#8ASeráLey – EL FUTURO ES VERDE

Este miércoles #8A las mujeres podemos ganar

EL FUTURO ES VERDE

Viva la toma de la sede del Comité Nacional de la UCR

#8A, seamos 2 millones de mujeres en la calle.

En 2019, #ChauMacri

laspiC.jpg

En este día histórico para el movimiento de mujeres en el que se define la legalización del derecho al aborto desde Las Piqueteras afirmamos que ¡PODEMOS GANAR!

La votación está polarizada y en cada instante libramos batallas fundamentales para la aprobación de nuestro proyecto. El escenario está abierto y nadie puede afirmar lo que va a pasar. Al momento, si obtenemos el dictamen unitario, estamos con 31 votos a favor, 37 en contra, 2 indecisos, 1 abstención de Lucila Crexell del MPN y María Eugenia Catalfamo quién se manifestó a favor pero admitió que no asistirá por estar de licencia por embarazo. Por eso, a todos aquellos como Clarín y La Nación que nos quieren hacer creer que es imposible que ganemos y militan la campaña la resignación, les decimos: ¡resignate ésta!

GOBIERNO MACHIRULO EN CRISIS, REVOLUCIÓN DE MUJERES EN ASCENSO

No es verdad que tenemos que esperar a la renovación del senado por 6 años (se renueva por tercios cada 2 años). Al contrario: desde Las Piqueteras afirmamos que, con la actual composición de esta cámara de senadores, podemos ganar.

En las últimas horas, se ha producido una enorme crisis de gobierno. Mientras los machos de la UCR (que se subordinan a Macri) decidieron desoír a su Convención Nacional, a las mujeres de su partido, a la juventud y al Comité Capital, la juventud y las mujeres radicales se han rebelado contra la presión del ejecutivo y han tomado la sede del Comité Nacional de la UCR para exigir a sus senadores que voten a favor de la ley o no renovarán cargos. Afirmaron que “no habrá ni olvido ni perdón para quienes voten en contra de la ley del aborto”.

La rebelión de la juventud y las mujeres se desarrolla contra el propio gobierno dado que al momento 9 de los 13 senadores de la UCR anunciaron votar en contra. Esta crisis política es histórica: solamente comparable con la revolución universitaria que hace 100 años protagonizó la Franja Morada contra el oscurantismo religioso y contra la intervención de su propio gobierno, el gobierno de Yrigoyen. A partir de esta situación se rumorea que están reconsiderando su voto Julio Cobos y Miguel Ángel Rosas, y podrían ser más. A último momento, gracias a la rebelión de las mujeres y la juventud radical, puede haber cambios repentinos y ausentes claves que nos permitan conquistar el derecho al aborto.

La votación está reñida. Que exista una polarización en el Senado en contraste con la mayoría social es responsabilidad del gobierno de Macri que promueve la insignia celeste desde cada uno los exponentes del poder ejecutivo: Michetti, Vidal, Larreta y el propio presidente. La posición mayoritariamente cerrada del ejecutivo contra el derecho al aborto expresa que la derecha es anti derechos. El 68% de les senadores de Cambiemos está votando en contra de la ley, mientras que el 90% del FPV-PJ votará a favor. Incluso el peronismo federal en un 55% votará a favor de la iniciativa. Si se pierde la votación será por pura responsabilidad del gobierno dado que la lucha por el derecho al aborto es mucho más que una discusión parlamentaria, se ha transformado en una lucha de poder de las mujeres contra el machirulo Macri.

TODOS LOS ESCENARIOS ESTÁN ABIERTOS

En primer lugar, podemos dar vuelta los votos de la UCR producto de la rebelión de las mujeres y la juventud dentro de ese partido. La crisis partidaria de la UCR deja abierta la posibilidad de un nuevo escenario.

A su vez recientemente la senadora de Unidad Ciudadana del bloque de Cristina, Silvina García Larraburu, ha decidido dar vuelta su voto faltando al compromiso con su bloque. La senadora alega haber cambiado el voto de acuerdo con “sus convicciones íntimas” considerando que el proyecto era “malo” y alegando que “debemos animarnos a ir en contra de esta moda. Voy a votar en contra del aborto”, ratificó. Siendo la presidenta de la comisión de Ciencia y Tecnología diversos científicxs e investigadorxs le reclamaron que reconsiderara sus declaraciones. Que cambie su voto es una posibilidad que está abierta y por la que están militando las mujeres de Unidad Ciudadana.

A partir de que la senadora Inés Blas, Presidenta de la Banca de la Mujer, pronunció un voto negativo considerando que no tenía “límites razonable para garantizar su implementación” distintas organizaciones de derechos humanos (como Amnistía Internacional) se sumaron a reclamarle que vote a favor. A su vez los argumentos parten de la premisa de considerar que las mujeres no somos racionales rozando con los razonamientos machistas de Macri.  Si Inés Blas vota en contra estará traicionando el rol institucional por el que asumió en abril de este año. El objetivo de la Banca de la Mujer es la ampliación de derechos para las mujeres. Un voto negativo sería un sabotaje que transformará esta banca en “La Banca de la Iglesia”.

Por su parte, el ex presidente Carlos Saúl Menem, expresó que se presentará en el Senado para votar en contra sabiendo que ha faltado al 85% de las sesiones incluso a la votación de Matrimonio Igualitario. Por eso las mujeres consideramos que si no quiere sumar el repudio de las mujeres le recomendamos que no vaya a votar y entendemos que Pichetto es como jefe de bloque del PJ quien tiene la oportunidad de reclamarle al ex presidente este gesto político. Otro de los senadores opositores que podrían ausentarse es Adolfo Rodríguez Saá.

Existe en este momento una conversación entre Pichetto y Gerardo Zamora, el gobernador de Santiago del Estero, donde falleció esta semana la tercer mujer por complicaciones en un aborto clandestino en el año, para que uno de los senadores de la provincia que van por el no, se ausente. Entre los indecisos se encuentra Juan Carlos Alperovich cuya definición es clave y en caso de votar a favor deberá enfrentar a la legislatura provincial de Tucumán que declaró a la provincia “pro-vida”. Incluso al momento han afichado la ciudad de Córdoba con mensajes antisemitas que hacen referencia a su proveniencia religiosa judía. También se encuentra indeciso Omar Perotti del PJ de Santa Fe quién tiene pretensiones para la gobernación. Ahora quiere debatir una ley que refleje las consideraciones del fallo F.A.L. Por eso le decimos que ya hay un dictamen y tiene que decidir si pacta con Macri o respalda a las mujeres. Por su parte en caso de un empate la presidenta del Senado y vice-presidenta de la Nación Gabriela Michetti aclaró que va a votar por el “No”. Si esto sucediera sería un escándalo mundial, y pasaría a ser junto a Trump una de las figuras más odiadas por las mujeres.

El repudio popular contra Michetti no para de crecer. Su imagen pública cayó en picada al realizar declaraciones contra el aborto incluso en casos de violación. De hecho no pudo imponer el giro del dictamen a la comisión de presupuesto como pretendía. Desde Las Piqueteras advertimos que el rol institucional de la presidencia del Senado para desempatar es armonizar los desequilibrios entre la opinión del Congreso y la del pueblo. No es su función imponer su punto de vista personal sino garantizar marcos democráticos para desarrollar el debate y dar una resolución satisfactoria a lo que quiere la mayoría del pueblo. En resumen, no corresponde que Michetti desempate contra las mujeres en los penales si los sectores anti-derechos (claramente minoritarios en la sociedad) no pudieron conquistar una mayoría propia. Si tiene que desempatar, Michetti tiene que seguir el ejemplo de Emilio Monzó, presidente de la Cámara de Diputados, que iba desempatar positivamente la votación asumiendo su rol institucional y separándolo de su posición personal contra al aborto. Eso es democracia y escuchar al pueblo.

Si Michetti vota en contra del derecho al aborto, no va a ser ni siquiera como Cobos con la 125. Si desempata en contra, Michetti no será celebrada como la heroína de los pañuelos celestes sino que será repudiada por todo un país entero que apoya el derecho al aborto y espera la grandeza de un gesto democrático por parte de la vicepresidenta, más allá de sus convicciones personales. Si Michetti hace abuso de poder, y termina votando en contra de los derechos de las mujeres, significará ni más ni menos que el fin de su carrera política.

EL FUTURO ES VERDE, AL MEDIOEVO NO VOLVEMOS NUNCA MÁS

El debate por el derecho al aborto está en la mirada del mundo. Una eventual derrota de nuestro proyecto no es una conquista de los sectores anti-derechos que cada vez tienen menos legitimidad en la población. Por el contrario, sólo estarían retrasando su agonía. Por esto es fundamental entender que ante cualquier escenario la perspectiva histórica nos muestra que es la hora de las mujeres y no el momento del oscurantismo medieval. Tal es así que los mismos sectores que se oponen sistemáticamente a la educación sexual han tenido que cambiar su discurso para no ser totalmente repudiados. No es cierto que la mitad del país esté en contra del derecho a decidir como intentan hacernos creer. El país está a favor del derecho al aborto y el movimiento de mujeres recorre todas las provincias masivamente. Que la mitad de la cámara esté en contra es una consecuencia ficticia de la presión antiderechos del gobierno machirulo de Mauricio Macri.

Independientemente de lo que se vote en el Senado, cuando se caiga esta dictadura macrista y el signo político del gobierno se invierta, el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo será legal. Si la ley no sale, el gobierno de Macri tendrá la vergüenza de ser el primero en la historia de nuestro país que con la apertura de un debate sobre ampliación de derechos se coloca en contra y no al frente de la aprobación de la ley. Exactamente lo contrario de lo que sucedió con las leyes de Divorcio, Matrimonio Igualitario y Ley de Identidad. No sería ningún “mérito republicano” en negar derechos sino un papelón histórico.

LAS IGLESIAS SON EL PASADO. LA PELEA ES CONTRA EL GOBIERNO DE MACRI

La mayoría social existente por el derecho al aborto pone de relieve que no estamos divididos en dos. Las iglesias han perdido la hegemonía sobre la población. Hoy en día expresan minorías intensas, activas y organizadas pero no representan la realidad ideológica y moral del país. En este sentido lo que distorsiona la correlación de fuerzas en el Senado es la presión derechista del gobierno. A diferencia de lo que dicen los medios de comunicación hegemónicos para desmoralizar al movimiento de mujeres, no es verdad que con estos senadores, con esta capacidad de movilización de las iglesias y con esta sociedad no haya condiciones para aprobar la ley. FALSO.

Hasta Esteban Bullrich, un enemigo declarado de las mujeres que le escribe poemas a los fetos, admite que está abierta la posibilidad de que se apruebe nuestro proyecto. Por eso, desde Las Piqueteras denunciamos que el único responsable de la polarización distorsionada en el Senado es el gobierno de Macri. Quienes exageran la influencia de la Iglesia o demonizan a los senadores nos quieren hacer creer que el camino a la victoria es esperar 6 años, hasta 2024, para que se renueve toda la cámara. Nosotras decimos: se puede aprobar hoy y, si no sucede, será por responsabilidad de Macri. En conclusión, no tenemos que esperar 6 años, esto se resuelve hoy o en 2019 cuando saquemos a Macri de la Casa Rosada. Sin Macri, el juego del pañuelo celeste se terminó: game over.

ENM 2018 DE LUCHAS: VAMOS POR EDUCACIÓN SEXUAL, ANTICONCEPTIVOS Y DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO

La crisis política en el país se va a expresar institucionalmente. Por esto algunos voceros del PRO como Dina Rezinovsky, coordinadora de la juventud a nivel nacional, sostuvo en la marcha de los pañuelos celestes que “si la iniciativa llegara a aprobarse, el hecho impactaría negativamente en la posibilidad de una reelección del presidente Mauricio Macri”. Otras lecturas como la de Le Monde Diplomatique sostienen que Macri ganaría si sale a favor. Lo importante es que Esteban Bullrich señaló que consideran que la consecuencia del posible rechazo será la implementación de mecanismos de prevención como es la educación sexual y el reparto de anticonceptivos. Es decir que como resultado del debate Esteban Bullrich llegó a plantear que había que terminar con la objeción de conciencia sobre la implementación de la ESI. En esta misma línea, se pronunció Macri en su comunicado “no importa el resultado, hoy ganará la democracia” y la senadora riojana de la UCR Olga Inés Brizuela y Doria afirmando que “a través de la grieta, es por dónde se ve la luz”. Su lógica es que “más allá de lo que se vote, en el 99% de las cosas estamos todos de acuerdo”. Esto significa que, independientemente de lo que se vote, el gobierno RECONOCE SU DERROTA ante el movimiento de mujeres e insinúa que va a avanzar en la ESI para todas las escuelas y anticoncepción “incluso en las escuelas católicas aunque estén en contra” (textual de la senadora en entrevista con La Nación). Esto constituye un retroceso histórico para la derecha conversadora y la Iglesia Católica. Es decir que las mujeres generamos con el debate por el derecho al aborto la consolidación de una nueva realidad histórica.

Independientemente del resultado de la votación, se viene la traducción de la crisis parlamentaria a una crisis de gabinete producto de la sub-ejecución al 8% del presupuesto al Programa Nación de Salud Sexual y Procreación Responsable. Una vez más quedará expuesta la responsabilidad del gobierno Macri en este ajuste por ser enemigo del movimiento de mujeres. Nuestra victoria es tal que, independientemente del resultado de la votación, desde el 9 de agosto se nos plantea una lucha por la efectiva implementación de la ESI y por métodos anticonceptivos. En cualquier escenario logramos instalar el consenso mayoritario por la educación sexual como una necesidad. En la misma línea, se nos plantea la lucha por la despenalización del aborto que el macrismo quiere transformar en la “descarcelarización”, un neologismo macrista para que los jueces puedan aplicarnos penas menores como trabajo comunitario por abortar. Son todos inventos e improvisaciones porque no pueden parar la ola verde. Tienen que aceptar que las cosas ya nunca volverán a ser iguales y que, en la Argentina, ya nunca más ninguna mujer irá presa por abortar.

#HAY2019: APOYEMOS CANDIDATURAS DE MUJERES POR EL DERECHO AL ABORTO

Estas conquistas tienen que fortalecer al movimiento y dotarnos de perspectiva para la lucha electoral del feminismo el año que viene. Tenemos que tomar el ejemplo de Women’s March en Estados Unidos contra el gobierno fascista y machista de Donald Trump y de las mujeres de la UCR que plantean no volver a respaldar a los senadores que voten en contra del derecho al aborto. Las mujeres tenemos que ocupar nuestro lugar histórico. Es momento de luchar por representaciones políticas propias en cada uno de los partidos. Por eso, como señaló nuestra dirigente Daiana Asquini en su intervención en el Senado, vamos porque las piqueteras sean diputadas y senadoras. Vamos por una representación política mayoritaria propia de las mujeres que luche por todos y cada uno de nuestro derechos.

Por todo esto, sabemos que #ElFuturoEsVerde y que se viene el #ChauMacri porque #Hay2019. Compañeras el feminismo volvió a hacer historia y el derecho al aborto, indefectiblemente, #SeráLey.

08/08/2018

Contactos de Daiana Asquini

Tel: +54 9 11 4190-3554

Tw: @Daiana_Asquini

laspi2.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s