El Partido Piquetero contra el ascenso del fascismo en Brasil

Charla-debate del Partido Piquetero: 11 de octubre de 2018

El fascismo es caos, saqueo y hambre

BOLSONARO ES TEMER

Abajo el fraude y el golpe: ¡Libertad a Lula!

28/10: Ballotage – ¡Votemos a Haddad!

temer

POR UNA ALIANZA CONTINENTAL

CONTRA LA DICTADURA FASCISTA EN BRASIL

lol.jpg

VIDEO:

https://www.facebook.com/story.php?story_fbid=1918082578260943&id=100001776581249

INTRODUCCIÓN DE ARMENTEROS

Desgrabado por Felipe Rennis

Compañeras, compañeros y compañeres. Damos inicio a la charla del día de hoy. La charla que estamos convocando tiene por título: “Bolsonaro es Temer; el fascismo es caos, hambre y saqueo”. Y, en función de esta caracterización, a partir de la reciente elección que se dio en Brasil, nuestro llamado político como Partido Piquetero es: “abajo el golpe y el fraude ¡Libertad a Lula!”

Hay que entender que esta elección se ha desarrollado en el marco de un fraude escandaloso con el principal candidato detenido, candidato que medía 40% de partida y a partir de ahí se discutía el resto. Por lo cual, fue una elección fraudulenta en el marco de un golpe militar que ya viene desde 2016 con el golpe a Dilma. En este contexto, nosotros decimos que en el ballotage del domingo 28 de octubre, estamos a pocos días, vamos a votar por Haddad y por Manuela. Es la fórmula compuesta por el candidato del Partido de los Trabajadores, que es representante directo de Lula y coordina con él la campaña; y Manuela D’Ávila, que es vicepresidenta en la fórmula, un dato nada menor, porque es una compañera comunista, del Partido Comunista do Brasil (PCdoB), candidata a vicepresidenta, y expresión en ese sentido del movimiento de mujeres antifascista, el #EleNão.

MANUELA VS MOURAO: COMUNISMO VS FASCISMO

manu.jpeg

LIONEL STIGLITZ Y CRISTINA KIRCHNER JUNTO A MANUELA D’ÁVILA 

Hay que destacar en la fórmula los 2 elementos del binomio: a presidente y a vice-presidente. Tenemos una polarización en el ballotage entre un político profesional de carrera, Bolsonaro, ex militar, hace 20 años candidato, 20 años diputado por Río, un fascista de larga data, reconocido por la población, y un general a vicepresidente, retirado hace poco tiempo, o sea, con un vínculo más directo con el alto mando brasilero. Entonces, fíjense la contraposición, en primer fila tenemos a Haddad y a Bolsonaro que parecen dos políticos “profesionales” podría decirse, el centro político del sistema por decirlo de alguna manera, en sus extremos, centro-izquierda y centro-derecha, pero los dos parte del establishment político. Por debajo, el Ejército de un lado y el Partido Comunista del otro. Los militares fascistas de un lado y las mujeres comunistas del otro. Entonces, fíjense que importante ver esa imagen política completa para entender la polarización de la elección.

EL PARTIDO DA CAUSA OPERARIA (PCO) ES NUESTRO PARTIDO HERMANO Y SE ENCUENTRA COMBATIENDO AL FASCISMO EN PRIMERA FILA

PCO.gif

lala3

Partiendo de esta caracterización es que convocamos a la charla del día de hoy. Como Partido Piquetero venimos de realizar una conferencia que para nosotros fue un evento muy importante en el sentido de delinear nuestra estrategia política frente a la votación del presupuesto en la Argentina. Naturalmente, lo que está pasando en nuestro país no es algo separado, no es un proceso independiente, de lo que sucede en Brasil sino que, por el contrario, básicamente demuestra la política agresiva del imperialismo en la región.

En ese sentido, creo que es muy importante que nosotros visualicemos nuestra responsabilidad como revolucionarios argentinos y como revolucionarios latinoamericanos. La lucha de clases es una lucha simultánea a escala planetaria en 194 países, Estados, entre 500/600 partidos. Una lucha simultánea en 194 países entre 500/600 partidos, esos son los reconocidos por la ONU, ¿no? Calculando 2 o 3 partidos por país, sacás la cuenta y da entre 500 y 600. Después estamos todo el resto, los partidos más ideológicos e intensos que no serían los partidos de gobierno según la ONU. Ponele que seamos 1000 los partidos que peleamos en el mundo por el poder. Este es el sentido político de lo que tenemos que explicar y, por eso, la realización de esta charla porque hemos visto en en el debate en redes cierto escepticismo, de preguntarse “para qué sirve discutir desde Argentina lo que está ocurriendo en Brasil”, el punto más ridículo de la discusión. Sin embargo, la discusión sobre la votación en Brasil no sólo nos vincula desde el punto de vista como internacionalistas, que entendemos que la lucha política es simultánea en 200 países, sino que también nos vincula directamente como parte de la construcción de una izquierda revolucionaria a nivel continental. Nosotros venimos de protagonizar un encuentro con el PCO en Brasil, es nuestro partido hermano. Entonces, nosotros como Partido Piquetero tenemos esa responsabilidad, porque tenemos compañeros nuestros en el Brasil que puede quedar en manos de Bolsonaro.

Nosotros nos consideramos la retaguardia de esos compañeros. Somos el lugar donde vamos a recibir a los compañeros que tengan que venir (si se tienen que venir). Somos el lugar desde el cual vamos a movilizar a las embajadas y vamos a hacer las denuncias que haya que hacer. Entonces, nos proponemos, nos visualizamos a nosotros mismos como su retaguardia, y al Partido da Causa Operária como nuestra vanguardia, como los compañeros que van a estar en primera fila, detrás de las líneas enemigas, combatiendo al fascismo cara a cara y cuerpo a cuerpo.

UN PLAN POLÍTICO PARA DERROTAR A LA DICTADURA FASCISTA EN BRASIL

Bolsonaro-1

Entonces, esa es la responsabilidad que tenemos nosotros. No somos gente que estamos opinando desde Argentina porque nos pareció un hecho inusual, un hecho que amerita un comentario. No, no estamos comentando. Estamos diseñando un plan político a escala continental para intervenir contra una dictadura de características fascistas. Eso es lo que estamos discutiendo acá y por eso nuestra primera intervención es evitar que el ejército fascista tome el poder. Lo más evidente que uno puede hacer, cuando sabe que viene un enfrentamiento de magnitudes, es evitar que tomen el poder del aparato, de la maquinaria estatal, para darle un ribete de legalidad a lo que va a ser un acto de clarísimo autoritarismo y una declaración de guerra civil, dicho así, crudo, por parte del ejército brasileño contra las masas de Brasil y América Latina. Eso es lo que estamos asistiendo, no es una elección. Es un golpe de Estado protagonizado por los militares para masacrar a la población que resiste sus políticas de ajuste.

EL 28/10, VOTÁS DE QUÉ LADO VAS A ESTAR EN LA GUERRA CIVIL EN BRASIL

19 de julio.jpg

Entonces, por eso con más razón, lo que vas a ir a votar es DE qué lado de la barricada de la guerra civil te vas a colocar, básicamente. Si vas a ir a votar a Haddad y Manuela, vas a estar con los trabajadores y las mujeres contra los fachos y los milicos, así de fácil; y cada brasileño que vaya a votar a Bolsonaro y a Mourão básicamente va a estar votando una política de choque y agresión sistemática contra todo el mundo. Entonces, eso es lo importante. Y, por eso, la responsabilidad política nuestra como Partido Piquetero de viajar a Brasil, decir presente en la conferencia del PCO y emitir nuestro voto por Haddad-Manuela para dejar en claro nuestra intención de colaborar con la barricada anti-fascista.

LA IZQUIERDA ARGENTINA VOTA HADDAD-D’ÁVILA: TRIUNFO DEL PARTIDO PIQUETERO

pp.jpg

LINK: https://www.pagina12.com.ar/147324-una-senal-de-alarma

De hecho, nuestro partido estuvo todo el fin de semana elaborando en un búnker en vivo, mirando toda la elección, hablando con distintos compañeros, tuiteando, leyendo los diarios, interviniendo, elaborando. Fuimos un partido que intervino, minuto a minuto, mirando la elección coordinando con los compañeros de Brasil. Y este partido, por eso, no es casualidad que fue luego de la elección, ni bien terminó la elección, el único partido de izquierda en la Argentina que dijo: “esta elección, la que viene, es una elección fascismo o democracia. Esto es anti-fascismo o anti-PT. Y nosotros, por eso, vamos con Haddad” ¿Salió dónde? En Página 12. Está documentado, los diarios tienen esa virtud. Quedan constatadas las posiciones, quedan documentadas.

En la discusión de la izquierda se ve “que el PT esto”, “que el PT aquello” y está muy bien hacer las críticas porque es un momento crucial donde con más razón valen las críticas. Ahora la pregunta es: ¿para dónde vamos en el ballotage? Toda la izquierda no respondió a eso. Ustedes se fijan, ustedes leen esta nota, no dicen quién van a votar. Y, ¿cuál es la situación ahora? La inmensa mayoría de la izquierda en Argentina está votando a Haddad y a Manuela. Esto es una victoria política del Partido Piquetero.

Nosotros estamos muy orgullosos de haber contribuido a esa comprensión por parte de la militancia política en la Argentina, y fue nuestra delimitación política la que marcó un camino. No somos el único factor, probablemente tampoco seremos el más importante pero seguro somos un factor actuante. Somos un factor actuante que marcó otro camino y, claramente, todos los partidos de la izquierda argentina llegaron a la votación en Brasil bajo la escuela del frente anti-Macri. Nadie se pierde de vista que venimos de casi 3 años de discusión donde ahí sí podemos atribuirnos una centralidad, una responsabilidad y un protagonismo, donde abrimos un nuevo camino para toda la izquierda argentina y latinoamericana. Entonces, ese es el valor de las vanguardias. Habla muy bien de nuestra lucha política haber abierto ese camino. Y habla muy bien de la izquierda argentina que, llegado el momento decisivo, tomaron esa misma definición.

UNA CHARLA PARA DISCUTIR CÓMO GANARLE A BOLSONARO

pco2.jpg

pco

jm pco2

Entonces, macanudo, ¿ahora nos quedamos acá? ¿Estamos todos contentos, y vamos todos contentos marchando juntos a la derrota frente a Bolsonaro? No. Hay que discutir cómo ganar, no solamente cómo perder todos juntos. Ahí es donde entra el debate político de esta charla, ahí es donde entra la responsabilidad internacionalista que tenemos. Por eso, anunciar que esta charla también es el preludio de un viaje del compañero Lionel Stiglitz que va a estar presente este fin de semana en São Paulo, en la conferencia del PCO, en donde vamos a discutir estas cosas. Por lo cual, esta es nuestra conferencia, para poder llevar nuestro mandato, nuestra deliberación. Lo vamos a desgrabar también para el fin de semana, cuestión de poder llevar un documento, vamos a aportar una elaboración y vamos a seguir cada uno de los debates.

CON IDLIB, CONTRA LA DICTADURA DE AL-ASSAD Y EL IMPERIALISMO

idlib.png

Por lo cual, nuestro partido está comprometido de lleno en esta lucha política, de igual manera que estamos comprometidos con los compañeros que están hoy resistiendo en Siria. El día 15 se va a tener que entregar la última arma en Idlib. Hoy, estamos en el día 11 de octubre. Ayer, el 10 de octubre, en la ciudad de Idlib, se entregaron las armas de gran calibre, las armas antiaéreas, las bazukas, todo lo que tendría que ver con una batalla de mayor envergadura. Ahora, completan el proceso denominado de “desmilitarización”: desmilitarización después de que los bombardearon, después que los acosaron, después de que los mataron de hambre, los sitiaron, que transformaron a la ciudad entera en una cárcel a cielo abierto. Quedan 3 millones de civiles, quedarán 70 mil o 90 mil de resistencia civil, quedarán 20 mil yihadistas.

Acordémonos también que esta ciudad, en su momento, era el centro de lo que era el Frente Al-Nusra, (Frente para la Victoria, literal) en el norte de Siria y que respondía a Al Qaeda. Y que ahora se fusionó con el resto de lo que quedó del yihadismo en Siria en esto que es el HTS, que significa “Organización para la Liberación del Levante”. “El Levante” le dicen a a una gran zona situada al sur de los montes Tauro, limitada por el mar Mediterráneo al oeste, el desierto árabe al sur y Mesopotamia al este. Suelen estar incluidos los países de Siria, Líbano, Israel, Palestina y Jordania. Entonces, bueno, después de 8 años de guerra civil contra la dictadura de Al-Assad este es el balance: de los 22 millones de habitantes que hay en Siria más de la mitad tuvieron que huir, es decir, 13 millones y medio entre desplazados internos y emigrados. Medio millón de muertos: entre civiles al menos 19.811 niños y 12.513 mujeres y más de 300 mil militares. Por último, hubo al menos 1 millón de heridos. Y, bueno, la conclusión final de este proceso ahora son los compañeros resistiendo en la última ciudad que queda: Idlib. Y ahora Al-Assad quiere aplastar esa ciudad, ¿para tirarse sobre quién después? Los kurdos, que es la última resistencia rebelde que queda en la zona fronteriza con Turquía.

YPGYPJ1111

Esto ya venía, si se acuerdan, cuando hicimos esas charlas en 2016, de la resistencia en Aleppo, en Homs, bueno, lo que fueron las principales ciudades de las batallas contra Al-Assad. Entonces, para nosotros como Partido Piquetero, que apoyamos la Primavera Árabe, que apoyamos la Revolución Siria, que acompañamos todo este proceso de revolución popular contra el imperialismo y, en ese sentido, eso es lo fundamental que ha ocurrido: un gran levantamiento anti-imperialista en Medio Oriente. Entendemos que por eso, justamente, porque estamos viendo esta hora llena de sangre, y porque venimos de una bancarrota capitalista internacional iniciada en 2008, que ya en marzo del 2011 arrancó la guerra civil en Siria, significa que marcan la hora a nivel mundial. Muy lejos de desarrollarse en términos democratizantes e institucionales como pretende cierta izquierda pacifista y defensora de la Unión Europea como Podemos, Syriza y todo el Partido de la Izquierda Europea.

BOLSONARO ES EL FASCISMO Y LA 3° GUERRA MUNDIAL EN AMÉRICA LATINA

bolsonaro-hitler-369807

pco.jpg

La hora internacional es, como anunciamos oportunamente en su momento como Partido Piquetero o Tendencia Piquetera Revolucionaria dentro del Partido Obrero, el inicio de la 3º Guerra Mundial. Es eso, sencillamente, lo que estamos asistiendo.

Bolsonaro llegando a Brasil es la existencia mismo de lo peor del capitalismo, de su naturaleza endógena de lo que es, materializado en una tendencia a transformar América Latina de zona de paz en zona de guerra. Brasil fascista, significa conflicto fronterizo con la Venezuela de Maduro, asociado a la OTAN de Duque en Colombia, asociado a las tropas israelíes en Chile contra Bolivia. Como ustedes saben muy bien, hace poquito Evo presentó en La Haya el pedido de salida al mar, y se lo rechazaron. Se viene eso. Entonces me parece que para nosotros, por lo tanto, esta charla tiene que ver con esta declaración de guerra continental contra el imperialismo, en resumen.

COMISIONES DE AUTODEFENSA DE LAS ORGANIZACIONES DE MASAS CONTRA EL FASCISMO

foto_trotsky-0bc5a.jpg

Nosotros somos lo que le propusimos al Partido Obrero comisiones de autodefensa que entendíamos que, en primer lugar, había que constituirlas en las organizaciones de masas, en los sindicatos, en los partidos de masas, en los partidos mayoritarios, y entendemos que la constitución de estos comités antifascistas y en defensa de la democracia en Brasil van en esta línea. El objetivo va a ser conquistar en la urna la legitimidad para luego resolver lo que oportunamente tendremos que resolver por otros medios. Este es el dato que tenemos que entender. Estos tipos no aceptan, como dijo Bolsonaro, perder la elección. Entonces, hay que prepararse para un enfrentamiento decisivo. Así que en función de eso, y con esta caracterización, y por eso utilizamos la palabra fascismo, es que preparamos esta charla, va a haber un montón de elementos.

La charla va a estar dividida en dos intervenciones: una del compañero Juan Marino, en la cual va a expresar nuestra posición frente a la elección, la caracterización, los elementos que están involucrados en la misma, y una parte a mi cargo con el debate de la izquierda, el debate estratégico sobre los planes que tiene la izquierda y como desenvolver una política para ganar. Porque de lo que se trata es de ganar.

No se trata de juntarnos a entender por qué Bolsonaro ganó en primera vuelta, se trata de mostrar el camino para que las masas ganen el ballotage. Y, ganen o pierdan en la elección, tengan la capacidad para imponer un desenlace histórico, que es disciplinar a ese ejército podrido y fascista de Brasil, que es una amenaza a la democracia y a la paz en Brasil, en América Latina y el mundo entero.


INTERVENCIÓN DE JUAN MARINO

Desgrabado por Pablo Delatorre

Compañeras y compañeros. En primer lugar, lo que nosotros queríamos señalar en esta charla es el hecho, como ya dijo el compañero Armenteros, que Bolsonaro no ganó en primera vuelta, y ese es el dato más importante a destacar. Bolsonaro pretendía ganar las elecciones de Brasil en primera vuelta, entonces Bolsonaro se quedó con las ganas. Y Haddad obtuvo una elección fenomenal, casi el 30% de los votos, luego de ser un candidato que contaba en el día 11 de septiembre (cuando se decide su candidatura) con el 4% en las encuestas. Por lo tanto, pasó del 11 de septiembre al día de la votación (3 semanas) de tener 4% a tener 30%, un desarrollo extraordinario, fenomenal. Si a esto le sumamos los votos de Ciro Gomes, que ya se comprometió a militar por Haddad en segunda vuelta, ya estamos en 42%. Es decir que la diferencia para el ballotage se reduce a 4%. La elección, por lo tanto, está abierta a cualquier resultado. Podemos ganar.

EL BALLOTAGE ES UNA CONQUISTA DE LOS TRABAJADORES DE BRASIL:

LA CUT Y EL MST PELEAN PARA GANAR EN 2° VUELTA

cut mst.jpg

Uno ve esas dos cosas: que Bolsonaro no ganó en primera vuelta y que la conquista del ballotage es una conquista de los trabajadores de Brasil que quieren ganar la elección. Así lo dijo literalmente el titular de la Central Única de Trabajadores de Brasil, lo que sería la CGT brasilera, Vagner Freitas, en su balance de la elección, planteando que es un triunfo de los trabajadores haber logrado el ballotage, porque gracias a esto existe la posibilidad de derrotar a Bolsonaro en la elección de segunda vuelta. Y es muy importante que nosotros dejemos en claro que este es el balance que saca la clase obrera brasilera, porque demuestra que la clase obrera, con sus principales organizaciones, sus sindicatos, sus organizaciones campesinas, están militando, están dando una lucha política para ganar el ballotage. Nosotros, los militantes revolucionarios, y el conjunto de las organizaciones de izquierda, las organizaciones populares, tenemos que hacer nuestra contribución porque de un lado están los sindicatos y las organizaciones campesinas y, del otro lado, están las fuerzas armadas pro yankis y el lobby evangelista que son las fuerzas que sostienen a Bolsonaro. Tenemos que contribuir al triunfo del movimiento obrero y campesino más grande de América Latina. Es decir que es una lucha fundamental para el movimiento obrero a nivel internacional.

EL MACRISMO: DE SILENCIO CÓMPLICE A REIVINDICAR AL FASCISTA BOLSONARO

macri.jpg

En ese sentido destacamos varios elementos que contribuyen a esta tesis, que es la tesis contraria a la que está pretendiendo imponer los medios de comunicación, porque el balance que ellos pretenden sacar de la elección es que hubo un triunfo de Bolsonaro y una derrota de la izquierda identificando a la izquierda con el PT. De hecho los titulares que sacaban los medios de la derecha como Infobae, A24, hablaban de una “paliza histórica a la izquierda”. Ellos pretendieron instalar ese balance: “Bolsonaro aplastó a la izquierda”. También lo salió a decir un elemento vinculado al pentágono como Agustín Laje. Y después las bolsas con una subida en la bolsa de Brasil y Argentina.

A partir de esto se produjo un realineamiento del mismo macrismo que pasó de un silencio cómplice antes de la elección, silencio cómplice con Bolsonaro, a después directamente una reivindicación de Bolsonaro. Lo hicieron a través de la figura de Faurie, que es el canciller argentino, que antes le había lavado la cara a Bolsonaro diciendo que su fórmula no era de extrema derecha sino de centro derecha (¡cuándo tiene un general golpista de vicepresidente!) y que había que ver qué hacía si llegaba a asumir el gobierno. Y ya directamente después de la primera vuelta salió a decir que era “la nueva figura emergente en Brasil”, que “generaba expectativa”, y que “el pueblo brasileño había votado a favor del futuro con Bolsonaro”. Claramente, un balance del gobierno macrista a favor de Bolsonaro.

Lo que tenemos que discutir es si esto es cierto o no, y nosotros tenemos que refutar esta tesis de la derecha, porque es falso. En primer lugar, porque es mentira que hubo una derrota histórica de la izquierda en Brasil y, segundo, porque es mentira que Bolsonaro tiene la vaca atada. Es mentira que Bolsonaro tiene pleno control de la situación.

NO HUBO UNA DERROTA HISTÓRICA DE LA IZQUIERDA:

EL PT NO RETROCEDIÓ Y SE PUEDE GANAR EL BALLOTAGE

98-84150

¿Por qué es mentira que hubo una paliza histórica para la izquierda? Por el hecho, sobre todas las cosas, de que el PT no retrocedió electoralmente. Esto también lo dijo Vagner Freitas, el titular de la CUT, y se corresponde con los datos objetivos de la elección. Haddad sacó casi el 30%, Ciro Gomes del PDT sacó el 12,5%, sumando los votos de ambos, sacaron 0.3 puntos más de los que sacó Dilma en la elección de primera vuelta del 2014, cuando Ciro Gomes y Temer eran parte de la coalición con el PT. Es decir que sumando los votos de Ciro Gomes y Haddad, se suman los mismos votos que los que sacó Dilma en 2014 cuando Ciro Gomes estaba con la ex presidenta.

GANÓ LA POLARIZACIÓN. FRACASÓ EL RELEVO DEL PT CON CIRO GOMES 

Es decir que no hubo un retroceso electoral, lo que hubo fue un intento de atacar la candidatura del PT que fracasó, porque pretendieron construir un relevo a derecha del PT a través de Ciro Gomes. Fracasó porque Ciro sacó menos de la mitad de votos que Haddad. Eso es muy importante ponerlo de manifiesto. La variante pro-imperialista que pretendía sepultar al PT y polarizar con Bolsonaro fue un fracaso. En ese sentido, no logró su objetivo. Sí logró retener un capital electoral de 12% que ahora es muy importante porque condiciona la segunda vuelta y plantea la posibilidad de que se puede ganar la elección. De hecho, hoy mismo salieron encuestas en Brasil que dicen que Bolsonaro tendría un 58% de intención de votos y un 42% lo tendría Haddad. ¿Cuál es la lectura que hace públicamente Haddad de eso? Que pasó de 4% a 30% el día de la elección de primera vuelta y de 30% a 42% en tres días, es decir, que hay un ascenso que continúa de la candidatura de Haddad, y de ahí la importancia de caracterizar que en estas dos semanas y media se puede ganar.

EL PT ES EL ÚNICO PARTIDO POLÍTICO REAL DE BRASIL

CANTIDAD DE CIUDADES

QUE VOTARON A CADA CANDIDATO

4

votos.png

COMPOSICIÓN DE DIPUTADOS

diputa.png

diputad

bancas_congreso.jpg

COMPOSICIÓN DEL SENADO

senado2

senado.png

En segundo lugar, el otro balance de la elección es que el único partido político real en Brasil es el PT, es decir, que tiene control real del territorio en varias elecciones. El resto de los partidos políticos no existen más allá de la chapa electoral y tiene votaciones esporádicas. El partido de Bolsonaro (PSL) no existe. De hecho, a lo largo de su trayectoria fue candidato por nueve partidos distintos, nueve chapas, nueve listas distintas. De todas las gobernaciones que se eligieron en la elección, que fueron 57, ganó solamente una. 1 gobernación ganó Bolsonaro, 7 gobernaciones ganó el PT, y el PT disputa en ballotage otras 3 gobernaciones mientras que el partido de Bolsonaro disputa otras 6, o sea que en el caso de que el partido de Bolsonaro gane todas, lo cual también está en duda (las que tienen ballotage), igualmente va a tener menos gobernaciones que el PT.

A su vez, el partido de Bolsonaro tiene menos diputados que el PT a partir de esta elección. La bancada del PT es la primer bancada en la cámara de diputados de Brasil (56 bancas el PT y 52 el PSL). Es el único partido que tiene votos propios reales en todo el territorio nacional que son estos 30 puntos, sobre todas las cosas concentrados en el nordeste de Brasil que es donde mejor desempeño electoral tiene el PT, que es donde está el sector más popular de Brasil. El movimiento popular y campesino más explotado se concentra en el nordeste. Entonces, mientras el PT tiene una base política con desarrollo territorial de escala nacional y es el único partido que cuenta con eso, el partido de Bolsonaro solamente ganó 1 gobernación. Por lo cual, no tiene un base política que controle el territorio. Bolsonaro es una marioneta que depende de las fuerzas armadas, de las fuerzas armadas y del lobby evangelista, pero no tiene un partido político propio.

FUERA DEL PT Y EL PSL, LOS OTROS PARTIDOS POLÍTICOS SE PULVERIZARON 

votos2.png

Ese término exacto fue utilizado por Marina Silva, que era otra de las candidatas presidenciales. Ella misma pasó de sacar 21% en la presidencial del 2014 a sacar 1% en esta elección, es decir que en 4 años perdió 20%. El PSDB, el partido con el cual se presentó Alckmin, sacó 4,5% (que era el partido de Aécio Neves que había sacado 49% en el ballotage contra Dilma en el 2014), es decir, que tuvo un retroceso de 45%. También se destruyó el PSDB. El candidato de Temer (PMDB), Meirelles, fracasó rotundamente: sacó 1%. Entonces hubo una pulverización del resto de los partidos. El PSOL sacó 0,5%. El PSTU sacó menos de una décima: 0,05%. Ese fue el cuadro generalizado del resto de los partidos políticos, los “partidos enanos” como les suele decir Folha de San Pablo. Por lo tanto, ingresamos al ballotage teniendo del lado de la oposición al fascismo al principal partido político de todo Brasil, y en frente a un rival que no cuenta con un partido político propio. La bancada más grande en diputados, más gobernadores y senadores que Bolsonaro, esa es la situación que tenemos hoy con el PT. Esto demuestra que no es verdad que Bolsonaro ya tiene el control político del país, ni del parlamento, ni de las gobernaciones, es decir que no puede imponer como le plazca sus objetivos políticos. Entre el PT y el PSL suman el 20% de los diputados (108/513) y el 80% restante (400 diputados) lo tienen dividido entre los otros 30 partidos.

PARA GANAR EN BALLOTAGE, LOS VOTANTES DE BOLSONARO TIENEN QUE ENTENDER QUE “BOLSONARO ES TEMER”

temer-bolsonaro-600x355

Sobre la base de este diagnóstico, es que nosotros trazamos el horizonte hacia la segunda vuelta, hacia el ballotage. Y por eso decimos que en el ballotage se puede ganar. Por todos estos elementos y, además, por sobre todas las cosas porque caracterizamos que puede haber votos que fueron a Bolsonaro que se vayan a Haddad. Esa es una gran apuesta política que hacemos como Partido: lo que Bolsonaro logró en la primera vuelta fue ocultar su plan económico, lo que logró fue ocultar que “Bolsonaro es Temer”. Para ganar, tenemos que denunciar el continuismo ajustador de Bolsonaro.

Temer fue el gran derrotado en la elección, su candidato sacó 1%, el pueblo brasileño repudia a Temer. Es un gobierno que viene de aplicar una serie de reformas nefastas, muchísimo más graves y contrarrevolucionarias que las que aplicó el mismo Macri. Temer directamente congeló por 2 décadas con la enmienda 95 el gasto público, en materia de seguridad social, de educación, de salud. Temer es 0% de aumento por 20 años. Es una brutalidad y el pueblo brasileño lo está sufriendo. Está en una situación donde crece la pobreza, crece la desocupación, la miseria y frente a esto hay un repudio total a Temer. ¿Qué logró Bolsonaro? Ocultar que “Bolsonaro es Temer”.

Bolsonaro es diputado federal, de hecho es diputado federal desde hace 21 años, y votó a favor de las reformas de Temer. Entonces, nosotros queremos plantear que “Bolsonaro es Temer” para explicarle al pueblo brasileño que si votó a Bolsonaro, porque pensó que era distinto que Temer, ahora no lo puede volver a votar porque va a continuar y profundizar y empeorar muchísimo lo que ya hizo Temer. Esto ya lo demostró porque estando en la cámara de diputados le votó las leyes a Temer. Y esta es la campaña que ha planteado la propia CUT y que, de alguna forma, también ya ha empezado a desarrollar Haddad en sus denuncias públicas contra Bolsonaro. En función de esto, entendemos que existe la posibilidad de dar vuelta la elección. Esa es la lucha política que hay que desenvolver y esa es la lucha política que, como Partido Piquetero, respaldamos. Señalando, además, que el fascismo es “saqueo, caos, hambre y muerte”. Esto es lo que le va a traer Bolsonaro al pueblo brasileño y al pueblo latinoamericano.

VOTAMOS A HADDAD LLAMANDO A LUCHAR POR LA LIBERTAD DE LULA Y CONTRA LOS MILITARES GOLPISTAS

haddad-es-lula

Sobre esta base, la lucha por el voto a Haddad está asociada la lucha por la libertad de Lula contra el fraude y por un enfrentamiento, una movilización contra los militares que son el principal factor de respaldo de Bolsonaro, con la fuerza de la CUT, con la autoridad política del PT y con el respaldo del resto de los candidatos a la candidatura de Haddad – porque ya se ha pronunciado en ese sentido Ciro Gomes, Boulos y otros. Lo estaba discutiendo el propio partido de Marina Silva, que en principio en su balance de la elección ella dijo que evaluaban dar la libertad de voto, como si diera lo mismo que ganara el fascista de Bolsonaro o que gane Haddad. Esa es la posición que la ha llevado a fracasar rotundamente. Si ella pretende reorientarse y tratar de rescatar algún tipo de autoridad política, tiene que fijar posición a favor de Haddad. Sino va a terminar de destruirse definitivamente. Podemos ganar en segunda vuelta. Esto es lo que queremos transmitirle al pueblo brasileño, al pueblo argentino, al pueblo latinoamericano y a nivel internacional.

BOLSONARO NO ES TRUMP PORQUE NO ES PROTECCIONISTA. BOLSONARO DEFIENDE LA APERTURA ECONÓMICA DE BRASIL HACIA ESTADOS UNIDOS

Trump-Bolsonaro-1920.jpg

Por otra parte, acá hay algo que para nosotros es importante dejar en claro, que no es cierto que Bolsonaro sea Trump. Bolsonaro no es Trump porque Bolsonaro no tiene un planteo proteccionista, él tiene un planteo de liberalismo económico. De hecho, si Bolsonaro puede llegar a algún acuerdo con Trump (dijo que lo admiraba) es porque Bolsonaro no es proteccionista como Trump. Un eventual acuerdo Trump-Bolsonaro, por lo tanto, sería en contra de los intereses de Brasil y a favor de Estados Unidos. Por eso, Bolsonaro es autoritarismo neoliberal. Bolsonaro es Pinochet. Bolsonaro reivindica públicamente a Pinochet, y Pinochet fue justamente eso, una dictadura neoliberal que no vino a cerrar la economía chilena (a lo Trump). Por el contrario, Pinochet no tomó ninguna medida nacionalista económica sino que aplicó un plan de liberalismo salvaje que el pueblo de Chile sufre sus resultados nefastos hasta el día de hoy.

falak.png

LINK: http://www.ambito.com/935789-bolsonaro-un-lider-construido-en-pos-de-un-nuevo-proyecto-de-poder-militar

Eso es Bolsonaro, y lo ha dejado en claro un artículo muy interesante de Ámbito Financiero publicado por Marcelo Falak (que es el editor en jefe de la sección mundo de Ámbito) que dice que tuvo una reunión y una entrevista con un alto mando de las Fuerzas Armadas brasileñas, donde le explicó cuál es el plan de ellos, cuál fue la discusión que tuvieron con Bolsonaro desde el 2014. Allí las Fuerzas Armadas explican que ellos seleccionaron a Bolsonaro en el 2014, anticipándose a la elección del 2018, así que lo vienen preparando desde hace 4 años para esta elección. Que ellos le discutieron a Bolsonaro que abandone el proteccionismo y el nacionalismo económico y se pase al liberalismo, y que lograron convencer a Bolsonaro de que se pase al liberalismo económico, que ellos “le dejan el nacionalismo económico al PT”. Es decir que los militares mismos están diciendo que, en la disputa del ballotage, hay una posición abiertamente pro imperialista (que es la de ellos) y hay una posición que puede desarrollar planteos nacionalistas, como es la del PT. Esa es la visión de las Fuerzas Armadas de Brasil. Que el objetivo de ellos es terminar con la izquierda y el PT, que el objetivo de ellos es establecer la “nueva democracia”, que para ellos es que los militares puedan conducir el gobierno civil básicamente, que en ese sentido es una doctrina que pretenden exportar a todo el resto de América Latina. Una doctrina pro-yanki nefasta.

En ese artículo, las Fuerzas Armadas brasileñas critican a las Fuerzas Armadas de Argentina, caracterizando que están desmoralizadas y que no se atreven a tomar la iniciativa política, lo cual es una rasgo positivo de las Fuerzas Armadas de Argentina en comparación con las brasileñas. En Argentina hubo una enorme lucha popular contra los genocidas de la dictadura por el juicio y castigo y hay milicos genocidas presos gracias a esa lucha, cosa que no ha ocurrido en Brasil. Dentro de las FFAA en Argentina, a su vez, tienen más predicamento corrientes nacionalistas que en Brasil – que directamente son Fuerzas Armadas que participaron en la 1° y 2° guerras mundiales junto con los yankis.

BOLSONARO ES UNA MARIONETA DEL DEPARTAMENTO DE ESTADO DE EEUU

pinochet2
FOTO DE PINOCHET (DICTADOR CHILENO) CON HENRY KISSINGER (EEUU)

Por eso, así como decimos que Bolsonaro no es Trump, sí decimos que Bolsonaro es la CIA, es el pentágono, Bolsonaro es el Departamento de Estado de EEUU. Bolsonaro es de los yankis. Por eso, se pronunció públicamente en contra de la presencia China en Brasil y América Latina y a favor de una política aperturista hacia EEUU. Y, por eso, es muy importante resaltar que la disputa a nivel regional es contra los yankis. Porque los yankis pretenden, sobre la base de sus retrocesos en el resto del mundo, re-colonizar América Latina expulsando a los chinos, apropiándose de las empresas de América Latina, colonizando política, económica y militarmente todo nuestro territorio. En Brasil el instrumento para eso es Bolsonaro. Entonces queda claro que lo que ellos vienen a hacer no es nacionalismo económico. 

LOS MILITARES PREPARAN UNA DICTADURA FASCISTA PARA IMPONER LAS PRIVATIZACIONES

fatosedados.jpg

Los militares quieren aplicar un plan de privatizaciones masivas de empresas estatales. Subieron las acciones de Petrobras en Nueva York después de la primera vuelta porque caracterizan que si gana Bolsonaro se va a privatizar de forma definitiva Petrobras, que es también por lo que quieren invadir Venezuela, para privatizar PDVSA y apropiarse de los recursos petrolíferos de Venezuela.

Esto que nosotros estamos explicando acá lo tenemos que señalar, lo tenemos que dejar bien en claro. Porque pone de manifiesto la naturaleza, los objetivos del eventual gobierno de Bolsonaro y también pone de manifiesto sus propios límites. Porque el neoliberalismo hoy está agotado a escala internacional: lo que prima es la guerra comercial, lo que prima es el proteccionismo, lo que prima es la 3° Guerra Mundial.

Por lo cual, si llega a ganar Bolsonaro, tendremos que verificar la viabilidad económica de su propio planteo (que es inviable en el contexto actual) y, al mismo tiempo, denunciar los riesgos de la situación. Porque para poder aplicar este plan brutal de privatizaciones y ajuste, quieren un ajuste mucho mayor del que ya hizo Temer, van a un planteo de militarización, de agresión fascista contra las organizaciones obreras, contra el PT. No es casualidad que desde la primera vuelta se multipliquen los ataques a las disidencias sexuales. Eso va generando un clima de violencia de parte del fascismo que luego se puede trasladar a una agresión directa a las organizaciones obreras y campesinas para poder aplicar este plan de privatizaciones.

bolso.jpg

De hecho The Economist, el semanario de la burguesía inglesa, plantea que el ministro de economía eventual de Bolsonaro que es Paulo Guedes, este “chicago boy” (como le enseño Lionel a Pitrola en Crónica y luego, muy correctamente, Pitrola lo reprodujo en su Twitter) dice que Paulo Guedes va a intentar aplicar estas reformas neoliberales, que va a encontrar límites políticos y sociales para hacerlo, que va a tender a negociar, a moderar sus planteos, y que frente a eso los militares van a imponer una salida de fuerza por derecha. Es decir que estamos discutiendo que si Bolsonaro gana con Guedes como ministro de economía, la salida que preparan los militares (en caso de que Guedes no vaya a fondo con lo que les ha prometido) es directamente irrumpir de forma abierta, tomar el control del gobierno, y aplicar por la fuerza, en contra del PT, en contra de los sindicatos, las reformas neoliberales. Sería sincerar de forma explícita el carácter militar del golpe contra Dilma, y tomar directa y abiertamente el gobierno en Brasil, para poder imponer esta masacre social. Si fracasan con Guedes, la última etapa será que se asuman con un gobierno militar y avancen con toda la brutalidad propia de un golpe de Estado.

pinochet

En función de esto, es que nosotros planteamos el debate sobre la importancia de votar al PT y a Haddad con esta comprensión de la situación en Brasil, y a partir de eso, la necesidad de desarrollar un planteo de lucha contra las Fuerzas Armadas brasileñas, que es una necesidad no sólo del pueblo brasileño sino de todo el pueblo latinoamericano, en defensa de Venezuela, en contra de cualquier invasión a Venezuela, en defensa de Argentina en contra de una radicalización por derecha del propio aparato militar argentino por presión de Brasil, y del propio gobierno argentino por presión de un gobierno derechista y fascista de Brasil. Según Fantino, la propia Bullrich sería la Bolsonaro en Argentina, y ella misma después de los resultados de la primera vuelta salió nuevamente con su diatriba contra las organizaciones piqueteras para tratar de abrevar en esa tendencia al voto a Bolsonaro. Si no derrotamos a Bolsonaro en Brasil, el peligro es que su ejemplo fascista radicalice a todas las derechas en el continente.

CONQUISTAMOS QUE LA MAYORÍA DE LA IZQUIERDA LLAME A VOTAR A HADDAD

lala2

Sobre esta base, tenemos dos discusiones que se abren. Por un lado, la discusión con la izquierda y las tareas que se nos plantean a nosotros como Partido Piquetero y a nuestros compañeros del Partido de la Causa Obrera en Brasil.

Lo dijo el compañeros Armenteros y lo queremos subrayar: el voto al PT por parte de la mayoría de la izquierda en la Argentina es una conquista del Partido Piquetero porque el Partido Piquetero es el partido de izquierda argentina que desde un primer momento llamó a votar a Haddad en primera vuelta para derrotar a Bolsonaro. Porque caracterizamos todo este proceso, y apenas obtuvimos el resultado de la elección y supimos que iba a haber un ballotage entre Bolsonaro y Haddad, llamamos a votar a Haddad y llamamos a toda la izquierda a que se pronuncie por el voto a Haddad. Lo hicimos públicamente, en las redes sociales y en los medios de comunicación, con lucha política y, luego del paso de los días, fuimos conquistando que los principales partidos de izquierda en Argentina, se pronunciaran a favor del voto a Haddad. Se ha pronunciado el PTS, se ha pronunciado el Partido Obrero, se ha pronunciado el MST, el Nuevo MAS se ha pronunciado, Izquierda Socialista ha adoptado una posición vergonzante donde dicen que “es lo mismo votar Haddad que votar nulo”, cuando es evidente que no porque para que pierda Bolsonaro tiene que ganar Haddad, no el voto nulo. Llaman a votar contra Bolsonaro y dicen que “para votar contra Bolsonaro se puede votar crítico a Haddad o voto nulo”. Bueno, hay que discutir esto con la militancia de Izquierda Socialista porque la forma real de que no gane Bolsonaro es que gane Haddad. Cada voto que va a Haddad es un voto más para que pierda Bolsonaro. El voto nulo no es para que pierda Bolsonaro. Entonces, a pesar de los debates, eso tiene que quedar claro porque conquistamos que la izquierda argentina fije posición a favor del voto al PT y al PCdoB.

Hasta el PSTU, que es un partido con un cierto desarrollo sindical en Brasil, que tenía su propia candidata presidencial en la elección, primero había dicho que iban a hacer una conferencia, una deliberación para definir qué votaban, que su dirección planteaba no votar a ninguno de los dos (lo dijeron públicamente) y luego de la deliberación con los obreros de su partido, el partido finalmente fijó posición a favor de votar a Haddad en contra de Bolsonaro. Esto es muy importante porque el PSTU es el partido que más se acopló al golpismo de parte de la izquierda en Brasil planteando ¡FORA TODOS ELLES! (¡que se vayan todos!) cuando estaban echando a Dilma. El PSTU llegó a decir la barbaridad de que “la destitución de Dilma era un primer paso para echar a todos los partidos burgueses” (lo cual hoy se confirma como absolutamente falso). Ese partido  morenista, hoy, también vota a Haddad. Es decir que hay una conquista muy importante.

NUESTRA CRÍTICA AL PT: COMO EN TURQUÍA EN 2016, HAY QUE ENFRENTAR AL EJÉRCITO EN LAS CALLES

golpe.jpg

Y, por el otro lado, acá hay una discusión en función de con qué perspectiva nosotros votamos a Haddad y con qué orientación. Nosotros, como Partido Piquetero, si le hacemos una crítica al PT es que el PT no está planteando la necesidad de esta confrontación con las Fuerzas Armadas para defender en las calles lo que se conquiste en las urnas. Ese es el principal problema que plantea la necesidad de construir una izquierda revolucionaria en Brasil dispuesta a promover la lucha popular de la clase obrera y las organizaciones campesinas contra las Fuerzas Armadas. Eso es el PCO.

De hecho, nosotros como Partido Piquetero reivindicamos de forma pública y clara el ejemplo de Turquía, que es el ejemplo que demuestra la viabilidad de este planteo. En Turquía tuvimos, en 2016, un intento de golpe de Estado por parte de un sector del ejército, de las Fuerzas Armadas turcas, vinculadas al imperialismo yanqui de forma directa, y ese intento de golpe fue confrontado por las masas en las calles que, físicamente, se interpusieron con los intentos golpistas, confrontaron con el ejército, se subieron a los tanques, chocaron con el ejército que estaba subvirtiendo la Constitución Nacional, el orden democrático en Turquía y sobre esa base lograron una conquista tremenda y derrotaron el golpe. Las masas turcas en la calle en 2016, hace 2 años (historia ultra-reciente), derrotaron al ejército en las calles. Ese es el planteo que nosotros le hacemos al pueblo de Brasil. Es lo que decimos que hay que propagandizar para desarrollar esa conciencia y este no es un planteo que esté haciendo el PT.

POR UN ALA CHAVISTA DENTRO DE LAS FUERZAS ARMADAS DE BRASIL

HugoChavezMilitar.jpg

También hacemos otra crítica al PT, que ya se la hicimos públicamente cuando fue el impeachment a Dilma, el golpe a Dilma (que era un golpe militar con cobertura parlamentaria), que es que hay que dar una lucha política de cara a todos los subalternos de las Fuerzas Armadas de Brasil para desarrollar un ala nacionalista-chavista contra la cúpula fascista y pro-yanki. Un trabajo político que sí hizo Chávez en Venezuela, que quebrantó transversalmente a las Fuerzas Armadas proimperialistas en ese país y logró desarrollar un ala chavista al interior del ejército contra el Comando Superior pro-yanqui. El PT no hizo ese trabajo político y ese es un trabajo político que hay que desarrollar porque hay que quebrar la cadena de mando a través de la cual se transmiten las órdenes del imperialismo estadounidense. Como dijeran Lenin y Trotsky, “la lucha por el poder no es una lucha contra el ejército sino por el control del ejército”.

NUESTRA DIFERENCIA CON EL MORENISMO: EL CAMINO PARA DERROTAR AL FASCISMO ES EL FRENTE ÚNICO CON EL PT Y LA CUT

frente-unico.png

Estos son los planteos con los cuales intervenimos como Partido Piquetero. Estos son los planteos con los cuales entendemos que hay que construir una izquierda revolucionaria y la gran diferencia que tenemos con la izquierda centrista y morenista, ligada al Frente de Izquierda, es que ellos votan al PT sin plantear un frente con el PT para derrotar al fascismo. Nosotros planteamos el voto al PT como parte de una lucha para desarrollar a fondo la experiencia del Frente Único con el PT para derrotar al fascismo.

Nosotros debatimos, sobre esta base, la constitución de este partido único que está proponiendo el PTS en Argentina (que lo dijo el otro día en el acto que hicieron en Argentinos Jrs), este partido único de la izquierda anticapitalista y socialista, un partido de izquierda unida. Básicamente, refundar el MAS en nuestro país. En relación al sectarismo del PO, que hoy pretende colocarse como la vanguardia del sectarismo contra el Frente Único, es progresivo. Si lo medimos en relación al Partido Obrero, es progresivo. Es preferible un seguidismo a un nacionalismo que confronta con el fascismo a un sectarismo que boicotea al Frente Único y que, por lo tanto, abre paso al fascismo. Incluso, hemos hecho Escuelas de Cuadros (llamamos a estudiarlas) donde planteábamos que el Frente Popular combatía al fascismo que en las calles y que, por lo tanto, era progresivo ante el sectarismo que rechazaba la unidad antifascista. Peor que el frentepopulismo, es el ultraizquierdismo.

EL FRENTE POPULAR ES UNA VARIANTE DEFORMADA DEL FRENTE OBRERO

AO3.jpg

El frentepopulismo es una versión deformada y limitada (estratégicamente contrarrevolucionaria) de la unidad anti-fascista (tácticamente progresiva). Para comprender esta dinámica interna, vale la pena recordar una expresión interesante del POUM: ellos decían que el frente popular es un “frente obrero-liberal”. Es decir que, en esencia (como clases sociales) y más allá de las formas partidarias, el frente popular es un frente obrero “con la sombra de la burguesía” (Trotsky). Por lo tanto, la “sombra” no puede ocultarnos lo principal: por dentro de sus filas marcha la unidad de la clase obrera contra el fascismo.

De hecho de forma mucho más general, y esto corre por cuenta nuestra, es llamativo que muchas corrientes del trotskismo no le encuentran ningún aspecto positivo (por más limitado que sea) al frente popular mientras que, al mismo tiempo, le dan un cheque en blanco al frente obrero. Esto va en abierta contradicción con toda la experiencia del movimiento obrero mundial. Por el contrario, como Partido Piquetero entendemos que el propio frente obrero no es más que un “frente popular sin partidos burgueses” donde la “sombra de la burguesía” (su influencia contrarrevolucionaria) se proyecta sobre el frente desde adentro por medio de su programa político democratizante y sus direcciones reformistas. No en vano los caracterizamos como “partidos obrero-burgueses” o incluso “partidos obreros contarrevolucionarios”. La experiencia de la clase obrera alemana y del Estado Español muestra que la socialdemocracia y el stalinismo no ahorraron sangre de obreros para combatir la revolución proletaria.

Todo esta trayectoria de traiciones, con todo, no impugna que las masas sigan utilizando a los partidos tradicionales como un canal para su lucha. Un partido no es arrojado al basurero de la historia cuando acumula muchas traiciones sino cuando las masas encuentran un mejor partido para luchar por sus intereses. En esto reside, justamente, la potencia histórica de la unidad de acción y el frente único. Por el contrario el ultraizquierdismo, más allá de su aspecto verborrágico, es una ideología que paraliza la acción de masas porque boicotea la unidad y, por lo tanto, siembra la confusión y la desmoralización. No es casualidad que, luego de media década de militancia como tendencia expulsada (1928-1933), Trotsky recién rompe con el stalinismo cuando éste boicotea al Frente Único con la socialdemocracia y le abre paso a Hitler en Alemania. 

UN PARTIDO CON AUTORIDAD DE MASAS NO SE CONSTRUYE EN MESES NI AÑOS: EL PT ES EL INSTRUMENTO DEL PUEBLO PARA ENFRENTAR AL FASCISMO

PT

Entonces nosotros, en función de eso, ¿qué decimos? Que la izquierda vote la fórmula PT-PCdoB es progresivo pero hoy está planteado una tarea mayor: necesitamos un frente único contra el fascismo, no un voto ocasional para una elección. Hoy el instrumento para enfrentar al fascismo es el PT, la CUT y el MST – que son la base de apoyo del PT, las organizaciones obreras y campesinas que conforman el frente antifascista junto con otros partidos como el PCdoB, dentro de Brasil.

Después lo del “voto crítico” es una tautología porque todo partido que vote a otro partido lo hace desde “una postura crítica” (por algo son dos partidos distintos) pero si lo vota es, justamente, porque privilegia lo que están de acuerdo y no las diferencias. Que la izquierda enfatice, por lo tanto, el contenido “crítico” de su voto en realidad es para aclarar que la unidad anti-fascista se termina el día que termine la elección. Una vez que pase la elección, la izquierda se dedicará a sacar balances contra el PT. Exactamente lo contrario que necesitan los trabajadores para derrotar a Bolsonaro.

“EL PROCESO DE FORMACIÓN DE CUADROS EXIGE PLAZOS CONSIDERABLES Y LA REVOLUCIÓN NO DEJA TIEMPO PARA ELLO” LEÓN TROTSKY

yunke.jpg

Un partido con autoridad de masas no se construye en un par de meses y en Brasil estamos discutiendo que la lucha se va a resolver en el próximo período. Llegamos a la lucha contra el fascismo con lo que hay. No se puede inventar ahora lo que no hayamos construido antes. Como dijera Trotsky en su último texto “Clase-Partido-Dirección”, “Todo lo que se puede decir sobre esto es que las masas, que han intentado sin cesar abrirse un camino hacia la vía correcta han descubierto que la construcción, en el fragor mismo del combate, de una nueva dirección que respondiera a las necesidades de la revolución, era una empresa que sobrepasaba sus propias fuerzas”.

En esa misma línea, Trotsky afirmó “Sólo poco a poco y sólo sobre la base de su propia experiencia a través de las distintas etapas, las capas más amplias de las masas acaban por convencerse de que la nueva dirección es más firme, más segura, más leal que la antigua. Es cierto que en el curso de una revolución, es decir, cuando los acontecimientos se suceden a un ritmo acelerado, un partido débil puede convertirse en un partido poderoso, con la única condición de que comprenda con lucidez el curso de la revolución y de que posea cuadros probados que no se dejen exaltar por las palabras o aterrorizar por la represión. Pero es necesario que un partido de estas condiciones exista desde mucho antes de la revolución en la medida en que el proceso de formación de cuadros exige plazos considerables y que la revolución no deja tiempo para ello.” (íbid)

El PT es el partido mayoritario que hoy canaliza ese movimiento objetivo de lucha de los trabajadores contra el fascismo. Una nueva dirección no puede ser improvisada en el curso de los acontecimientos. Entonces,  ¿qué le decimos a la izquierda de Argentina y de Brasil? Les decimos: si ustedes creen que el PT ya está liquidado y que, por lo tanto, la tarea central es construir un nuevo partido en medio del combate, lo que realmente están diciendo es que Bolsonaro ya ganó. No están mostrando cómo combatir al fascismo sino negando el único camino que existe para la victoria: la unidad.

UN PARTIDO REVOLUCIONARIO PELEA PARA QUE EL FRENTE ÚNICO TRIUNFE CONTRA SUS ENEMIGOS

no pasaran

Nosotros decimos que puede perder Bolsonaro y que le podemos ganar si desarrollamos a fondo la experiencia del pueblo con estas direcciones que son las que hoy encabezan esta confrontación y, en el marco del frente con estas direcciones, desarrollar una izquierda revolucionaria que se desenvuelva, se estructure y se organice de manera independiente y alternativa al PT. La delimitación estratégica es la defensa abierta y pública de una salida revolucionaria y de fuerza contra el ejército para que triunfe el frente único contra el fascismo.

Ahí está lo que planteamos de la confrontación en las calles para derrotar a los militares, de defender en la calle lo que conquistemos en la urna, de defender en la calle a las organizaciones obreras y campesinas, de defender en la calle las conquistas obreras y populares en contra de los planes del Ejército de privatización neoliberal y en contra de los planes del ejército de destrucción de las organizaciones obreras y campesinas en Brasil. Esa es nuestra orientación política.

EL PCO PELEA POR UNA VANGUARDIA OBRERA DISPUESTA A ENFRENTAR AL EJÉRCITO EN LAS CALLES

pco.jpeg

Por eso, el Partido Piquetero de Argentina saluda en Brasil al Partido da Causa Operária. El PCO, nuestro partido hermano en Brasil, un partido trotskista, que cuando decimos hermano también lo decimos de alguna forma porque compartimos un mismo tronco familiar, porque venimos de una misma tradición histórica, porque venimos de la CRCI – Coordinadora por la Refundación de la Cuarta Internacional, porque venimos del MRCI – Movimiento por la Refundación de la Cuarta Internacional, porque venimos de la TCI – Tendencia Cuarta Internacionalista, es decir, porque venimos de una misma lucha histórica para construir un partido revolucionario mundial que pelee por el frente único anti-imperialista en todo el planeta: la unidad de la clase obrera metropolitana con los pueblos coloniales en una lucha común contra el imperialismo. Bueno, por eso, con el PCO estamos hermanados por décadas de lucha política en común (incluso por las décadas anteriores a que existamos como TPR). Es una misma lucha histórica.

Dentro de Brasil, los compañeros del PCO son los compañeros que están buscando desarrollar una vanguardia obrera dispuesta a participar y organizar la lucha callejera contra el Ejército, la lucha en las calles contra el fraude, la lucha en las calles por la libertad de Lula. Eso es algo muy importante que los distingue de todo el resto de los partidos de izquierda de Brasil. En primer lugar, del PT.

EL PCdoB MARCA UN CAMINO DISTINTO AL FIT DE ARGENTINA

pcdob.jpeg

A su vez, si antes nombré al PCdoB es porque es un partido de izquierda que se desarrolló en el frente con el PT. Su ejemplo amerita una reflexión aparte porque nos deja conclusiones muy importantes para Argentina. El PCdoB marca un camino distinto al del Frente de Izquierda en Argentina. El PCdoB demuestra que no es cierto que ir a un frente con el PT implica para la izquierda comunista su liquidación y disolución. Por el contrario, el PCdoB ganó gobernaciones y diputados. De hecho, tiene más diputados que el Frente de Izquierda de Argentina (el PCdoB llegó a tener 12 diputados, es decir, el triple que los 4 diputados del FIT).  Por lo tanto el PCdoB, yendo en un frente con el PT, tuvo muchos mejores resultados que el Frente de Izquierda haciendo campaña sectaria anti-kirchnerista. El contraste es palmario. Es un ejemplo frentista a desarrollar. A la inversa, nos preguntamos, ¿se imaginan a Unidad Ciudadana teniendo como vice-presidenta de Cristina a una mujer del Partido Comunista de Argentina o del Partido Piquetero? El ejemplo de la fórmula PT-PCdoB no sólo ratifica la potencia histórica del frentismo sino la importancia estratégica de construir partidos obreros independientes de la burguesía y la pequeño burguesía y que sean abiertamente comunistas. 

En resumen: el Partido Comunista do Brasil tiene como principal exponente a Manuela D’Ávila, candidata a vice-presidenta de la lista con el PT. Entonces las mujeres comunistas tienen la candidata a vice-presidenta, que puede ser vice-presidenta de Brasil a partir del 28 de octubre, una gobernación y varias diputadas y diputados. Está claro que yendo en un frente con el PT se puede progresar como izquierda. Bueno, y el PCO que es trotskista, que es un partido que, a diferencia del PT y el PCdoB, desarrolla todo este planteo que venimos de exponer, es el partido que puede germinar, que puede ser el puntapié para el desarrollo de una izquierda trotskista en Brasil, es decir, consecuentemente revolucionaria y anti-imperialista. Por eso, va a participar el compañero Lionel Stiglitz de la conferencia del PCO que va a ocurrir este mismo fin de semana. Vamos a ser parte de las deliberaciones de la vanguardia militante, obrera, de izquierda trotskista dentro de Brasil durante este proceso político. Es muy importante.

EL PARTIDO PIQUETERO ES PARTE DE LA LUCHA CONTRA EL GOLPISMO FASCISTA EN BRASIL

juan marino

jm brasil 8

Nosotros ya estuvimos con ellos en abril. Yo estuve allá el 28 de abril de 2017 cuando tuvo lugar la huelga general más grande de la historia de América Latina, que fue la huelga general del movimiento obrero brasileño contra el golpismo. Estuve y estuvimos en la marcha a Curitiba el 10 de mayo en contra de la persecución a Lula, en el acto con Lula, también en San Pablo con Lula en el Congreso del PT que discutió el impulso del Frente Brasil Popular y las movilizaciones contra el golpe. Participamos (tanto el compañero Christian Armenteros como quien les habla) de las conferencias del PCO para discutir esta lucha en común en Brasil, en Argentina y a nivel internacional.

CAsss

jm pco

Estuvimos en diciembre de 2016 en las marchas contra el impeachment, contra el golpe a Dilma, es decir que somos parte, directamente, de la lucha del pueblo brasilero porque entendemos que somos una misma cosa. La clase obrera argentina, brasilera, a nivel internacional somos lo mismo, estamos hermanados por una misma lucha contra el imperialismo y hoy tenemos una parada decisiva en el ballotage y en la lucha política en Brasil para que al principal país de América Latina, que es Brasil, que es un país continente, que tiene 147 millones de electores y 240 millones de habitantes, bueno, que ese país que es el más importante de nuestra región no caiga en las garras del fascismo. Luchamos para que a Brasil lo gobiernen sus trabajadores y sus campesinos como parte de la lucha contra el imperialismo en todo el continente. La posibilidad de un gobierno obrero en nuestro país está directamente ligada a las posibilidades revolucionarias en Brasil. Es parte de una misma lucha continental. Por eso, para impedir que Brasil sea un ariete para la invasión en Venezuela, para impedir que Brasil sea un ariete para la recolonización de América Latina a manos de los yanquis, vamos a unir a toda América Latina en una misma lucha contra el imperialismo estadounidense.


INTERVENCIÓN DE ARMENTEROS

Desgrabado por Luciana Ginsberg

5 puntos para más o menos ubicar el debate. Primero: el problema del fascismo. Segundo: el debate del frente único, el partido de combate y la revolución permanente. Tercero: el debate de la auto-defensa, la ofensiva revolucionaria y las medidas de gobierno anti-fascistas. Cuarto: el debate de la elección y el gobierno que viene. Por último y en quinto lugar: América Latina y el mundo.

PARA VENCER, TENEMOS QUE LLAMAR AL ENEMIGO POR SU NOMBRE: FASCISMO

Primera cuestión: el fascismo. ¿Por qué importa ubicar la palabra? Y es el eje central de la discusión. En la izquierda latinoamericana, y el trotskismo en particular, hay un debate muy claro sobre cómo se combate al fascismo. De hecho, “cómo se combate al fascismo” es el título del artículo y la charla de Jorge Altamira en donde llama a votar a Haddad.

po

Esta discusión tiene referencia en los ‘30, el debate frente popular vs fascismo (previo a la 2° Guerra Mundial). 1933 en Alemania, ’34-’36 en Francia, ’36-’39 en España, en los ’34 también podemos sumar Austria.

front.png

Y en América Latina tiene una referencia específica que es la previa al Plan Cóndor. La previa. El periodo del ’70 al ’76. Período previo a los 80’s en donde nos meten democracias, nos meten los yanquis porque ellos tutelan un proceso de normalización democrática para que seamos colonia con ropaje institucional-democrático.

LA POLÍTICA DEMOCRATIZANTE EN LOS 80’s: DEMOCRACIA SEMICOLONIAL EN EL CONO SUR Y LA GUERRA CIVIL EN CENTROAMÉRICA

FSLN

Por el contrario, mientras en el cono sur promueven la “apertura democrática”, en centroamérica el imperialismo yanki invade o promueve abiertamente la guerra civil. La década entre 1976 y 1986 se caracterizó por la tensión de la Guerra Fría entre EEUU y la Unión Soviética. Guerra civil en Nicaragua de 1979 a 1990. Guerra civil en Guatemala de 1960 a 1996. Guerra civil en El Salvador de 1980 a 1992. A esto hay que sumarle los sucesivos golpes militares y dictaduras en Honduras desde 1948 hasta 1982 y el Canal de Panamá que recién en 1977, con la Firma del tratado Torrijos-Carter, comenzó la progresiva cesión de la soberanía de la Zona del Canal que recién fue completada en 1999. Es la conclusión de la Doctrina Monroe. “América para los americanos”. Invadimos y se terminó. Latinoamérica sería el patio trasero hemisférico y América es sólo Estados Unidos. Nosotros seríamos gente periférica sin patria ni destino. A esa situación de sumisión “pre-democrático” a la cual nos quiere hacer volver Estados Unidos ante “la nueva Guerra Fría” con China en la región.

puños.jpg

2 POLÍTICAS CONTRA EL FASCISMO: ULTRAIZQUIERDISMO O FRENTE POPULAR

Bueno, entonces, esta discusión política es importante porque en esas 2 referencias (la lucha contra el fascismo en Europa en los 30’s y la lucha contra las dictaduras militares en América Latina en los 70’s) hay que entender el debate del fascismo en la izquierda.

De un lado, en los 30’s, una de las discusiones más grandes que se abrió en las filas de la izquierda a nivel mundial, era si al fascismo se lo combatía por medio del insurrecionalismo soviético (tercer período, combate abierto de masas) o por medio del Frente Popular, o sea, la alianza con la burguesía democrática pro-imperialista.

Entonces, una tesis era: “¿se van a pelear los imperialismos democráticos con los fascistas? Entonces nos aliamos con uno contra el otro y más o menos sobrellevamos la cosa”. Bueno, esta discusión es la que heredamos en la izquierda revolucionaria latinoamericana en los 70’s (un poquito antes tuvo una traducción concreta con Yrigoyen, a él lo acusaban de fascista, a Perón también, por eso el PC marchaba con la embajada yanqui). El Partido Comunista decía: “batir al nazi-fascista Perón”, el delirio del PC y PS (“Américano” Ghioldi y de Victorio Codovilla) que pedían “invadir Buenos Aires como se invadió Normandía”. “Que las democracias nos vengan a liberar”, decían. Hicieron un acto en el Luna Park con los cuadros de Stalin, Roosevelt, Churchill. Bueno, esa era la izquierda argentina en su momento.

contar el

2 POLÍTICAS ANTE LA ASAMBLEA POPULAR BOLIVIANA DE 1971: LORA VS MORENO

Ahora, me quiero concentrar en el debate de Bolivia en los 70’s, particularmente en la dictadura de Banzer. Hay un texto que yo recomiendo a toda la izquierda que es un texto de Moreno (miren como corremos la cancha) que es “Lora reniega del trotskismo”. Ese es el texto que trata esto. También recomendamos la Clase 1 del curso de Política Obrera donde la abordamos desde nuestro ángulo.

LORA

asamblea.png

VER: https://elpiquetero.org/2018/08/20/50-anos-de-politica-obrera-clase-1-1964-1973-curso-de-la-tpr/

Acá estamos discutiendo la Asamblea Popular boliviana en adelante (primer soviet de América Latina con co-conducción trotskista y el nacionalismo revolucionario). Ambos yendo junto al maoísmo y el stalinismo, todos juntos contra la dictadura. Esa discusión política es el eje.

A Moreno, que casi siempre se le ocurría estar del lado contrario de donde había que estar (es una constante en su vida política), se le ocurre decir que ese frente era un frente popular. Y, palabras más o menos, entonces su conclusión era: “Como Trotsky nos dijo en España, el frente popular es un camino para la derrota y, por lo tanto, Lora es frentepopulista y punto”. Punto. Hay que quedarse quieto. Ya está todo explicado. Hay que esperar a que gane el fascismo y luego ir a reclutar a la militancia desmoralizada.

Es una política “brillante”: en lugar de ocuparse de estar del lado de las masas y darle una orientación para triunfar, no tuvo mejor idea que comentar desde Argentina y prepararse para ir a buitrear, a recoger los deshechos de la derrota para tratar de reclutar un par de militantes para su partido. Esa fue su política. Aparte lo dice en el texto: “el problema en Bolivia es que no hay un gran partido revolucionario que, con la estrategia de la revolución permanente, derrote a la dictadura”. Claro. Hacemos la charla,  decimos que el problema es que no hay un partido genial en Brasil, ganamos 2 o 3 militantes y aplaudimos. Ese es el método de la secta.

LOS SECTARIOS PELEAN POR CONFIRMAR QUE SIEMPRE TUVIERON LA RAZÓN, LOS MARXISTAS PELEAMOS POR CONQUISTAR VICTORIAS PARA LOS EXPLOTADOS

bueyes.png

¿Por qué es el método de la secta? Porque está preocupado, no en el desenlace de la lucha de clases, en cómo garantizar la victoria y en explotar todas las posibilidades por más improbables que sean para garantizar la victoria, sino que está preocupado en hallar en la realidad circunstancias que confirmen sus postulados.

La pelea del sectario es poder decir: “¿viste que tenía razón? Acá está. Es lo que siempre te dije: el nacionalismo burgués capitula, la izquierda democratizante no hace la revolución proletaria, ¿viste que tenía razón? Sumate a mi iglesia, oremos”. Eso no es el método de un partido marxista.

El método de un partido marxista es intervenir en la lucha de clases y plantear todas las posibilidades intermedias para alumbrar la victoria, condicionada naturalmente al desarrollo del instrumento estratégico fundamental de la revolución proletaria que es el partido revolucionario. No pretendemos que los otros partidos cambien sus programas y adopten al nuestro. Si lo quieren hacer, macanudo. Si la izquierda argentina se copia del Partido Piquetero y vota a Haddad, listo, buenísimo. No hay copyright, hay copyleft. El problema conceptual es que no es sustituible el desarrollo de nuestro partido, el partido revolucionario. Nosotros decimos: “Avancemos con tus partidos al frente todo lo que sea posible. Creemos que si nuestra partido es más fuerte, será más fácil la victoria. Hagamos el intento cuántas veces sea necesario. Lo importante es ganar.” Ahí está el lugar en el que hay que colocar la delimitación: no en decir que está garantizada de antemano la derrota porque todos no son de mi secta. Ese no es el método de un partido marxista, de una vanguardia revolucionaria. Nuestro método no es contentarnos con tener razón sino intentar, junto a las masas, todos los caminos posibles para vencer.

¿MOVIMIENTO FASCISTA O GOLPE MILITAR? ¿ACADEMICISMO O LENINISMO?

¿Cuál era el eje fundamental de la crítica de Moreno a Lora? Que lo que había en Bolivia no era un movimiento fascista sino un golpe militar (que no es igual a un movimiento fascista). Entonces Moreno dijo algo así como: “vamos a analizar la anatomía del proceso político de sus componentes, vamos a desagregarlo y vamos a inventar, en función de eso, una negación de la realidad”.

macri dictadura

Moreno razonó con la misma lógica de algunos kirchneristas confundidos que hoy en día nos dicen “nooo, Macri no es una dictadura”… y claro, si nos ponemos a discutir como sociólogos o politólogos naturalmente que vamos a encontrar diferencias entre los campos de exterminio de Videla y este genocidio a cielo abierto que aplica el macrismo al subirnos el gas y matarnos de frío, al subir las tarifas en general y confiscar nuestros sueldos, al meter una inflación brutal y sacarnos el plato de comida de la boca.

Macri te mata a cielo abierto, no por medio de un Falcón verde que te viene a chupar y te tortura en un campo de exterminio. Lógico, Macri no es Videla. Ahora, ¿Macri “va para Videla”? ¿Representa el plan económico de Videla? Claro. Y ese es el debate. No le podés pedir a una consigna la rigurosidad de un análisis científico. Lo que sí le podés pedir es la oportunidad del planteo y formularlo en un lenguaje para que lo entienda todo el mundo, que transmita claro la urgencia del peligro que enfrentan los trabajadores.

macri basura.jpg

Cuando nosotros decimos que “Macri es dictadura” lo que le estamos diciendo a la gente es que este no es un gobierno constitucional de derecha. No es que va a tratar de llevar al régimen a su extremo derecho pero en el marco de la Constitución. Este es un gobierno que viene a destruir la Constitución argentina, negar los derechos propios de las personas y matarlas dado que los intereses sociales que no están jurídicamente protegidos (derechos) no pueden ser preservados por medio de un esfuerzo individual (meritocracia). El neoliberalismo es un plan genocida de características dictatoriales. La velocidad con que lo van a implantar dependerá, en última instancia, de la resistencia popular.

montoneros.jpg

Pensemos el mismo problema desde el campo de la derecha. Les hago una pregunta: cuando la derecha hacía agitación contra Cristina, ¿qué le decían? ¡Montonera! Todo el mundo en este cuarto sabe que Cristina no fue nunca montonera. ¿Qué significaba para la “agitación de derecha”, entonces, decir “Cristina montonera”? “No se confundan, ésta dice que viene a defender la Constitución pero no es una progre cualquiera. Ésta es una que viene para el lado del chavismo, que nos va a terminar confiscando la propiedad privada”. Ellos “exageran” en la agitación las características confiscatorias de un proceso político distributivo de igual manera que nosotros “exageramos” en la agitación las características genocidas de un proceso político ajustador. Esta es la discusión.

DESDE LOS 70’s, LAS DICTADURAS NO SON PARA “RESTAURAR EL ORDEN DEMOCRÁTICO” SINO PARA IMPONER A SANGRE Y FUEGO EL NEOLIBERALISMO

banzer.jpg

En Bolivia era lo mismo. Banzer era un militar con abiertas simpatías con el fascismo. Ahora, ¿qué era lo significativo que venía a hacer Banzer? Porque si uno piensa una dictadura en su sentido clásico, liberal, una dictadura viene a reestablecer el orden democrático, ¿no? En una situación de emergencia, suspender la etapa democrática, reestablecer el orden liberal y volvemos de vuelta. De hecho, en América Latina también hubo gobiernos de militares nacionalistas (Perón, Vargas, Cárdenas, Arbenz, Velazco Alvarado). Eso fue con lo que quisieron terminar. ¿Era ese el sentido de Banzer o, por el contrario, lo que quería hacer era meter a sangre y fuego un plan económico que no tenía nada que ver con lo que hubo previo ni los intereses nacionales sino más bien lo contrario? Las dictaduras de los 70’s fueron para imponer un plan reaccionario de características inusitadas que quebraban la base del Estado de Derecho. Eso era Banzer, eso es Bolsonaro y eso es Macri. Fascismo y dictaduras neoliberales pro-yanki.

sentado.jpg

¿Esto es una opinión del Partido Piquetero? No. Es la opinión de Broda, un economista liberal ultra-ortodoxo amiguito del PRO como Melconian y Espert, que en una reunión que tuvieron con Sandleris (el actual titular del BCRA), cuando le caracterizaron el plan económico, ¿qué le dijeron? “Esto es demasiado ortodoxo che, no pasó nunca en la historia de Argentina”.  Lo dijeron ellos, los que siempre critican en los medios al gobierno por derecha. De hecho el propio Boggiano dijo que esto era “un corralito a los pesos”. ¿El corralito a qué es? A los ahorros, ahorros que cualquier persona tiene en dólares. Ahora, ¿qué tenemos? Un corralito a los pesos. No hay más pesos circulantes. Un corralito a la emisión… pero es un corralito en el sentido estricto, ¿por qué? Porque van a secar la plaza de pesos, las empresas van a quebrar y la gente se va a morir de hambre. Es una confiscación. Es lo que explicamos en el documento de nuestra última conferencia del Partido Piquetero.

confe.jpg

LINK: https://elpiquetero.org/2018/10/01/conferencia-del-partido-piquetero-no-al-gobierno-del-fmi/

PARA SANDLERIS, EL PLAN ECONÓMICO DE MACRI ES COMPARABLE AL DE MARTÍNEZ DE HOZ O AL DE ALSOGARAY 

ALSOGARAY JOE CAVALLO LOPEZ MURPHY

En esa reunión, a su vez, Broda le dice a Sandleris (está publicado): “si tuviésemos que tomar un antecedente de esto, ¿cuál sería? ¿Martínez de Hoz?” y Sandleris le dice que sí. Para colmo, otro en la reunión le dice “sí, y si no se remonta a Alsogaray en el ‘59”. ¿Se acuerdan cuando nosotros decíamos que este gobierno pretendía ser Videla pero que era la fusiladora, que era el puro revanchismo de odio antiperonista? En la reunión de economistas dicen que esto se parece al plan económico de Alsogaray. El plan económico de Alsogaray en el ‘59, año en el que metieron el plan CONINTES, “plan de conmoción interna”, para reventar al movimiento obrero que concluye en una huelga general heroica que fue la conclusión de la primera resistencia peronista contra la dictadura de Aramburu y que es derrotada por una ofensiva brutal militar del Estado. Todo eso bajo el gobierno de Arturo Frondizi, el amiguito de Frigerio. Bueno, eso es el progresismo, ¿no? Esto es lo que está pasando en América Latina, por eso lo quiero mencionar al principio y en el eje. Estos planes políticos son fascistas. Tenemos que entender el objetivo de aniquilamiento de la población que tienen.

No es una camarilla militar que toma el control del Estado para remover una anomalía política en el gobierno y, una vez que la gobernanza queda en manos de un personal político más idóneo para mantener el “status quo” se repliegan a los cuarteles. No, no es eso. No es una intervención militar sobre el Estado para “reestablecer la normalidad”. Son las Fuerzas Armadas tomando el gobierno para disciplinar a la sociedad en su conjunto, exterminar a una parte de la misma (por lo tanto, un plan genocida) y cuyo objetivo es una reconversión de la relación entre las clases sociales, establecer un nuevo equilibrio en la sociedad con un retroceso histórico en las condiciones de vida de las masas, negando derechos, violentando el Estado de Derecho y estableciendo un régimen colonial de saqueo. Ese es el contenido histórico y social del fascismo.

EL FASCISMO NO ES SOLAMENTE UN “MÉTODO DE CHOQUE PARA-ESTATAL” SINO LA DEFENSA, A SANGRE Y FUEGO, DEL CAPITAL FINANCIERO IMPERIALISTA

fascismo.jpg

Reducir el fascismo a la definición de los textos de Trotsky sobre Alemania contra el fascismo, explicando que es “el movimiento de la pequeño burguesía hastiada ante la profundización de la crisis”, “que sale a ganar la calle contra el movimiento obrero” y que por lo tanto se arma y todo lo demás, está muy bien a la hora de describir el estadío último del fascismo en Alemania a principio de los 30’s y su materialización concreta, su movimiento de violencia callejera para-estatal por fuera de la maquinaria del Estado democrático. Eso está muy bien pero negar que es fascismo si no hay movimiento de masas pequeñoburgués eso es como decir “mirá, no tenés cáncer porque todavía no te hizo metástasis”. No. Mucho menos cuando ya tenemos los elementos reunidos de la enfermedad como para arrancar la quimio… ¿se entiende? Eso es lo que está pasando. Eso es lo que tenemos en Brasil. Es el fascismo en desarrollo, anidado en el aparato estatal y su violencia y su desarrollo se va a manifestar, con mayor o menor claridad, en función de lo que calculen que necesitan para imponer sus planes. Están calculando. Nuestros enemigos también dudan, también vacilan y también retroceden porque saben que si se equivocan nos vamos a aprovechar de sus errores y los podemos derrotar.

UNA DICTADURA FASCISTA EN RESPUESTA A SU PROPIA CRISIS INTERNA

En este caso, el fascismo no es una respuesta defensiva frente al ascenso de las masas. Es una respuesta defensiva ante el colapso de la bancarrota capitalista, a su propia crisis. Esa es la caracterización científica del fascismo (de los intereses de clase que representa) como la expresión del capital financiero imperialista y no como un mero instrumento metodológico de arbitraje entre las clases sociales en un momento previo a la guerra civil por una polarización social y callejera. Por eso, es correcto que se le diga fascismo y es muy sintomático y positivo que la charla del Partido Obrero y el artículo de Jorge Altamira se titulen “cómo combatir al fascismo”. Lo primero que hay que hacer para derrotar a Bolsonaro es denominarlo, decir “es fascista” y hay que combatirlo como se combate al fascismo y entendiendo la naturaleza del fenómeno.

marti.jpg

Como explicaba el revolucionario cubano José Martí: “Es criminal quien promueve en un país la guerra que se le puede evitar; y quien deja de promover la guerra inevitable”. Es decir, hagamos el esfuerzo para que no sucedan las guerras evitables pero, las que son inevitables, preparémonos para desarrollarlas con toda la violencia y la vocación necesarias. Si es fascista, nosotros queremos ir a la guerra contra ellos porque entendemos que son unas bestias indomables. No se trata de ver cómo dialogamos con los fascistas. Estamos hablando de la tropa de choque del capital financiero imperialista que, para establecer un retroceso histórico en las condiciones de vida de las masas, apela en primera instancia al aparato del Estado a la ofensiva para imponerlo y se prepara para aplicar, si no llega a alcanzar, directamente los métodos paramilitares.

EL LABERINTO DE LA IZQUIERDA: UNA EXCUSA PARA EXPLICAR LA DERROTA (…DE LA DERROTA DE LA DERROTA)

po caca.jpg

Esto como el primer eje. Después pueden buscar los artículos escritos por otra gente, como el PTS diciendo “Bolsonaro, si gobierna va a venir a aplicar el ajuste de Temer que es lo mismo que haría Haddad si fuese gobierno”. Eso declaró el Chipi Castillo un párrafo arriba de Juan Marino en Página 12. Una boludez más grande que una casa.

Izquierda Socialista dice “bueno, si gana Bolsonaro vamos a tener una ‘PTización’ de Bolsonaro porque no le dan los números en la cámara, entonces va a tener que ir al centro para poder gobernar”. Esa es la situación en la que estamos. Uno peor que el otro.

Altamira, dando una charla en Vicente López, dijo que el problema no es lo que vaya a hacer el PT porque el PT ya está derrotado sino que el gobierno fascista de Bolsonaro también va a fracasar y entonces el problema es preparar a una nueva izquierda para que cuando vuelva la izquierda al gobierno no sea globalizadora como fue el PT. Altamira ya está derrotado de la derrota. Es un estratega de la derrota. Está calculando que vamos a perder ahora, que vamos a perder mañana y que vamos a volver a perder pasado mañana. ¿Eso es una estrategia para intervenir en Brasil? Esto es la re-edición de la barbaridad que había dicho antes con Venezuela “la victoria de la derecha puede desatar situación revolucionarias”. Altamira está preocupado en que la gente que va a ser linchada por Bolsonaro sepa que fue linchada “por culpa de Lula” porque no quiso hacer la revolución proletaria sino que formó el Foro de San Pablo y le pagó al FMI. Según Altamira, hay que explicarle eso a los brasileños: “trabajador brasileño, usted no tiene que preguntarse cómo no ser linchado, sino entender que el responsable del linchamiento no es quien lo lincha sino quien no lo defendió y dijo que iba a defenderlo”. Altamira se está transformando en el cura que te da la extremaunción: “Vas a morir hermano pero morí en paz porque tenés el balance correcto. No te preocupes que la próxima generación va a hacer la revolución cuando caiga el gobierno de derecha” ¡No! ¡Necesitamos ganar antes de que nos aplaste la derecha! ¿Se entiende?

Estoy discutiendo con los que tienen enfrente a la bestia fascista y no la quieren denominar. Son los mismos que acusan al PT de no estar haciendo no sé qué cosa porque no quieren asumir su propia responsabilidad ante lo que tienen enfrente. Es más fácil hacer una “cofradía anti-PT”: decimos que no quiso hacer la revolución proletaria, nos vamos todos tranquilos al exilio y escribimos libros criticando al PT. El problema es discutir si podemos ganar y cuáles son las variantes para que ganemos. Por eso hay que decir “esto es fascismo. Nos tenemos que preparar para derrotarlo que significa, en primer lugar, apelar a las organizaciones de masas”. Como somos trotskistas, Programa de Transición mediante, las consignas son para dirigirse a las organizaciones de masas y a los partidos obreros y campesinos que hablan en nombre de las masas. Entonces nuestra tarea es dirigirnos al PT, a la CUT y al MST con este planteo: “enfrente hay una bestia fascista, esto se resuelve en un combate abierto contra el Ejército y sus bandas”

PRIMERO LO PRIMERO: PARA DERROTAR A LOS DEMOCRATIZANTES, PRIMERO LOS REVOLUCIONARIOS TENEMOS QUE APLASTAR A LOS FASCISTAS

lenin.jpg

Segundo punto: frente único, partido de combate y revolución permanente. Juan desarrolló un concepto muy importante. Es el debate sobre si “la primera tarea para derrotar al fascismo es derrotar al reformismo” o si, exactamente al revés, “para derrotar al PT, primero hay que derrotar a Bolsonaro”. Esta es la discusión política.

La mayoría de la izquierda argentina vota a Haddad y a Manuela. Es muy importante mencionar a Manuela cada vez que hablemos de la elección y cuando hablemos de Bolsonaro, su general Hamilton Mourão de vice. Comunismo y ejército es el enfrentamiento real, mujeres vs fachos. Las vice-candidaturas le ponen rostro a este enfrentamiento de fondo. 

La idea de que la izquierda vota a Haddad y a Manuela como si estuviesen pensando lo mismo que el Partido Piquetero es falso. Nosotros nos congratulamos y los felicitamos por adoptar esta posición pero hay que entender cuál es el plan que hay detrás de ellos y cuál es el plan que hay detrás de lo nuestro para explicarlo.

PENSAMIENTO RELIGIOSO VS PENSAMIENTO MARXISTA

dialectica

Yo creo que la mayoría de la izquierda no entiende por qué sus direcciones están votando esto. Es lo que percibo. Es como que dicen “yo pensé que el mundo era democratizante, que Scioli era Haddad y que Macri era Bolsonaro porque todos eran lo mismo y ahora de repente estoy votando a uno contra otro en el ballotage cuando en los últimos dos años mis dirigentes me explicaron que ser revolucionario era nunca votar a nadie contra otro”. O sea que el índice de consecuencia con la revolución proletaria era jamás haber votado a nadie que no sea uno mismo o un frente que integremos. Ahí se ve la autorreferencialidad de la secta.

Es como si uno dijese, hablando de Brasil, tenemos un partido evangelista que se llama Patri y le preguntan “¿usted qué vota?” (estoy ejemplificando, no es el caso porque votan a Bolsonaro). “No, yo no voto a ninguno porque ninguno es evangelista, yo sólo voto evangelistas y, como ninguno pasó al ballotage, ni lo tengo tengo que pensar porque nunca voy a votar a ningún candidato que no sea evangelista”. Che, pero acá hay uno que promete en campaña electoral que va a quemar tu iglesia. “No, bueno, no importa, el problema no es si uno va a quemar mi iglesia y el otro no. El problema es que no son evangelistas, entonces ya se resolvió el debate”. Es absurdo, pero realmente el nivel de retroceso ideológico de la izquierda revolucionaria se mide de esta forma. Sos lo más consecuente del mundo si sólo votas trotskistas (o a tu propio partido trotskista que, obviamente, es el único verdaderamente trotskista). No indican el voto a partir de una caracterización de los partidos políticos en pugna (que son expresiones de clases sociales) o incluso de las fracciones y los candidatos que refractan, ellos mismos, tendencias políticas y presiones de clase heterogéneas al interior de cada partido.

Es como lo explicaba Marx en el XVIII Brumario. Explica que es una tendencia política y de clase hasta una persona, no solamente un partido o una fracción de un partido. Cada uno refracta de manera subjetiva la lucha entre las clases. Nada es igual a sí mismo, como nos enseñó Heráclito de Éfeso contra Aristóteles. No hay ni identidad ontológica ni identidad autorreferencial a lo largo del tiempo. “A no es igual A” ni tampoco es igual a sí misma.

Por eso, nosotros le hacemos esta observación a la izquierda: “Algo cambió en tu razonamiento. Fijate que ahora vas a tener que votar a un ‘no-trotskista’ (porque si hay algo seguro es que el PT es ‘no-trotskista’, por algo nos echaron a todos los troscos del PT)”. De hecho, todas las corrientes del trotskismo formamos parte en su fundación, los morenistas, los lambertistas, la corriente de Altamira y Lora, todos (algunos más tarde y otros desde el principio). Y ahora lo tenemos que votar, al partido del que nos echaron (para los que nos decían que no teníamos que votar al PO porque nos habían echado). Nosotros afirmamos: está muy bien votar al partido del cual te echaron si ese partido canaliza un proceso de masas donde vos ves que los intereses de los explotados están en esa candidatura y los intereses del imperialismo y de la reacción están en la otra.

UN CONSEJO DE TROTSKY A LA IZQUIERDA: “APRENDAN A PENSAR”

trotsky

Hay una frase de Trotsky muy adecuada que se llama “aprendan a pensar”. La militancia de la izquierda en Argentina va a tener que des-aprender la porquería sectaria que le enseñaron sus direcciones políticas y van a tener que aprender a pensar para reencontrar el camino del Programa de Transición y de la lucha de clases, para pensar como parte de una clase social y de un pueblo latinoamericano y no como la expresión distorsionada de una idea iluminada.

Compañeras, compañeros y compañeres: el vanguardismo es contrario al iluminismo y es contrario a la autoproclamación, porque busca abrir un camino en el marco de la lucha de clases. No somos adventistas, somos la cuña que rompe filas y abre caminos. Somos la vanguardia de un ejército de clase. No somos mesiánicos. Hay que redefinir, reconceptualizar y comprender la naturaleza de una vanguardia de clase para definir una estrategia política de la izquierda revolucionaria contra el fascismo.

JAMÁS EL PARTIDO REVOLUCIONARIO VA A SURGIR DE UNA DERROTA DE MASAS

En función de esto, la discusión de que el partido trotskista no puede surgir como un destacamento que rompe filas con el ejército mayoritario porque se da a la fuga en la derrota. Escuchen y piénselo por un minuto: jamás el partido revolucionario va a surgir de una derrota de masas, sino que va a surgir de las victorias contra el imperialismo. Las mejores conclusiones pueden surgir de una derrota pero un verdadero partido revolucionario, un ejército de masas, sólo puede reagruparse a partir de sucesivas victorias. De lo pequeño a la grande y de lo simple a lo complejo, pero siempre avanzando sobre el enemigo. Las derrotas educan sólo a quiénes ya están en condiciones de aprender. Sin un partido con autoridad, las derrotas no entusiasman a nadie.

Esto es lo más importante porque la discusión con estos compañeros es que ellos creen que la clase obrera se va a hacer trotskista el día que el nacionalismo burgués y la izquierda democratizante la hayan condenado a la más absoluta derrota. Eso es lo que escribió textualmente Altamira en la nota de Página 12, aparte de comparar a Haddad con Scioli (algo absurdo), dice que “lo importante es que ya sabemos que el frente popular es un camino para la derrota”. Como en España fracasamos, no hay nada más que discutir. Ahora lo que hay que hacer es una insurrección obrera pura sin partidos burgueses. Pretende trasladar la experiencia de otro país por analogía a la brasileña y, para colmo, pretende “ahorrarse” la experiencia del frente anti-fascista con el PT. Puro propagandismo al margen de la correlación de fuerzas y la lucha de clases.

FRENTE ÚNICO VS “REVOLUCIÓN PERMANENTE” A LA MORENISTA

Por eso la verdadera discusión con esta izquierda morenista es que, para ellos, la revolución permanente significa que el frente único anti-imperialista (¡o incluso obrero!) es un camino de derrota, no el frente popular. Aunque suena ridículo, para ellos lograr la división entre los partidos anti-fascistas es la condición de la victoria ¡y lo dicen siendo una minoría insignificante! Incomparable con lo que fue la FAI-CNT o incluso el POUM.

morenoEl PTS plantea (y también en su versión más grotesca Democracia Obrera o Convergencia Socialista de Combate -versiones exacerbadas de los errores del PTS como nosotros somos la versión exacerbada de los aciertos del PO-) que tenemos que armar organismos de frente único independientes del PT. O sea, hay que juntarse 10 tipos por fuera de las organizaciones de masas, reclamarse por la dictadura del proletariado y salir a combatir a la dictadura. Algo así como una especie de petardismo urbano. Es una cosa absurda porque, ¿cómo vamos a ir a enfrentar a un ejército como el brasileño con una minoría ridícula y sin la mayoría para sostener ese enfrentamiento en el tiempo y en todo el país? Eso sí que es una vía de derrota.

Por eso mismo, si Jorge le está diciendo a la clase obrera brasileña que va a derrotar a Bolsonaro con la unión del PSTU y el PSOL cagamos. Sacaron 0,6% los dos juntos. Si con el 0,6% de los votos vamos a derrotar a Bolsonaro… bueno, nos podemos ir retirando. Mejor vamos al repliegue, al exilio y preparemos cómo volvemos. Tendremos compañeros en la clandestinidad… ¿qué problema hay? Lo discutimos pero no digas que vas a ganar con eso porque no te lo cree nadie. La responsabilidad de una dirección revolucionaria no es decir que siempre se puede ganar. Hay veces que sólo se puede perder. Por eso, la estrategia sirve tanto para conquistar la victoria como para retrasar las derrotas. Cuando no se puede ganar, ganar tiempo es lo fundamental. Tiempo muy valioso para reagruparse, recuperarse y relanzar la contra-ofensiva estratégica.

FRENTE ÚNICO ES EL FRENTE QUE INCLUYE A LAS ORGANIZACIONES MAYORITARIAS DE MASAS Y SU OBJETIVO ES DERROTAR A SUS ENEMIGOS

Ahora, otra historia es si yo te digo que logramos unificar en un plan anti-fascista a la Central Obrera de Brasil (la CUT, que es la más grande de América Latina), al movimiento campesino de Brasil (el MST, que es el más grande de América Latina) y al PT, que es el partido de izquierda (así se auto-titula) más grande de América Latina (e incluso uno de los más grandes del mundo). Hay 3 países más grandes del mundo: China, Estados Unidos y Brasil, por extensión territorial y por población. El PT es uno de los partidos de izquierda más grandes del mundo. Entonces juntamos eso y, en particular, juntamos a las poblaciones del norte de Brasil que son los que más votaron a Haddad y es donde está la base histórica del lulismo. Entonces lo que me estás diciendo es que controlás terreno, que tenés una cantidad de gente, gente que hace años entendió que, como mínimo, Lula era algo positivo contra el fascismo y que está dispuesta a salir a pelear porque es lo que han demostrado una y mil veces, porque es un pueblo con historia de lucha el brasileño. ¿Qué es lo que falta? Organizar el frente único con esas organizaciones de masas para salir a dar la pelea. Esa es la tarea urgente compañeras, compañeros y compañeres.

La revolución permanente va a triunfar, en resumen, cuando en el marco del frente único las masas se desplacen de los partidos vacilantes a los partidos más combativos para que, en común, podamos llevar a la victoria al movimiento popular y derrotar a los enemigos del frente único, que no son los que están adentro sino los que están enfrente.

Uno no hace un frente único para ganarle militantes a la organización más grande sino para que, junto a esa organización de masas, podamos derrotar al enemigo común del frente. Bolsonaro escucha esta conversación y se caga de risa “ah, ¿todavía no se dieron cuenta que soy fascista? ¿Todavía no se dieron cuenta que los voy a matar a todos? ¿Todavía no se dieron cuenta de que para mí no existe el degradé de la paleta y que todos los zurdos son rojos y que no hay matices? Todos rojos; hay que matarlos a todos”. Para él somos todos lo mismo. El trotskismo va a ser un partido de masas en Brasil cuando derrotemos al fascismo, no sobre la base de “sacar conclusiones” después de que el fascismo derrote al frente único. Trotskismo y victoria tienen que ser sinónimos.

LES MOLESTA VOTAR AL PT-PCdoB PORQUE ESTÁN ADAPTADOS A LA PRESIÓN DE LOS OBREROS QUE VOTAN A BOLSONARO

PSTU-Fora-todos-eles

La izquierda saca a relucir los debates de Alemania sobre el fascismo porque están reivindicando, de manera más o menos explícita, el ultraizquierdismo stalinista. Otra de las citas que sacaron para el debate, no es casualidad. Es una política ultraizquierdista la que están tomando. ¿Por qué Trotsky decía que era un error presentar una candidatura del frente único obrero o votar todos juntos a un candidato? En primer lugar, porque el candidato en Alemania no era del Partido Comunista, era un candidato del centro. ¿Qué significa? Estaban votando a Brüning, es como si yo te dijese que en vez de tener a Haddad y al PT tuviésemos un ballotage entre Alckmin y Bolsonaro. ¿Quién es Alckmin? El tipo que va por el PSDB, que integró el gobierno de Temer, el mismo que hizo todo este ajuste. Es como si se hubiesen juntado el PT, el PDT, el PSOL, el PSTU y hubiesen dicho “votamos al PSDB para que no gane Bolsonaro”. Ahí hubiese sido similar la comparación.

Primero, no están identificando la discusión. Nosotros en la primera vuelta, no solamente ganamos porque hay ballotage, sino porque en el ballotage entró la expresión más radicalizada y más izquierdista de Brasil que es el PT. Y ahí es cuando se enojan las sectas y dicen que estamos “embelleciendo al PT”, pero cuando vos lees la prensa brasileña, ¿qué dicen ellos? Que el centro político se derrumbó y que la moderación fue lo que perdió en la elección. La prensa y Bolsonaro no creen que “ganó un moderado que es Haddad” y que la izquierda “bolchevique-soviética-revolucionaria-morenista” fue contenida. Para ellos, para el imperialismo, para los órganos de prensa, el PSOL y el PSTU son una izquierda acoplada al Mensalao, al Lava-jato, a la persecución a Lula, y el partido peligroso comunista es el PT de Lula, literalmente le dicen “extremista”. Para el imperialismo la “subversión” viene por el lado del PT, no del PSTU.

De hecho, si se fijan, ¿dónde está el desarrollo del PSTU? En el centro histórico obrero de Brasil, en el complejo ABC, parte del sindicato metalúrgico lo dirige el PSTU (Metalúrgicos de Campinas e São José dos Campos). Ese era el lugar histórico de donde surge el PT. El PT (esto es un análisis histórico en el que hay discusiones) tuvo una “etapa petista” y una “etapa lulista”. La etapa petista era cuando expresaba a los sindicatos y al movimiento obrero: principio de los 80’s. Después tuvo una etapa lulista, que fue cuando llegaron al gobierno (2002 en adelante) y pasaron a expresar al sector que se benefició con su política de redistribución, que es el norte de Brasil. Entonces pierde la base obrera y se desplaza a la periferia agraria, al sector más pobre. Los centros obreros de Brasil, al igual que con Trump el cinturón industrial (el “rust belt”), vota la nostalgia productiva, de igual manera, contra las políticas globalizadoras del PT, ese sector vota Bolsonaro. Bolsonaro ganó en el centro obrero de Brasil. Eso es muy importante. En los centros obreros no ganamos nosotros. Entonces ¿de qué frente único obrero me venís a hablar? ¿vos sabes lo que votaron los obreros en Brasil? ¿no te das cuenta que para votar fascistas no votan al PSTU, votan a Bolsonaro? La gente que dice que “vayan todos en cana”, significa “que vuelvan los milicos”. Todos tenemos un familiar que nos lo dijo en la mesa un fin de semana. Es la conclusión lógica. Que el aparato del Estado pase a encarcelar a la clase política en vez de la clase política dirigir el aparato del Estado, significa que la democracia se transforma en su contrario, se transforma en dictadura, un régimen de arbitrariedad del aparato burocrático militar.

Este es el sentido del debate y, por eso, el supuesto “frente único obrero” no puede ser jamás de minorías antipetistas por más justificadas que sean sus críticas contra el PT. Como decía Trotsky (para los epígonos, los citadores de Trotsky) para Alemania: “no se trata de los obreros que abandonaron a la socialdemocracia” porque están desencantados con la República de Weimar y su gobierno de 10 años capitulando al tratado de Versalles. No se trata de eso, de los obreros que miran a Hitler con simpatía porque dicen “éste nos va a reivindicar después de la humillación que sufrimos en la 1° Guerra Mundial”. No se trata de los obreros que, en Brasil, dicen: “a mí me ajustó Dilma, me robó todo Lula, estos son todos unos chorros, Temer también es otro chorro, el PSDB también es otro chorro, entonces que vuelvan los milicos porque en los 20 años de dictadura estaba mejor y Brasil progresó. Entonces queremos orden y progreso”. Entonces nosotros, ¿qué le respondemos? No. La dictadura es caos, es saqueo proimperialista, no es progreso nacional, y es hambre para el pueblo. Ese es el debate político. El obrero que no lo quiera entender, bueno, que no lo entienda. Nosotros nos vamos a juntar con el que lo entienda.

LA GUERRA CIVIL DIVIDE A LAS CLASES SOCIALES. SI LA CLASE OBRERA ESTUVIESE UNIDA, NO HABRÍA GUERRA CIVIL PORQUE APLASTARÍAMOS AL FASCISMO EN UN INSTANTE

pueblo unido

Como decía Trotsky “no se trata de los obreros que abandonaron la socialdemocracia, sino de aquellos que se quedaron en la socialdemocracia porque quieren luchar contra el fascismo”. La guerra civil divide a las clases. No es cierto que la clase obrera ingresa a la guerra civil como un batallón de clase unificado. Si pudiésemos lograr que la clase se unifique en su totalidad no entraríamos en guerra civil, iríamos directamente a una solución revolucionaria. Si el pueblo tuviese conciencia de pueblo y los explotados nos reconociéramos mutuamente como tales, básicamente diríamos “vamos a gobernar para nosotros” y se les terminó el juego a ellos. Si entrás en guerra civil en un país, si los militares se animan a tirar abajo la cáscara democrática, es porque consideran que la clase obrera brasileña está lo suficientemente dividida y desorganizada.

Entonces, la caracterización de la izquierda que niega que sea fascismo porque “la revolución proletaria no es inminente” (PTS), porque el fascismo según Trotsky es “el último recurso antes de la revolución proletaria”, los citadores de memoria de Trotsky, que agarran una cita y dicen “no, esto acá no entra” claro, era para otro país hace un siglo, lógico que no va a entrar para Brasil, pero lo tenes que pensar con cabeza propia. Como decían Lenin y Trotsky, aprendan a pensar. Entonces lo que significa es que están entrando en un progreso fascista no porque temen que la clase obrera imponga una dictadura soviética en Brasil sino porque la democracia burguesa ya no les sirve a ellos.

La situación revolucionaria de Lenin, ¿qué decía? Tres elementos: división por arriba, clase media inestable y los de abajo no se la aguantan más. Esa es la crisis revolucionaria. ¿Cuándo pasa a ser una situación revolucionaria? Con el desarrollo y la intervención del factor subjetivo de los explotados. ¿Y dónde está la posibilidad de revolución acá? En el voto al PT, como en Argentina la posibilidad de solución revolucionaria está en el voto a Unidad Ciudadana. Si uno mira las encuestas saca el 2% el FIT para el año que viene. El que pone en riesgo el plan macrista es Unidad Ciudadana, que tiene 34% clavados igual que el macrismo, según las encuestas de Macri. Entonces en ese 34% está la posibilidad de que en este país Macri pierda. Ahora, claro, si vos sos una secta y decís “nunca un peronista va a hacer una revolución” y bueno, lógico, peguémonos un tiro, nos suicidamos y ya está. Si me estás diciendo que si Del Caño no hace la revolución cagamos… y bueno, cagamos todos entonces.

No va a hacer la revolución Nico con 2% de votos, de igual manera que tampoco lo va a hacer Juan Marino con el 0% nuestro. Si depende del Partido Piquetero en este país no hay revolución porque no tenemos la capacidad física. Una revolución es un enfrentamiento de masas donde se quiebra el tejido social y donde una mayoría revolucionaria impone una salida por la fuerza y dice “bueno, mira, es así o hay guerra civil. Elegí. Guerra Civil o democracia”. Esa es la dictadura del proletariado.

EL FRENTE ÚNICO NO ES UN OBSTÁCULO, ES LA ÚNICA POSIBILIDAD DE QUE EL PARTIDO REVOLUCIONARIO CONQUISTE LA DIRECCIÓN DE LAS MASAS EN LUCHA

separado

Por eso, el frente único no solamente es el camino a atravesar por las circunstancias y la correlación de fuerzas actual. No se trata de decir “qué macana que las masas metieron a la vanguardia en el dilema filosófico de tener que votar a un traidor de clase para que no los fusile un fascista”. Hoy , los sectarios están angustiados de ‘tener que votar a Haddad’. Su reflexión es así de ridícula: “las masas de Brasil me generaron un problema porque yo venía tranquilo con mi esquema, iba con mi partido del 2%, iba a la elección, votaba gente buena, que confío y que sé que no me va a cagar porque son mis compañeros de mi partido de izquierda super revolucionario, y de repente nos dimos cuenta de que la lucha de clases no era un grupo de amigos sino una lucha de millones de trabajadores y, en esa situación, vinieron los militares y me dijeron ‘mirá, se terminó esta boludez de la democracia porque ya no le tenemos miedo a los pobres, a los explotados y entonces ahora les vamos a mostrar quién manda, que acá hay una sociedad de castas y que el pobre va a morir pobre y que va a ser más pobre que su hermano y que su abuelo y que toda esa boludez de la movilidad social la tuvimos que tolerar con mucha bronca porque existía la URSS, porque existía la revolución como una variante cercana pero ahora que se cayó la URSS y que asume el fascismo por todo el mundo, nos sacamos la careta y vamos a dejar en claro como son las cosas, como tendrían que haber sido en la 2° Guerra Mundial si ganaba Hitler’”. Los fascistas son gente que está enojada porque perdieron la 2° Guerra Mundial. La pregunta es si nosotros estamos dispuestos a combatir en la 3° Guerra Mundial para que no vuelvan los fascistas.

AL FASCISMO LO DERROTÓ EL EJÉRCITO ROJO FUNDADO POR LEÓN TROTSKY, NO EL FRENTE POPULAR NI LOS ALIADOS DE LAS DEMOCRACIAS IMPERIALISTAS

Berlin[1]

El imperialismo democrático, ¿quería combatir contra Hitler en una guerra mundial? Esta pregunta es importante porque el ejército brasileño luchó contra Hitler. Si yo le digo a un militar brasileño que Bolsonaro y su ejército son fachos puede ser que se ofendan porque ellos tienen el mérito de haber combatido a Hitler, ellos fueron con los yanquis contra Hitler. Ahí hay un problema que es que el balance de la 2° Guerra Mundial deja claro que la democracia imperialista le abrió las puertas y le capituló a Hitler, una y otra vez. Esto se ve tanto en la anexión de Austria, la anexión en Checoslovaquia, como en la España republicana no entregando armas, la división de Polonia y hasta el punto de que, en 1941, Hitler controlaba a toda Europa porque todas las democracias imperialistas le capitularon una vez tras otra. Si la democracia imperialista intervino en la Guerra Mundial para dar una solución era porque existía algo que se llamó Ejército Rojo, los que derrotamos a los fachos en Stalingrado, y de ahí en adelante la derrota de los fascistas fue irreversible. Fueron los heroicos proletariado y campesinado ruso los que derrotaron a Hitler. Los yanquis se meten en la 2° Guerra Mundial para evitar que el Ejército Rojo colonice Europa. Eso fue lo que pasó. Este es el balance histórico a la luz de los hechos.

naziii.jpg

¿Para qué fueron los yanquis? Para meter el plan Marshall, para construir la Unión Europea, para fortificar a la Europa capitalista podrida frente a un levantamiento obrero que era inevitable frente al avance del Ejército Rojo. ¿Quién rompió los símbolos nazis en Alemania? Nosotros, los soviéticos, los comunistas que pusimos el trapo rojo en alto en el Reichstag. El Ejército Rojo que fundó León Trotsky, no Stalin que tuvo la política frentepopulista de capitular al fascismo hasta que armó el “pacto de paz” Alemania-URSS o Ribbentrop-Mólotov (más conocido como “pacto Hitler-Stalin”). Nuestro querido Ejército Rojo fue el que aplastó a la bestia fascista. Ahí arranca el desembarco de Normandía y toda lo demás para decir “che, está avanzando el Ejército Rojo, metámonos nosotros por el otro lado para que no le quede todo regalado a los soviéticos”. ¿Se entiende este balance?

Entonces, ¿los brasileños fueron a combatir a Hitler o fueron a combatir al ejército rojo? Porque cuando había que combatir a Hitler en España no los vi, eh. Cuando había que combatir a Hitler, cuando asumía, estábamos nosotros, los trotskistas, los comunistas y los socialdemócratas en Alemania. No lo vi al ejército brasilero decir  “no, qué terrible que asuma Hitler”. ¿O no sabía el ejército brasileño lo que era Hitler? ¿O no estaba en Brasil, justamente, el “Getulio Vargas fascista” que se declaró neutral? No fue hasta 1944 que Brasil envió 25 mil hombres y mujeres a Italia a combatir contra el Eje.

brasil

La insignia que los soldados de la Fuerza Expedicionaria Brasileña (FEB) 

llevaron como identificación a la Segunda Guerra Mundial

LINK: https://mundo.sputniknews.com/americalatina/201805101078554585-brasil-sudamerica-segunda-guerra-mundial/

https://mundo.sputniknews.com/americalatina/201805091078521143-segunda-guerra-mundial-paises-latinoamericanos/

El concepto político, por lo tanto, es que el PT es la condición de victoria y de derrota al mismo tiempo. Y que, por eso, se trata de si la vanguardia revolucionaria va a lograr que los obreros petistas saquen conclusiones sobre los límites de su estrategia globalizadora y pacifista en medio del combate contra el fascismo, o no. Ese es todo el debate. Si los trabajadores petistas no adoptan un punto de vista revolucionario significa que estamos condenados a la derrota porque esa es la experiencia política de la historia mundial. Un partido no se improvisa. Son décadas, son años de lucha política y la izquierda que se reclama revolucionaria en Brasil entra al ballotage, entra a la guerra civil, con menos del 1%. No se trata de apelar emotivamente a las masas pensando que van a sacar todas las conclusiones porque hacemos una charla acá, sino de ver los riesgos reales que tenemos.

EL PT COMBATE EN LAS URNAS. PEDIRLE AL PT QUE COMBATA USANDO LOS MÉTODOS DE LA REVOLUCIÓN PROLETARIA ES EMBELLECERLO 

Si el Ejército no capitula ante un maremoto de votos en el ballotage, o sea que gane Haddad, las posibilidades de victoria se reducen drásticamente. Por eso la importancia del frente único y de votar Haddad y Manuela ahora. Si perdemos esta no esperemos después que surja espontáneamente una insurrección proletaria. El PT combate al fascismo con sus métodos, que ¿cuáles son? los métodos institucionales democráticos de la urna. Pedirle al PT los métodos de la revolución proletaria es embellecer al PT.

Está muy bien que se lo pidamos llegado el momento para sacar una última conclusión pero no nos confundamos nosotros mismos entre lo que es una aproximación pedagógica a trabajadores que todavía no sacaron una conclusión sobre la naturaleza reformista de su dirección política con lo que es una posibilidad cierta de victoria. Para que el PT desarrolle un enfrentamiento abierto en el terreno militar contra el ejército brasileño, hasta cierto punto, la condición es que se sientan con la certeza de haber ganado en la urna. No es lo mismo un enfrentamiento con un ejército que se levanta ante un gobierno constituido legítimamente luego de ganar una elección (que fue la experiencia del Frente Popular español que gana la elección en febrero y 3 meses después en julio va a la guerra civil) a si, encima, son los fascistas quienes te ganan la elección. Eso genera vacilaciones en el campo democratizante porque pasan a creer que el gobierno fascista es legítimo o que, como mínimo, la mayoría popular estaría dispuestas a tolerarlo porque lo votaron. Por eso, para borrar excusas entre los democratizantes y debilitar a los fascistas, tenemos que ganar el ballotage de octubre.

HACER CAMPAÑA ELECTORAL PLANTEANDO MEDIDAS ANTI-FASCISTAS DESDE EL GOBIERNO, NO SÓLO UN PLAN DEFENSIVO DESDE LAS BASES 

La pregunta inmediata luego de votar va a ser: ¿aguantar hasta cuando? ¿qué más tenemos que esperar para entender que esto hay que extirparlo con lucha social abierta? No toleramos que haya un ejército fascista en Brasil. Si gana Haddad, la primera medida que tiene que tomar es desarmar este ejército y encarcelar a todos estos fascistas que están en la cúpula. Para eso lo votamos, para separar del ejército a todos los conspiradores fascistas.

Son dos partes de una misma lucha: de un lado, está el plan de autodefensa y del otro está un plan de ofensiva revolucionaria desde el gobierno contra este ejército fascista. Fíjense que el trotskismo argentino se ha caracterizado en los análisis políticos de Brasil en la autodefensa porque asumen que gana Bolsonaro. Ahora, ¿qué planteamos nosotros? Bueno, miren, no se trata de pensar que el Estado es el terreno propio de los fascistas, sino que más bien la situación es la contraria. Venimos de 30 años de democracia, desde los 80’s, los fascistas no gobernaron en ningún momento en las últimas décadas. Por lo tanto, la generación de brasileños que están hoy ven en el fascismo un elemento extraño a la democracia brasileña. No es cierto que es normal que haya milicos y fascistas en el gobierno, es una situación nueva que retrotrae a los ‘60.

En ese sentido, en la campaña electoral hay que plantear un plan ofensivo anti-fascista desde el gobierno, no un plan defensivo desde las bases. Ahí es donde hay que tener el debate con el PT. Lo primero que hizo Haddad en la segunda vuelta es ir a hablar con el general Villas Boas, el general máximo que tiene hoy el ejército brasileño, y le dijo “bueno, esto es una elección democrática, no es contra ustedes, no hay ningún problema”. La clásica estrategia de Lula de ir a explicarle al enemigo que “no es contra ellos”. ¿Cómo explicaba Lula su política? “Darle a los pobres sin sacarle a los ricos” haciendo que suba el PBI gracias al milagro especulativo de los commodities. Ahora, hay un problema. Ya no existen más los commodities. De hecho ahora subió de vuelta la tasa de la FED, Argentina está amenazada por una nueva agresión imperialista de Wall Street, Argentina no emite más de hecho, no hay más Quantitative Easing, emisión monetaria, dólares fluyendo por el mundo y, por lo tanto, la materia prima, que es una reserva especulativa va a caer. No va a subir el precio. La única forma de que suba es por medio de transformarnos en una especie de OPEP sudamericana, o sea hacer subir artificialmente el precio cartelizando las materias primas. Se unen los que ofertan como un monopolio de materias primas en el mundo.

PARA UN FASCISTA, LA VOCACIÓN DEMOCRÁTICA ES UN SIGNO DE DEBILIDAD

Esta definición política es la central. No se trata de ir a decirle al enemigo que no queremos confrontar, como hicieron las democracias imperialistas con Hitler. ¿Qué hizo Hitler cuando las democracias imperialistas no quisieron confrontar? Primero, anexó Austria, después invadió Checoslovaquia, después ocupó la mitad de Francia y cuando ya se cansó de ocupar lugares y todavía no le declaraban la guerra (¿vieron cómo el imperialismo democrático entregó todo?) y seguía la guerra civil en España los fascistas mandaban tanques y armas y el imperialismo democrático no daba nada (el único que daba algo era la URSS y eran unos fusiles truchos que ya no servían más, así que ni siquiera), después de todo eso Hitler dice “bueno, ya está, invadimos Polonia”.

Hitler nunca frenó por la vocación democrática de sus adversarios. Jamás. Para un fascista la vocación democrática es un signo de debilidad. Si alguien no está dispuesto a luchar, para un fascista ese alguien no merece vivir porque son supremacistas. Si no estás dispuesto a matar, no mereces vivir. Para ellos el orden natural es desigual y está muy bien que los fuertes exploten y masacren a los débiles. Los débiles tiene que saber que son de una casta inferior y que lo único que les corresponde es trabajar para los guerreros y que ellos, parte de una raza superior, no tienen por qué trabajar porque saben guerrear. Esa es la constitución psicológica de la sociedad de castas. Su concepción elitista. No creen en la dignidad humana. Los derechos humanos, esos que Macri dice que son un curro, se inventaron después de la 2° Guerra Mundial (1948) sobre la base de destruir el III Reich. Antes no existía la Declaración Universal de Derechos Humanos.

“LA LUCHA DE CLASES LLEVA INEVITABLEMENTE A LA DICTADURA DEL PROLETARIADO” (PRINCIPAL CONCLUSIÓN DEL ESTADO Y LA REVOLUCIÓN)

Los fascistas están en contra. Bolsonaro lo dijo: “los negros ni sirven para procrear”, “sólo algunas mujeres son aptas para trabajar, la mayoría no. No las contrataría o les daría menor sueldo”, “las disidencias sexuales son por falta de autoridad paterna y de cariño familiar”. Son eso los fascistas. ¿qué estamos dudando? Nos han declarado la guerra. Para que haya guerra, alcanza con uno de los bandos. Si uno la declara, arrancó la guerra. No importa lo que opine el otro. La cuestión es si vos lo querés reconocer y te preparas para la batalla y la desenvolvés con la convicción de que vos mereces vivir y tenés autoestima y sabes que tenés derecho a matar a un facho de mierda y que esa basura no merece vivir y que tiene que ser extirpada del mundo porque es irreductible el odio fascista, o te matan como le pasó a toda Europa. Y tuvimos que venir los comunistas para salvar a Europa del fascismo, que entendíamos ese antagonismo irreductible de la lucha de clases y que, como somos marxistas, entendemos que la lucha de clases lleva indefectiblemente a la dictadura del proletariado, a un enfrentamiento cruento irreductible. Principal conclusión del Estado y la Revolución, eje central de la delimitación entre la izquierda oportunista y la izquierda revolucionaria. La izquierda oportunista reconoce la lucha de clases pero no reconoce la dictadura del proletariado.

SI GOBERNAMOS BRASIL, SE TERMINAN LOS FASCISTAS EN EL EJÉRCITO

Si entendemos que nosotros tenemos que constituirnos en poder político y desmantelar al ejército, esa tiene que ser la consigna con la cual tenemos que discutir y militar la campaña. Si gobernamos Brasil nosotros, se terminan los fascistas en el ejército. Es incompatible la democracia con un ejército copado por fascistas. No solamente con fascistas en términos ideológicos, sino sobre todo con aquellos que ya son criminales de guerra. Lo dijo Marino. El Ejército de Brasil es el Ejército de Videla, lo reivindican. No es un ejército con una doctrina democrática. Es un ejército integralista con vocación totalitaria que cree que la casta de oficiales del Ejército son los únicos que merecen dirigir los destinos de la patria para que Brasil vuelva a ser grande y dicen que desde Brasil van a ir a fascistizar todos los ejércitos de América Latina. Entonces a esa gente, como mínimo, hay que separarla del Ejército porque son un peligro, nada tiene que ver un fascista con un ejército democrático y aquel que tenga un crimen, en cana. Aquel que profese odio, sanciones. Tomar todas las medidas punitivas que se puedan para desmantelar esa porquería. Hay que desmantelar el Ejército brasileño, purificarlo y tener un ejército adecuado a la democracia.

MADURO Y BOLSONARO: “TAN PARECIDOS” QUE SON LO CONTRARIO

stalin

¿Qué significa eso? Un ejército como el de Maduro, que se planta contra una insurrección derechista y pro-imperialista. Un ejército que defiende el voto popular. Eso necesitamos. Nadie habrá perdido de vista que Juan Marino dijo “un ejército chavista”. No, no somos chavistas, pero tampoco somos pelotudos y sabemos distinguir muy bien entre un ejército fascista (por lo tanto, pro-imperialista) y un ejército nacionalista que defiende su patria contra una agresión imperial y que llama a la unidad de los pueblos de América Latina contra Trump. Por eso decimos: no se trata de “ser chavista o no”, se trata de no ser pelotudo. Porque también salió Altamira a decir que “lo que pasa con Bolsonaro en Brasil no es más que una reedición de lo que pasó con Maduro en Venezuela”. Porque es un “ejército autoritario que controla la democracia” y entonces “enfrenta a las masas en las calles”. Más boludo no podés ser. ¿En serio Maduro es igual a Bolsonaro, cuando Bolsonaro dice todo el tiempo que hay que invadir Venezuela? Son “tan iguales” que puede terminar en una guerra entre los dos. No suena que sería igual que Maduro, che. Sino Bolsonaro diría “hermano Maduro, unámonos para reprimir juntos a nuestros pueblos, unidos dominaremos a toda América Latina”. ¿Por qué será que Bolsonaro dice “si soy presidente invadimos Venezuela”? ¿Por qué será si “son lo mismo”? No, Jorge. No son lo mismo.

UN “EJÉRCITO CHAVISTA” SIGNIFICA UN EJÉRCITO QUE DEFIENDA SU PAÍS CONTRA ESTADOS UNIDOS

lula

¿Qué significa un ejército chavista, entonces? Significa un ejército nacionalista, del nacionalismo económico, que quiere defender a Brasil, no el que quiere saquear Brasil para entregarlo a Estados Unidos. ¿Quién era un “fascista en lo ideológico” (por sus simpatías) y “un nacionalista en lo económico” (por su plan de gobierno)? Juan Domingo Perón, que fue el gobierno más democrático en la historia de la Argentina y que llegó al poder por medio de un golpe militar (el de 1943) y ese golpe militar que no aceptó a Juan Domingo Perón fue luego derrotado por las masas en la calle, masas obreras como mi abuelo, que le importaba un carajo si tenía que dar la vida por Perón y decidió enfrentar al gobierno militar. Paró en su fábrica – la TAMET, trabajadores metalúrgicos del Estado –  y fue a Plaza de Mayo a pedir la libertad de Perón. Lo mismo que tiene que hacer el pueblo brasileño con Lula, un 17 de octubre. Eso necesita Brasil, meter en cana a los golpistas y liberar a Lula. Una acción histórica independiente de los explotados. 

EL NACIONALISMO QUE REIVINDICAMOS DESDE EL PARTIDO PIQUETERO

Nasser_in_Mansoura,_1960

Bolsonaro, en su momento, hizo declaraciones apoyando a Chávez. En la entrevista de Ámbito Financiero que mencionamos antes, el comando superior del ejército brasileño dijo “tuvimos que convencer a Bolsonaro que cambie del nacionalismo económico al liberalismo económico”. Está diciendo mucho más que las palabras que enuncia. Está diciendo que tuvieron que cambiar el contenido de clase del fascismo de Bolsonaro para transformar a un militar nacionalista en un militar proimperialista. Transformaron a un Nasser en un Pinochet. Le sacaron un chip (“nacionalismo económico”) y le metieron otro, el neoliberalismo. El de ser proyanqui y antipatria. Esto es el punto débil de su discurso. Por eso, desde el Partido Piquetero decimos: “Bolsonaro, sos un cipayo”. No tenés nada que ver con la patria porque el destino de América Latina es ser una sola. Es la Patria Grande. Brasil se va a realizar como nación en la unión de todos los pueblos de América Latina contra el imperialismo yanqui. Ese es el nacionalismo que reivindicamos desde el Partido Piquetero y el que hay que mostrarle al pueblo de Brasil porque Bolsonaro es su verdugo.

LA BANDERA DE BOLSONARO ES LA BANDERA DE ESTADOS UNIDOS

No es cierto que el pueblo de Brasil va a tener una bonanza de la mano del saqueo estadounidense sobre la región. Si el Estado brasileño se transforma en un vehículo de agresión imperialista contra Venezuela, lo que le espera al pueblo de Brasil es una cárcel a cielo abierto, de igual manera que el pueblo alemán que veía en Hitler al reivindicador de la causa nacional encontró en Hitler a su propio verdugo. Los que flamean la bandera “verdeamarela” deberían dejarla de costado y, si quieren ser consecuentes con Bolsonaro, deberían sacar la de Estados Unidos porque esa es la única patria de Bolsonaro. No la bandera de Brasil que es la de un pueblo hermano. Esta es la política que tenemos que ir a disputar en el terreno nacionalista con estos ejércitos de ocupación diseñados desde el pentágono que nada tiene que ver con la defensa de los intereses nacionales y populares de Brasil.

DESMANTELANDO LAS “CAPAS DE CEBOLLA” DE LA DEMOCRACIA

martin

Por eso nuestra consigna es de ofensiva. ¿Y la autodefensa? ¿Y si no ganamos la elección? ¿Y si ganamos la elección deja de ser necesaria la autodefensa? Todo lo contrario. Yo creo que la autodefensa va a ser más necesaria si gana Haddad a que si gana Bolsonaro. ¿Por qué? Porque si gana Bolsonaro es probable que atravesemos (como atravesamos con Hitler) un breve período (años o meses) en los cuales, desde la legitimidad de haber ganado la elección, va a desmantelar una a una las instituciones y va a ir acotando las instancias.

Si hay algo que es Bolsonaro es inteligente, no es Macri, no es un pelotudo, es peligroso, un depredador, un asesino, un fascista, no un cheto del Newman. Entonces, lo más normal es que van a ir cortando por capas de cebolla. Buscan a uno, después buscan al otro, después al final terminamos todos en un campo de concentración y nos damos la mano ahí diciendo “che, nos tendríamos que haber dado cuenta antes que íbamos a terminar todos en un campo de concentración a pesar de nuestras diferencias”. Bueno, Bolsonaro va a explotar esas contradicciones. O, incluso, puede ser más brusco y convocar directamente a una Asamblea Constituyente ¿Por qué digo esto? Porque ya se anotaron lo que quieren colaborar en el terreno democrático con Bolsonaro: el PSDB. El PSDB de Alckmin, lejos de mostrar una vocación democrática (se llama Partido Socialdemócrata de Brasil) dijo que no iba a votar a Haddad ni a Bolsonaro en el ballotage. La consigna de la izquierda del “Ni Ni”, ¿quien la adoptó? Alckmin. Hay circunstancias y circunstancias. No es la consigna más feliz en general. El socialdemócrata podría irse cambiando el nombre y ponerse “partido socialfascista”. El PSDB está preparándose para ser la cobertura civil de una dictadura militar.

DE LA DEMOCRACIA TUTELADA A LA DICTADURA CIVIL

Hasta el 28 de octubre no tuvimos una dictadura civil, como dice algún grupo afiebrado ultraizquierdista. No. Lo que tuvimos fue un gobierno democrático de derecha tutelado por los militares. Luego del 28/10, si gana Bolsonaro, vamos a tener una dictadura civil. Cambia porque los militares van a estar en el gobierno. No es que desde afuera tutelan un gobierno civil de derecha. Por eso, es no entender nada del plan golpista suponer que lo militares van a decir “estuve a punto de hacer un golpe militar completo y ahora vamos a tener que esperar 4 años más mínimo para tomar el poder”. ¿En serio piensan que el mundo aguanta otros 4 años así? El mundo no aguanta 4 años más, compañeros.

DE LA BANCARROTA ECONÓMICA A LA GUERRA MUNDIAL

the econo.jpg

La crisis del 30 arrancó en el ’30 y en el ’39 ya estábamos en la 2° Guerra Mundial. En el ’33 ya lo teníamos a Hitler en el poder, en el ’36 ya teníamos la Guerra Civil española. Una década toma de la crisis a la guerra. La crisis anterior la tuviste fines del siglo XIX, principios del siglo XX. Como decía nuestro amigo Lenin, “el pasaje del capitalismo relativamente progresista al capitalismo absolutamente reaccionario”, 14 años después 1° Guerra Mundial. 10 a 15 años, antecedentes para pensar. ¿Cuándo arrancamos la crisis esta? 2007/2008. Algunos decimos julio 2007 con la crisis de las hipotecas subprime, otros dicen septiembre/octubre 2008 con la crisis bancaria. Ya pasaron los 10 años, ya fracasaron las variantes monetarias, ya surgieron los gobiernos de características “iliberales” (como se dicen ellos mismos para no decirse fachos). Les importa un carajo si ganas con el voto popular o no. Si te cagas en mis derechos y en mi dignidad humana sos un facho de mierda. Porque vos podes gobernar y ajustar un poco más o un poco menos, la onda de la democracia es esa. Pero hay una cosa que se llama Constitución donde tenés derechos que se cumplen más allá del gobierno de turno. Entonces, si tenes un gobierno que viene a destruir la Constitución… vos no tenés ninguna dignidad como persona y te voy a exterminar. Iliberal no, se dice fascista.

“PROTO-FASCISTAS”: LA EXCUSA PARA NO DECIRLE FASCISTAS A LOS FACHOS

A su vez, también tenemos el debate de los “protofascistas”. Hubo una conferencia internacional del PO en la cual el gran desarrollo teórico de Altamira es decir protofascistas, no fascistas. ¿Por qué? Porque no están las masas en las calles. Es al revés. Si nosotros llegamos a ganar, si el frente único llega a ganar: ¿qué piensan que van a hacer los fascistas? ¿quedarse en su casa?

A su vez, incluyo a toda la izquierda en el futuro gobierno porque el PT está llamando a la conformación de un “frente democrático” o sea que ya no se trata sólo del PT, la chapa es PT pero se plantea una coalición política y, desde ya, pensamos que hay que ingresar. En esa coalición (que ya el PSDB dijo que no integra porque la democracia no le gusta el PSDB, lo único que le interesa es el fascismo), entonces en vez de entrar a derechizar a Haddad, dijeron no, no vamos a perder tiempo en esto, mejor vamos con Bolsonaro y lo reventamos. “Le damos soporte civil: vamos a ser los opositores legales de Bolsonaro”.

En ese marco, si somos gobierno lo primero que tenemos que hacer es desmantelar las milicias fascistas que son las que están adentro del ejército. Y los fascistas en la calle, aparte, ya existen en muchos lugares. ¿Se olvidan acaso que la caravana de Lula fue tiroteada en el medio de la campaña electoral? ¿Qué piensan que fue? Fue un grupo de tareas. ¿No vieron a los que tajearon en el cuerpo la esvástica en el cuerpo a una mujer por el sólo hecho de tener puesta la remera del #Elenão? Clarísimo el mensaje: tu cuerpo es mío, no es tuyo y te lo voy a tajear para que te acuerdes cada vez que te veas al espejo. ¿De qué nos quieren convencer estos fachos? Vos NO tenés dignidad, vos NO sos una persona. Sos un error y te vamos a exterminar. Por eso atacan en las calles a las disidencias sexuales: para disciplinarlas, para estigmatizarlas, para atemorizarlas. ¿Qué forma más clara que de la heteronorma se quiera apropiar de las corporalidades disidentes y a las femeneidades que tajearle una esvástica en el cuerpo? Este cuerpo es propiedad del fascismo, no de la persona que vive y es soberana en ese cuerpo. Ese es el mensaje de los seguidores de Bolsonaro.

svastica

LINK: https://www.telesurtv.net/news/brasil-porto-alegre-agresion-bolsonaro–20181010-0046.html

POR LA SEPARACIÓN DE LOS FASCISTAS DEL EJÉRCITO Y DEL ESTADO

De hecho, los cantitos eran “cuando venga Bolsonaro ya vas a ver. Esto es a cuenta de lo que te vamos a hacer”. Es un plan de genocidio, de exterminio. Por eso tenemos que tener un plan ofensivo desde el gobierno en la mejor tradición de las tesis del gobierno obrero del Estado burgués, que son las tesis de la III Internacional. Del gobierno del Partido Comunista con el Partido Socialdemócrata desde el Estado ampliando la capacidad democrática de la sociedad para desarrollar ese enfrentamiento final.

Entonces la depuración del ejército de elementos fascistas tampoco va a frenar el asunto porque no estamos diciendo matar a los fascistas. Estamos diciendo separarlos del Estado y, eventualmente, meter presos a los que corresponda según el caso. Piensan que esta gente cuando los separemos del Estado van a decir “uh, que cagada mejor me voy a mi casa”. Tenemos Venezuela para mostrar que no. Tenemos Nicaragua para mostrar que no. Está pasando en América Latina ahora, hace 3 meses. No respetan al gobierno constituido legalmente. No respetan las normas de la democracia. Y consideran que el poder tiene que ser para el más fuerte. Por eso, insisto compañeras, compañeros y compañeros, entrar al gobierno del PT, convocar a medidas ofensivas, una ofensiva contra el ejército fascista para desmantelarlo, y su poder económico y mediático, y todos los instrumentos de los cuales se valen para desarrollar esta ofensiva fascista.

LOS REVOLUCIONARIOS TENEMOS QUE PENSAR CÓMO GANAR

CAPOSS

Y con esto termino. El problema de que el factor central en la autodefensa, como en el frente único, es, una vez más, el partido revolucionario. Creo que los compañeros de la izquierda argentina y brasilera, la crisis que están atravesando, donde no se pueden explicar lo que están haciendo, es fundamentalmente la crisis de una generación de militantes revolucionarios, que están acostumbrados a perder, y no a ganar.

Es normal porque la generación que dirige esos partidos es una generación que vino de derrota tras derrota. Los que empezaron a militar por la revolución en los 70’s, que se opuso a la institucionalización democrática en los 80’s, que aguantó la caída del muro de Berlín en los 90’s y que soportó al menemismo, que cuando echamos a De la Rúa pensó que podíamos tomar el poder y no pudo porque vino el peronismo y restableció la autoridad del Estado. Es la generación que tuvo que soportar, en la oposición, al kirchnerismo, y resistir defendiendo las luchas obreras, que consiguió un par de diputados y que ahora ni eso va a poder defender. Ya están retrocediendo electoralmente. Están muy acostumbrados a perder. No tienen la capacidad conceptual, se niegan a aceptar, que hubo otra corriente, de la misma generación, que ganó pactando con el imperialismo o estableciendo márgenes de autonomía nacional.

¿Qué quiero decir con esto? Evo, Chávez, Lula, Correa, Mujica incluso, son de la misma generación. Desde el Estado burgués, tomaron medidas. No es cierto que siempre se pierde, que la izquierda nunca pudo ganar una elección. Mentira. Hay una izquierda que ganó. No es revolucionaria, es democratizante, es una izquierda pro-imperialista, es un nacionalismo burgués, es una centro-izquierda que ni siquiera se referencia en la palabra izquierda. Hay que visualizar que esto pasó. El pueblo que los votó, es un pueblo que no está dispuesto a estar bajo una bota fascista. Seguramente, quien votó a Chávez, Cristina, Néstor, seguramente no quieran una dictadura del proletariado. Seguramente, vos les hables de Trotsky y Lenin y no se entusiasmen mucho. Tal vez les hablás del Che Guevara, y ahí te dicen que eso era para cuando eran jóvenes, que simpatizaban con Cuba pero que ahora es una utopía, no va. Entonces: ¿les gusta la realidad fascista?

NO HAY QUE SUBESTIMAR EL POTENCIAL REVOLUCIONARIO DEL REFORMISMO

amnistia

Entonces, no hay que subestimar el potencial revolucionario del reformismo, y lo voy a decir con todas las letras para que ofenda a todo el mundo. Porque estos compañeros están muy acostumbrados a exacerbar, en la explicación, en la propaganda, en la definición de un plan político, el carácter anti-revolucionario, que es diferente de contrarrevolucionario, del reformismo.

¿Qué quiero decir? Que el reformismo, siempre que pueda evitar una revolución, lo va a evitar. Probablemente, llegado el momento en que tenga que elegir revolución o capitulación, elija capitulación, por su característica axiológica (primero está su escala de valores y su concepción del mundo). De igual manera que nosotros no tenemos garantizado el triunfo pero preferimos morir luchando, hay otras personas que tampoco saben si tienen garantizado el triunfo pero prefieren morir sin luchar. Una posición pacifista pequeñoburguesa. El típico que te dice ‘aguante Gandhi’; “qué bueno y estoico sufrir la persecución”; “¡qué mal los pibes de los ‘70 que tiraban bombas!” Puro pacifismo democratizante y pequeñoburgués.

Ahora, la pregunta es: frente a la certeza de que en la urna gana el pueblo, y que hay una insurrección militar, ¿no van a aparecer acaso, para dar una analogía, los militantes radicales (que se oponían a la revolución proletaria) pero fueron armados a la Plaza de Mayo a defender la democracia ante el levantamiento carapintada? ¿No va a aparecer ese peronismo, que contra la proscripción gorila, recurrió a todos los métodos, y cuando digo todos me refiero a todos, para reestablecer un gobierno peronista, sin ser revolucionario, o creyéndose revolucionario pero entendiendo eso como algo vía Perón?

LA UTOPÍA QUE MOVILIZA: LUCHAMOS PORQUE CREEMOS QUE PODEMOS GANAR

Me parece que acá hay un problema, que es que los revolucionarios tenemos que entender que no somos los únicos dispuestos a luchar por nuestras ideas, que estamos dispuestos a luchar por nuestra dignidad, que estamos dispuestos a luchar por vivir nuestra vida como nosotros la queremos vivir.

Entonces, el potencial de las doctrinas, de las ideologías, de las palabras, de la formación de una generación que nació en democracia, es una energía insurgente, un volcán que hierve en la sangre de América Latina, que es que tenemos en claro que no volvemos más a esas dictaduras podridas de los 70’s, no volvemos más a Videla, que dijimos Nunca Más. Y el Nunca Más de Sábato también era Nunca Más guerrilla, Nunca Más violencia de los dos lados. ¿Sabés que pasa Sábato? ¿Sabés que pasa “Nunca Más”? Ahora vienen Videla, Pinochet y Banzer de vuelta. Entonces, no se trata de cómo quiero vivir yo. Se trata de, hasta qué punto estoy dispuesto a que vulneren mi integridad, antes que jugarme el todo por el todo.

Ellos saben muy bien que el límite es la muerte. Como decía Foucault, la muerte ordena. El poder sin poder de muerte no es poder. La autoridad se basa en el poder de muerte. Si tenemos un pueblo unido, con convicción, con la esperanza de que puede ganar, lo sacamos de la muerte. Le damos una esperanza de vida. Esa es la utopía que moviliza. Cada pueblo, a partir de su idiosincrasia y sus circunstancias, tiene utopías distintas. Acá juramos cada año: DICTADURA NUNCA MÁS.

“BIENVENIDOS A SIRIA”: UNA ESTRATEGIA DE MEDIO ORIENTE A AMÉRICA LATINA

siria

Ahora, lo que está claro, es que en Siria estuvimos 8 años peleando. ¿Por qué no vamos a estar 8 años peleando en Brasil? Al PSTU, al PSOL, al PT, les digo: unos bancaban a Al-Assad, otros al Ejército Sirio Libre. Muy bien. Si estamos todos de acuerdo que en Siria tuvimos que estar 8 años a los tiros para buscar una solución, ¿no vamos a hacer lo mismo para defender nuestra tierra, nuestra vida, nuestra familia, nuestros afectos, nuestra cosmovisión, nuestro autorespeto, nuestros valores? ¿Vamos a permitir que una bestia fascista venga a disciplinar a Brasil, y con Brasil a toda la región? ¿Vamos a permitir que den vuelta la página para atrás y nos hundan en el fascismo? ¿O vamos a demostrar que la democracia es irreductible, que los derechos no se negocian, y que la dignidad humana es estandarte de guerra? Y que si vienen por nosotros, nosotros vamos a ir por ellos. Para hacer la revolución, hay que estar dispuesto a ir a la guerra.

ROMPER CON LA TRADICIÓN SOCIALDEMÓCRATA: PREPARAR LA ACTIVIDAD SEMI-CLANDESTINA Y SEMI-LEGAL DEL PARTIDO PARA COMBATIR AL FASCISMO

G1DCK2

Entonces, creo que ahí hay una discusión muy fuerte con los partidos revolucionarios. Porque el ejemplo de Austria, y ese es el 4° que mencioné de los 30’s, muestra el ejemplo de un gran partido socialdemócrata que ganó las elecciones contra el fascismo, pero el fascismo austríaco, lindante con el alemán, prohijado por el fascismo alemán (Hitler gana en 1933), desarrolló una ofensiva tan fuerte, de ocupación de locales obreros, censura de la prensa sindical, de destrucción de la organización de la clase obrera austríaca, que en 2 días los aplastaron a todos. 2 días. No es un desenlace muy fuerte. Las guerras civiles, cuando están bien llevadas a cabo, son contundentes y clarísimas.

¿Qué significa eso? El pueblo austríaco tenía una comprensión para votar a su partido de clase, su partido orgánico, a la expresión del pueblo y la democracia que era la socialdemocracia austríaca. Muy bien: votamos a la socialdemocracia. ¿Cómo responden los fascistas? Animate a defender eso en la calle. ¿En serio me votás que no me dejás tomar el poder? Bueno, demostrámelo. Demostrame que esta vocación que manifestaste en el voto, es una vocación por la que te jugás la vida. Como decía Washington, que “el árbol de la democracia se tiene que nutrir con la sangre de los patriotas”. Muy bien: ¿vas a alimentar el árbol de la democracia con la sangre de una nueva generación o vas a dejar que el árbol se seque ante el calor del fascismo? Es así de fácil.

EN LAS CALLES VAMOS A VER QUIÉN GOBIERNA: SI EL PUEBLO O EL EJÉRCITO

Entonces, el fascismo es una tendencia orgánica del capital, que 70 años después vuelve a plantear el desafío porque ellos sienten que del otro lado ya no tienen al Ejército Rojo y al Partido Bolchevique, sienten que del otro lado tienen una socialdemocracia moribunda y cobarde que está en contra de enfrentar al fascismo con los métodos de la revolución proletaria. Le han tomado el pulso al PT. Le han tomado el pulso al nacionalismo burgués. Ya no creen que los nacionalismos latinoamericanos sean como los no alineados, no creen que tengan enfrente a alguien que vaya a la guerra por el Canal de Suez como Nasser. No creen que tengan enfrente a Perón que estuvo 18 años luchando en la proscripción para volver.

Piensan que tienen gente hija de la globalización, hijos de la democracia, muy blandos y sin convicción histórica, “el fin de las ideologías”. Sin un sentido de propósito, que pensamos que vale más cada uno por separado que nosotros como pueblo. Que no siguen al Che Guevara, que nos dijo todo lo contrario: “que cada uno solo no vale nada, y solamente valemos como pueblo”. ¿Estamos dispuestos a jugar como equipo? A decir, que venga el ejército, vamos a ver quién gobierna en este país, el pueblo o el ejército. Definamos de una buena vez, en la calle, si esto se tiene que llamar “democracia o dictadura”. Vamos a ver quién tiene el poder de muerte, quién puede dirigir los destinos de la nación, el pueblo o el ejército.

Enfrente tenemos gente que reivindica las “3B”. ¿Saben lo que son? El Buey: el agro, el feudalismo, la explotación descarnada en negro en el campo, esclavismo. Las Balas: la muerte, el ejército, el fascismo. La Biblia: el evangelismo, la inquisición. Esos curas infames que traicionan a Jesús por el oro y bendicen a los genocidas torturadores mientras te tiran de un helicóptero drogado al río después de que te torturaron. Alguien que traiciona el mensaje de Dios, de Jesús. Jesús no era un reaccionario, era una revolucionario contra el Imperio Romano. Pueden leerlo a Kautsky, “Socialismo y Cristianismo”, que sabe mucho más que yo. Entonces, nosotros somos ese legado. Y nosotros no vamos a permitir que estos basuras vengan a robarnos nuestro futuro.

EL COMBATE ES UN TAREA QUE DEPENDE 100% DE LA PREPARACIÓN DEL PARTIDO REVOLUCIONARIO Y DE LA DIRECCIÓN SOBRE LAS ORGANIZACIONES DE MASAS

FOQUISMO

Entonces, por eso compañeros, creo que es muy importante, con las comisiones de autodefensa, y qué pasa si ganamos o perdemos, que saquemos la gran conclusión de la Revolución Boliviana. Como dijo Guillermo Lora, a quien quiero reivindicar en esta charla: no depende del nacionalismo burgués hacer la revolución, no depende en este caso del PT hacer la revolución, sino que depende de los obreros. Y que a los obreros, para abrirles un camino hacia la revolución, los tenemos que organizar los revolucionarios. La insurrección no es una tarea derivada sino una tarea específica para la que se tiene que preparar, sistemática y metódicamente, el partido revolucionario.

¿Qué significa esto? Si no hay un Ejército Sandinista de Liberación Nacional que organice la insurrección popular contra Somoza, Somoza gana. Si querés derrotar a Hitler, no alcanza con que los obreros de Alemania no quieran a Hitler, tiene que haber un Ejército Rojo que enfrente a las SS y las aplaste en un combate abierto. Por eso, es fundamental que la izquierda coordine la acción continental con Venezuela, Nicaragua y Bolivia. Si el ejército de Brasil lanza sus planes fascistas, entramos en una etapa bélica en América Latina.

CONSTRUIR VERDADEROS PARTIDOS DE COMBATE: PARTIDOS CON CUADROS PREPARADOS PARA COMBATIR Y TRIUNFAR

Los partidos revolucionarios tenemos que asumir la ruptura indeclinable con la tradición socialdemócrata, como nos planteaba Lenin en las 21 condiciones de la III Internacional, y entender que somos los revolucionarios quienes entendemos que necesaria una acción legal de superficie, y también una suerte de trabajo clandestino o semi-clandestino (según las condiciones democráticas o autoritarias de cada país) en función de capacitarnos y prepararnos para un desenlace de fuerza. Sino, es pólvora mojada los discursos de la izquierda. Los militares lo saben muy bien esto. Tenemos que juramentarnos en lo personal y trabajar cada día para construir verdaderos partidos de combate: partidos con cuadros preparados para combatir y triunfar. Esa es la conclusión.

AL FASCISMO NO SE LE DISCUTE, AL FASCISMO SE LO COMBATE

bolivia_1952

Nosotros tenemos que entender que si enfrente tenemos un ejército fascista: al fascismo no se le discute, al fascismo se lo combate. Y, para combatir, tenemos que construir poderosos partidos de combate, que en todos los terrenos, también en el militar, puedan ser la vanguardia, que tenga un plan, que tenga disciplina, que tenga cuadros, que tenga formación, que sepa hacer las cosas el día que la conducción nos convoque y el momento lo determine. El día que Haddad y Manuela nos convoquen, ya sabemos lo que tenemos que hacer. El día que los militares rompan cualquier formalidad democrática y digan “es hoy, salen los tanques a la calle”, ya sabemos lo que tenemos que hacer. El día que una huelga de la CUT o una lucha campesina que arranca en un sector se transforma en un enfrentamiento abierto generalizado con el ejército (como en el Cordobazo), ya sabemos lo que tenemos que hacer. Necesitamos construir esa organización política de vanguardia que esté preparada para el combate abierto contra los fascistas.

Eso no es una tarea de un grupito elitista foquista. Tampoco de petardismo en las marchas. Mucho menos se trata de ir a practicar tiro a un baldío o de ir a hacer footing. Se trata de iniciar ya mismo la capacitación de las organizaciones de masas para la autodefensa, y que la vanguardia revolucionaria, los partidos que se auto-adjudican la tarea revolucionaria y critican a los petistas por reformistas, se pongan a la cabeza de organizar eso ya mismo. Con las organizaciones de masas, levantando el programa trotskista, organizando las comisiones de autodefensa ante cada ataque fascista y que preparando en los sindicatos las comisiones de seguridad de dónde surgirán las futuras milicias obreras para aplastar a la bestia fascista, como hicimos en la gloriosa revolución boliviana de 1952 y como indica nuestro sacrosanto Programa de Transición, programa por el que vamos a matar o morir, y gracias al cual la clase obrera va a triunfar. ¡Golpistas! ¡Fascistas! ¡No pasarán!


DEVOLUCIÓN DE ARMENTEROS Y MARINO

Desgrabado por Marcos Parra

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=1918273321575202&id=100001776581249

Christian Armenteros:

Compañeros, compañeras, compañeres. Estamos haciendo la devolución después de una charla extensa, memorable, en la cual estamos dejando constancia de una estrategia para derrotar al fascismo. Por lo cual, con toda la solemnidad y la responsabilidad que hay que tener a la hora de decir las cosas, hablamos para dejar testimonio y marcar un camino. En función de esto, para la devolución, me parece importante tres ideas que tenemos que tener y que es importante desarrollar.

Primero, estuvo desarrollado en la intervención anterior pero creo que es fundamental ubicarlo, que es esto de la caracterización de los compañeros que hasta ahora estaban educados en que lo más revolucionario era no votar nunca a nadie que no sea el propio partido y la adecuación a la próxima etapa. Me parece que ahí hay una reflexión que es importante sumar, también acorde al planteo del partido unificado de la izquierda.

En segundo lugar me parece que tenemos un debate a desarrollar sobre el frentepopulismo y el ultraizquierdismo que creo que estuvo presente en la discusión, que falta desarrollar un poquito más.

Y después en tercer lugar, y por último, esta discusión de Brasil y Siria que me parece que estuvo muy buena, que lo planteo acá la compañera, y que creo que es una de las cosas que tenemos que reflexionar.

IZQUIERDA DEMOCRATIZANTE: ¿ES CONTRARREVOLUCIONARIA O CENTRISTA?

lll.png

En primer lugar, con respecto al problema de la caracterización de la militancia política de izquierda, de Argentina digamos, pero creo que es un fenómeno que podemos ampliar a escala global, es que con la caída del muro de Berlín, tuvimos dos tendencias que se desarrollaron, de un lado el democratismo pro-imperialista, cuya expresión más acabada es el PT, que es la tendencia a la izquierda globalizadora del Foro Social Mundial y compañía, el euro-comunismo como Syriza y el anti-capitalismo como el Bloco de Esquerda de Portugal también, algunas tendencias anti-capitalistas de derecha, todas las corrientes que caracterizaron que con la caída del muro de Berlín se abría un escenario de expansión capitalista y que, por lo tanto, la revolución proletaria estaba perimida como una tarea planteada en el terreno histórico inmediato. Está bien, es correcto, pero en un horizonte lejano, algo parecido a lo que era la socialdemocracia de entre guerra, la democracia de Weimar.

Esto, me parece que es importante conceptualmente pensarlo, porque es una izquierda que no considera como opción la revolución proletaria, no la tiene en mente y la conclusión es que en función de evitar el desenlace decisivo, está dispuesta a ser el vehículo de una “contrarrevolución administrada en cuotas”. Lo que denominamos en la jerga trotskista como “contrarrevolución democrática”. Me parece que esto es importante reflexionarlo como balance, porque no es cierto que el reformismo frente a la disyuntiva entre revolución y contrarrevolución, forzosamente o inequívocamente vaya a optar por la revolución o la capitulación (ceder el poder a la contrarrevolución). También hay una “tercer vía”, que me pareció importante mencionarla frente al señalamiento del compañero que decía que era una posibilidad la revolución para los reformistas, creo que es importante mostrar que el reformismo en su horizonte antirrevolucionario (evitar la revolución a toda costa), puede ser el vehículo del militarismo contrarrevolucionario con tal de frenar la revolución. Lo digo por el ejemplo clásico de la socialdemocracia alemana, que fue la responsable de haber asesinado Rosa Luxemburg y Karl Liebknecht y durante diez años defendió a la República de Weimar y que luego cobija y promueve a Hitler. ¿Cuándo la socialdemocracia, en tanto izquierda democratizante, deja de ser reformista y pasa a ser contrarrevolucionaria? Son dos caras de la misma moneda. Por eso, todo depende de la caracterización política en cada fase del desarrollo y de la correlación concreta de la presión de las clases sobre el partido. 

Entonces, esto me parece que es algo que está bueno que esté presente en la charla para que no se uniteralize lo que fue el planteamiento que hicimos en la charla que es: no es cierto que el reformismo inequívocamente nos puede dejar un dislocamiento interno y un proceso de masas hacia la revolución, ¿puede pasar? Sí, entonces creo que esa es la cuestión fundamental que debemos tomar y el frente único obrero o antiimperialista, justamente, trata de explorar esas variantes más allá de los límites del programa y la naturaleza de su dirección, donde las masas pueden radicalizar el proceso y orientarlo más allá de donde quiere ir originalmente su dirección -porque esa posibilidad la tienen abierta. ¿Puede existir una guerra revolucionaria del nacionalismo contra el imperialismo? Sí, puede existir. ¿Puede existir una guerra revolucionaria del reformismo contra el fascismo? Sí, puede existir, ahí tenes Nasser y ahí tenes la revolución española, entonces todas esas cosas pueden pasar. Cosa distinta es que vayan a hacer la revolución proletaria para triunfar contra el imperialismo. Esa es la tarea insustituible del partido.

LA IZQUIERDA MORENISTA DEL FIT ES HIJA DEL ANTICAPITALISMO ANARQUISTA

Del otro lado, en segundo lugar, la caracterización de la izquierda minoritaria, la izquierda que se autopercibe como revolucionaria, que en mi opinión, y esto lo hemos discutido, pero esta bueno volcarlo a la charla, que es esta caracterización de ellos como anarquistas.

ait.jpg

Yo creo que hay una tendencia a contrapelo a esta deriva gubernamental y pro-imperialista de una parte de la izquierda que es esta posición del anticapitalismo. Están los anarquistas, de igual manera de que hay un Secretariado Unificado que es tal vez la expresión del “anticapitalismo de derecha” que está a mano de colaborar con cualquier gobierno frentepopulista que le abra la puerta, de igual manera que existe eso, también existe el “anti-capitalismo anarquista”, que básicamente son los anti-globalizadores, los hijos digamos, del movimiento globalifóbico de Seattle y demás.

Tiene un sentido discutirlo acá, en la antesala de la cumbre del G-20 en noviembre, y ese anticapitalismo anarquista creo que es en el cual se ha prohijado esta izquierda morenista, tipo PTS, ellos le llaman “estrategia soviética” (cualquier parecido con el tercer período stalinista no es casualidad), no es más que un retorno a la huelga general revolucionaria de los anarquistas, o incluso, el Partido Obrero cuando unilateraliza la jornada del 18 de diciembre del año pasado diciendo que fue la expresión más alta de la clase obrera en Argentina, lo cual es cierto, pero como si hubiese sido un proceso en el vacío de las bases, como si hubiese sido una insurgencia de bases, y no un producto recíproco entre las clases y los partidos. Si no hubiese habido un dislocamiento, un suerte de “frente popular” (si querés decirlo de alguna manera retomando el hilo de la charla), una unidad anti-macri, entre el kirchnerismo, la izquierda y el massismo, para convocar a levantar la sesión, que en realidad era evitar que el macrismo consagre un fraude votando en minoría, porque no tenían los números para votar, para sesionar, lo de diciembre no ocurría.

EL ANARQUISMO ES LIBERAL Y CAPITULÓ ANTE EL FRENTE POPULAR

cntfai

Entonces creo que esto, políticamente, es muy importante caracterizarlo, ¿por qué? Porque el anarquismo votó al Frente Popular en España, tan fácil como eso. Cuando uno tiene ideas erróneas, cuando uno tiene una concepción liberal errónea, cuando llega el momento de las definiciones, ya sabemos lo que van a hacer. Bien visto, no debería extrañarle a nadie que voten a Haddad. ¿Por qué? Porque el anarquismo es hijo de la corriente democratizante liberal, será el hijo rebelde, será la expresión que no se quiere asumir parte de la familia ¿no? Hijo pródigo, que se fue de la mesa de los liberales, y dijo no, yo soy proletario, pero es liberal, es hijo de la revolución francesa en sentido liberal, lo mismo que los reformistas son hijos de la revolución francesa en el sentido del socialismo utópico.

el-socialismo-utpico-4-638

Lo interesante del asunto, es que los socialistas proletarios, conceptualmente, los trotskistas, los comunistas, la corriente nuestra, no es hija de la revolución francesa ni siquiera en su sentido de socialismo utópico, somos socialistas científicos, ni siquiera en su sentido jacobino o girondino. Obviamente se conoce que Lenin se reivindicaba “jacobino proletario”, pero nosotros venimos realmente de la corriente de Graco Babeuf, la conspiración de los iguales, que somos aquellos que nos levantamos contra la revolución francesa, denunciando que la revolución francesa, con su ideología liberal, no abolía las clases sociales, que si era libertad, igualdad y fraternidad era sin clases sociales, porque si somos iguales somos iguales, me estás cagando. De igual manera que Olympe de Gouges fue colgada por la revolución francesa porque reclamaba iguales derechos para las mujeres.

olympe

Entonces nosotros somos los perseguidos por la revolución francesa, no somos el “ala izquierda de la revolución francesa”. Esto, conceptualmente, me parece que es muy importante tenerlo en claro. Nosotros, combatientes anti-monárquicos, protagonizamos conspiraciones y levantamientos populares contra el contenido burgués y machista de la revolución francesa y, a su vez, los dirigentes de la revolución francesa (enemigos irreconciliables de la monarquía) nos persiguieron, decapitaron y ahorcaron a nosotros en defensa, precisamente, del contenido burgués y machista de la revolución francesa. El antagonismo irreconciliable entre el Frente Popular y la revolución proletaria, por lo tanto, no es una casualidad que se dio en España (Mayo del ’37 en Barcelona) sino que sus fundamentos históricos, políticos y de clase pueden rastrearse directamente hasta el origen de la propia revolución francesa.

ofensiva

ofensiva2.jpg

comuna.jpg

A su vez, la comuna de París, naturalmente que reivindica la revolución francesa, pero sus fundamentos, su legado, sus métodos, hacen alusión a la “Conspiración de los Iguales” porque tiene que ver justamente, insisto, con esta insurgencia de abolir las clases sociales. Ahora, los anarquistas en esta discusión, y que tuvieron protagonismo en la Comuna de París, que se los mencione no es casual, fueron la corriente mayoritaria de hecho, o una de las mayoritarias, hubo varias en realidad, la corriente blanquista también tuvo un protagonismo muy importante. La conclusión que saca Marx fue que la Comuna de París era “la fórmula finalmente hallada: la dictadura del proletariado” y su límite, justamente, que no quiso avanzar en una guerra frontal contra la burguesía liberal francesa (Thiers) y su rival alemán (y luego aliado) monárquico (Von Bismarck).

¿LO ESTRATÉGICO ES LA INSURRECCIÓN Y LO TÁCTICO SON LAS ELECCIONES?

Por lo tanto la corriente nuestra, conceptualmente, y este es el debate que tenemos que tener: ¿pensamos que lo estratégico es “la batalla final entre clases” y lo táctico son “las elecciones entre partidos”? o, en tanto marxistas, ¿pensamos exactamente lo contrario? Es decir, ¿nos damos cuenta que lo “estratégico” (el plan) es ganar cada batalla entre partidos y que la “lucha de clases sin partidos” (enfrentamientos tácticos) son luchas relativamente espontáneas que pueden generalizarse o no? Para nosotros, ganar una elección es pelear por el poder de la clase obrera organizada en partido político. Por eso, nos importa tanto cómo se indica el voto. La lucha por el poder entre partidos políticos es la principal lucha de clases.

Por eso hice todo este racconto para poder entender la discusión. Primero hay que ubicar cuales son las palabras ¿no? Cuando uno dice “táctico” y “estratégico” no está diciendo “principal” y “secundario”, eso es una forma coloquial de usar los términos. Cuando uno dice táctico, se está refiriendo a una operación aislada y cuando se está hablando de estrategia se está hablando del plan para vencer. Significa eso en el lenguaje militar, en la jerga estricta, después en la militancia tal vez se usa “no, la estrategia es la revolución” y lo táctico es “lo que votás en la elección”. Con ese mismo razonamiento, por ejemplo, muchos movimientos piqueteros anarquistas o autonomistas no discuten centralizadamente a quién votan en las elecciones y dan “libertad de acción” (adaptación) para no discutir en los barrios contra de la presión de partidos y punteros.

Esa concepción política anarquista es la que cruje cuando tenés un proceso de polarización política como la actual. Eso mismo fue lo que le pasó a los “ácratas”, a los anarquistas españoles, que estaban dispuestos a enfrentar al bienio republicano, diciendo no tengo nada que ver con vos, y se levantaron, estuvo Asturias la roja, octubre del 34, y hubo mucha lucha y la CNT se levantó, el movimiento ibérico anarquista, que protagonizó grandes insurrecciones obreras contra la democracia liberal.

asturias

Pero cuando le apareció la bestia fascista en frente, básicamente lo único que pudo reconocer es, “formo parte de la familia liberal” entonces pongo el voto, entro y de ahora en más mi horizonte no es la revolución proletaria sino defender la democracia ¿se entiende? La corriente anarquista, por lo tanto, dejó sus principios de lado cuando apareció el fascismo, colapso teóricamente porque no estaba preparada para una lucha electoral ni para un guerra civil entre partidos políticos. 

durruti

Durruti incluso (que era el más radical de los anarquistas, el más combativo y el más heroico y por lo tanto el que más nos simpatiza, el que más nos gusta a los trotskistas, de hecho nos llevamos bien los trotskistas en España con los “amigos de Durruti”, un grupo de anarquistas que lo reivindicaba) se jactaba de que el Frente Popular había ganado las elecciones del ’36 “gracias a los anarquistas, que llamaron a votar por abajo”. Y no sólo colapsaron teóricamente porque “pasaron a ser parte del gobierno del Estado Burgués” (algo inconcebible en sus esquemas anti-dialécticos) sino porque cuando la revolución proletaria combatió contra el Frente Popular (Mayo del ’37 en Barcelona), ellos rechazaron la dictadura del proletariado y desarmaron a los obreros para no romper con el Frente Popular. No fue sólo que “dejaron de luchar por la revolución” sino que, “cuando la revolución vino”, la rechazaron. Gracias a esto, ganó el fascismo en España. 

syriza

Entonces esto es muy importante entenderlo ¿por qué? Porque si entendemos que el anarquismo forma parte de la familia liberal y que estas corrientes del trotskismo están adaptadas al anarquismo, entonces es completamente típico lo que pasó. Es típico de una izquierda democratizante como el PSTU, el PSOL o el FIT (que se autoperciben como revolucionarios) así como de una izquierda democratizante como el PT (que se autopercibe como institucionalizadora) que frente a la amenaza fascista vayan y pongan el voto. Lo raro es que hubiesen hecho lo contrario. De hecho, tenemos que recordar que el Partido Obrero votó a Syriza en Grecia. En todo caso lo gracioso ahí es el PTS, que hace tanta rufla con respecto al voto a Syriza, y sin embargo ahora va a votar al PT y al PCdoB.

Nosotros no votamos a Syriza en 2012 pero no consideramos que haya sido una traición hacerlo. El eje conceptual de los sectarios en Grecia fue no votar a nadie porque ellos no estaban en Grecia mientras que nosotros apostamos a desarrollar un polo político anticapitalista y un frente obrero anti-fascista en oposición al voto seguidista al frentepopulismo capitulador a la Troika y sectario de Syriza. Como se ve, la crisis de dirección de proletariado y la ausencia de una internacional revolucionaria impacta directamente tanto en la consistencia como en la calidad de las posiciones en pugna.

VAMOS A DERROTAR AL FASCISMO COMO CONCLUSIÓN DE SUCESIVAS VICTORIAS 

La pregunta es: ¿por qué el anarquismo explota? y ¿por qué el trotskismo tiene la posibilidad de intervenir en esta discusión? Ahí paso al segundo punto. Para nosotros, y acá no voy a hablar del trotskismo en general sino que, para el Partido Piquetero en particular, es superior, mejor, preferible, un paso adelante limitado el Frente Popular y el ultraizquierdismo, el 3° periodo en Alemania, es un paso atrás gigante inmenso. ¿Se entiende entonces porque a nosotros no nos va a pasar lo mismo que al anarquismo? Porque nosotros estamos preparados teóricamente para esta situación.

pccc

No es que nosotros decimos “no vamos a votar a nadie nunca hasta que la insurrección proletaria barra toda la existencia del Estado burgués en el mundo”. Nosotros por el contrario, como marxistas, entendemos que para desenvolver la estrategia revolucionaria, el plan de la dictadura del proletariado, tenemos que ganar primero cada batalla contra el fascismo. No vamos a derrotar el fascismo como conclusión de sucesivas derrotas, vamos a derrotar al fascismo como conclusión de sucesivas victorias. ¿Se ve la diferencia de la aproximación?

Porque nosotros somos marxistas y por lo tanto somos militantes de partido, y entendemos que la lucha de clases no es un “día de furia” donde toda la clase obrera arrinconada contra la pared se va a insurreccionar al mismo tiempo espontáneamente, como plantean los anarquistas, que va a ser un proceso insurgente espontáneo, o a lo sumo comandado por organizaciones sindicales que no van a disputar el poder, y que de cero poder van a pasar a todo el poder. Nosotros entendemos que hay que construir una organización política de la clase obrera, un partido político de los trabajadores, que le vaya asestando sistemáticamente derrotas al partido de la reacción o a los partidos de la burguesía, si queremos decirlo de forma más genérica, en primer lugar los partidos del imperialismo, y como producto de estas sucesivas victorias, la clase obrera va a decir “ya rebalsa esto de victorias”, se va a envalentonar porque va a tomar conciencia de su propia fuerza, y podrá desencadenar el suceso revolucionario de la toma de poder. Es decir, de la destrucción del Estado capitalista, que es distinto a ser gobierno del Estado capitalista. Entonces nuestra teoría política, es toda la contraria a la de los anarquistas. ¿Se entiende?

frente

Nosotros no pensamos que vamos a tener un millón de derrotas y en la derrota “mil uno” la clase obrera va a decir “bueno basta déjate de joder y va a fusilar a los fascistas”. No va a pasar eso. Si la clase obrera sufre derrota tras derrota tras derrota tras derrota, la clase obrera se va a desmoralizar, se va a desorganizar, va a perder potencia como clase, no se va a autopercibir como tal, y va a buscar refugiarse en los estrechos márgenes de cooptación del fascismo.

El fascismo organizaba sindicatos fascistas. No es cierto que el fascismo no tenga un planteo para la clase obrera para tratar de asimilarla a su régimen. Tiene otra naturaleza que los sindicatos en la época democrática o en el Estado obrero, tienen otra naturaleza, son organismos de disciplinación totalitaria, pero tiene sindicatos el fascismo. ¿Me entienden? Yo creo que ahí está el debate, porque obviamente que lo fundamental es la dictadura del proletariado y la dictadura del proletariado podrá llegar como conclusión de una insurrección o de una guerra civil, o de alguna forma de estallido revolucionario armado, podemos discutir, habrá algún hecho de violencia, alguna clase le tomara el poder a otra clase, macanudo, estamos todos de acuerdo con eso.

Ahora enunciado, de esa forma, es como que digamos “todas las iglesias están de acuerdo en que Dios volverá algun dia”. ¿Se entiende? Es mesianismo, no es un programa científico, no es un plan político. Entonces, para nosotros, lo que se trata no es de “predicar que la clase obrera se insurreccionará y establecerá su dictadura”, de lo que se trata es de dotar un plan político para ir ganando cada una de las batallas. De ahí la importancia de lo que decía el compañero Marino, de que hay que indicar positivamente el voto a Haddad-Manuela porque necesitamos que la izquierda democratizante, pro-imperialista y globalizadora del PT gane la elección en Brasil, para poder barrer con los fascistas, esa es la discusión. Reconociendo, a su vez, que el “pro-imperialismo” del PT es una expresión muy vaga, porque los militares le adjudican el nacionalismo económico al PT, por lo cual decirle pro-imperialista es hasta un poco subido de tono. Pero digamos que ellos no se visualizan como Nasser, sino que se visualizan como un Partido Laborista en Brasil, por eso les digo pro-imperialistas, se visualizan como una pata izquierda de la globalización en ese sentido, donde ahí defienden los intereses de Brasil.

LA IZQUIERDA REVOLUCIONARIA SE PUEDE DESARROLLAR VOTANDO E INTEGRANDO AL FRENTE ANTI-FASCISTA, PLANTEANDO DERROTAR AL FASCISMO CON LOS MÉTODOS DE LA REVOLUCIÓN PROLETARIA

Dicho esto, la discusión política entonces es, la posición del Partido Piquetero, y esto es para discutir con los compañeros trotskistas, ¿es una adaptación al frentepopulismo? ¿Es un invento nuestro porque se nos ocurrió? No, es muy importante y este es el segundo punto, entender que Trotsky, cuando criticó al POUM, en la elección del Frente Popular de febrero del ‘36, lo criticó por firmar el programa del Frente Popular integral, no lo criticó por votarlo, eso es fundamental  entenderlo. ¿Por qué? Porque entonces ahí uno entiende que lo que estaba queriendo decir Trotsky, el eje conceptual, es reconocer que el Frente Popular va a ser el instrumento, el frente antifascista para decirlo en otra palabra para que no se enojen, la unidad antifascista, va a ser el eje para conquistar el poder político, y desde ahí desarrollar el plan de guerra civil contra el fascismo.

eleeciones-1936.png

Eso estaba bien para Trotsky, por algo Trotsky en Francia, propone el “gobierno Blum-Cachín” que era el gobierno del Partido Comunista y del Partido Socialista, y es la tesis del gobierno obrero. Entonces el aditamento “burgués radical”, del gobierno obrero del Estado burgués, es un lastre, es un límite, porque es una presión contraria a desenvolver este plan de guerra civil. Pero es una versión positiva limitada, y eso es lo que nosotros queremos enfatizar.

EL “DERECHISMO DEL PARTIDO PIQUETERO”

Acá agregamos el “derechismo del Partido Piquetero”, yo lo asumo como propio y lo he escrito, está escrito en una de las escuela de cuadros, acá sería donde “rompemos con Trotsky”, o sea, donde no estamos de acuerdo con la posición de Trotsky porque entendemos que “ser trotskista” no es aceptar como mandato todo lo que haya dicho Trotsky. De hecho, hay una expresión muy ocurrente para definir con precisión nuestra corriente histórica: “nosotros somos trotskistas de derecha o maoístas de izquierda”. que Este concepto lo aprendimos de un fundador del Partido Obrero y sintetiza excelentemente todo lo que representa nuestro accionar estratégico como Partido Piquetero. Elegimos decirlo de esta forma provocativa para que cualquiera que escuche esta charla se enoje, no hay ninguna problema, nos pueden criticar acá o excomulgarnos del trotskismo – no sería la primera vez que nos pasa. De hecho, las cosas que más nos criticaron fueron nuestros mayores aciertos y a ellos con su supuesta “ortodoxia” no les fue nada bien. Así que critiquen nomás, nos entusiasma mucho “equivocarnos”.

VER: http://tpr-internet.blogspot.com/2016/05/desgrabados-escuela-de-cuadros-de-la.html

En el proceso político español, de octubre al ’34 de Asturias la roja, a la elección de febrero del ’36 y la insurrección fascista de julio del ’36, y hasta mayo del ’37, momento de la guerra civil en el campo del frente popular, ¿quién creció en ese proceso político? ¿Quién se desarrolló y quién refluyó? Eso para nosotros es una idea muy importante. Porque el anarquismo creció a lo loco en España, era gigante, era brutal. ¿Esto para que lo estoy diciendo? Para que reflexione esta izquierda anarquista argentina, para que compare y estudie, y si entendemos que en Brasil vamos a una guerra civil como España, piense el proceso político brasileño “en clave española” para derrotar al fascismo, como lo derrotamos en España en julio del ’36.

poum

Ojo eh, nosotros ganamos en España, ganamos la elección, derrotamos el levantamiento fascista y solamente el fascismo pudo relanzarse gracias al apoyo internacional del Eje. Pero en España ganamos la primera eh, digo para ubicar las cosas. Entonces, si entendemos esto, participar del frente que plantea el PT nos plantea un horizonte gigante. ¿Cuál es el horizonte gigante? Si nosotros nos planteamos como el ala de ese frente, que está dispuesto a utilizar los métodos de la revolución proletaria para barrer con el fascismo, que era lo que preconizaban los anarquistas. “Vamos a la huelga general, armemos milicia obreras, derrotaremos a la bestia fascista”. Que era lo que preconizaban los primos hermanos nuestros, del POUM.

¿Los anarquistas hicieron crecer a los sindicatos? Sí, puede ser, pero también creció muchísimo el POUM en la guerra civil española, porque un sector de las masas supo apreciar a un partido que defendía la revolución proletaria (a diferencia del estalinismo que defendía abiertamente el carácter burgués de la revolución española) y que, a su vez, indicó el voto y se sumó al Frente Popular para protagonizar el combate electoral contra el fascismo. ¿Fue positivo por las ilusiones de las masas? Naturalmente, pero no se fueron corriendo a militar en ERC, no se fueron corriendo a militar en un partido burgués. Muchos se sumaron al “partido trotskista” (como lo acusaban los estalinistas) y eso era, precisamente, lo que más le preocupaba a quienes querían evitar que la lucha anti-fascista siguiera su desarrollo lógico hasta transformarse en revolución proletaria.

POR UNA ALIANZA DEL PCdoB CON MADURO Y CON EVO PARA ENFRENTAR AL EJÉRCITO BRASILEÑO: POR UN FRENTE ÚNICO CONTINENTAL

manuela

También el Partido Comunista creció un montón (mucho más por cierto), porque los obreros lo reconocían como la referencia para que la URSS apoye al Frente Popular y ganar la guerra civil contra el fascismo. Por eso, digo que el Partido Comunista de Brasil tiene que estrechar fuertes lazos con la Venezuela de Maduro y la Bolivia de Evo, porque tenemos que dar una señal de unidad latinoamericana.

Un Partido Comunista de Brasil aliado a Maduro-Evo, y un eje Maduro-Evo que estén dispuesto a respaldar al pueblo brasilero frente a las arbitrariedades del ejército brasilero, tenemos que protagonizar esa alianza. Porque ya pasó en la historia. Tenemos que entender cómo hizo Mao, que se recostó sobre la frontera con la URSS para aguantar la reacción nacionalista del Kuomitang. El norte de Brasil va a ser un gran punto de apoyo en la frontera con Venezuela, entonces hay que entender eso, hay que pensar políticamente las cosas, y hay que decirlas en voz alta, porque no se trata de un plan conspirativo, se trata de un plan de acción política para que la clase obrera brasilera lo protagonice en los próximos meses junto al campesinado brasilero. Y si no lo decimos en voz alta, no lo va a hacer nadie. Si no lo escribimos, no lo va a hacer nadie. Y nuestro riesgo no es ir en cana por opinar, porque somos libres de opinar sobre política, sino que nuestro riesgo es quedarnos callados y ver cómo el fascismo avanza y barre con todos.

Entonces más que nunca, como dijo Marx en el Manifiesto Comunista con Engels, hay que proclamar abiertamente nuestros objetivos comunistas, hay que proclamar abiertamente nuestra vocación de combate al fascismo y, por lo tanto, hay que proclamar abiertamente nuestra voluntad de unidad latinoamericana para aplastar a este ejército cipayo, fascista y pro-yanqui. Como dijo Carlos Marx al concluir su Crítica al Programa de Gotha: “Dixi et salvavi animan meam” (He dicho y salvado mi alma).

mao

SI QUEREMOS LA PAZ, TENEMOS QUE PREPARARNOS PARA LA GUERRA

Eso es lo que hay que hacer, porque ese va a ser el camino, mostrar vocación de combate, para eventualmente medir la posibilidad de que el fascismo acepte una paz democrática. No vamos a lograr ninguna paz democrática mostrando debilidad, con una denodada fortaleza se podrá negociar eventualmente. Para negociar todos los días tenemos al PT, no hace falta que nosotros negociemos también. Lo que falta de la otra parte es mostrar vocación de combate para que los fascistas sepan que si nos vienen a buscar van a encontrar a los comunistas organizados, para presentar batalla en un gran frente único continental. Eso es lo que es necesario para poder darle equilibrio a la región, porque hay una desproporción de agresión fascista, y de belicosidad fascista.

Como dice la divisa romana ¿no? “Si quieres paz preparate para la guerra”. Queremos paz, estamos dispuestos a defenderla. Queremos paz, sí, hasta que los fascistas no quieran. ¿Querés guerra? Vas a tener guerra. Entonces esta es la cuestión, este es el centro de la discusión y los partidos que proclamen abiertamente esto tienen un amplio terreno para desarrollarse en este contexto. No es cierto que no pueda suceder, por eso es superior el Frente Popular al ultraizquierdismo y es la “expresión derechista”, es la manera que el estalinismo asimiló la experiencia de la unidad de la clase obrera francesa contra el golpe fascista y eso es el gran texto “¿A dónde va Francia?” de Trotsky de febrero del 36, de manera contemporánea al Frente Popular en España.

LOS DEFENSORES DE AL-ASSAD EN SIRIA:

¿VAN A HACER CON EL EJÉRCITO FASCISTA DE BRASIL LO QUE AL-ASSAD HIZO CON EL EJÉRCITO SIRIO LIBRE Y CON ISIS?

siria

La comparación con Siria me parece que es muy importante. Lo dije antes y lo quiero decir de vuelta acá. En Siria, por ejemplo con el chavismo, nosotros ocupamos trincheras distintas. Ellos consideran que el gobierno de Al-Assad es la expresión legítima del gobierno sirio y que la rebelión popular contra Al-Assad no es más que una “operación proxy”, una especie de operativo de la CIA para poder legitimar la intervención de ejércitos extranjeros. En esta lógica, cualquier cuestionamiento a la unidad territorial o a la conducción de un Estado es conducente a dislocar al Estado nacional y, por lo tanto, la ruptura del frente nacional habilita la agresión imperialista. Lo mismo sostiene el PCdoB, que sostiene a Al-Assad. Es una tesis atendible por la intervención imperialista en Medio Oriente. No es algo que sencillamente uno puede descartar en la discusión.

Ahora, ¿nosotros qué sostuvimos? Y, por qué defendemos a nuestros compañeros que están hoy, jueves 11 de octubre de 2018, ayer miércoles 10 de octubre, en Idlib, entregaron las armas de guerra, y de acá a cuatro días al 15 de octubre van a tener que entregar hasta el último revólver para terminar la desmilitarización y ahí van a empezar a caer todos presos y muchos fusilados seguramente, porque sabemos que no son muy amables como tratan a los prisioneros de guerra. ¿Qué es lo que va a pasar ahí? Una masacre. Entonces, la pregunta que yo me hago es: los mismos que en Medio Oriente, que en Siria dijeron acá hay un Estado que va a defender su integridad y no va a tolerar que un ejército se le de vuelta, ¿qué van a hacer en Brasil?

Frente al Ejército Sirio Libre, aliado táctico de quién les habla, en el proceso de revolución siria, ellos dijeron: “no vamos a tolerar que el ejército se pase al campo del pueblo, al campo de la oposición a Al-Assad y vamos a defender la integridad del Ejército y de la unidad territorial”. Yo le pregunto a esta misma gente, a los al-assadianos de Brasil. ¿Van a permitir que el ejército brasilero se pase al bando fascista y sea una tropa de ocupación, literal, enarbolando la bandera de Estados Unidos en Brasil? O los “al-assadianos a distancia” van a tener la vocación de protagonizar lo que ellos nos contaron que pasó en Siria, los que hace 8 años nos vienen diciendo viva el autoritarismo de Al Assad, porque a pesar de toda la masacre que hace es para defender la unidad nacional Siria y el eje Iraní en contra del Estado sionista y terrorista de Israel. ¿Van a tener esa misma vocación de poder para defender la soberanía nacional Brasilera? ¿O van a ser autoritarios con los sirios, y democráticos, blandos, institucionales, con los fascistas brasileros?. Esa es la discusión que hay que tener.

El mismo PT, como describió acá el compañero, que militarizó las favelas bajo las órdenes de Lula y que mató más gente que Al-Assad en Siria, en nombre de “la guerra contra el narco y contra el delito”. De hecho hay una pintada que hizo el Comando Vermelho en Rio que es: “bienvenidos a Siria”. Concretamente, en Rio, en las favelas, bienvenidos a Siria. Esto lo publicó The Economist, todos los medios internacionales lo dijeron. Los mismos que transformaron Brasil en Siria, según el Comando Vermelho, el grupo narco brasilero ex estalinista, ¿van a estar dispuestos a ser como Al-Assad contra Bolsonaro? Es la hora de la verdad.

Manuela, es la hora de la verdad, vos me dijiste, que yo era un forro de los yanquis porque no apoyaba a Al Assad y apoyaba la revolución siria. Yo hoy te pido que seas “Al Assad en tus términos”, lo que vos entendés por Al-Assad en Brasil, porque enfrente tenemos al fascismo, lo que según vos era el Estado Islámico, lo es Bolsonaro. Lo que vos denominas que era el fascismo, el Ejército Sirio Libre, es Bolsonaro. El fascismo está en casa, Manuela.

SE TERMINARON LAS PALABRAS. LA VERDAD NOS ESPERA

Entonces pasó la época de la diatriba tras 8 años de estar ambos partidos, ellos y nosotros, de los dos lados de la trinchera. Yo soy un orgulloso militante contra la dictadura de Al-Assad, hace ocho años que todos los días, miro Twitter, miró las redes, miro lo que pasa, trato de hacer un tweet y fijar posición en apoyo a la revolución, organicé varias charlas de nuestro partido y marchas a la Embajada, recibí a los compañeros turcos, hice traducciones, me importa mucho la revolución siria y mi corazón, como en mi época juvenil estuvo con los talibanes y con Saddam Hussein y los iraquíes contra Bush, mi corazón desde que arrancó la revolución siria está contra Al-Assad, contra Obama, contra Clinton, ahora contra Donald Trump. De más está agregar si digo Al-Assad estoy diciendo también Putin, los Ayatolas y Erdogan. Más allá de todo esto que estoy señalando, que es mi historia y mi convicción, lo que les pido a los asesinos de Siria es que se animen a mostrar esa misma disposición de combate para enfrentar al fascismo declarado, no simulado, de Bolsonaro en Brasil. La verdad nos espera.

DE LA 3° GUERRA MUNDIAL SURGIRÁ LA REVOLUCIÓN MUNDIAL

Creo que va a ser un momento muy ejemplificador donde vamos a mostrar si nuestra concepción histórica, si nuestra palabra tiene algún sentido, si hemos vivido, para consagrarnos en cuerpo entero a la causa del proletariado, o si hemos usado la revolución como decía el Che “para llenarse la boca de palabras y vivir de ellas”. Yo estoy convencido que nuestra generación, que quienes hoy estamos protagonizando esta lucha antiimperialista en América Latina y en el mundo entero, es la generación que va a triunfar, en Argentina y en el mundo entero. De esta bancarrota capitalista, de esta 3° guerra mundial, surge la revolución proletaria mundial.

arma

Tengo esta convicción profunda porque veo que la debilidad del imperialismo es extrema y veo que la revolución es una tendencia actuante entre las masas. Por eso, le digo a los nacionalistas: a prepararse para defender la patria. Y a la clase obrera, a los que miramos con cariño al pueblo sirio que se levantó contra Al-Assad, a prepararse para la hora decisiva donde vamos a tener que demostrar, ya no decir, ya no creer, vamos a tener que demostrar, poniendo el pellejo, que la clase obrera, los sindicatos, las masas, son más poderosas que cualquier ejército, más poderosas que el ejército de Al-Assad y más poderosas que el ejército de Bolsonaro.

Por lo cual, a todos los que estuvieron junto a nosotros, al PSTU, al PSOL, al Frente de Izquierda, que estuvimos marchando diciendo “abajo la dictadura Al-Assad” y criticando a los que no se animaban a ir tan a fondo contra Al-Assad en Siria: muy bien, todo lo que le queríamos hacer contra Al-Assad es cuestión de meses (tal vez pocos años) para tener que hacerlo en América Latina. Hace 8 años que venimos llenándonos la boca de palabras sobre Siria. Es la hora de demostrar si la estrategia, el plan político de guerra civil contra la dictadura que hemos defendido para Medio Oriente, es un programa para llevar a la victoria a los explotados de América Latina, y en primer lugar al pueblo de Brasil, que es quien está enfrentando hoy a la bestia fascista cara a cara.

UN MENSAJE A LA IZQUIERDA ANTI-IMPERIALISTA Y REVOLUCIONARIA FORJADA EN LAS CONCLUSIONES DE LA GUERRA EN MEDIO ORIENTE

capo.png

Por lo cual, este es un mensaje a la izquierda que formó su concepción de la bancarrota capitalista, no encerrada a las metrópolis pensando en peticionar ante las autoridades de la Unión Europea y negociando el presupuesto con el PSOE como hizo Podemos ayer, que piensan que uno puede negociar en un parlamento el presupuesto con la banca de la Troika y que, entonces, de un día para el otro vamos a tener una Unión Europea democrática. Esa izquierda no, a esa izquierda no le voy a pedir que se prepara para tener que enfrentar una guerra civil porque es perder el tiempo, no le hablo a la izquierda que mira a Syriza. Sí le digo a la izquierda que se reivindica antiimperialista, tanto a la que banca a Al-Assad como a la que nos levantamos para defender la revolución siria, las que nos formamos a sangre y fuego en las dictaduras de Medio Oriente, que entendamos que no es una idiosincrasia de los Estados fallidos la guerra civil, sino que es la condición, la caducidad del Estado nacional en la época de la bancarrota capitalista, es al revés. Muestra que el Estado nacional ya no es conducente para los planes del imperialismo. Veremos en Brasil qué forma adopta su ofensiva. Lo importante es concentrar esfuerzos en ganar el ballotage para limitar al máximo su legitimidad y estar preparados para defender en las calles el resultado de las urnas.

Por eso, los que tenemos una concepción militar del partido para el actual momento histórico (como dijo el trotskista James P. Cannon ante la segunda guerra mundial), estamos llamados a demostrar, en la hora decisiva, que somos una vanguardia que merece ser seguida por su pueblo. Una vanguardia que está dispuesta al sacrificio de ser “cabeza de turco”, es decir, asumir sobre nosotros mismos todo el daño que el fascismo pretende descargar sobre las masas. Una vanguardia que adopte una posición clara para ser la que choca en primer lugar. Una vanguardia que rompe con fuerza las filas enemigas porque desea la victoria. Una vanguardia que convoca a las masas a luchar contra el fascismo porque sabe que la fuerza del pueblo es indestructible.

Fascistas, no les tenemos miedo. Los comunistas ya los derrotamos hace 70 años y, hoy, los vamos a volver a derrotar. El primer paso: ganar el ballotage del 28 de octubre ¡GOLPISTAS! ¡FASCISTAS! ¡NO PASARÁN!


Juan Marino:

Para cerrar la charla, en primer lugar destacar la calidad de la elaboración que acabamos de hacer como Partido Piquetero. Llamar a la militancia en general a valorar esta elaboración y aprovecharla y utilizarla. Entendemos que hoy no hay ningún partido político tanto en nuestro país como a nivel internacional que haya hecho una elaboración de este calibre tanto para ofrecérsela a la clase obrera brasilera como a la clase obrera latinoamericana y a nivel internacional. Por lo cual es muy importante, a partir de ahora, con el video y el desgrabado de la charla, ir a un debate con el conjunto de las compañeras y de los compañeros para orientarnos en el próximo período sobre todo teniendo en cuenta que la batalla en Brasil es una batalla que nos involucra a todas y a todos tanto en Brasil como fuera de Brasil.

ESTAMOS CON EL FRENTE ÚNICO ANTI-FASCISTA

haddad-y

Se está jugando el destino de América Latina, y es por eso es muy importante que tomemos en cuenta esta elaboración, y que nuestro llamado al voto a favor de Haddad está asociado a un llamado a combatir al fascismo. Tener en claro de qué lado vamos a estar en ese combate abierto, en esa confrontación abierta, cuando acá en Argentina haya movilizaciones de gente que apoya Bolsonaro y movilizaciones de los que apoyamos la candidatura de Haddad y que estamos en contra el fascismo.

Nosotros llamamos acá a la izquierda a estar del lado de las movilizaciones del frente único antifascista en contra de los fascistas, y eso creo que es muy importante que lo tengamos en cuenta para entender que el frente único que nosotros estamos planteando y que el resto de la izquierda no, es lo que delimita aguas. Es, en este sentido, lo que nos permite progresar contra el ascenso del fascismo en Brasil: tener en claro de qué lado tenemos que estar en la trinchera de combate en Brasil y en América Latina, junto con Venezuela, junto con Bolivia, junto con Nicaragua.

EL ENCUENTRO NACIONAL DE MUJERES: LA CONTINUACIÓN DEL #ELENãO

enm

Después, en segundo lugar y para cerrar, plantear que esta discusión sobre Brasil es una discusión que va a recorrer el movimiento popular el próximo periodo. Particularmente destacar que este fin de semana es el Encuentro Nacional de Mujeres en Trelew. En Argentina una movilización masiva de movimiento de mujeres donde una de sus discusiones centrales va a ser Brasil, luego del #Elenão donde el movimiento de mujeres es protagonista de la lucha contra el fascismo, y particularmente tiene su expresión también en la candidatura a vicepresidenta de Manuela D’Avila en contra del ejército. Por eso es muy importante que el movimiento de mujeres de Argentina saque un pronunciamiento firme y claro en apoyo a la candidatura de D’Avila en contra de las fuerzas armadas misóginas, machistas, xenófobas y homo-lesbo-transfóbicas.

EN DEFENSA DE LOS SINDICATOS Y CONTRA EL PRESUPUESTO, MARCHAMOS EL 20 DE OCTUBRE A LUJÁN Y EL 24 DE OCTUBRE AL CONGRESO

moyano.jpg

Entender también que este ascenso del fascismo tiene su coletazos y sus expresiones en Argentina, y por eso, así como vamos a estar en el Encuentro de Mujeres respaldando todos sus reclamos y planteando esta perspectiva a nivel continental, vamos a estar también participando con una delegación del Partido Piquetero en la marcha del 20 de octubre de los sindicatos a Luján. No porque nos simpatice tanto una procesión a Luján en momentos en el cual está en ascenso el movimiento de mujeres que luchó por el derecho al aborto y la educación sexual integral sino, sobre todas las cosas, porque defendemos a los sindicatos contra los ataques fascistas del gobierno que pretende vaciarlos y encarcelar a sus dirigentes, en particular a los compañeros Hugo y Pablo Moyano. Entonces vamos a estar en Luján junto con el Frente Milagro Sala y el conjunto de las organizaciones piqueteras, defendiendo a los sindicatos que confrontan contra el gobierno, a los sindicatos que han sido el motor del cuarto paro general que tuvimos este año y que plantean la necesidad de un nuevo paro general contra el presupuesto.Y con quienes vamos a estar marchando también 4 días después, el 24 de octubre, cuando se trate el presupuesto en el Congreso de la Nación para rechazar la aprobación del presupuesto de hambre, miseria y default del Macri y el FMI. Nuestras columnas portarán orgullosas el pañuelo verde y naranja.

EL SÁBADO 27 DE OCTUBRE, ¡VAMOS AL 4° CONGRESO VILLERO PIQUETERO!

crece.jpg

Como corolario de toda esta campaña y un día antes del ballotage en Brasil, el 27 de octubre, realizaremos el Congreso Villero Piquetero. Va a ser un congreso que va a poner de manifiesto el enorme desarrollo que viene teniendo la Agrupación Villera Piquetera. Hoy en la marcha a mil días del encarcelamiento de Milagro Sala fue la columna más grande de la historia de la AVP, 500 compañeros hoy en la columna, es un dato importante y eso preanuncia un gran Congreso Villero Piquetero, en la lucha en favor al derecho a comer, en derecho a trabajar y también dejar en claro que los piqueteros estamos en contra del fascismo.

POR UN MOVIMIENTO PIQUETERO ANTI-FASCISTA

unidad.jpg

Que el movimiento piquetero de Argentina va poner el cuerpo en la lucha y la movilización contra el fascismo. Creemos que es importante porque va a ser un acto político y un acto de movilización del movimiento piquetero un día antes del ballotage en Brasil en contra de Bolsonaro y a favor de la candidatura de Haddad-D’Ávila, y a favor de un compromiso del pueblo argentino de movilizarse y pelear por la derrota de los militares fascistas de Brasil.

LUCHAMOS POR LA DERROTA ELECTORAL DE MACRI PARA AISLAR A BOLSONARO Y REFORZAR LA LUCHA DEL PUEBLO DE BRASIL

macri

Asi que a todos los compañeros y a todas las compañeras que estén viendo esta charla, saber que hoy Bolsonaro se pronunció a favor de Macri. Hoy Bolsonaro dijo que felicita a Macri por haber terminado con “Dilma-Kirchner”. Es decir que asoció abiertamente al macrismo como parte del fenómeno golpista de América Latina, lo cual ratifica lo que nosotros denunciamos: el macrismo es golpista, el macrismo es dictadura y el macrismo es reivindicado por Bolsonaro. Asi que también, cuando nosotros estamos librando esta lucha en Argentina por la derrota del macrismo, estamos contribuyendo a aislar a Bolsonaro a nivel regional. Es muy importante la pelea para terminar con este no-gobierno de Macri, con este intento de entregarle el gobierno al FMI. Que haya un gobierno opositor a Bolsonaro en Argentina el año que viene, a partir de las elecciones 2019, es importante para que desde Argentina, desde Bolivia, desde Venezuela, desde Nicaragua, podamos contribuir al aislamiento de los militares fascistas y al triunfo del pueblo brasilero. Así que convocar a todas y a todos por lo tanto a respaldar la lucha que vamos a dar en el Encuentro Nacional de Mujeres, a participar de la movilización en defensa de los sindicatos, a estar todas y todos movilizados en masa el 24 de octubre contra el presupuesto, y a venir al Congreso Villero Piquetero el 27 de octubre.

11/10/18

Última edición: 23/10/18

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s