#CRISTINAZO: 1° CONFERENCIA ELECTORAL del PARTIDO PIQUETERO

1° CONFERENCIA ELECTORAL NACIONAL – 15 y 16 de Julio – 2017

CRISTINA YA ES CANDIDATA. SE VIENE UN ARGENTINAZO EN LAS URNAS

#CRISTINAZO

CRISTINAZO

Desde el 24 de junio de 2017, empezó una nueva etapa política en la historia de nuestro país. La peor pesadilla del macrismo se transformó en realidad: Cristina Fernández de Kirchner es hoy candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires. Será la elección más importante desde octubre de 2001.

Este hecho en sí mismo resume un antes y un después de la etapa política abierta con la victoria del macrismo a fines de 2015. Luego de 15 meses de lucha ininterrumpida donde el macrismo operó y el kirchnerismo amagó constantemente con retirar a Cristina, hoy la tenemos nuevamente en el centro de la escena política del país. Para la TPR, el partido que exigió en sus afiches QUE VUELVA CRISTINA YA y que salga de su exilio político en El Calafate, constituye una enorme victoria política.

La izquierda jugó una pulseada política con la derecha, y en alguna medida con el propio kirchnerismo, y podemos decir que hemos triunfado: HOY CRISTINA ES CANDIDATA AL GOBIERNO Y MACRI ES CANDIDATO A LA RENUNCIA ANTICIPADA Y A LA CÁRCEL POR VENDE-PATRIA.

UNA NUEVA ETAPA POLÍTICA: EL FIN DEL GOBIERNO DE MACRI Y EL RETORNO AL PODER DE CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER

La candidatura de Cristina debe ser ponderada en su verdadero impacto político. Con la presentación de Cristina acaba de cambiar la historia del país. No se trata de un nuevo dato de la situación política sino que modifica por completo las relaciones entre las clases, los partidos, el Estado y el imperialismo. Todas las estrategias políticas se están modificando a partir de constatar el fracaso del macrismo y la vigencia de Cristina como alternativa de gobierno para 2019. Todas las fuerzas políticas se reubican de cara a un futuro que comienza a delinearse. Con Cristina jugando en el centro de la cancha, por lo tanto, hay que barajar y dar de nuevo porque arrancó un nuevo partido.

Hay que dejar de lado las simplificaciones propagandísticas que servían para ayudarnos a entender las cosas hasta el día de ayer. Tenemos que mirar con ojos nuevos para comprender la nueva dinámica de hacia dónde va la Argentina. La cantidad se transforma en calidad y, de un sólo golpe, con la candidatura de Cristina nos vemos arrojados en medio de una nueva realidad política nacional que tiene otras dinámicas y otras lógicas que debemos analizar detenidamente si queremos salir victoriosos ante este nuevo desafío. Por eso es tan necesaria esta conferencia electoral nacional: no se trata solamente de definir nuestra táctica electoral en 24 distritos sino de discutir los desafíos de la nueva etapa política.

LA UNIDAD CIUDADANA ES EL RESULTADO DE UNA CRECIENTE RADICALIZACIÓN POLÍTICA DE MASAS Y UNA ENORME OPORTUNIDAD PARA LA IZQUIERDA REVOLUCIONARIA

A su vez, la candidatura de Cristina es la constatación del fracaso de los gobernadores peronistas y su perspectiva de colaboración como sostén de la gobernabilidad macrista. El aparato pejotista no pudo construir un liderazgo alternativo al de Cristina y, por eso, ella se vio obligada a ser candidata contra su voluntad. Es cierto que “se lo pide la gente” pero, sobre todo, que se lo exige la lucha entre partidos.

En la misma línea, para no caer en la trampa que Randazzo y Macri le tendieron en las primarias del PJ, Cristina se vio obligada a lanzar la Unidad Ciudadana por fuera del PJ. Se trata de un movimiento defensivo que responde a una estrategia electoral en el territorio bonaerense pero que tiene su correlato a nivel nacional y que abre objetivamente una perspectiva política nacional de superación del lastre del PJ. Para todo el pueblo argentino que llenó varias veces la Plaza de Mayo con millones de compañeras y compañeros marchando contra Macri y cantando “CONTRA LOS TRAIDORES”, la ruptura de Cristina con el PJ y el lanzamiento de un nuevo movimiento político es, sin lugar a dudas, la victoria póstuma de la tendencia a la auto-organización contra Macri por fuera de los partidos que se verificó en los Resistiendo Con Aguante y luego adoptó forma territorial con las Multisectoriales contra el Tarifazo protagonizando al menos dos auténticas rebeliones populares que sacudieron al país entero o la histórica marcha por los derechos humanos contra la Corte Suprema cómplice de los genocidas que quisieron beneficiarse del 2×1. Impugnamos, por lo tanto, la suposición de que la Unidad Ciudadana sea un sello electoral y señalamos, con plena conciencia histórica, que el lanzamiento de la Unidad Ciudadana es el desafío político por izquierda más importante que sufrió el Partido Justicialista en sus más de 70 años de historia.

Como lo caracterizó Clarín y declaró públicamente el propio Pichetto, el lanzamiento de Unidad Ciudadana confirma la decisión de Cristina de lanzar “un frente de izquierda, chavista, combativo y anti-sistema”. Fue para tratar de atenuar y ocultar este proceso que se excluye a Luis D’Elia y al Partido Comunista de sus listas. Todo con la intención de contentar a los intendentes peronistas que no quieren confrontar con la presión mediática y política de la derecha. Advertimos que un frente que excluye a su izquierda sólo puede anticipar el peligro de que se esté preparando un giro a la derecha. Esto con más razón cuando el peso específico de los intendentes peronistas puede condicionar las decisiones políticas del frente. Sin embargo, contra todos los intendentes peronistas, desde el PARTIDO PIQUETERO afirmamos (como militantes hegelianos de izquierda que somos) que la “astucia de la lógica” puede imponerse de todas formas. Les guste o no les guste, el proceso de radicalización política tiene una dinámica objetiva y la necesidad histórica puede abrirse paso más allá de las maniobras oportunistas y las capitulaciones de los dirigentes. De lo que se trata, por lo tanto, no es de discutir hasta dónde se podrá avanzar con la actual dirección política de intendentes peronistas sino de que un partido revolucionario detecte claramente la posibilidad y se esfuerce sistemáticamente por rivalizar y explotar hasta sus últimas consecuencias todas las oportunidades que se nos abren en la lucha política contra el macrismo.

DEL “KIRCHNERISMO RESIDUAL” AL #CRISTINAZO: COMO EN 2011, CRISTINA PUEDE HACER UNA ELECCIÓN ARRIBA DEL 50% DE LOS VOTOS. COMO EN 2001, MACRI PUEDE RENUNCIAR A MESES DE PERDER UNA ELECCIÓN LEGISLATIVA

“Cristina candidata” abre una nueva realidad política en el país porque hunde definitivamente la expectativa derechista de que el kirchnerismo se había transformado en un grupo residual sin apoyo popular. De la caricatura donde los presentaban unilateralmente como una tendencia interna que negociaba su supervivencia con el peronismo o, mucho peor, como un grupo ultra-minoritario que apostaba a una aventura golpista y la guerra civil, los medios de la derecha tienen que reconocer abiertamente la masiva adhesión popular que despierta la candidatura de Cristina.

No sólo eso: la última semana tuvieron que reconocer que el 30% no sólo no era un techo sino que se trata de un “piso imperforable” y que, a partir de ese nivel, la candidatura de Cristina sólo puede crecer. Artemio López habla de una votación de más del 40% y se empieza a especular que Cristina podría reeditar en algunos distritos su votación histórica de arriba del 50% en 2011 que popularmente fue denominada como “Cristinazo”. Una votación tan contundente que solamente fue superada por la de Perón en 1973 con el 61,85% de los votos. La discusión política, por lo tanto, hoy está desplazada a cuánto más puede crecer Cristina y si, efectivamente, tiene algún techo. La editorial de Perfil del domingo 9 de julio señala que en la Tercera Sección Electoral de la Provincia de Buenos Aires se calcula que actualmente Cristina ya llega al 50% de intención de voto. Esto dicho por los propios intendentes que no apoyan la candidatura de Cristina. Se trata de un auténtico CRISTINAZO en curso. En ese escenario, lo más probable es que en las PASO salga primera Cristina y en segundo lugar Massa. Bullrich quedaría relegado cómodo a un tercer puesto. Sobre Randazzo se dice que incluso podría quedar por detrás del Frente de Izquierda. En ese posible escenario tendríamos un CRISTINAZO por partida doble ya que no sólo Cristina sacaría arriba del 50% de los votos sino que Néstor Pitrola quedaría por encima de Randazzo como en su momento Jorge Altamira quedó por encima de Elisa Carrió. La tesis macrista del “peronismo dividido en tres” se demostró, por lo tanto, como la tormenta perfecta para terminar con el gobierno de Macri y comenzar con el retorno al poder de CFK.

Este escenario electoral se completa con el fin de la gobernabilidad macrista. Dada la polarización electoral, los periodistas convocan a un acuerdo nacional de todas las fuerzas políticas después de las elecciones. Según Lanata, “Cristina ya ganó” porque se presentó a elecciones y Macri fracasó. Según Sergio Berensztein, “después de las elecciones Macri tiene que convocar a la unidad nacional con Cristina porque, en cualquier escenario, ninguno de los dos va a ganar por mucho”. La propia burguesía argentina expresada en Werthein afirmó que no toleraría un gobierno de Cristina y la prensa económica internacional como Bloomberg o la prensa imperialista como EL PAÍS se han pronunciado contra el temor del “retorno del populismo en Argentina”. La corrida contra el dólar, contra las LEBACs y, por lo tanto, la quiebra del Banco Central en medio de un corralito están a la vuelta de la esquina. Los fondos de inversión ya han anunciado que van a retirarse de Argentina en caso de una victoria de Cristina. O sea que la banca internacional y la mayoría de la burguesía argentina se han declarado en abierta rebelión contra el voto popular y están preparando un golpe de mercado contra el resultado de estas elecciones. En ese escenario, la victoria de Cristina no solamente plantearía la posibilidad de que Macri renuncie sino que, en defensa del país, EXIGE LA SALIDA ANTICIPADA DE MACRI.

Este análisis, que hacemos como PARTIDO PIQUETERO, no es compartido por la propia Cristina quien aspira a que el gobierno de Macri cambie su política económica. Esto lo dijo reiteradamente en los actos de Arsenal y Mar del Plata así como en la declaración que hizo luego de levantar la marcha del 7 de agosto del sindicalismo opositor a Macri. Cristina NO QUIERE ECHAR A MACRI, Cristina aspira a gobernar POR MEDIO DE MACRI. Los piqueteros, por el contrario, a diferencia de Cristina, no creemos que el gobierno de Macri sea domesticable. Por eso, anticipamos que nuestros diputados harán campaña por el FUERA MACRI y exigirán públicamente la renuncia inmediata de Macri el propio 14 de agosto cuando se abran las urnas y quede claro que Macri perdió las elecciones. Por eso decimos que “se viene una insurrección electoral” y “un argentinazo en las urnas”. En la lucha entre partidos se concentra la lucha de clases y la abierta rebelión de la burguesía y el imperialismo contra la soberanía popular anticipa un escenario de grandes confrontaciones políticas y sociales con alcances abiertamente revolucionarios. Contra el golpe de mercado que prepara el imperialismo, los piqueteros tenemos que preparar la rebelión popular en defensa del Cristinazo. Los especuladores se preparan para votar con sus dólares en una corrida bancaria, los piqueteros nos preparamos para ganar las calles en defensa del voto popular.  

AGOSTO “A TODO O NADA” EN AMÉRICA LATINA: ELECCIONES EN ARGENTINA, GOLPE PARLAMENTARIO EN BRASIL Y ASAMBLEA CONSTITUYENTE EN VENEZUELA

Esta misma polarización política se desarrolla en simultáneo en toda la región. Como dijimos en varias ocasiones, no podría existir en Argentina una situación prerrevolucionaria sin que la misma se desarrolle en el resto del continente y sin que refleje de manera local la propia crisis del imperialismo a nivel mundial y de Estados Unidos en particular. Mientras EEUU discute abiertamente un impeachment a Donald Trump en América Latina tenemos 90 días de intento golpista callejero en Venezuela que será respondido contundentemente en la Asamblea Constituyente del 30 de julio y en Brasil, luego de la mayor huelga general en los últimos 30 años de democracia, tenemos un Congreso que se apresta a usurpar el mandato popular en las calles por medio de un “golpe a los golpistas”, es decir, en lugar de convocar a elecciones directas para que dirima el voto popular el futuro del país ellos aspiran a combinaciones parlamentarias en el congreso para derrocar a Temer y entregar el poder a Rodrigo Maia, un diputado del DEM, es decir, un partido de ultraderecha heredero directo de la última dictadura militar. En esa misma línea va la campaña para meter preso a Lula y la condena fascista a 9 años de cárcel que le impuso el fiscal golpista Sergio Moro o la reciente condena a Ollanta Humala en Perú. La campaña anti-corrupción es la excusa perfecta para que avance el golpismo imperialista en toda América Latina. Si Odebrecht no existiese, lo debería haber inventado la CIA. Macri está a la cabeza de estos planes del imperialismo no sólo en la región sino en el mundo entero. Macri concentra la presidencia pro-tempore del Mercosur, la OEA y el G20 y Malcorra calificó a Macri como “parte de la Troika junto a Xi Jinping y la canciller Angela Merkel” del mundo globalizado. La probable caída de Macri, de acá al año que viene, por lo tanto, anticipa una crisis política de características planetarias. Que la Cumbre del G20 no puede realizarse en el país que lidera la alianza imperialista de los principales 20 países del mundo es una expresión concentrada de la bancarrota capitalista mundial.

Como titula La Voz del Interior de hoy (sábado, 15/7) en estas elecciones Macri “Apuesta en la ruleta rusa” y será derrotado en las urnas como le sucedió a los principales exponentes del orden imperialista mundial: “En el mundo, las urnas muestran que son una ruleta rusa. David Cameron apostó al ‘remain’ y a su gobierno lo liquidó el ‘Brexit’; el italiano Matteo Renzi también perdió el poder en un referéndum que parecía imposible no ganar. Theresa May perdió la mayoría parlamentaria tory por adelantar comicios que la lógica anunciaba a su favor. Con semejantes evidencias de atravesar un tiempo de urnas impredecibles, Macri y su séquito optaron por jugar la suerte de la economía y de la paz social en esa ruleta rusa, en vez de buscar asegurarlas a través de un gran acuerdo dirigencial, para el cual estaban las condiciones dadas”. Macri es un gobierno de ocupación extranjera que niega el desarrollo abierto a escala planetaria de la Tercera Guerra Mundial. Sabe que será repudiado en las urnas y apuesta a sostenerse como un agente del capital financiero internacional. Como nunca, la caída o la continuidad del gobierno de Macri está umbilicalmente unido al sostenimiento por parte del imperialismo. Como ese orden mundial está en disgregación, los días del gobierno de Macri ya están contados.

LOS TRAIDORES TRAICIONARON A MACRI Y SE REUBICAN ATRÁS DE CRISTINA

La colocación de Cristina en el centro de la escena política y el agotamiento del macrismo han generado también la reubicación de los traidores del PJ que hasta el momento se habían sumado a colaborar con Macri contra Cristina. La mayor expresión de esta situación es la crisis del bloque del FPV en el Senado, donde hasta el propio Alperovich atacó públicamente a Pichetto por su intento de hacer pasar de forma express una ley macrista para ampliar el uso de la tarjeta Argenta diciéndole, en plena sesión, que “hay que parar acá con las concesiones al gobierno”. Mayans, el vicepresidente de la bancada del FPV, senador por Formosa, le dijo “una cosa es ser jefe de bloque y otra cosa es ser jefe político”. Ante el inminente ingreso de Cristina al Senado, ya se visualiza el movimiento de la mayoría de los senadores del FPV contra Pichetto. La pregunta, en este cuadro político polarizado, no es si Cristina o Pichetto dirigirán el bloque opositor en el Senado sino si quedará algún senador con la suficiente vocación suicida como para seguir respondiendo a Pichetto. Por eso como TPR saludamos y somos enfáticos defensores de la necesidad de una “claúsula Pichetto”, es decir, que todos los candidatos anticipen su renuncia en caso de sumarse a la lista de traidores que votan con Macri. Esta “cláusula” debe expresarse, sobre todo las cosas, en su apoyo explícito a la candidatura de Cristina para el senado.

Con Cristina en el senado, arrancará la confrontación directa entre el kirchnerismo anti Macri y Pichetto, el jefe de los traidores. No hay lugar en el senado de la Nación para el traidor Pichetto y el liderazgo de Cristina. Ese choque político va a suceder inevitablemente en el caso de que Cristina ingrese a la Cámara y, por lo tanto, se producirá la mayor clarificación política desde que asumió el gobierno Mauricio Macri: o Cristina pacta con Pichetto o se procesa la liquidación total de la gobernabilidad macrista. En este mismo sentido se ubica la disolución detrás de la candidatura de Cristina de los grupos de intendentes bonaerenses (Grupo Esmeralda-Insaurralde, Grupo Fénix-Espinoza). El mismo movimiento se produjo en el PJ de la Ciudad, donde la fracción que rompió el FPV para votar las leyes de Macri, ahora impulsa el frente “Unidad Porteña” que apoya la candidatura de Cristina. Mientras Bossio y el Movimiento Evita siguen colocándose en una posición de boicot a Cristina apostando por Randazzo, este corrimiento de todo un sector de los traidores hacia Cristina expresa un cambio en la situación política. En esa misma línea se ubica la candidatura de Taiana del Movimiento Evita como senador junto a Cristina. Los traidores vuelven a reconocer la conducción de Cristina y aceptan “ir atrás” ocupando lugares secundarios. Por lo tanto, la divisoria de aguas ya no es quién colabora con Macri y quién no, porque Macri ya no existe como centro de poder. Hoy la divisoria de aguas es quién colabora con Cristina para terminar con el gobierno de Macri y quién boicotea a Cristina para garantizar la sobrevida de un macrismo moribundo. Ya no se trata de “traidores o no traidores”. Hoy, con la candidatura de Cristina sobre la mesa, la cosa se simplificó a su núcleo central: “con Cristina SENADORA o contra Cristina SENADORA”

CGT Y LIGA DE GOBERNADORES: ÚLTIMOS BALUARTES DE LA GOBERNABILIDAD MACRISTA

El rechazo a militar por la derrota electoral de Macri por parte de la CGT y de la liga de gobernadores encabezada por Schiaretti implica tácitamente un apoyo vergonzoso al macrismo. Tanto el triunvirato como Schiaretti están a la expectativa de un triunfo electoral de Cambiemos para luego sumarse al gran acuerdo de gobernabilidad que plantea el macrismo para después de octubre con el objetivo de hacer pasar las reformas de segunda generación. Estas son reformas son un agresión neoliberal directa contra el movimiento obrero porque busca imponer la flexibilización laboral y reducir drásticamente en 200 dólares tu sueldo (lo que sería en pesos que cobres $3600 menos, o sea, 25% menos en el caso de un salario de $15.000 o un 40% sobre un salario mínimo de $10.060). El gran escándalo, por lo tanto, es que ante este plan anti-obrero la principal central obrera del país, luego de convocar en abril a un paro nacional contra Macri, ahora se abstenga de la lucha política electoral y le de aire en lugar de llamar a votar contra Macri.

Es en este cuadro que se ubican las derrotas parciales que sufrió el movimiento obrero luego del marzo obrero y anti-macrista y el parazo nacional del 6 de abril. El desalojo de AGR-Clarín, el desalojo en Pepsico, los despidos en Atucha y en Zárate, la amenaza de cierre en Sancor, los 50 despidos en Cresta Roja, el ataque a los convenios petroleros en Neuquén, los despidos en la 60, el desafuero de los delegados del transporte cordobés que dirigieron la histórica huelga de más de 10 días contra Mestre-Schiaretti-Macri o la represión a los piqueteros del Frente Milagro Sala en la 9 de Julio no son expresión de la fortaleza política del macrismo sino de su aislamiento y desesperación. Por algo, en todos los casos, la oposición política rechazó la represión macrista. Por dar un ejemplo, ni Massa ni Randazzo salieron a apoyar la represión de Macri en Pepsico. Al revés, la repudiaron. Macri ha perdido a sus aliados. Por eso, al igual que en los casos locales como Santa Cruz o la CGT-San Lorenzo, lo que se verifica no es la consolidación del gobierno de Macri sino la impotencia del sindicalismo en todas sus vertientes políticas: tanto los colaboracionistas, como los combativos así como el petardismo cuasi-anarquista o el seudo-insurreccionalismo tipo FIT reclamando “la huelga general hasta terminar con el ajuste”. La conclusión que se impone es que ninguna de las distintas variantes del sindicalismo, por más combativa o conciliadora que sean, pueden sustituir la necesaria lucha política directa por conquistar el poder y sacar del gobierno a Macri. Por el contrario, si renunciamos a la lucha política electoral para desalojar al macrismo del gobierno, le estamos permitiendo a Macri que utilice la maquinaria burocrática-militar del Estado para venir a aplastarnos e imponer artificialmente sus condiciones cuando ya no tiene ninguna legitimidad política para hacerlo. Es con esta delimitación, explicando que la CGT tiene que jugar fuertemente para que Macri pierda en estas elecciones, que desde el PARTIDO PIQUETERO llamamos a movilizarnos junto a los sindicatos el sábado 22 de agosto contra la intervención macrista en los gremios.

En esta misma línea, consideramos que la crítica de Pablo Moyano, quien vota a Gustavo Vera en la Ciudad, es positiva pero limitada ya que no se integra a un llamado a votar a Cristina y porque expresa una posición minoritaria dentro de la dirección de la CGT. Cuando Moyano vacila sobre la convocatoria a una marcha previa a las PASO, lo hace diciendo que “no quiere que ningún candidato se aproveche de ella”. Es decir que no termina de romper definitivamente con la posición expectante del triunvirato ante la elección. Contrasta con la CTA de los Trabajadores y con la Corriente Federal que llaman a votar a Cristina y que han colocado candidatos en la lista de Unidad Ciudadana. La izquierda y el kirchnerismo tenemos que militar dentro de los sindicatos contra la tendencia de sus dirección a la colaboración política con el macrismo, para que se pronuncien por la derrota electoral de Macri y por el triunfo electoral de Cristina. Por otra parte, en oposición al realineamiento del peronismo detrás de Cristina, Schiaretti pretende constituir la Liga de los Gobernadores para pactar con Macri un “gran acuerdo de necesidad y urgencia” (La Nación, 2/7). El gobernador de Córdoba busca agrupar a Corpacci (Catamarca), Sergio Casas (La Rioja), Juan Manzur (Tucumán) y los gobernadores de Salta, Misiones, Entre Ríos, San Juan, Chaco y Tierra del Fuego. “Los gobernadores creen que Cristina Fernández será senadora nacional y liderará una oposición muy fuerte al macrismo en el Congreso Nacional. En ese escenario, la liga de gobernadores peronistas se mostrará como un canal de diálogo con la Casa Rosada” (La Voz, 12/7). “Los mandatarios se comprometieron a colaborar con la gobernabilidad, a cambio de tener un trato recíproco” (TN, 19/6).

En esa misma línea, La Voz del Interior (Clarín) caracteriza que en la campaña electoral de Córdoba, Schiaretti y Macri “se cuidan de no tener contrapuntos en temas espinosos”. Se trata de un acuerdo político para permitir el desarrollo del PRO y constituir una fuerza política de cogobierno con el macrismo. Schiaretti se coloca, por lo tanto, como el contrapunto central contra Cristina en el terreno de la oposición. Marcamos que esta perspectiva está destinada al fracaso: en primer lugar, porque la Liga de Gobernadores está huérfana políticamente. Luego de fracasar en la construcción de una candidatura a través de Randazzo (reunión Schiaretti-Abal Medina), como reconoce La Nación, los gobernadores “no se alinean con ninguno de los candidatos del peronismo que se presentan en los comicios”. En segundo lugar, porque mientras Cristina se prepara para arrasar en Buenos Aires, está planteada la posibilidad de la derrota de Schiaretti en Córdoba a manos de Cambiemos. Si Schiaretti pierde en su propia provincia, es imposible que tenga el capital político suficiente como para dirigir un reagrupamiento nacional. Por todo lo dicho, el combate político frontal contra el pejotismo anti-Cristina y la unidad del kirchnerismo y la izquierda exigiendo que la CGT vote contra Macri serán 2 ejes centrales de nuestra campaña electoral.

PARA QUE EN DICIEMBRE NO HAYA SAQUEOS, QUE EN NOVIEMBRE HAYA COMEDORES

Esta sábado 22 de julio protagonizaremos un acto histórico en la Junta Vecinal de Villa Soldati (Capital Federal) junto a Luis D’Elia, Guillermo Moreno y Gustavo Vera. A ello nos une la lucha contra el hambre macrista. Nuestras campañas electorales se caracterizan por denunciar que Macri es hambre y pobreza. El consumo popular no para de caer. Bajó el consumo de leche un 37%, de asado un 34%, de aceite de girasol un 53%, de harina un 43%, de fideos un 25% y de Arroz un 13%. Esto significa que CUESTA COMPRAR COMIDA. Cada vez más, EN LA ARGENTINA HAY HAMBRE.

La entrevista de la periodista de Crónica al niño de la Villa 21-24 reflejó una realidad generalizada en las villas y barrios humildes de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires. Este ejemplo contrasta con la manipulación perversa del Polaquito por parte de Lanata, cuyo objetivo es demonizar a la juventud, reforzar una tendencia fascistizante en la población, y correr el eje del debate cuando acá el problema es que por responsabilidad de Macri tenemos a 1.300.000 pibes en la pobreza en todo el país.

En oposición a esta política hambreadora y represiva del macrismo, desde el PARTIDO PIQUETERO proponemos lanzar una campaña de cara al fin de año repitiendo la histórica gesta popular del año pasado. Nuestra consigna será: “que haya comedores para que no hayan saqueos”. Hacemos, por lo tanto, una convocatoria a todas las organizaciones piqueteras, sociales, sindicales, cooperativas, religiosas, territoriales y barriales para deliberar en un congreso unificado. Vamos por un FRENTE ÚNICO DE LOS COMEDORES y un PLAN DE LUCHA CONTRA EL HAMBRE.

SE HUNDE EL PARTIDO OBRERO Y SURGE EL PARTIDO PIQUETERO

Por último, este documento no puede dejar de destacar la condición subjetiva excluyente para poder aprovechar cualquier proceso de masas, es decir, la construcción del partido revolucionario. Si las elecciones de 2015 significaron que el kirchnerismo fue arrojado del poder, para la TPR esas elecciones significaron que la izquierda argentina fuera arrojada al basurero de la historia.

Luego de su degeneración centrista con el viraje anti-capitalista y anti-piquetero, el Partido Obrero sufrió las consecuencias de su propia política y Jorge Altamira fue derrotado en las PASO por Nicolás Del Caño (PTS). Para peor, completamente desorientados por la derrota electoral, el PO decidió dar pase a retiro a Altamira y responder con el peor gorilismo morenista al surgimiento del PTK (la versión electoral del oportunismo filo-kirchnerista del PTS). Este viraje derechista no fue una improvisación sino que fue acompañado de un revisionismo teórico contra la revolución cubana y el Frente Único Anti-imperialista. Es decir que el PO creó una teoría para justificar su boicot y combate activo contra el movimiento de masas anti-macrista. Esto llevó a posiciones escandalosas llegó al extremo de posiciones escandalosas como denunciar a Macri por no meter presa a Cristina o a Hebe o reivindicar públicamente la cárcel a Milagro Sala. El PO dio un choque frontal contra el movimiento popular en defensa de la persecución política macrista. Se trata de una izquierda que renuncia a su tarea más elemental, es decir, combatir a la derecha.

El pasaje del viraje centrista (mandelismo anticapitalista y filo-Syriza) al viraje derechista (morenismo gorila y anti-chavista) constituye no sólo un revisionismo teórico sino, directamente, un liquidacionismo político. Por eso se trata de una crisis terminal que amenaza con liquidar la propia existencia del PO como partido político nacional. Esta es la razón de fondo por la que en estas elecciones decidieron bajar a Néstor Pitrola en favor de Nicolás Del Caño. Que quede claro: el pase de Pitrola de diputados a senadores no se trata de un cambio de figuritas sino de un auténtico pase al banco de suplentes. Significa que el PO se auto censura en el principal distrito electoral del país y donde tiene sus principales bastiones electorales. Después de haber jubilado a Altamira, ahora Del Caño acaba de jubilar a Pitrola con el agravante de que esta vez lo hizo sin necesidad de una confrontación electoral. Bastó la amenaza de una derrota en las urnas para que la dirección del PO liquidase de un plumazo 50 años de construcción partidaria. Se trata de la liquidación final del Partido Obrero en el morenismo y la transformación del PO, en el mejor de los casos, en un mero partido provincial salteño. El Partido Obrero, como principal partido de la izquierda argentina, ya no existe más y el frente único, al ser considerado como un episodio estratégico, se transformó en la tumba del partido revolucionario. El Frente de Izquierda, tal como advertimos desde la TPR, terminó siendo la tumba del PO por responsabilidad de su propia dirección política.

Es en este contexto político, completamente adverso para una tendencia revolucionaria expulsada del Partido Obrero, donde pudimos ver en vivo y en directo cómo sus propios dirigentes destruyeron al partido, nosotros como TPR no sólo dimos una sistemática y metódica lucha política y teórica en defensa del PO sino que logramos constituirnos en una alternativa de masas para el movimiento piquetero, estudiantil y de mujeres. Como nunca en la historia del PO, una de sus tendencias expulsadas pudo constituirse como un nuevo actor político nacional. Sólo la TPR tiene ese enorme mérito político. Con la AVP en el Frente Milagro Sala, estamos al frente del principal movimiento piquetero anti-Macri del país. Con el FEL en el Frente Agustín Tosco, estamos al frente  de la conducción de la principal federación universitaria anti-Macri del país que es el Federación Universitaria de Córdoba. Con Las Piqueteras en la Red Federal Ni Una Menos y la Women’s March, estamos al frente de los principales movimientos de mujeres del mundo. Es decir, somos parte activa de la revolución de mujeres y la cuarta ola feminista a escala planetaria.

Hoy, con nuestras candidaturas, ese desarrollo de masas se transforma en alternativa política y podemos decir que nuestro dirigente Juan Marino es pre-candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires. Hoy EL PARTIDO PIQUETERO ES UNA REALIDAD y ESTAMOS EN LA CANCHA ELECTORAL DISPUTANDO EL PODER EN LA PRINCIPAL ARENA POLÍTICA DEL PAÍS. Por eso, estamos orgullosos de ingresar por la puerta grande al debate electoral junto al ENCUENTRO POPULAR. Se trata de un frente con lo más anti-Macri del kirchnerismo compuesto, junto a nosotros, por Luis D’Elia (MILES) y el Partido Comunista. Es una experiencia política que excede largamente a lo distrital y cuya influencia se extiende como alternativa política al PJ, e incluso a la propia Unidad Ciudadana. Con esa autoridad ganada, en estas elecciones tenemos oportunidades en todo el país:

1- En Provincia de Buenos Aires el ENCUENTRO POPULAR se está transformando en un factor de reagrupamiento para todos aquellos que no fueron integrados en las listas oficiales de UNIDAD CIUDADANA.

2- En la Ciudad de Buenos Aires tenemos la posibilidad de participar del Frente de Unidad Porteña por medio de la lista Honestidad y Coraje de Gustavo Vera y Guillermo Moreno.

3- En Córdoba, no sólo participamos de la campaña de la lista oficial Frente Córdoba Ciudadana con la candidatura de Pablo Carro (docente combativo de ADIUC-CTA) sino que tenemos “candidato propio” del Encuentro Popular cordobés por medio de la compañera Solana López del PC.

4- En la provincia de Neuquén, donde tenemos un PJ anti-Macri dirigido por el diputado que denunció a Macri por Panamá Papers, Darío Martínez, estamos discutiendo sumarnos al Frente Unidad Ciudadana del PJ. Es decir, directamente nos sumaríamos a la pelea política dentro del PJ contra el colaboracionismo local expresado por el MPN – Movimiento Popular Neuquino.

5- En Chaco, donde se presenta una lista kirchnerista en oposición al gobierno local del PJ, vamos a impulsar la campaña por el voto en blanco junto al movimiento piquetero MCC y el M20Dic porque se registra, al igual que en el 2001, una tendencia masiva al voto blanco.

6- En Tierra del Fuego, donde gobierna un régimen de cuasi terrorismo de Estado bajo la dirección de la pejotista Rosana Bertone y el kirchnerismo está en la oposición junto a la ex gobernadora Fabiana Ríos, vamos a impulsar la campaña junto al gremio docente SUTEF y Comunismo Revolucionario como prolongación de nuestra alianza con Lucha y Trabajo en el frente piquetero en CABA.

7- En Santa Fe y Rosario, una excepción en todo el país dados los gobiernos de coalición radical-socialista, tenemos múltiples expresiones anti-macristas tanto a nivel provincial como municipal que ameritan un discusión posterior a la propia conferencia.

8- Y en las otras 17 provincias, donde mayoritariamente tenemos gobiernos PJ o Cambiemos, toda nuestra táctica electoral estará coordinada con el plan estratégico de construir el PARTIDO PIQUETERO y el ENCUENTRO POPULAR exigiéndole al PJ frentes únicos donde gobierne el macrismo y sus aliados y presentarnos como alternativa propia en las provincias donde gobierne el pejotismo local para preparar un camino propio de cara a 2019.

En todos estos casos, que ameritan un análisis por separado, la propia existencia del ENCUENTRO POPULAR y la pre-candidatura de Juan Marino a diputado por la provincia de Buenos Aires son un dato novedoso de la situación política que nos abren una perspectiva nacional y nos habilita en todas las provincias como un interlocutor válido. Con la victoria electoral de Cristina y consagrando diputados en la Provincia de Buenos Aires en 2017, queremos construir el Partido Piquetero para 2019. Eso es lo que nos jugamos en estas elecciones. Las legislativas bonaerenses, por lo tanto, pueden llegar a ser la antesala de la primera elección del PARTIDO PIQUETERO con CANDIDATO PRESIDENCIAL PROPIO para 2019. Se confirmó que “2017 es el año de la verdad” y que, por lo tanto, este año “el PO o la TPR se van a terminar rompiendo el cuello porque el resultado del frente anti-macri va a definir quién dirige la izquierda argentina”. En estas elecciones Jorge Altamira está en su casa mirándola por TV y Juan Marino está disputando su primera elección a diputado de la Nación. Se cierra, por lo tanto, un ciclo histórico en la izquierda trotskista con un trasvasamiento generacional. Hoy ese lugar simbólico que ocupaban Jorge Altamira y el Partido Obrero lo ocupan, sin lugar a dudas, Juan Marino y el Partido Piquetero.

El PARTIDO PIQUETERO, legítimo heredero de la estrategia anti-imperialista del Partido Obrero, será de ahora en más el partido revolucionario de la izquierda argentina que dará combate sin tregua contra la izquierda democratizante y pro-imperialista encarnada en los dos frentes morenistas: el FIT y el IFS. La Izquierda al Frente, un frente que pudo ser el canal de la izquierda anti-macrista, terminó siendo un frente residual que difícilmente pase las PASO. Sin votos y sin perspectiva alternativa, van hacia la disolución. Por el contrario, el PARTIDO PIQUETERO, el partido del frente anti-macri, en su primera campaña electoral toma la posta en la izquierda argentina y, mientras Pitrola se jubila, Juan Marino pasa a ser la voz de los piqueteros en su lucha contra Macri. La existencia de nuestro partido no depende de un resultado electoral. Nuestra existencia está inscripta en la propia génesis de la lucha de masas contra el macrismo.

DE LAS CONQUISTAS PIQUETERAS A LA PRESENTACIÓN ELECTORAL DE LOS PIQUETEROS

La expansión de la AVP al conurbano y la lucha piquetera que dirigimos en el verano 2016-2017, arrojaron un gran saldo de conquistas para las 19 asambleas que pusimos en pie. Más de 320 compañeros ingresaron a planes de empleo y conquistamos 10.000 kilos de asistencia alimentaria bimensual. En Moreno conquistamos la entrega de alimentos frescos. Como parte de esto, fuimos claros representantes de la lucha piquetera contra Macri en los medios de comunicación, como quedó demostrado en las entrevistas de Juan Marino con Feinmann y en A24. Estas victorias y la audacia política de los nuevos compañeros que se incorporaban a la TPR y de varios delegados de la AVP, implicó que nuestra organización se expandiera a nuevos barrios y se organizaran nuevas asambleas, lo que sucedió principalmente en Moreno y Florencio Varela, donde hoy existen 6 y 3 asambleas barriales respectivamente. De esta experiencia y de la lucha política que dimos por la derrota electoral de Macri surgieron los dirigentes piqueteros que hoy se presentan como candidatos del PARTIDO PIQUETERO en 5 distritos del conurbano bonaerense: Moreno, Florencio Varela, Esteban Echeverría, Quilmes y Marcos Paz. Hay 9 compañeros que vienen de dirigir la lucha piquetera contra Macri y Vidal y hoy van a recorrer las mismas barriadas que organizan contra el hambre macrista para llamar a votar contra Macri, por Cristina Senadora y al PARTIDO PIQUETERO.

LA TPR CUMPLIÓ SU OBJETIVO: NACIÓ EL PARTIDO PIQUETERO

Para nuestra organización política, la Tendencia Piquetera Revolucionaria, que votó en su 6° Congreso de Febrero de 2016 las consignas “QUE VUELVA CRISTINA YA!”, “FRENTE ANTI-MACRI” y “Por un PARTIDO PIQUETERO” estos tres datos políticos constituyen una ENORME VICTORIA POLÍTICA. Por lo tanto, no sólo nos llena de alegría por ver los resultados prácticos de nuestra militancia sino que también nos llena de responsabilidad sobre cuáles son las tareas de esta nueva etapa. Con la constitución de nuestra primer candidatura propia a diputado nacional cierra una etapa política de nuestra organización y ahora nos ubicamos por completo en la tarea de la construcción de nuestro propio partido político. Por eso, esta conferencia electoral debe ratificar las tareas que votamos en el último congreso de la TPR (abril 2017) y marcar los objetivos y los plazos de los pasos a seguir:

1- En 2017: presentar las candidaturas legislativas del PARTIDO PIQUETERO. Este objetivo lo logramos con el compañero Juan Marino, en primer lugar, y con decenas de compañeros a niveles de diputados provinciales y concejales. Los casos más destacados son los de Mariza Lopez en Moreno y Yamila Robles en Varela: ambas ocupan la segunda pre-candidatura a concejal producto del enorme desarrollo que hemos conquistado en ambos distritos. En total, tenemos 13 pre-candidatos en las listas, en todas las categorías: Juan Marino y Federico Servin a diputados nacionales; Daniel Scampini y Gerardo Florez Rosas a diputado provincial; Marcelo Fontella y Viviana López a concejales en Marcos Paz; Mercedes Robles a concejal en Esteban Echeverría; Aldana Aquino a concejal en Quilmes; María Sol Díaz y Sandra Elizabeth Meza a consejeras escolares en Quilmes, Carlos Lopez a Concejero Escolar en Varela; además de Mariza López y Yamila Robles en Moreno y Varela.

2- En 2018: conquistar la personería electoral en al menos 5 provincias para constituir el partido nacional. Nos proponemos militar en Capital Federal, Buenos Aires, Córdoba, Neuquén, Santa Fe y Chaco. Cumpliremos, por lo tanto, con la tarea de implantarnos en los principales distritos industriales del país.

3- En 2019: presentar candidatos en la mayor cantidad de distritos electorales (si es posible en los 24 distritos, mejor) para constituir al PARTIDO PIQUETERO como alternativa de poder real en todo el país.

4- Desde el día de hoy: dejar en claro que la candidatura a diputado nacional de Juan Marino está al servicio de construir un liderazgo político presidencial contra Macri, representativo de la izquierda piquetera y alternativo al de la propia Cristina Fernández de Kirchner. Es decir, que la aspiración de los piqueteros no es ser complemento parlamentario del kirchnerismo sino ser la cabeza del Frente Anti-Macri. Ofrecer la pre-candidatura presidencial de Juan Marino para 2019, por lo tanto, es la forma de traducir concretamente nuestra voluntad de poder y decirle al pueblo argentino, con toda claridad, que se baje quien se baje, con Cristina o sin Cristina, tienen en el PARTIDO PIQUETERO al partido que quiere echar a Macri y hacerse cargo de la Casa Rosada. Ratificamos, de este modo, lo dicho hace 7 años en nuestro congreso fundacional en abril de 2010: “estamos lo suficientemente cuerdos para entender qué es necesario y lo suficientemente locos como para hacerlo”. Los piqueteros somos y queremos ser una alternativa de poder.

SE VIENE UN ARGENTINAZO Y UNA CRISIS COMO 2001, ES LA HORA DEL PARTIDO PIQUETERO

El PARTIDO PIQUETERO, por lo tanto, nace no sólo como producto de la bancarrota del PO y la radicalización anti-Macri del kirchnerismo. No somos un fenómeno pasajero de la situación política ni una expresión de deseo de un grupo de jóvenes idealistas. Somos la expresión subjetiva de los explotados adecuada a la bancarrota capitalista mundial. Si en todo el mundo asciende el fascismo, vuelve el fantasma del comunismo y la dictadura del proletariado. Si en América Latina avanza el golpismo, vuelve la resistencia anti-imperialista. Si vuelve el 2001, vuelven los piqueteros. El pueblo está cansado del hambre y el tarifazo macrista. La política de Cambiemos es un auténtico genocidio: 7 industrias cierran todos los días. Este es un gobierno anti-industrial, anti-empresario y oligárquico. El pueblo está podrido de Macri y, por eso, se va a manifestar unitaria y contundentemente en las urnas contra Macri votando CRISTINA SENADORA.

La derrota electoral de Macri planteará objetivamente la cuestión del poder y nosotros, el partido de los piqueteros, proclamamos abiertamente y a viva voz que queremos gobernar: Macri es corporaciones, los piqueteros somos pueblo. Macri es dictadura, los piqueteros somos democracia. Macri es imperialismo, los piqueteros somos patria. Vamos por el gobierno de los piqueteros. Vamos por la izquierda piquetera. Vamos por la construcción del partido revolucionario. Unamos a los explotados en la Argentina y el mundo entero. Gritamos bien fuerte: ¡LUCHAR, VENCER, OBREROS AL PODER! ¡PIQUETERO CARAJO!

Sábado 15 de Junio de 2017

1° CONFERENCIA ELECTORAL NACIONAL

PARTIDO PIQUETERO

www.elpiquetero.org / www.partidopiquetero.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s