[EL PIQUETERO N°1 – 2° ÉPOCA] MACRI ES UNA BOMBA DE TIEMPO

Corralito, fuga de capitales, Banco Central hipotecado, más deuda en un año y medio que en la dictadura

MACRI ES UNA BOMBA DE TIEMPO

Con Macri, “tus ahorros, en peligro” (Roberto Navarro)

Lionel Stiglitz // @lionelpiquetero

Según el gobierno, que el pueblo argentino pueda comer es una “fantasía”; por eso Frigerio (Ministro del Interior) dijo que hay que cambiar “una matriz económica y de crecimiento sustentada en el consumo para pasar a una que se apoye en las inversiones y en las exportaciones” (Telam, 18/05). O sea que para el macrismo lo que funciona no es que la gente pueda comer sino que los empresarios puedan exportar y que los capitales extranjeros puedan hacer negocios en la Argentina.

Para esto, Macri garantiza un esquema de grandes ganancias para el capital financiero y prepara la tormenta perfecta para que estalle la economía argentina. Hay un triángulo neoliberal que alimenta esta situación: altas tasas de interés, un endeudamiento astronómico y ningún control al movimiento de capitales. Basta simplemente con que dejen de entrar dòlares para lucrar con la timba financiera o por deuda para que en Argentina se procese una corrida y un estallido económico.

El esquema económico macrista es una bomba de tiempo. El estallido de esa bomba lo pagarán nuestros sueldos y ahorros. Esta realidad no la pueden tapar los medios de comunicación. Por eso, es necesario sacarse de encima a Macri. En las próximas elecciones, el pueblo argentino tiene elegir entre votar con el televisor o con la heladera. La TPR milita por una contundente derrota electoral de Macri.

EL BANCO CENTRAL DEBE 1 BILLÓN DE PESOS POR LA TIMBA FINANCIERA

El Banco Central de Sturzenegger tiene una receta muy simple para bajar la inflación: destruir la actividad económica. Así como sin vida no puede haber fiebre, el BCRA está jugado a subir tanto las tasas de interés que no se puedan tomar créditos y que incluso los empresarios en vez de invertir pongan su dinero en instrumentos financieros. También está comprando los dólares que ingresan al país (por la inmensa deuda contraída, por las exportaciones de granos o por la misma bicicleta financiera) con el objetivo de mantener un dólar estable, lo cual implica emitir pesos, que después quiere recuperar. Algo así como prender la calefacción y el aire acondicionado a la vez. Para esto el BCRA viene vendiendo bonos (llamados Lebac) y tomando préstamos de los bancos: su deuda ya superó el billón de pesos (aumentó 340% en un año y medio). El monto de intereses que se pagarán en Lebacs este año equivale al presupuesto de Salud y Educación.

MÁS ENDEUDAMIENTO QUE CON VIDELA

El endeudamiento histórico que impulsa el macrismo, tiene la función de “lubricar” esta bicicleta financiera y la fuga de capitales. Mientras vayan entrando dólares por deuda, no es riesgoso para los grandes inversores financieros jugar a la bicicleta financiera porque van a poder comprar divisas para llevárselas.

Esta política, sin embargo, nos lleva a una situación explosiva. El propio Lanata pidió desde su columna de Clarín “no nos sigan prestando, por favor”. El déficit público luego del pago de intereses de deuda aumentó 187% en relación del año pasado. Sólo en los últimos 18 meses, nación, provincias, municipios y empresas se endeudaron por ¡el 20% del PBI! (Página12, 28/05). Vamos camino a un estallido.

TARIFAZO E IMPORTACIONES: EL PLAN RECESIVO DE MACRI

Mientras se desarrolla esta timba financiera y crece la bomba de tiempo macrista, el tarifazo, el aumento de las importaciones y la caída del consumo interno están destruyendo la industria en Argentina: ya vamos 13 meses consecutivos de caída de la industria en Argentina y un 40% de la capacidad industrial del país está ociosa. El macrismo viene a proponer una reorientación de la economía argentina, donde los que ganan son los sectores financieros y exportadores de materias primas, mientras cae la industria, el empleo y el consumo.

MACRI NOS LLEVA A UN ESTALLIDO; ¡FUERA MACRI!

La política económica del macrismo demuestra la necesidad de una salida anticipada del gobierno a través del juicio político. Su continuidad en el ejecutivo hace cada día más gravosa la situación para el pueblo: más hambre, más deuda, menos trabajo. Terminemos con esta aventura saqueadora, vamos por el juicio polìtico a Macri.


CON MACRI, CADA VEZ COMEMOS MENOS

El gobierno fracasó con su plan anti-inflacionario: nadie espera menos de 25% de inflación para este año, sólo el Banco Central sigue sosteniendo la meta del 17%. Sin embargo, utilizan ese número para tirar las paritarias a la baja y para subir las tasas de interés y seguir perjudicando a la industria a cambio de grandes ganancias para la especulación financiera.


TARIFAS IMPAGABLES

Hoy, una familia que no tiene acceso al gas, tiene que gastar aproximadamente $1300 promedio por mes en energía. Esto es dinero que las familias sacan del consumo de alimentos u otros gastos básicos (útiles, medicamentos). En algunos lugares del conurbano, están aplicando medidores pre-pagos: o sea que si no podés pagar la luz, no vas a tener. Esto implica un grave riesgo humanitario. Macri y Aranguren no tienen empacho en matarnos de hambre o de frío. ¡Fuera Aranguren!


Cristina denunció la explosión de la especulación con Lebacs en su entrevista en C5N

¿Quienes ganan con este endeudamiento del BCRA? Los bancos y los grandes inversores: traen su dinero en dólares, compran pesos, ponen esos pesos a tasas de interés del 25,5% anual (de las más altas del mundo) y luego con más pesos, compran dólares nuevamente y si quieren se los llevan. Esta es la “bicicleta financiera”. El año pasado, las Lebacs tuvieron tasas del 38% y se fugaron del país unos mil millones de dólares por mes. Este año, en enero y febrero se fueron 4 mil millones de dólares, la fuga más grande desde 2003. De conjunto, se fueron por fuga de capitales más dólares de los que entraron por inversiones.

Además como el gobierno eliminó los controles de capitales, los grandes inversores pueden comprar los dólares que quieran y sacar su dinero del país cuando quieran. Eso hace que los movimientos sean bruscos, lo cual puede implicar golpes al sistema financiero y bancario, grandes devaluaciones y, por lo tanto, crisis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s