“CON MADURO Y ORTEGA, POR UNA ALIANZA CONTINENTAL CONTRA EL GOLPE IMPERIALISTA”

Cuenta Regresiva N°3. Editorial de Juan Marino en Revolución Popular.

“CON MADURO Y ORTEGA, POR UNA ALIANZA CONTINENTAL CONTRA EL GOLPE IMPERIALISTA”

Desgrabado por Charo D’Ercole

Hacemos esta tercera editorial en un momento políticamente muy importante para América Latina. Hay en este preciso momento un intento de golpe proimperialista contra el gobierno sandinista de Daniel Ortega en Nicaragua. Hay también una amenaza militar abierta de intervención  extranjera contra Venezuela. Por ese mismo motivo, voy a viajar el 31 de diciembre a Caracas para participar de la asunción de Nicolás Maduro en su nuevo mandato presidencial. El objetivo de esta editorial, justamente, es hacer un llamado a la izquierda y a los movimientos populares a separarse de la derecha. Queremos discutir acá que es lo que está ocurriendo en Nicaragua y qué es lo que está ocurriendo en Venezuela, para hacer un llamado a todas y todos lxs dirigentes del movimiento popular y de las organizaciones de izquierda a que abandonen el silencio, a que directamente rompan con las posiciones de la derecha y a que se sumen a la defensa de Venezuela y de Nicaragua contra el imperialismo estadounidense.

El día jueves 27 de diciembre tuvo lugar una reunión de la OEA, donde por presión de Estados Unidos y con el apoyo también del gobierno de Mauricio Macri se reclamó la aplicación de la carta democrática contra el gobierno nicaragüense. Se pretende expulsar a Nicaragua de la OEA, aislarla diplomáticamente y facilitar sobre esa base el desarrollo del golpe proimperialista en ese país. Al mismo tiempo también tenemos la denuncia pública de Nicolás Maduro de que John Bolton, el asesor de seguridad de Donald Trump, está preparando una conspiración con más de 700 mercenarios venezolanos y colombianos para iniciar acciones que justifiquen y generen una escalada bélica contra Venezuela. El propio vicepresidente de Bolsonaro, Mourão, declaró públicamente que se está preparando un golpe de estado en Venezuela y que Brasil estaría dispuesto a encabezar una tropa que invada ese país hermano.

Por lo cual estamos hablando de golpes proimperialistas y de invasiones militares y es muy importante que tracemos una línea divisoria y que nos coloquemos en oposición a esa ofensiva del imperialismo. Acá no hay lugar para ‘Corea del Centro’. Acá o estás con Corea del Sur o estás con Corea del Norte. Lo que tenemos que decir con mucha claridad es que estamos con Venezuela y que estamos con Nicaragua.

En ese sentido, queremos colocar esta editorial al servicio de explicar qué es lo que está ocurriendo en esos dos países hermanos. Por un lado, en Nicaragua tenemos una situación donde hace meses el gobierno, bajo presión del Fondo Monetario Internacional, buscó hacer una reforma previsional. Esa reforma previsional suscitó movilizaciones populares. Ante esas movilizaciones populares el gobierno de Ortega retrocedió, dió marcha atrás en el intento de aplicar la reforma y abrió un curso de diálogo para buscar la paz en Nicaragua. Es decir que tuvimos un gobierno que escuchó al pueblo, que públicamente dijo que esa reforma era producto de la presión del Fondo Monetario Internacional y que, como planteó el propio Papa Francisco para Nicaragua, abrió un curso al diálogo, a las negociaciones y al intento de restablecer la paz en ese país. Sin embargo, la derecha, por el contrario, luego de que el gobierno retrocedió en el intento de reforma previsional, aceleró las acciones violentas en Nicaragua, aceleró los intentos golpistas en Nicaragua. Por eso tenemos un gobierno nicaragüense que está enfrentando hoy en día un intento de golpe.

No hay un Argentinazo en Nicaragua. No es cierto como dicen algunos dirigentes de izquierda que en Argentina tenemos que hacer como en Nicaragua. La gran diferencia entre Argentina y Nicaragua es que mientras el presidente de Nicaragua retrocedió y dio marcha atrás con la reforma previsional acá en Argentina Macri avanzó con la reforma previsional y continúa robándole a los jubilados en nuestro país. Acá tenemos un presidente que no escucha al pueblo y que se subordina en forma abierta y absoluta al Fondo Monetario Internacional.

Por eso es muy importante que entendamos que en Nicaragua hay un gobierno que está buscando restablecer la paz y desarrollar un curso democrático. Hay un gobierno que le está diciendo a la oposición que se presente a las próximas elecciones establecidas según el calendario electoral en los próximos años. Por el contrario, tenemos una oposición que quiere el adelantamiento electoral. Cuando esa oposición busca el adelantamiento electoral está confesando sus fines golpistas. Porque no está aceptando el proceso de diálogo para pacificar el país y lo único que quiere es agravar las contradicciones que está sufriendo Nicaragua.

¿Por qué la oposición no se presenta al proceso electoral como corresponde? Porque no ganan con los votos. El imperialismo sabe que como no ganan con los votos, tienen que recurrir a la asfixia financiera, tienen que recurrir a los intentos de golpe. De hecho lo que ha dejado más en claro el carácter golpista de la oposición en Nicaragua es que hace pocos días Donald Trump firmó la #NicaAct: un acta que establece abiertamente sanciones financieras contra Nicaragua, que le prohíbe a los organismos internacionales otorgar líneas de crédito que para Nicaragua son fundamentales para el desarrollo de proyectos de todo tipo, tanto infraestructura como humanitarios. Están asfixiando no solamente al gobierno de Nicaragua sino al pueblo nicaragüense en su conjunto. El gobierno de Estados Unidos busca establecer un gobierno propio sobre la base de hambrear y matar al pueblo nicaragüense y es a eso a lo que se está resistiendo el gobierno de Nicaragua.

Es en ese cuadro y en ese contexto que se inscribe la denuncia por violación contra Daniel Ortega. Hemos tenido en las marchas opositoras compañeras feministas que se han movilizado diciendo ‘Ortega violador, renunciá’. En ese sentido, nosotros queremos ser muy claros: tomamos la decisión política de creerles a las denunciantes siempre. Jamás colocamos en tela de duda su denuncia, su expresión. En ese sentido, entendemos también que en todos esos casos, es deseable, es correcto y debe ser promovido que los distintos dirigentes políticos varones que han incurrido en esas agresiones y que son denunciados, den un paso al costado. Ahora lo que tenemos en Nicaragua es otra situación. Porque el caso de Ortega, es que Ortega encabeza el gobierno nicaragüense, encarna en su propia figura el poder político del Poder Ejecutivo que es, por su propia definición, un poder unipersonal. La destitución de Ortega solamente le serviría a Donald Trump para aplicar efectivamente el golpe proimperialista. Cuando se haya restablecido la paz en Nicaragua y cuando haya posibilidades para desarrollar un curso democrático sin la presión de un golpe del imperialismo, ahí sí, hay que discutir cómo resolver esta situación, para promover un liderazgo que efectivamente defienda los derechos y la lucha del movimiento de mujeres, del movimiento obrero, y del movimiento popular en general. Hoy tenemos que cerrar filas contra el golpismo proimperialista.

Lo que está haciendo el imperialismo con Ortega ya lo hizo la fusiladora con Perón en Argentina. La fusiladora condenó a Perón por estupro. Un vínculo público y conocido con una menor de edad de la UES fue utilizado por la fusiladora para condenar a Perón y justificar su proscripción. Justamente por eso, como forma parte del acervo y la experiencia de la militancia del movimiento popular en Argentina, es que lo traemos a colación: porque son los mismos métodos. En ese caso ni siquiera se utilizó la denuncia porque Nelly Rivas no lo denunció a Perón, sino que actuó de oficio la fusiladora. En Nicaragua, se utiliza esa situación al servicio de fines políticos golpistas. Recordamos por lo tanto esta experiencia para llamar al movimiento popular peronista de Argentina a entender que es lo que tenemos en Nicaragua. No podemos permitir que el imperialismo manipule la revolución de mujeres, que manipule las situaciones de abusos, de estupro, de violaciones, de todo tipo de agresiones sexuales al servicio de sus fines políticos golpistas.

Ya estamos viendo incluso, en Medio Oriente, qué es lo que ocurre cuando el imperialismo manipula la lucha de la mujer. Cuando el imperialismo utiliza como excusa la lucha de las mujeres para justificar invasiones diciendo que agreden, atacan y aplastan a ISIS para liberar a las mujeres e inmediatamente luego de aplastar a ISIS enfoca sus cañones contra las mujeres kurdas. Por eso es muy importante no permitir que se utilicen las banderas de la revolución de mujeres al servicio del golpismo proimperialista. La lucha revolucionaria y anti-imperialista de la clase obrera y los pueblos oprimidos del mundo entero forma parte de un mismo fenómeno y un mismo proceso con la revolución de mujeres contra el patriarcado que tiene en primer lugar como enemigos a Donald Trump y a Jair Bolsonaro. En ese sentido, tenemos que defender la unidad de la clase obrera, los pueblos oprimidos por el imperialismo, y las mujeres que luchan a nivel internacional justamente para derrotar tanto el golpe en Nicaragua como el aniquilamiento de las kurdas en Medio Oriente y derrotar a estos gobiernos misóginos y patriarcales como es el caso de Bolsonaro y de Trump.

En Venezuela, tenemos una situación donde el 10 de enero asume Nicolás Maduro. El imperialismo estadounidense ya ha anunciado que desarrollará una gran presión diplomática en el mundo entero, para aislar al gobierno entrante de Nicolás Maduro, para que los distintos gobiernos retiren a sus embajadores de Venezuela. Esto, para que se procese el aislamiento político y diplomático que el imperialismo necesita para justificar una agresión militar, los bombardeos, la intervención extranjera. En ese sentido, queremos reivindicar la disposición a la lucha del gobierno venezolano y del pueblo venezolano que el 17 de diciembre reunió a los más de 1.662.000 milicianas y milicianos que forman parte de las milicias bolivarianas que expresan una tendencia al armamento popular. Un pueblo en armas, que dice públicamente y de forma muy clara que no van a tolerar ninguna agresión extranjera, que van a defender su patria, van a defender sus recursos naturales, van a defender sus conquistas y van a impedir que Estados Unidos se apropie de ese país. Un gobierno que ha dicho muy claramente que va a rechazar cualquier tipo de invasión extranjera, que a través de los discursos del propio Nicolás Maduro, ha dejado en claro que va a responder a cualquier agresión, sea del gobierno de Estados Unidos, de Colombia o del gobierno fascista de Bolsonaro. En el Congreso Bolivariano de los Pueblos, Nicolás Maduro ha dicho abiertamente que no hay lugar para un Bolsonaro en Venezuela. Que en Venezuela gobierna el pueblo. En ese sentido, le ha dicho a  Mourão que si Mourão amenaza con la invasión, que el propio Mourão encabece ese intento de invasión, y que Maduro va a encabezar la resistencia, y esa pretensión de invadir Venezuela va a ser derrotada.

Es una lucha política que tenemos hoy en día en el continente, que es evitar que nuestro continente se transforme en zona de guerra producto de la presión de Estados Unidos. América Latina tiene que ser un continente de paz. Para que haya paz en América Latina tenemos que estar con Venezuela contra las agresiones del imperialismo estadounidense.

Por eso, repito, es que voy a viajar a Venezuela y estar presente el 10 de enero en la asunción de Maduro. También va a estar presente Ortega, van a estar presentes los gobiernos que integran el ALBA TCP (Alianza Bolivariana para los pueblos de América), la alianza bolivariana que se conformó en su momento contra el ALCA, y que hoy en día se está constituyendo como una alianza continental de gobiernos para enfrentar el ascenso del fascismo. En la última reunión del ALBA, el dia 14 de diciembre, el presidente de Cuba, Díaz-Canel, abiertamente llamó a conformar un frente en todo el continente de todas las fuerzas de izquierda, progresistas, que estamos enfrentando a la derecha y que estamos enfrentando al fascismo en nuestro continente. Nosotros coincidimos con ese llamado de Díaz-Canel. Cuba poniéndose al frente en una lucha junto con Venezuela, junto con Nicaragua, junto con Bolivia, junto con El Salvador y los países que integran el ALBA para decir que no vamos a tolerar que el fascismo se apropie de nuestro continente y que lo conviertan en un escenario de guerra como parte de la tercera guerra mundial que estamos sufriendo a nivel internacional.

¿Cómo se conecta todo esto con Argentina? Se conecta de forma muy directa. Tenemos una disputa abierta. ¿Cómo hacemos para derrotar los intentos del Fondo Monetario Internacional de hambrear a nuestros pueblos mediante las reformas previsionales? En el caso de Brasil, Bolsonaro ya ha anunciado que va a intentar aplicar una segunda reforma previsional. En el caso de Argentina, lo hacemos uniéndonos y militando por la derrota electoral de Mauricio Macri en 2019. Nuestra opinión es que tenemos que vincular esa lucha abierta, para derrotar a Macri en las elecciones de 2019, a la lucha por la unidad latinoamericana. Nuestro viaje a Venezuela está al servicio de esa perspectiva: unir esta pelea política que estamos librando en nuestro país, en Argentina, por la derrota electoral de Macri, con la lucha por la derrota del golpe proimperialista tanto en Venezuela como en Nicaragua. Por eso, hoy lo decimos sin ningún lugar a dudas, estamos con Venezuela, con Nicaragua, contra el golpe proimperialista. Estamos en Argentina, por lo tanto, con el Frente anti-Macri: con Cristina, contra Macri. Mientras Macri, en la OEA, busca justificar un golpe contra Nicaragua, acá en Argentina nos está aplicando un nuevo tarifazo del 40% en el transporte público, tanto en los colectivos como en los subtes, como en los trenes: está hambreando al pueblo. Un Macri que no puede gobernar la Argentina, que ha llegado a récords históricos de riesgo país de los últimos años, en los últimos días. Un Macri que no puede garantizar que Argentina no ingrese en default -sea en 2019, sea en 2020- no puede andar opinando, no tiene autoridad política y moral para andar opinando sobre lo que tiene que hacer el pueblo de Nicaragua, o el pueblo de Venezuela. Macri debería concentrarse en resolver los problemas de los argentinos y ni siquiera eso puede hacer, por lo tanto debería dar un paso al costado. Cómo se niega a dar un paso al costado, lo vamos a hacer nosotros, desde la oposición democrática, en paz, mediante la lucha política electoral, ganándole con los votos en las elecciones de octubre 2019.

Por eso decimos, y con eso concluimos esta editorial: la lucha para derrotar a Macri es una lucha que está vinculada a una pelea a nivel continental. Le reitero un mensaje a las dirigentas y a los dirigentes populares, de las organizaciones de izquierda, del movimiento feminista, de las fuerzas populares de nuestro país a que nos pronunciemos. Que abandonemos el silencio. Que se abandonen las posiciones incluso de complicidad en los casos de quienes consideran que Ortega debería renunciar. No estamos de acuerdo: la izquierda no puede estar alineada con la derecha para voltear a un gobierno que está sufriendo una agresión directa financiera y política del imperialismo estadounidense. La izquierda tiene que estar en contra de la derecha. La izquierda tiene que estar con los gobiernos que enfrentan el imperialismo, contra el imperialismo estadounidense. Esa es la pelea que tenemos en los próximos días, en las próximas semanas, en los próximos meses en nuestro continente. Derrotemos el intento de invasión imperialista de Venezuela, derrotemos el golpe pro-imperialista en Nicaragua, ganémosle las elecciones a Mauricio Macri en Argentina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s