el gobierno de Venezuela, y ni siquiera pudo hacerlo dentro de la OEA. Es decir que Almagro viene de fracaso en fracaso, y esperamos que fracase también en este intento de expulsar a Nicaragua de la OEA aplicando la cláusula democrática.

TP: Hay algo que has dicho y que también llama mucho la atención desde la misma perspectiva política interna en Uruguay: a él  lo han expulsado del Frente Amplio, que es el partido en el que él nace, el partido en el que él milita. De hecho en ese partido él es canciller del expresidente Mujica, esto algunos dirían que se podría reflexionar porque es su cuota política dentro de Uruguay. ¿Que fue lo qué pasó?

JM: El propio Mujica le mandó una carta a Almagro, ya en 2015, diciendo que se habían separado los caminos. Ya en ese momento, Almagro había decidido alinearse con los EEUU. Ese alineamiento se fue desarrollando con cada vez mayor profundidad y terminando finalmente en la expulsión definitiva a pedido del Partido Comunista dentro del Frente Amplio, por estas declaraciones belicistas del propio Almagro. Así que para nosotros es muy importante mostrar que está aislado Almagro en el continente. También fallaron en su momento con el intento de legitimar una invasión militar sobre Venezuela. Ahora van a intentar arremeter nuevamente a partir de las asunciones de Duque y Bolsonaro, y por eso es muy importante redoblar la lucha para impedir que haya cualquier agresión militar contra Venezuela.

TP: Bolsonaro ya lleva varios días en el poder. Particularmente en asuntos internacionales que ocupan a la OEA, hay una postura muy clara de que él haga lo que Estados Unidos diga con respecto a Venezuela. ¿Desde las naciones del continente hasta los movimientos sociales y progresistas, como se ve esto?

JM: Para nosotros es muy importante frente a esta realidad de que ha asumido un fascista a la presidencia de Brasil, el impulso de un frente antifascista en Brasil de todas la fuerzas populares y democráticas que resisten a Bolsonaro. Y a nivel continental, una alianza continental de partidos, de gobiernos, para enfrentar la amenaza de la guerra y para enfrentar el fascismo. En ese sentido se están desarrollando pasos para construir esa alianza y ese frente, de hecho, vamos a tener la asamblea internacional de los pueblos en Venezuela el mes de febrero y toda una serie de reuniones y asambleas que están poniendo en pie esta alianza, que para nosotros es el único camino para derrotar a Bolsonaro. Ya antes de asumir Mourão, su vicepresidente, hizo declaraciones explícitas afirmando que iba a haber un golpe de estado en Venezuela, y que Brasil iba a encabezar una tropa de ocupación, lo cual debe ser repudiado abiertamente por todas las fuerzas anti-imperialistas y democráticas del continente.

Promoción del libro del partido piquetero.

TP: Frente antifascista: el único camino contra Bolsonaro. En estas páginas ¿qué vamos a encontrar?, ¿cuál es la reflexión respecto al hecho?

JM: Bueno, para nosotros es muy importante que todo el continente reflexione sobre lo que ocurrió, porque Hitler acaba de asumir en Brasil y no es un dato menor, sino que pone en riesgo la estabilidad de todo el continente, la paz en todo el continente. Y tanto dentro, como fuera de Brasil, tenemos que hacer un esfuerzo mancomunado para derrotarlo. Por eso hemos publicado este libro, planteando nuestra opinión sobre qué camino tenemos que adoptar para derrotar a Bolsonaro. En ese sentido también denunciar a Mauricio Macri, presidente de Argentina, que se va a reunir el día 16 de enero con Bolsonaro, en una abierta complicidad con el gobierno fascista. Y que junto con Brasil se está acoplando a la política de Pompeo de relanzar una ofensiva contra Venezuela, y la propia ofensiva contra Nicaragua. De hecho, uno de los países dentro de la OEA que más presionó por la aplicación de la carta democrática contra Nicaragua es Argentina a través de la representante del macrismo en el Consejo de la OEA.

TP: También como ha sucedido con Venezuela, en ese entonces era la canciller Malcorra, que luego se postuló para el cargo de Secretaria en Acciones Unidas, que perdió. Así que esto es parte de la de la misma dinámica. Hay algo que quiero preguntarte también, desde la misma perspectiva de los movimientos sociales, porque me dices: “eso es lo que se debe hacer”. De hecho, cuando se habla con presidentes progresistas, con líderes progresistas, ése es el camino: la movilización popular, la expresión. Pero eso es lo que también se está atacando vía leyes. Sucede en Argentina, y también Bolsonaro lo acaba de hacer a través de uno de los decretos que se presentan durante esta misma semana. Lo hace además de vía decreto, a sólo tres días de haber iniciado la presidencia, ¿esto cómo se percibe desde los movimientos sociales y políticos populares?, ¿un amarre?, ¿ponerlos contra la pared? Porque evidentemente hay un problema de seguridad.

JM: Totalmente. Y lo que tiene que quedar claro es que no vamos a permitir que impidan nuestro ejercicio del derecho a la protesta. En Argentina la ministra de seguridad de Macri, que se llama Patricia Bullrich, ha emitido un decreto, un protocolo que establece que la fuerza de seguridad puedan disparar sin dar la voz de alto, si ellos consideran que la persona a la cual están disparando tiene algún arma letal o incluso escondida. Es decir, la completa arbitrariedad de las fuerzas, la ley  llamada “ley gatillo fácil”. Ahora Bolsonaro también disponiendo la libertad del uso de armas y generando toda una legislación para reprimir a los pueblos originarios, a los campesinos. Nos quieren amedrentar, y es muy importante dejarles en claro que no vamos a permitir que nos metan miedo, que vamos a resistir y que vamos a vencer, ese es el mensaje que tenemos que desenvolver en toda América Latina. Creemos, en ese sentido, que el ejemplo de Venezuela es muy importante para todos los pueblos del continente. El pueblo bravo de Venezuela está demostrando que frente a las amenazas y las agresiones, el camino es la resistencia, el camino es la lucha. El acto que ha hecho Nicolás Maduro con las milicias Bolivarianas “el pueblo en armas” el día 17 de diciembre, fue alentador para todos aquellos que militamos en todo el continente contra el imperialismo estadounidense. Porque ha demostrado una disposición y una voluntad de lucha inquebrantables. Y ése es el ejemplo que entendemos que hay que desenvolver también en Argentina y en todos los países donde hay gobiernos de derecha al día de hoy, que pueden ser derrotados sí defendemos la unidad contra los fascistas, contra el imperialismo y seguimos el camino de Venezuela en la lucha antiimperialista.

TP: En este discurso cuando se reúnen los países que quieren que el presidente Nicolás Maduro deje el gobierno y deje la presidencia, parece que se les olvidará, o si lo tienen claro no importa, se la juegan el todo por el todo, teniendo en cuenta que pueda haber una guerra en este continente. ¿Tú qué crees?, ¿no son conscientes de lo que les puede suceder? En Colombia difícilmente podrían pensarlo o no saberlo cuando hay una guerra interna de más de 50 años, sin embargo hay otros países que no tienen una realidad de esas.

JM: Bueno, es muy importante lo que decís, porque de hecho ha habido una división en la derecha en el continente sobre si corresponde o no procesar una invasión contra Venezuela. Incluso en su momento, cuando estaban Macri, Temer y Santos, así como estaban a favor de las sanciones y el aislamiento diplomático de Venezuela, también estaban en contra una invasión militar. Ahora cambia el escenario con las asunciones de Duque y de Bolsonaro, y veremos cómo se posiciona Mauricio Macri en este nuevo escenario. Macri está terminado políticamente en Argentina, y entendemos que en las próximas elecciones presidenciales de octubre Macri va a perder y eso va a generar mejores condiciones para tener un gobierno que rechace cualquier política de sanciones, o incluso, de invasión. Ellos son plenamente conscientes de lo que están haciendo cuando están diciendo que Maduro es dictador: cuando dicen que Maduro es  dictador, están generando las condiciones políticas y diplomáticas para justificar una agresión militar de EEUU contra Venezuela. Entonces, nosotros responsabilizamos a todos los gobiernos lacayos del imperialismo en el continente que desarrollan esta acción diplomática de ser cómplices de esa eventual agresión y exigimos que se respete el derecho a la autodeterminación de Venezuela y que se reconozca la legitimidad del gobierno electo, con un porcentaje de votos mayor al que tuvo Donald Trump en EEUU. Maduro tuvo más del 60% de los votos, y Donald Trump tuvo el 40% y pico. Trump por lo tanto no tiene ninguna autoridad para decir que Maduro no es legítimo. Maduro es un presidente legítimo, y el 10 de enero debe ser reconocido por gobiernos y partidos del mundo entero, porque es la forma de generar peores condiciones para los planes del imperialismo de invadir Venezuela.

TP: 10 de enero, cuando asume un nuevo gobierno esta labor por los próximos 5 años. Ahora, veo todo esto y pienso de nuevo en la OEA. Si vemos esta nueva reconfiguración de la extrema derecha, aparece entonces que Almagro -esto hay que decirlo con mucho tino, digamos con mucha rigurosidad, porque quien nos esté viendo en Venezuela dirá: “¿pero ya nos van a invadir?” No, no es necesariamente así, son los indicios que pueden llevar a eso y por eso es que hay que ser tan rigurosos-, Almagro tiene nuevos aliados que tal vez sí puedan dar ese paso a través de las provocaciones.

JM: Así es, y de hecho lo ha denunciado públicamente Nicolás Maduro cuando ha dicho que en la frontera hay mercenarios Colombianos y Venezolanos que actúan en coordinación con EEUU, donde John Bolton, el secretario de seguridad de Trump, forma parte de las conspiraciones junto con Iván Duque, y con el gobierno Colombiano. El propio gobierno de Brasil, a través de Mourão, ha hecho las declaraciones que mencioné antes. Por lo cual sí, naturalmente Almagro cuenta con esos aliados, y en relación a lo que vos decías: no es inevitable la guerra, se puede derrotar, se puede impedir la guerra. La acción política del gobierno de Venezuela va en ese sentido, la colaboración militar con Rusia también va en ese sentido, el objetivo es disuadir e impedir que se desarrolle una guerra. La mejor forma de disuadir la guerra es demostrar disposición a enfrentarla, para que quede claro, y a los yankees les quede claro, que en América Latina no vamos a permitir que transformen este territorio en un territorio de guerra imperialista. Vamos a defender américa latina como un territorio de paz y hacer todo lo necesario para defender la paz en nuestro continente.

TP: A propósito de los EEUU, ya dentro de unos minutos vamos a comenzar con el análisis interno de la política entre Republicanos y Demócratas muy compleja ahora para el presidente Donald Trump. Sin embargo, ahí es un punto importante para destacar, porque siempre se ha anunciado desde América Latina de los gobiernos progresistas qué -bien lo decias también al inicio de esta conversación- que detrás de Almagro está el Departamento de Estado de los EEUU, que no logra encajar una intervención militar o una intervención similar, sin que lleguen sus propias tropas de los EEUU a este territorio del caribe, a este territorio Latinoamericano. Pero también al mismo tiempo estamos viendo como Donald Trump comienza a dar pasos para ir bajando la intensidad de sus guerras en Oriente Medio. Hay quienes dicen que todo eso sucede, hay algunos teóricos que lo plantean, porque está mirando hacia América Latina desde esa misma perspectiva guerrerista, ¿que piensas?

JM: Así es, coincido completamente tiene que ver con la reorientación del imperialismo Estadounidense y su agresividad contra China. Toda esta situación forma parte de la guerra comercial que Trump está desarrollando contra China, que tiene un breve interregno, pero que en los próximos meses se va a volver a reabrir. Y la guerra y el fascismo que son promovidas por Estados Unidos, porque Bolsonaro como fascista es promovido por Donald Trump, el propio Trump es un fascista, son fenómenos que son una necesidad del imperialismo en su etapa de mayor bancarrota en su historia. Nosotros tuvimos hoy nuevamente una caída histórica de las bolsas en EEUU porque las acciones de Apple cayeron 10%. Durante 2018 la caída de las bolsas fue similar a la de 2008, cuando estalló la crisis financiera a nivel internacional, y el nivel de endeudamiento global hoy, a nivel internacional, es de 217% en relación al PBI mundial. La deuda sube a 182 billones de dólares en todo el mundo.

TP: Y China es el dueño de la deuda del tesoro de los EEUU.

JM: Exáctamente. Entonces estamos a la vera de un estallido financiero mucho mayor que el que tuvimos en 2008, y la salida monetaria que había encontrado en su momento el imperio Estadounidense ha fracasado. Por lo cual, ahora el camino que tienen por delante es inevitablemente la guerra imperialista y el fascismo. Los pueblos del mundo tenemos que reconocer esa realidad, ver que ha cambiado la situación y a partir de eso prepararnos para enfrentar y derrotar la guerra imperialista y el fascismo y creemos que el camino para hacerlo es este frente antifascista, esta alianza continental y una alianza a nivel internacional contra EEUU.

TP: Me queda algo por preguntarte, ya me lo decías, pero es importante a manera de conclusión: ¿se puede derrotar desde las expresiones en las calles, desde la movilización popular?

JM: Por supuesto, se puede derrotar en las calles y en las urnas, nosotros tenemos que defender en las calles lo que conquistemos en las urnas. Nosotros defendemos el voto popular, la soberanía popular contra el imperialismo Estadounidense, que lo que defiende es la dictadura del mercado. Ahora en Brasil van a instalar una dictadura fascista, una dictadura Nazi, contra ese tipo de dictaduras defendemos la democracia revolucionaria. Defendemos al pueblo en armas Venezolano, que enfrenta al imperialismo Estadounidense, y defendemos a ese pueblo que lo que está haciendo es defender lo que ha conquistado con el voto: un gobierno legítimo en todas las escalas, a nivel nacional, a nivel municipal, a nivel provincial. Que se ha ratificado en las urnas, y que el imperialismo desconoce y que por eso desarrolla toda esta serie de acciones. Lo mismo que ocurre en Nicaragua, un gobierno electo democráticamente que es desconocido por el imperialismo, que desarrolla acciones violentas a través de organismos financiados por Estados Unidos buscando derrocar a un gobierno y no ir a las urnas como corresponde según el proceso electoral. Cuando pierden en las urnas no aceptan la derrota e inician estas acciones. Por el contrario, los pueblos podemos mediante la movilización y la lucha hacer respetar lo que conquistamos en las urnas.

TP: ¿Y qué hacer con la Organización de Estados Americanos tal como está?, que ha prácticamente quebrado el derecho y los principios internacionales.

JM: Bueno, así como la Cumbre de las Américas ya no existe más y fue un fracaso completo, el año pasado su pretensión era hacer una cumbre de las Américas contra Venezuela y no pudieron. Demostró que ya no existe. Es más, Trump ni siquiera fue. Ahora la OEA como tal demuestra que no sirve para nada, para lo único que intentan utilizarla es para establecer golpes en América Latina, y ni siquiera eso logran. La OEA ya no tiene razón de ser, la OEA debería dejar de existir. Por eso fue muy correcta la decisión de Venezuela de retirarse de un organismo que no sirve para nada en América Latina, que para lo único que es utilizada es para justificar la intervención de EEUU y el golpismo. La OEA se tiene que terminar y lo que hay que defender es la unidad socialista de toda américa latina, la unidad de todas las fuerzas que enfrentan el fascismo y el imperialismo.

TP: Porque quien desde la misma mirada de Organismos Internacionales, estaría allí para mirarnos en la diversidad sería la CELAC pero intentan fracturarla.

JM: También la han paralizado, lo mismo han hecho con la UNASUR, ahora Bolsonaro va a romper el Mercosur. Todo tipo de organismo multilateral lo destruyen, porque no tienen la pretensión de establecer una colaboración.

TP: ¿Crees que ese es el intento de bolsonaro con el Mercosur?

JM: Ya han hecho declaraciones, de hecho menospreciando por completo al Mercosur.

TP: El Mercosur sin Brasil la tiene difícil.

JM: Exactamente. Ya no tiene sentido. Y, de hecho, la alianza fundamental del Mercosur era Brasil-Argentina y Bolsonaro ha decidido, por primera vez en la historia de Brasil, que su primer visita en el continente no va a ser a Argentina, sino que va a ser a Chile. Lo cual demuestra que ya se rompe este tipo de relaciones, y por eso todos esos organismos están siendo paralizados por la acción divisionista del imperialismo. Por eso hay que reconstruir una unidad a nivel continental sobre la base de una delimitación y una confrontación con el fascismo y con EEUU

TP: Muchas gracias Juan. Una vuelta a América Latina desde esta mirada, comenzábamos con Nicaragua y luego tantas cosas que hilan.

JM: Muchas gracias por la invitación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s