#TimesUp: En 2018, que se apruebe en el Congreso EL DERECHO AL ABORTO

Después del multitudinario Pañuelazo, tenemos mayoría en Diputados


#TimesUp: En 2018, que se apruebe en el Congreso EL DERECHO AL ABORTO


Que la Asamblea feminista NiUnaMenos vote una campaña

de cara a los medios y lxs diputadxs por #AbortoLegalYA

FE.png

En el mes de marzo se presentará por séptima vez el proyecto de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto. Como parte de esta campaña estuvimos el lunes 19 de febrero agitando el pañuelo verde en el Congreso de la Nación, convocadas como cada año por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito. Esta vez fue distinto. Fue una convocatoria multitudinaria donde se destacó la presencia de muchas compañerxs jóvenes, especialmente estudiantxs secundarixs. Ellas vienen de protagonizar un Estudiantazo con tomas de 30 colegios reclamando educación sexual y protocolos contra la violencia de género. Toda una franja de la juventud –  ejercerá masivamente su voto en las próximas elecciones de 2019 – ingresa a la escena política reclamando el derecho a decidir sobre su cuerpo. La repercusión también se hizo sentir en las redes sociales donde el pañuelazo fue ‘trending topic’ a nivel mundial concentrando 78.000 tuits en pocas horas y superando ampliamente la respuesta de grupos católicos que fracasaron con un minoritario e hipócrita #SiALaVida. Se trata, por lo tanto, de una radicalización política de masas.

También fue nutrida y diversa la convocatoria de los partidos políticos al Pañuelazo. Participaron militantes de organizaciones políticas como el Frente de Izquierda, la Juventud Radical y Nuevo Encuentro. También diputadxs nacionales, entre ellos las radicales Brenda Austin y Carla Carrizo, Araceli Ferreyra (Movimiento Evita), Nathalia González (PTS), Cristina Britez, Gabriela Cerruti y Horacio Pietragalla (FpV-PJ). El caso más notorio tal vez haya sido una bandera de la UCR, es decir que se pronuncia a favor del derecho al aborto en una medida de lucha un sector oficialista que forma parte de la coalición de gobierno. Se trata de una crisis de larga data: dentro de la UCR hay una mayoría de diputados pro-derecho al aborto y la cuestión ya había sido tomada por la radical María Luisa Storani (actual diputada Parlasur) que presentó el proyecto en el Congreso en 2012. Al mismo tiempo vemos una crisis en la oposición donde Cristina Fernandez de Kirchner, que durante sus 12 años de gobierno se opuso sistemáticamente al derecho al aborto, hoy cambió de posición y ve con buenos ojos que se avance en el debate del tema. Se trata, por lo tanto, de una nueva etapa política con una nueva realidad histórica. Hoy, gracias un movimiento de mujeres que no para de crecer, existe en la Argentina un nuevo consenso social mayoritario a favor de discutir el derecho al aborto.

Entramos a un marzo donde se dará un debate histórico: diputados opositores de distintos partidos acordaron presentar el proyecto de legalización del aborto el martes 6 de marzo y ese mismo día pedir una sesión especial para el 8 de marzo, en coincidencia con el Paro de Mujeres por el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. El proyecto propone la legalización de las prácticas médicas de interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación, diferenciándose de proyectos anteriores que estipulaban un plazo máximo de intervención en la semana 12. En el texto, a modo de fundamento, se advierte que en Argentina se practican alrededor de 500 mil abortos clandestinos al año, siendo ésta la primera causa de mortalidad en las mujeres y que ya se cobró la vida de 3000 mujeres desde el regreso de la democracia. No por nada el diario INFOBAE publicó la nota de la diputada Victoria Donda titulada “Debatir el aborto es la principal deuda de la democracia argentina” y la consigna del Pañuelazo fue “Ni muertas ni presas por aborto clandestino. Aborto Legal, una deuda de la democracia”.

Las probabilidades de que el proyecto sea aprobado en Diputados son muy altas. Se calcula que 152 diputados de los 257 (59%) están a favor del derecho al aborto y sólo 105 (41%) estarían en contra, es decir que hay quórum para darle tratamiento y hay una diferencia favorable de 47 diputados que garantizan que se vote a favor. Todos los análisis coinciden en que estamos ante una oportunidad histórica para tratar el proyecto, ganar en una cámara y dar pelea en el Senado donde el resultado todavía está por verse. El tiempo de los machistas se terminó: junto a las hermanas estadounidenses decimos #TimesUp. Como titula su libro Luciana Peker, es el tiempo de la Revolución de Mujeres.

El feminismo irrumpe en los medios: desde Jorge Rial hasta Feinmann y Lanata discuten el derecho al aborto

Que Pepe Cibrián haya leído el poema “¡Habla marica!” en el programa de Susana Giménez mientras se trataba la ley de matrimonio igualitario; que Florencia de la V haya mostrado el DNI con su género cambiado en la TV abierta ni bien se aprobó la ley de identidad de género; que en los noticieros se haya dejado de hablar de crimen pasional y comience a decirse femicidio gracias a las periodistas de Ni Una Menos, fueron hechos históricos que inclinaron la balanza de la opinión pública a favor de los derechos de las mujeres y las disidencias sexuales. Nuestra lucha feminista  irrumpió en febrero con mucha fuerza en los medios.

En primer lugar, en el programa Intrusos conducido por Jorge Rial quien se puso el pañuelo verde y no se lo sacó en toda la semana. En relación al aborto se pronunciaron principalmente Florencia de la V, Malena Pichot, Julia Mengolini, Virginia Godoy e Ingrid Beck‏. Mientras se explicaba que en Argentina se realizan 500.000 abortos clandestinos por año, que las que morimos somos las mujeres pobres que no lo podemos pagar y que es la principal causa de muerte de mujeres gestantes, las búsquedas en Google y Wikipedia de Misoprostol (pastilla abortiva recomendada por la Organización Mundial de la Salud en su Manual de Práctica Clínica Para un Aborto Seguro) subieron a 100%. Virginia Bimbo Godoy denunció que “el aborto en los medios no existe ni siquiera en ficción: “en las novelas como mucho se cae una mujer por las escaleras y pierde el embarazo”. Este silencio ha legitimado que a las mujeres se nos niegue hasta el día de hoy el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo y nuestra maternidad. Pero ya es hora de romper con ese silencio y a un mes de su séptima presentación saludamos con mucho orgullo cada una de las entrevistas donde se tocó este tema y tenemos que ir a multiplicarlas. Que no haya un canal que nos niegue el espacio.

A su vez, Lanata se pronunció en Radio Mitre a favor del derecho al aborto. Textualmente: “Yo voy a contar que pienso yo. Para citar a Aristóteles, miren que viejo me voy a poner: una cosa es la potencia y otra es el acto. Una semilla es potencia de árbol, pero ¿saben qué pasa? una semilla no es un árbol. Una semilla puede ser un árbol, pero no es un árbol, es una semilla. Entonces yo creo que hasta las 12, 13 semanas una vida no es una vida; puede serlo, pero no lo es. Es la potencia de una vida que va a estar en acto después de eso. Así es como yo tomo el tema del aborto”. A su vez, hizo una defensa de las mujeres que decidimos abortar y de las miles que morimos por abortos clandestinos al plantear: “Evidentemente nadie aborta alegremente, es algo que a todo el mundo lo conflictúa. No estamos hablando de un tema feliz. Pero tampoco nadie se muere alegremente y estamos hablando de decenas de miles de muerte por año, a partir de este asunto”. Para cerrar, Lanata interpeló a su audiencia radial derechista para que traten de abrir su escucha: “Yo lo que les sugiero a toda la gente que está llamando y hablan de asesino de bebés, es que escuchen. Nadie está obligado a que piensen igual que nosotros”.

En este sentido, lo tuvimos a Feinmann llevandose una gran sorpresa cuando vió los resultados de la encuesta sobre aborto que él mismo realizó en las redes sociales: el 78% de los casi 200.000 votantes de la encuesta se mostró a favor de la legalización, solo el 16% se manifestó en contra y el 6% restante no quiso tomar posición. Las Piqueteras saludamos este resultado y advertimos que demuestra que entre los seguidores de Feinmann, mayoritariamente simpatizantes de Cambiemos, existe una clara mayoría a favor del derecho al aborto. Esto debiera generar un reflexión de los estrategas de Cambiemos. Hay que legalizar el derecho al aborto.

Rebelión feminista en Cambiemos:
ayer por la Paridad de Género, hoy por el Aborto

Existe una larga crisis dentro de CAMBIEMOS: en el interbloque de Cambiemos habría una mayoría dispuesta a acompañar el proyecto por el derecho al aborto, contrariando los deseos del presidente Mauricio Macri, la vicepresidenta Gabriela Michetti, la gobernadora María Eugenia Vidal, el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y del ministro de Interior, Rogelio Frigerio, quienes se han manifestado públicamente en contra.

A pesar de que Macri dejó en claro su oposición al derecho al aborto el 20 de junio de 2016 en el  Congreso Eucarístico Nacional donde dijo que “no es parte de la agenda política del Gobierno” y llamó a ”proteger la vida desde la concepción hasta la muerte”, ahora el oficialismo dice “no haberlo discutido internamente”. Ya en 2015 Durán Barba se manifestó públicamente a favor del aborto: “Si una señora quiere abortar, que aborte”. Actualmente, son numerosos los pronunciamientos de funcionarios de Cambiemos a favor del tratamiento del proyecto y ya hay 8 diputadxs que directamente lo firmaron: Brenda Austin, Karina Banfi, Miguel Bazze, Marcelo Weschler, Daniel Lipovetzki, Sergio Wisky, Juan Villalonga y Samanta Acerenza. También se pronunciaron a favor Carla Carrizo, Alejandro Echegaray, Olga Rista, Alejandra Martínez, Lorena Matzen, Josefina Mendoza Fabio Quetglas y Juan Carlos “Cali” Villalonga; el coordinador de políticas públicas de la Jefatura de Gabinete, Hernán Iglesias Illia; y el responsable del programa Argentina 2030, Iván Petrella. En el PRO las aguas están divididas mientras que en la UCR hay una proporción mayor de legisladores a favor del aborto. Un exponente radical a favor del derecho al aborto es Ricardo Gil Lavedra.

Tan profunda es la revolución de mujeres dentro del radicalismo que en diciembre, luego de conquistar la Paridad de Género, las mujeres se plantaron frente a las nuevas autoridades del Comité Nacional de la UCR por el lugar que no les dieron los negociadores: una mesa chica muy masculina, presidente y tres vices del mismo sexo. Contra esa hegemonía machista, las diputadas y senadoras de la UCR ‘madrugaron’ a sus correligionarios con un desayuno de chicas estableciendo, de hecho, una dirección política de mujeres. Autoconvocadas, allí estaban Aída Ayala, diputada nacional por Chaco con chances de ser la primera gobernadora de la Unión Cívica Radical. También estaban las diputadas Karina Banfi, María Gabriela Burgos, Soledad Carrizo, Olga Rista, Brenda Austin, Claudia Najul, Lorena Maten, Josefina Mendoza, Estela Regidor, Alejandra Martínez y las senadoras Pamela Verasay, Silvia Giacoppo, entre otras. No solo hablaron sobre cuestiones de género o las típicamente asignadas a las mujeres como desarrollo social y salud sino que varias hicieron planteos para estar en las comisiones de las que históricamente se sintieron excluidas como Previsión Social o como las vinculadas con cuestiones económicas. Exigirán a los varones sentarse a discutir las reformas al Código Penal (señalaban que el Consejo de la Magistratura es 100% masculino, por ejemplo) y para lograrlo volverán a reunirse regularmente con la promesa de coordinar a partir de ahora las agendas de senadoras y diputadas de la UCR tanto nacionales como de las provincias.

El Gobierno reconoce esta crisis por el derecho al aborto y la revolución mujeres. Por eso prepara una maniobra para desviar la presión interna: campañas de concientización y anticoncepción para evitar embarazos no planificados que ya estan avaladas por  Macri. Una de las ideas que con más fuerza evalúa el Gobierno es relanzar los implantes subdérmicos, un método anticonceptivo hormonal que se coloca en el brazo de la mujer y que ofrece un 99% de efectividad durante tres años.

A pesar de estas maniobras, ni siquiera es homogéneo el “núcleo duro” del gobierno: mientras el ministro del Interior Rogelio Frigerio dice “Yo estoy en contra del aborto, estoy a favor de la vida”, Marcos Peña y Vidal, por su parte, aseguraron que, si bien no están de acuerdo en despenalizar, si el debate se abre en el Parlamento, ellos participarán. Esa diferencia es la clave para ganar.

Lo mismo dijo la senadora bonaerense del PRO Daniela Reich – cercana a la gobernadora María Eugenia Vidal – quien declaró “pienso lo mismo que plantea María Eugenia, de darnos el debate. Y también lo pienso desde una mirada de salud pública porque, desde esa perspectiva, de los derechos de las mujeres y como sociedad, tenemos que iniciar el debate”

El radical Daniel Salvador, vicegobernador bonaerense y presidente de la UCR Buenos Aires, consideró que “el debate siempre es necesario” y explicó: “Es algo que tiene que estar en el debate, que tiene que estar previsto y que se tiene que tener la posibilidad, con todos los recaudos tanto medicinales como legales, para poder formar parte de la legislación argentina”.

Lorena Matzen, diputada nacional rionegrina por Cambiemos, se reunió el 13/2 con la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto y declaró  “No soy pro aborto, pero la cuestión como está hoy hace que sólo las que mujeres que tienen dinero o están en mejor posición social accedan a hacerse abortos seguros, mientras que las que menos tienen se mueren por utilizar métodos poco sanitarios”, “La cantidad de abortos no va a crecer porque se legalice. Al contrario, estamos cuidando a las mujeres que tienen menor poder adquisitivo”

El diputado nacional de Río Negro por el PRO, Sergio Wisky: “Tengo una mirada de respeto a los derechos y que tienen que ser iguales no por condición social y económica. Uno sabe que quienes pueden hacerse un aborto en condiciones adecuadas no tienen los riesgos que tienen aquellas que no tienen plata para hacerlo en forma adecuada. Eso la ley lo tiene que proteger”.

También están los “indecisos” como Ricardo Alfonsín y López Koenig que no se definió y dijo “tengo sensaciones encontradas. Debería ver qué contempla el proyecto”

Esta crisis llega a tal punto que voceros del Ministerio de Salud a cargo de Adolfo Rubinstein declaran que si bien “el ministro no va a opinar personalmente sobre el tema porque no es parte de la agenda política del Gobierno”,  “se hará cumplir la ley que se vote” eventualmente.


¿Es posible que las mujeres aprovechemos esta crisis al interior del gobierno de Cambiemos para conquistar nuestros derechos? Esto ya sucedió. En noviembre de 2017, como muestra la nota de INFOBAE “Rebelión feminista en Cambiemos”, se logró aprobar la Paridad de Género en el Congreso de la Nación a pesar de que ninguno de los presidentes de bloque – todos varones – haya pedido la inclusión de la “ley de Paridad de Género” en el temario que iba a discutirse. La diputada de Cambiemos, Silvia Alejandra Martínez se puso a juntar firmas y en un rato obtuvo 130 diputados, los suficientes para llamar a una sesión especial y sacar la ley. Así fue que, mientras Donda y Graciela Camaño reclamaban apartarse de lo acordado en labor parlamentaria y votar la Paridad de Género, las diputadas oficialistas movilizaban a las bancas para que votaran el pedido de las diputadas opositoras. De este modo, con una votación fenomenal de 165 a favor y 4 en contra, la ley de Paridad de Género tuvo sanción. Esto teniendo al presidente del bloque PRO (Nicolás Massot) en contra. En palabras de la diputada Cornelia Schmidt Liermann: “Tuvimos que parir la paridad (…) No fue un parto natal, como me hubiera gustado, sino que necesitamos medida de urgencia para salvarla y que vea la luz. Ahora debemos comprometernos a que crezca fuerte y sana, con valores y virtudes”. Se trata de un antecedente muy importante porque muestra que el veto de los jefes machistas puede ser quebrado por una rebelión de mujeres que actúe transversalmente en todos los partidos, e incluso sumando el apoyo de varones que traicionan el mandato social patriarcal y ponen su voto al servicio de las mujeres.

Como dice la diputada Austin, las lecciones de la Paridad de Género son claras: ”Hay que aprovechar la presión social y tratar el tema en el recinto aunque vayamos a perder. Cuando aprobamos la ley de paridad de género, fuimos al recinto sin los votos, y salió”. Las mujeres tenemos que aprovechar esta nueva crisis del gobierno en torno al debate del aborto para avanzar con nuestra agenda e ir a cada despacho a reclamar el pronunciamiento a favor del tratamiento y/o de la aprobación del proyecto.

El derecho al aborto no es una “creencia personal”, es una necesidad de políticas públicas en defensa de las mujeres

Otro debate importante son las excusas típicas que utilizan los dirigentes políticos para no querer dar el debate por el derecho al aborto en el Congreso: “la sociedad no está preparada” o “no son mis valores, no coincide con mis creencias personales”. Este debate vale tanto para los “indecisos” como aquellos que están en contra pero saben que hoy en día ya no tienen margen para seguir sosteniendo esas posiciones retrógradas adaptadas a la presión de la Iglesia Católica.

El máximo ejemplo de esta posición es la propia Cristina. En palabras textuales de Mariana Carabajal en Página 12: “CFK fue durante su gestión presidencial una enorme piedra en el camino para abrir el debate. Lo obturó por sus creencias personales. En el último tiempo esbozó otra postura.”  Entrevistada por Víctor Hugo Morales en la campaña electoral por la que fue electa senadora, Cristina ratificó su rechazo al derecho al aborto porque tuvo un aborto espontáneo, cuando cursaba el quinto mes de un embarazo, después de tener a su primer hijo Máximo y que eso fue brutal para ella. Se trata, como se ve, de una decisión personal tomada. Sin embargo, el kirchnerismo como tal piensa distinto. Según cuenta la propio Di Tullio en una nota para la revista Anfibia, Cristina estaba en contra del derecho al aborto a pesar de que “tanto Néstor, su hijo Máximo y su hija Florencia estaban de acuerdo con una ley que permitiera a las mujeres y a otrxs personas gestantes decidir sobre su propio cuerpo”. Esto explica en parte su posición de que, en caso de votarse, no iba a vetarlo como presidenta. ¿Tendrá el mismo criterio en el Senado aportando su voto o hará primar sus “creencias personales”? Desde Las Piqueteras le exigimos a Cristina que cambie su posición y ponga su voto al servicio de todas las mujeres que la votamos en las últimas elecciones para derrotar a Macri.

¿Puede cambiar la posición de Cristina? Desde luego que sí y ya hay indicios en ese sentido. En primer lugar, porque  Cristina ahora está de acuerdo en que se discuta en el Congreso. Y en segundo lugar, en palabras de la propia Di Tullio, porque antes “faltaba lo que hoy sí existe: movilización en la calle y debate público instalado en los medios de comunicación”. Lo cual constituye un intento de justificar su rechazo a tratarlo en el Congreso pero, al ser una posición ambigua, deja abierta la puerta a que ahora lxs diputadxs y senadorxs kirchneristas acompañarían con su voto. Textualmente, Di Tullio dijo “Me haría feliz y construiría una sociedad más justa e igualitaria que las Congresistas nos definamos como feministas. El feminismo es un movimiento heterogéneo que atraviesa los partidos políticos” Le preguntamos ¿puede una Cristina feminista votar en contra del derecho al aborto? Advertimos el riesgo que, de igual forma que Vidal dio marcha atrás con la reglamentación del aborto no punible en la Provincia de Buenos Aires por la presión de la Iglesia, lo mismo pueda pasar con Cristina y las diputadas peronistas en general. Las mujeres con poder sin perspectiva de género son más permeables a la presión de la Iglesia. Por eso, las feministas tenemos que construir poder popular para las mujeres y poner en acción la fuerza de la revolución de mujeres para quebrar presiones y cambiar conciencias. Es hora de romper los pactos con la Iglesia Católica y tomar partido por las mujeres y sus derechos.

Por último, ¿es correcto votar algo que sea polémico para el sentido común de un sector de la población? ¡claro que sí! Fue exactamente lo que se hizo con el matrimonio igualitario o, una décadas antes, con el derecho al divorcio. La campaña conservadora era tan furiosa que llegaba al extremo de afirmar que el divorcio iba a ser obligatorio. El mismo tipo de mentiras dicen hoy con el derecho al aborto. Por eso, apoyamos a Ingrid cuando dice: “si sos un representante del pueblo y antepones tus creencias personales por sobre el derecho humano a la salud eso esta mal” y a Jorge Rial cuando plantea: “yo no voto a un diputado por sus creencias, me chupan un huevo sus creencias”. De lo que se trata es de comprender que el derecho al aborto es una necesidad de salud pública en defensa de las mujeres.

En febrero y marzo, todas juntas por el derecho al aborto

El movimiento de mujeres ya ha registrado esta crisis política del gobierno y de hecho ya se han realizado reuniones el 13/2 de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto con legisladoras pertenecientes a diversos bloques: participaron Cambiemos, del FPV y del FIT, el PTS y el PO donde discutieron impulsar el tratamiento del proyecto en el Congreso. Estuvieron presentes las diputadas Nathalia González Seligra, Romina Del Pla, Mayra Mendoza, Mónica Macha y Lorena Matzen. Las Piqueteras saludamos esta iniciativa y destacamos que la labor de mujeres de distintos partidos muestra que estamos derrotando al machismo que nos divide y poniendo en pie al frente de mujeres por el derecho al aborto. Llamamos a NiUnaMenos a tomar como propia esta campaña y votar en la asamblea una campaña específica de cara a los medios y lxs diputadxs por #AbortoLegalYA. Con esta perspectiva, Las Piqueteras hemos convocamos al Plenario Sindical Combativo del Hospital Posadas el sábado 17/2, al pañuelazo el lunes 19/2, a la marcha obrera piquetera del miércoles 21/2 y convocamos al Paro Internacional de Mujeres del 8 de marzo.

LAS PIQUETERAS

FB: Las Piqueteras / http://www.elpiquetero.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s