[EL PIQUETERO N°2] – Vidal es la jefa de un campo de concentración. LAS CÁRCELES DE VIDAL

 

La Provincia gobernada por María Eugenia Vidal aloja a la mitad de todas las personas detenidas en el país. Desde 2016 la provincia viene encarcelando cada vez a más personas, siendo récord la velocidad del aumento de detenidos y como consecuencia de la política de encarcelamiento masivo, es récord el nivel de sobrepoblación, enfermedades y muertes dentro de los complejos penitenciarios.

 

Según un informe de Clarín del 29 de julio “En diciembre de 2016 ya sumaban 34.392, repartidos entre los penales (33.698) y las alcaidías (694). El aumento es impactante: al día de hoy, el total de detenidos alcanzó los 37.157 (36.3533 en cárceles y 624 en las alcaidías), según cifras oficiales del Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires. Es decir, que la población de las cárceles aumentó en 2.765 presos en apenas siete meses, cuando la tasa histórica de crecimiento era de 1.200 por año. Nadie se anima a aventurar cuál será el balance final en diciembre”(“Explotan las cárceles bonaerenses: cada vez entran más presos”, Clarín, 29/7/2017). A este cuadro se suma el aumento de las detenciones -ilegales- en comisarías: a mayo de 2016 la cifra era de 2300, hoy es de 3.000.

 

Cuando Clarín dice que “nadie se anima a aventurar cuál será el balance final en diciembre” se basa en las condiciones inhumanas en las que se vive en los penales de Buenos Aires “Las (condiciones) que hay son malas, pero lo que se está buscando es que al menos tengan un colchón cada uno, coman todos los días y reciban los medicamentos que necesitan. Parece insólito, pero al penal de Dolores acaba de entrar la primera fruta en 5 años”. Este cuadro sumado a la modificación de la ley de ejecución penal limitando las excarcelaciones hasta de las causas de los adictos por drogas marca un panorama donde el propio medio reconoce que  “la superpoblación carcelaria no hará más que aumentar día a día.”

EN EL CPF I DE EZEIZA, 1 MUERTO CADA 26 DÍAS

 

En 2017 hubo en el CPF I de Ezeiza tantos “suicidios” o muertes presuntamente auto infrigidas como la suma de todas estas muertes entre 2014 y 2017. Mientras que en 2014 hubo 2 casos, en 2015 3 casos y en 2016 2 casos. En 2017 el número escaló a 7. El último caso fue el de Jhonatan Duarte, de 32 años, que habría cometido su “suicidio” el 6 de julio pasadopor los constantes ataques del Servicio Penitenciario a su persona. De los 7 chicos muertos, 6 eran procesados, es decir detenidos por prisión preventiva, es decir sin condena, sin llegar ni siquiera a ejercer su derecho de ser juzgado.

 

Ante esta situación desde la Procuración Penitenciaria denunciaron el vaciamiento y desmantelamiento de PRISMA (Programa Interministerial de Salud Mental Argentino) como así también las inhumanas condiciones de detención que llevaron incluso a la clausura del pabellón J del Complejo. Se iniciaron a su vez sumarios administrativos a fin de investigar los supuestos “suicidios” y si fueron en realidad homicidios encubiertos. Luego de haber salido a la luz que no se cumplió con el protocolo utilizado a fin de evitar las muertes, la dirección del Servicio decidió remover a las autoridades del CPF de Ezeiza, desplazado a Jorge Vassilión y Jorge Migues Adultos, y nombrando a René Azcona y Sonia Álvarez en sus respectivos puestos.

EMERGENCIA SANITARIA EN LA UNIDAD 2 DE SIERRA CHICA POR EPIDEMIA DE TUBERCULOSIS EN INTERNOS Y EN PERSONAL PENITENCIARIO

 

El 2 de julio, a partir de la presentación de un habeas corpus colectivo, salió a la luz la escandalosa situación que se vive en la Unidad 2 de Sierra Chica, ubicada en la provincia de Buenos Aires y dependiente del Servicio Penitenciario Bonaerense. La afectación y el contagio masivo de tuberculosis bacilífera en internos y en personal del Servicio Penitenciario quedó constatado por el el Juzgado de Ejecución Penal N° 1 de Azul, a cargo de la Jueza Torres. Si bien la jueza ordenó se informen “las estrategias  trazadas a los fines de prevenir y evitar la propagación de la tuberculosis en el ámbito carcelario”(Unidad N°2 de Sierra Chica en riesgo: no pueden frenar una ola tuberculosis que afecta a internos y personal; Agencia Nova).

 

El contagio masivo está directamente ligado al desastre edilicio del penal, según la Dirección de Salud Penitenciaria “la Unidad no cuenta con habitaciones de aislamiento respiratorio, ya que las puertas y ventanas se encuentran rotas con circulación de aire desde las habitaciones al pasillo común en donde circula todo el personal (…) La Unidad tampoco cuenta con un equipo que funcione para la realización de radiografías de tórax ni para los sintomáticos ni para los screening -estrategia aplicada para detectar una enfermedad en individuos sin síntomas de tal enfermedad-, por lo que dependemos de los turnos otorgados en el hospital extramuro, que por la demanda hay meses de demora, lo que implica un alto riesgo de contagio para el personal que los traslada y la comunidad entera”. Frente a la política de encarcelamiento masivo decimos no a las detenciones ilegales en comisarías y no al hacinamiento. Abajo la reforma reaccionaria de la Ley de Ejecución. Basta de mano dura macrista y políticas de encarcelamiento masivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s