CIRCULAR DE LA TPR N°2 – “QUE CADA NUEVO INTERNO SEA UN CONSTRUCTOR DEL PARTIDO PIQUETERO”

CIRCULAR DE LA TPR N°2

Órgano del Comité Central de la TPR – Domingo 22 de enero de 2017

12378097_993106880768739_8237601209966039376_o


Campaña de reclutamiento: en las primeras 3 semanas de 2017, 33 incorporaciones. La TPR recontra re-piquetera: ya crecimos 100% en Buenos Aires y en Córdoba

“QUE CADA NUEVO INTERNO SEA UN CONSTRUCTOR DEL PARTIDO PIQUETERO”

La campaña de reclutamiento lanzada en la circular N°1 de 2017 ha tenido un comienzo exitoso. Se han incorporado 33 nuevos compañeros a la TPR (22 en Buenos Aires, 11 en Córdoba). Tanto en Buenos Aires como en Córdoba, se trata de un crecimiento al 100%. La TPR no para de crecer y a este ritmo vertiginoso ya duplicamos la cantidad de compañeros. Se trata de un salto histórico que tenemos que comprender en toda su magnitud. Recién estamos dando los primeros pasos.

La primera conclusión que se impone de este desarrollo es que el objetivo de reclutar 100 nuevos compañeros en 3 meses de cara al VII° Congreso de la TPR es un objetivo realista y realizable. Esto es así no solamente porque el RCRC (Reclutamiento – Contactos – Relaciones – Conocidos) de la TPR hoy ya supera los 100 compañeros, sino también porque los nuevos internos vienen con nuevo padrón bajo el brazo, y la primera tarea con todos ellos es establecer sus propios planes de reclutamiento. El efecto multiplicador, por lo tanto, no tiene límites. Apostamos al desenvolvimiento de una espiral ascendente donde se incorporen masivamente los compañeros que apoyan nuestras posiciones políticas mediante una actividad militante común con nosotros.

RECONOZCAMOS LOS LÍMITES Y LOS RIESGOS DEL RECLUTAMIENTO MOVIMIENTISTA PARA DAR UN SALTO EN LA ESTRUCTURACIÓN PARTIDARIA

Con respecto a los límites de la actividad, un primer diagnóstico que surge del balance del Secretariado de Organización sobre el reclutamiento de los nuevos compañeros es que se trata de un reclutamiento movimientista: el reclutamiento no se organiza en torno a los compromisos de construcción partidaria sino en torno a la participación en la agenda central de actividades (marchas, charlas, actividades en los barrios, etc.). Un ejemplo claro de esta situación es que de los 20 compañeros que se incorporaron en la última semana en Bs As, sólo 4 aportan regularmente a la organización, otros 4 aportaron a la XV Campaña Financiera y de los 12 restantes nunca ingresó un aporte al partido.

Esta participación sistemática de los compañeros en la movilización política de la TPR supera con creces la simple adhesión reivindicativa a la AVP pero sería una ilusión identificarla con la labor de un militante político. La diferencia entre un activista o luchador y un militante no es en primer lugar una cuestión de qué piensa cada uno sino de si avoca energías a la construcción sistemática, metódica y estratégica de un partido político propio.

Puede haber compañeros que sean grandes luchadores pero que no dediquen ni un día o ni un par de horas al cumplimiento de los objetivos de la agenda, es decir, a la construcción partidaria concreta. Aunque valoremos mucho que se consideren militantes, no lo son efectivamente. Como dijo Marx y ratifica la propia vida: “uno es lo que hace y no lo que piensa de sí mismo”.

Reconocer esta diferencia no se trata de levantar barreras artificiales contra el reclutamiento de nuevos compañeros piqueteros (o pretender no reconocerle su status partidario a quienes ya se hayan incorporado en esta campaña de reclutamiento) sino que, por el contrario, cumple la función de preparar organizativa e ideológicamente a los cuadros para estar en condiciones de dar un salto en la consolidación, formación y estructuración partidaria.

PLANILLA DE COMPROMISOS PARA LOS NUEVOS INTERNOS

Tenemos que revolucionar la vida interna de los organismos partidarios para subrayar la necesidad de prolongar el seguimiento de los nuevos internos dentro de la TPR para que se se formen como constructores del Partido Piquetero. Para lograrlo, tenemos que comprender que la práctica militante va por delante de la compresión ideológica y que, por lo tanto, los planes de formación deben darse en primer lugar en torno a compromisos concretos verificable de su propia actividad. Para obtener el resultado esperado, tenemos que indicar precisamente los pasos, el método y los plazos a seguir.

El reclutamiento del último período NO se ha desarrollado sobre la base de garantizar su aporte de CF (Campaña Financiera) y que conquiste nuevos aportes, de la compra y venta de los materiales, del reclutamiento de nuevo padrón, del desarrollo de planes políticos por barrio. Esto ocurre por dos motivos.

El primero es que decidimos, conscientemente, colocar como criterio para la incorporación el sólo hecho de que desarrollen una actividad con nosotros porque lo que nuestro objetivo ahora, en primer lugar, es que la TPR se llene de piqueteros. Por lo tanto, la primer vara que colocamos como criterio para el reclutamiento no es la verificación de su compromiso y adhesión política e ideológica sino su propia condición objetiva como piquetero y su vínculo con nosotros en una militancia en común como parte de la AVP.

COLOCAR EL MÉTODO DE ORGANIZACIÓN EN EL CENTRO DE NUESTRA MILITANCIA

El segundo es que, más allá del reclutamiento en sí mismo, nuestra militancia cotidiana en el terreno de Organización adolece de toda una serie de límites. No está presente de forma regular el seguimiento de todos estos puntos en el vínculo con el padrón. Esto es exactamente lo que debemos resolver en el próximo periodo: una batalla política que deberemos dar al interior de nuestras filas para que el movimientismo no destruya a la TPR sino que sea el trampolín que nos permita pegar el salto histórico en la construcción del Partido Piquetero.

Por eso, la primer resolución que se desprende de esta caracterización alternativa (sucede una cosa u otra) es la elaboración de una planilla de seguimiento de los compromisos para los nuevos internos. No es cierto que, una vez incorporado, no haya que desarrollar un seguimiento específico sobre cada compañero. Así como hacemos un seguimiento del RCRC para incorporarlo, tenemos que hacer un seguimiento de los nuevos internos para asimilarlos a la actividad partidaria. El reclutamiento en masa de decenas de compañeros es una enorme oportunidad pero también un enorme riesgo, más para la estabilidad de una relativamente nueva y pequeña organización como la nuestra. Debemos asumir este desafío que se nos presenta con enorme responsabilidad y sentido del desafío histórico: apostamos la TPR entera a la tarea de construir el Partido Piquetero.

EL RECLUTAMIENTO SIGUE DENTRO DE LA TPR: REUNIONES CON CADA NUEVO COMPAÑERO PARA FORMARLO COMO CONSTRUCTOR PARTIDARIO

En este sentido, hay que resaltar que tenemos todas las condiciones materiales para dar el salto del reclutamiento movimientista al reclutamiento basado en los instrumentos partidarios. Estamos regularizando la agenda y la circular; estamos publicando materiales mensuales de la AVP (resoluciones del 3° Congreso de la AVP y material para la asamblea de trabajadores de la AVP); tenemos los bonos de campaña financiera; tenemos el merchandising para vender a internos y padrón (remeras, pecheras, pines, calcos); tenemos página web para circular rápidamente todos los materiales y balances de la actividad partidaria. Tenemos pendiente la elaboración de la editorial semanal y El Piquetero, que vienen siendo suplantadas por los materiales centrales mencionados anteriormente, y también la hoja teórica; herramientas que regularizaremos en las próximas semanas. Con estas herramientas, la tarea es asimilar a esta primera camada de 33 compañeras y compañeros.

Tal como planteamos en la circular n°1, tenemos que capacitar políticamente a los nuevos internos dentro de la propia organización. La tarea prioritaria de la TPR los próximos 10 días, por lo tanto, es reunir a los 33 nuevos internos y ofrecerles las herramientas para que sean constructores del Partido Piquetero. Explicarles cómo utilizar estos 10 instrumentos partidarios: Editorial – Agenda – Circular – RCRC- Cotización – Aportes – Actividades financieras – Materiales y PIQUETERO – Plan político para el frente – Hoja teórica.

Las reuniones con cada compañero tienen que servir para elaborar y votar un plan de militancia sobre esos 10 puntos. Los materiales tienen que ser leídos por los compañeros y tienen que preparar informes para las reuniones, se tiene que votar un plan de venta, realizar un seguimiento y hacer un balance de los resultados de la venta: con los materiales, buscamos discutirle y sacarle compromisos de militancia al padrón, dado que reclutamos en torno a los materiales. Ese es sólo un ejemplo. En los próximos días vamos a editar un instructivo que desarrolle los objetivos de cada uno de los 10 puntos y cómo se militan, para facilitar la tarea de los responsables que reclutan a los nuevos internos y de los propios internos para tener los instrumentos para desarrollar su militancia.

NO HAY MILITANCIA REVOLUCIONARIA SIN PLAN REVOLUCIONARIO. LA AGENDA ES NUESTRO PLAN Y LA CENTRALIZACIÓN DIARIA ES LA ÚNICA MANERA DE LOGRARLO

La principal herramienta para organizar la militancia cotidiana es la Agenda. Ya hemos publicado 3 Agendas en lo que va de 2017. El balance es que las primeras 2 Agendas no fueron utilizadas para organizar la militancia cotidiana.

De hecho, se han hecho solamente 2 de las 20 pintadas que nos habíamos propuesto por la libertad de Milagro Sala; a la segunda marcha por AGR no vino ni 1 compañero de la AVP; no ha habido un ingreso significativo de aportes a la Campaña Financiera durante enero. Por eso, hemos decidido lanzar una campaña política interna para explicar la centralidad de la Agenda en la militancia en la TPR.

Hemos colocado, al principio de la Agenda, la siguiente frase: “No hay militancia revolucionaria sin plan revolucionario. La Agenda es nuestro plan y la centralización diaria es la única manera de lograrlo”. La militancia sin plan revolucionario es movimientista, o sea, no se ubica en relación a la lucha entre partidos y, por lo tanto, es pasible de ser neutralizada por el Estado. Si no tenemos estrategia (un plan) nos dejamos arrastrar por presiones de nuestro medio inmediato en vez de nosotros elaborar y militar para transformar ese medio en función de nuestros intereses en términos revolucionarios.

El plan, elaborado por la dirección, figura en la Agenda, y coloca objetivos, plazos, materiales y resultados para desarrollar cada uno de los aspectos del plan. La centralización diaria (TODOS LOS DÍAS) de la Agenda es la única manera de lograr el cumplimiento del plan. También es la única forma de contrastar el plan con la realidad de la organización y mejorarlo teniendo en cuenta nuestro desarrollo y nuestras posibilidades. Los círculos y cada interno tienen que leer la agenda, proponer un plan de trabajo propio para llevar adelante sus objetivos, discutir las posibilidades de desarrollarlo, y en caso de rechazar los planteos de la Agenda, contraproponer una orientación alternativa, en el marco de la defensa de las resoluciones de la organización.

La Agenda plantea un plan para mejor defender nuestros intereses y los de todos los explotados. La campaña de reclutamiento, la lucha de AGR, la lucha contra Trump, la lucha por la libertad de Milagro Sala, la Campaña Financiera, las asambleas de trabajadores de la AVP, el VI° Campamento de la TPR: son todas campañas necesarias para reforzarnos como clase y debilitar a nuestros enemigos. En caso de rechazar este plan, el compañero debe plantear por qué este plan no sirve para defender nuestros intereses, y qué plan sí serviría para hacerlo. Esta es la forma de desarrollar un debate organizado para defender nuestros intereses como explotados y avanzar individual y colectivamente en conclusiones, propuestas y resoluciones.

LA FORMACIÓN POLÍTICA PARA CONSTRUIR LA MÁQUINA POLÍTICA NECESARIA PARA DERROTAR AL MACRISMO: EL PARTIDO PIQUETERO

Ahora bien: no sólamente mediante la actividad práctica es que se forma un cuadro político socialista. La formación política socialista de los piqueteros requiere del desarrollo de su comprensión teórica (de las leyes de la revolución social) por medio de su propia crítica personal de la ideología capitalista.

La escasa presencia de los nuevos internos y de los compañeros del RCRC en las charlas centrales de los sábados es un dato objetivo a tener en cuenta en este sentido. La falta de reuniones de reclutamiento regulares con cada uno de ellos, con el método del instructivo de reclutamiento, también. Tenemos que aprovechar el marco organizativo común para ir a un debate político estratégico con los compañeros para desarrollar su conciencia política. Son ellos mismos los que, por medio de un debate colectivo, tienen que aportar a la elaboración política y teórica de toda la organización. Todos sabemos algo y todos desconocemos mucho. La principal escuela para los explotados es el desarrollo de la propia lucha de clases. La síntesis entre la experiencia personal y las conclusiones históricas de la lucha obrera es la formación teórica.

Los compañeros que se incorporan a la TPR están a la vanguardia de la lucha contra Macri. Organizan asambleas piqueteras en sus barrios para luchar contra el hambre y la desocupación macristas. Convocan a los piquetes y las movilizaciones anti-macristas. Para que esa lucha triunfe, la vanguardia piquetera necesita construir su propio partido político. La lucha política es una lucha por el poder. Para arrebatarle el poder a Macri y que gobiernen los piqueteros, necesitamos una maquinaria de construcción política y de poder, un partido político. Por eso buscamos que cada nuevo compañero sea un constructor del partido piquetero. Que cada nuevo compañero pueda extraer directivas políticas de la realidad en la que interviene, que saque conclusiones de su propia situación objetiva, a través de la organización y la formación política. Nuestra elaboración como organización se basa en sacar conclusiones de la experiencia de los explotados, y por eso cada nuevo explotado que se incorpora a la TPR tiene que aportar a esa elaboración. Formación marxista no es el dictado de un dogma por parte de una minoría ilustrada hacia una mayoría inculta, sino el desarrollo político y teórico del propio movimiento de los explotados contra el imperialismo, la clase capitalista y sus partidos.

Como dirección afirmamos que el método correcto para reclutar esta camada piquetera es el movimientista porque SU-PO-NE-MOS que el marxismo es por completo extraño a estos compañeros y que, colocarlo como una barrera ideológica, sólo cumpliría un rol paralizante y academicista en el desarrollo de la conciencia política de los piqueteros. No construimos el Partido Piquetero para crear una fachada que oculte una sociedad de propaganda marxista sino como una auténtica herramienta política de los explotados para luchar por sus reivindicaciones.

La tensión entre sus intereses inmediatos y sus intereses de clase e históricos, es decir, la tensión entre las conquistas piqueteras y la expresión programática y teórica adecuada al desarrollo del propio movimiento piquetero deberá ser saldada por medio de una labor sistemática de nuestros cuadros. No son las masas combativas las que deben “elevarse” a la supuesta altura de la vanguardia política sino, por el contrario, la vanguardia revolucionaria quien debe fusionarse sistemáticamente con franjas cada vez más amplias y combativas de las masas explotadas.

Si un compañero no saca conclusiones políticas y teóricas a favor de su actividad política práctica, va a terminar cediendo ideológicamente a la presión de la burguesía y alejándose de esa actividad práctica. Si, por el contrario, el compañero saca las conclusiones subjetivas revolucionarias de su experiencia objetiva en la lucha de clases, entonces ese compañero está en condiciones de constituirse como un cuadro político de los explotados. Los 33 compañeros que se incorporaron, y los más de 100 del RCRC, están sometidos a la presión ideológica de la burguesía a través de la familia, la patronal, los medios de comunicación, la escuela, los punteros, etc. Los propios cuadros históricos de la TPR también. Por eso, la TPR como un todo tiene que ser una usina ideológica permanente a favor de los intereses de la clase obrera y a favor de un desarrollo sistemático de su doctrina, estrategia y táctica políticas.

LAS CLAVES PARA LOGRAR LAS CONQUISTAS DE LA AVP FUERON LA POLÍTICA Y LA ORGANIZACIÓN DE LA TPR

Uno de los primeros debates que tenemos que desarrollar, en este sentido, es el balance del fin de año. ¿Cuál fue el principal factor que nos permitió obtener todas las conquistas y lograr todo el desarrollo de la AVP a fin de año? El material que publicamos de cara a las asambleas de trabajadores de la AVP no responde por completo a esta pregunta. Coloca a la organización colectiva y la movilización de la AVP como el principal factor. Si bien fue y es un factor necesario, no es el factor fundamental. Las claves para lograr las conquistas de la AVP fueron la política y la organización de la TPR.

¿Por qué organizaciones que eran más grandes que nosotros, antes de diciembre de 2016, no tuvieron el crecimiento que sí tuvimos nosotros? Porque no caracterizaron correctamente el cuadro político y, por lo tanto, no quisieron o no pudieron aprovecharlo a fondo. Nosotros sí lo hicimos (“Macri perdió la iniciativa política, tiene terror a una derrota electoral, decidió aprobar la Ley de Emergencia Social para mostrarse como un gobierno con sensibilidad social”), y por eso vimos con claridad la oportunidad (“Es la hora de los piqueteros”). Por eso decidimos ingresar al Frente por el Trabajo y la Dignidad Milagro Sala por un plan de lucha de fin de año. Por eso decidimos invertir $50.000 de las finanzas de la TPR para poner en pie el 3° Congreso Villero Piquetero, que fue determinante a la hora de ganarnos un respeto como organización ante los funcionarios del gobierno y el resto de las organizaciones piqueteras. Por eso largamos la campaña “por una navidad sin hambre ni represión” con afiches de la AVP y la TPR colocando todos nuestros reclamos de cara a fin de año.

Por todo esto, ganamos una visibilidad histórica como organización piquetera que nos colocó en numerosas oportunidades en medios de comunicación masivos como Clarín, La Nación y A24. Sin el 3° Congreso Villero Piquetero, sin la campaña política con afiches, volantes, flyers, comunicados de prensa y difusión en redes sociales, sin las intervenciones en los medios de comunicación por parte de Juan Marino y Lionel Stiglitz, sin el ingreso al Frente Milagro Sala y sin el esfuerzo sistemático de una redacción política que evalúe, estudie, elabore y fije posición sobre la situación política nunca hubiésemos logrado lo que logramos. Y todas esas cosas fueron decisiones políticas y esfuerzos organizativos y financieros de la TPR que le permitieron a la AVP lograr todo lo que logró.

Entonces, es necesario sacar la conclusión de que, para que una organización piquetera pueda triunfar y crecer, en primer lugar necesita construir un partido piquetero, una dirección política revolucionaria contra Macri. ¿Por qué comenzaron a multiplicarse las asambleas? Porque planteamos la tarea de hacerlo desde la TPR. ¿Por qué pudimos comenzar a consolidar esas asambleas? Porque logramos conquistas y triunfos gracias a la orientación de la TPR. ¿Qué hay que construir entonces para defender esas conquistas y lograr nuevas? La TPR. Para que la masificación de la AVP se transforme en desarrollo político de la AVP, para que las nuevas asambleas de la AVP se construyan sobre bases políticas anti-macristas, piqueteras y revolucionarias, tiene que haber más militantes de la TPR. Si los piqueteros quieren progresar, necesitan construir la TPR y el Partido Piquetero.

CÍRCULOS, AGENDA, CIRCULAR, REUNIONES CON JM Y CONFIRMACIÓN AL VI° CAMPAMENTO Y AL VII° CONGRESO DE LA TPR

Por eso, hemos adoptado numerosas resoluciones.

En primer lugar, garantizar las reuniones de círculo semanales, donde se discuta el balance de la actividad con los 10 instrumentos centrales mencionados en esta circular, en primer lugar la Agenda.

En segundo lugar, que todo interno centralice a diario el cumplimiento de la Agenda con su responsable, y que cada responsable de círculo lo haga con el responsable central. Si hay un rechazo a la Agenda o a alguno de sus puntos, tiene que estar fundamentado por escrito y contemplar una propuesta alternativa.

En tercer lugar, que todo interno lea y prepare informes sobre las 2 circulares ya publicadas, para cada reunión de círculo. Cada círculo tiene que enviar un acta de la reunión, que incluya las devoluciones sobre las circulares.

En cuarto lugar, hemos decidido hacer públicas, tanto la Agenda como la Circular. Eso plantea elaborar un plan de venta de ambos materiales ($5 cada uno), sobre el padrón. La venta de la Agenda y la Circular vamos a poder verificar si los compañeros están de acuerdo con las mismas y si las utilizan como un instrumento de militancia, y vamos a poder mejorar las condiciones del reclutamiento, superando su carácter movimientistas.

En quinto lugar, que el compañero JM esté presente, por el Ejecutivo, en todas las reuniones con los nuevos internos, para elaborar los planes de militancia en cada uno de sus frentes en base a todos los materiales centrales ya mencionados y en base al informe político sobre dichos frentes. Vamos por 25 planes de trabajo para los 25 barrios donde estamos presentes.

En sexto lugar, lanzamos la campaña de convocatoria al VI° Campamento y al VII° Congreso de la TPR, a todos los internos y al RCRC. Repetimos lo planteado en la circular n°1: el campamento y el congreso se tienen que llenar de piqueteros. Para que eso ocurra, tenemos que ponernos en campaña de inmediato, confirmando a los compañeros, pagando una seña de $100 en enero por cada compañero que se comprometa a viajar. Esta es la prioridad central de la TPR en el próximo período. El VI° Campamento será una escuela de formación piquetera. El VII° Congreso será una instancia de elaboración del plan para construir el Partido Piquetero. Vamos por un VI° Campamento y un VII° Congreso de la TPR recontra re-piqueteros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s