[AVP] LOS PIQUETEROS TRABAJAMOS Y ORGANIZAMOS A LOS DESOCUPADOS Y TRABAJADORES QUE NO LLEGAN A FIN DE MES

12 Y 13 DE ENERO DE 2017 – PRIMERA ASAMBLEA DE LOS TRABAJADORES DE LA AGRUPACIÓN VILLERA PIQUETERA (AVP)

LOS PIQUETEROS TRABAJAMOS Y ORGANIZAMOS A LOS DESOCUPADOS Y TRABAJADORES QUE NO LLEGAN A FIN DE MES

La organización piquetera es el camino para mejorar nuestras condiciones de vida como desocupados y como trabajadores que no llegamos a fin de mes. Gracias a que nos organizamos colectivamente en la Agrupación Villera Piquetera (AVP), hemos logrado:

  1. Canastas navideñas para nuestras mesas de Navidad y Año Nuevo
  2. Llenar de alegría nuestros barrios con juguetes y juegos para nuestros hijos el Día de Reyes
  3. 4 comedores
  4. Alimentos mensuales para 7 barrios
  5. El compromiso de atención médica integral por parte de la Secretaría de Acción Comunitaria del Ministerio de Salud
  6. Puestos de trabajo, planes de capacitación y empleo, o proyectos productivos, para 110 compañeros que ya cobran su sueldo
  7. 154 compañeros en lista de espera para ingresar en los próximos meses
  8. Asambleas piqueteras para luchar por todos los reclamos de los barrios

Esta es solamente la punta del ovillo. Podemos convertir nuestros sueños en realidad: trabajo y salario dignos, vivienda, urbanización, educación, salud, vacaciones. Construyendo la AVP, luchamos para salir de la miseria. Construyendo la AVP, logramos conquistas que mejoran nuestras condiciones de vida. Hoy, la gran novedad de nuestra organización, es que somos 110 trabajadores de la Agrupación Villera Piquetera, que en los próximos meses podemos pasar a ser 264 e incluso más. La oportunidad está, porque es año electoral, Macri tiene terror a perder las elecciones legislativas, y por eso es la hora de los piqueteros. Es nuestra hora. Es nuestra oportunidad. Los trabajadores de la Agrupación Villera Piquetera tenemos que mostrarles a todos los desocupados y a todos los trabajadores que no llegan a fin de mes, que el camino para enfrentar el hambre y la desocupación es la organización piquetera.

Nuestra principal tarea como trabajadores de la AVP es construir la organización. Empadronar a los desocupados y trabajadores pobres, tanto aquellos que están en nuestras asambleas, como los que viven en nuestros barrios y aún no están organizados. Impulsar la organización de nuevas asambleas, tanto en nuestros barrios como en otros. Queremos que toda provincia, que todo municipio, que todo barrio, que toda manzana, tengan una asamblea de la AVP.

Los trabajadores piqueteros de la AVP cumplimos una función social necesaria cuando construimos nuestra organización. Derechos constitucionales fundamentales como el derecho a la alimentación, el trabajo, la vivienda, la salud y la educación, son violentados todos los días por parte del gobierno de Macri. Los piqueteros defendemos esos derechos constitucionales con nuestra organización.

Esta primera asamblea de los trabajadores de la Agrupación Villera Piquetera se fija un objetivo muy claro: dejar en claro que los piqueteros trabajamos, y votar una campaña para organizar a los desocupados y a los trabajadores que no llegan a fin de mes, para que se respeten todos nuestros derechos constitucionales.

NUESTROS RECLAMOS AL GOBIERNO COMO TRABAJADORES PIQUETEROS

Tenemos que apoyarnos en estas conquistas para ir por más. Tenemos numerosos reclamos pendientes. Son cientos los compañeros que se han empadronado con nosotros para reclamar trabajo. La mayoría de los compañeros que ingresaron a los planes de empleo aún no tienen tareas asignadas. Muchos compañeros han sido rechazados injustamente por el gobierno. Nuestros reclamos como trabajadores piqueteros de la AVP están dirigidos a los gobiernos, que son los responsables de velar por el cumplimiento de los derechos de todos los ciudadanos. Por eso, la primer asamblea de trabajadores de la AVP vota elevar el siguiente pliego de reclamos y exigir una respuesta pública y por escrito a los ministerios que correspondan:

  • Que nos asignen tareas, materiales y herramientas de trabajo y seguridad
  • Cupos de ingreso a los planes de empleo para los 500 desocupados empadronados y para todos los que se sigan empadronando
  • Aumento salarial superior a la inflación (definir el porcentaje de aumento que vamos a reclamar junto con el resto de las organizaciones del frente)
  • No a las incompatibilidades de programas sociales y planes de empleo. Que cada compañero pueda acceder a todos los planes que necesite.
  • Trabajo en blanco, bajo el convenio de nuestra actividad
  • Cursos de capacitación laboral bajo control de las organizaciones piqueteras
  • Presupuesto para las obras que necesitan nuestros barrios
  • Derecho a la sindicalización

De los 246 compañeros presentados, hay 93 compañeros ingresados, tuvimos que corregir los datos de 2 compañeros, nos rechazaron a 37 por tener otros planes de empleo o programas sociales y aún no tenemos respuesta sobre 115 compañeros. Lo primero que se deduce de esto es exigir el ingreso de los 115 compañeros de los cuales aún no tenemos respuesta. En segundo lugar, tenemos que exigir el aumento del ingreso de los compañeros, para que tengan un sueldo digno. En este punto también tenemos que exigir que los compañeros del plan Barrios Bonaerenses (que cobran $2800) pasen al Argentina Trabaja (cobran $4060), debido a que el gobierno se había comprometido a que los ingresos de diciembre iban a ser en Argentina Trabaja y los compañeros fueron ingresados en el Barrios Bonaerenses. También tenemos que rechazar la incompatibilidad entre los planes sociales: es indignante que una compañera que cobra un subsidio habitacional o tiene Ciudadanía Porteña no pueda ingresar a un plan de empleo porque “ya cobra un plan social”.

En tercer lugar tenemos que reclamar los materiales y herramientas de trabajo al gobierno. Este reclamo también nos sirve para sumar a los vecinos a nuestra lucha (porque estamos peleando por las obras que necesita el barrio). De esta manera demostramos que nosotros SÍ queremos trabajar, que nosotros SÍ sabemos lo que el barrio necesita y que el bloqueo para el trabajo de los desocupados y las obras necesarias es el gobierno que NO quiere destinar el presupuesto para esto.

Además, cada plan de empleo tiene sus propios reclamos. Entre ellos:

Construir Empleo: que el gobierno aumente el monto para comprar el kit de herramientas y seguridad. Que los proyectos no tengan límite presupuestario ni de tiempo. Que se le pague a los técnicos que trabajan en el proyecto. Que los compañeros puedan empezar a cobrar mientras se prepara y evalúa el proyecto. Que el gobierno nos de materiales de capacitación.

Barrios bonaerenses: Equiparación con el Argentina Trabaja, que den tareas, materiales y herramientas de trabajo.

Argentina Trabaja: Apertura del Argentina Trabaja en Capital Federal y Córdoba. Aumento equivalente a la canasta familiar. Aguinaldo y vacaciones pagas. Obra social.

Ellas Hacen: Aumento equivalente a la canasta familiar. Guarderías para los hijos de las compañeras.

Por su parte, tenemos que reclamar al gobierno que clarifique públicamente, que discuta con todas las organizaciones afectadas, y fundamente el recorte de mil millones de pesos en los planes de empleo del Ministerio de Trabajo, anunciado públicamente el 5 de enero en los medios de comunicación.

Los piqueteros no negociamos con el gobierno cómo administrar la miseria sino que le exigimos públicamente que respete nuestros derechos y cumpla con sus obligaciones. Los funcionarios públicos deben rendir cuenta de sus actos ante el pueblo y ante cada uno de nosotros. Están obligados, por ley, a hacer respetar nuestros derechos. Hagamos que se cumpla esa obligación con nuestra lucha política, y expongamos ante los ojos de los trabajadores todos y cada uno de los atropellos que estos funcionarios, que este gobierno, descargue sobre los piqueteros.

SOMOS PIQUETEROS, NO PUNTEROS. SOMOS TRABAJADORES, NO LADRONES. DEFENDEMOS EL DERECHO A LA PROTESTA, NO SOMOS DELINCUENTES.

Hay un sector de la derecha que está enojado por todas las conquistas que logramos a fin de año. Tienen sed de revancha. En Clarín y La Nación, las editoriales piden que nos repriman. En los medios, algunos periodistas nos acusan de punteros, ladrones y delincuentes. Le exigen al gobierno de Macri que no tenga en cuenta las elecciones y que mate de hambre al pueblo. No les importa ni la política, ni las elecciones, ni la Constitución. Nos demonizan. Mienten sobre nosotros. Quieren generar las condiciones políticas para poder arrebatarnos nuestras conquistas. Los piqueteros tenemos que hacer una campaña política para derrotar este operativo derechista, dejar en claro quienes somos y qué hacemos, y defender nuestras conquistas y nuestros derechos. Que el pueblo argentino no lo dude ni un segundo: la derecha ataca a los piqueteros para que ningún trabajador se anime a protestar cuando le arrebatan sus derechos. La defensa del movimiento piquetero es la defensa de la lucha de todo el pueblo argentino.

Acá está nuestra respuesta:

  1. SOMOS PIQUETEROS, NO PUNTEROS. El puntero administra la miseria, el piquetero organiza a los desocupados y trabajadores que no llegan a fin de mes para terminar con la miseria.

Los planes de empleo los conquistamos con nuestro reclamo por puestos de trabajo en el Consejo Nacional de la Mujer en abril; en Desarrollo Social de la Nación en octubre; y las movilizaciones en diciembre junto con el Frente por el Trabajo y la Dignidad Milagro Sala, con el que reclamamos empleo para 20 mil desocupados. Fueron una conquista de nuestra lucha piquetera.

Son planes de empleo con salarios por debajo del salario mínimo vital y móvil, que van de $2800 a $4060. En el mejor de los casos, en las cooperativas de la Ciudad de Buenos Aires, cobramos un poco menos de $6000. Los aceptamos porque en un cuadro de hambre y desocupación, todo lo que ayude a llegar a fin de mes es bienvenido.

Al mismo tiempo, reconocemos que es una miseria que no supera la línea de pobreza. Cuando el gobierno nos da esos planes de empleo, ¿qué quiere lograr? Quiere que administremos la miseria. Eso es lo que hacen los punteros: si te “meten” en un plan (ellos lo hacen porque tienen su acuerdo con el gobierno, no luchan contra el gobierno) te roban una gran parte del plan (en general el 50%) y te extorsionan para que te quedes en tu casa sin organizarte ni luchar por todo lo que necesitás vos, tu familia, tus vecinos y el conjunto de los trabajadores. Te dicen: “contentate con esto, quedate en tu casa, que si levantás la voz, te vas a quedar sin nada”. Administran la miseria. Nos presionan a los trabajadores que no llegan a fin de mes para que aceptemos la miseria. Quieren que aceptemos la desocupación y el hambre como una realidad que no se puede transformar.

Los piqueteros organizamos a los desocupados y a los trabajadores que no llegan a fin de mes para terminar con la miseria. Utilizamos los planes de empleo como una conquista para ir por más. Para organizar asambleas populares, luchar por todos los reclamos, militar políticamente contra el gobierno inconstitucional de Macri que nos hunde en el hambre y la desocupación. El ingreso al plan de empleo no es algo definitivo: es un escalón, un paso adelante, en nuestra lucha para terminar con la miseria y vivir como necesitamos.

  1. SOMOS TRABAJADORES, NO LADRONES. Reclamamos que el gobierno nos de tareas; organizamos trabajo voluntario con los vecinos en todos nuestros barrios.

Existe una campaña mentirosa de los medios y la derecha contra los piqueteros diciendo que utilizamos los piquetes para extorsionar al resto de la población, para vivir de planes sociales sin trabajar. Lo que no dicen es que el gobierno, excepto en los casos de los trabajadores de las cooperativas de la Ciudad y las compañeras del Ellas Hacen, no nos da “tareas”. ¿Piensan que es casualidad? ¿Qué lo hace porque ‘se olvidó’? Para nada, ellos prefieren que los compañeros no tengan tareas, lo cual contribuye a la campaña de los medios contra los piqueteros.

Frente a esto, la AVP propone lanzar una campaña titulada “LOS PIQUETEROS TRABAJAMOS” donde hagamos lo siguiente:

  1. Armamos cuadrillas con los compañeros que ingresaron al plan de empleo y convocamos al resto de los compañeros y vecinos a sumarse voluntariamente
  2. Definimos una campaña que vamos a realizar en el barrio. Por ejemplo: que el gobierno nos dé trabajo y materiales para la construcción de un jardín de infantes, el asfaltado de calles, el zanjeo, arreglo o instalación de cloacas
  3. Armamos actividades de agitación (volanteo, timbreo, pintadas, asambleas abiertas, recorrida de radios) llamando al barrio a que se organice por esos reclamos
  4. 2 días por semana realizamos una tarea (limpieza de calles, plazas, escuelas o jardines; pintura, etc) que podamos auto-organizar junto con el apoyo de los vecinos, mientras le reclamamos al gobierno que nos de los materiales para hacerlo
  5. Realizamos fotos, videos y artículos sobre nuestro trabajo y nuestra militancia para difundirlas en las redes sociales y los medios de comunicación, para mostrar la realidad y derrotar la campaña mentirosa de la derecha

De esta manera nos proponemos dedicar la jornada laboral del plan de empleo a realizar esta actividad. En el caso de los programas que no tienen una jornada horaria asignada (Barrios Bonaerenses y Construir Empleo), proponemos un proporcional respecto al Argentina Trabaja (4hs): 2:30hs para el Barrios Bonaerenses y 3hs para el Construir Empleo.

En cada barrio, una asamblea popular

Las asambleas en los barrios, a la vez que deben servir para organizar la pelea por las obras que se necesitan, tenemos que integrarlas a los reclamos generales del barrio, que necesarios para garantizar nuestro derecho al trabajo. Luchar para terminar con la miseria es luchar para terminar con todos los problemas que sufrimos diariamente en nuestros barrios. Por eso, vamos por una asamblea popular en cada barrio para pelear por:

  • Empadronamiento de desocupados en el barrio y pelea por nuevos puestos de trabajo
  • No a los cortes de luz
  • Contra la inseguridad, control popular de las fuerzas de seguridad
  • Urbanización
  • Construcción de Jardines, Escuelas y Salitas. Ni un pibe sin vacante
  • Equipamiento de Salud para las salitas
  1. DEFENDEMOS EL DERECHO A LA PROTESTA, NO SOMOS DELINCUENTES. La protesta es un derecho constitucional para defender el resto de los derechos constitucionales.

Para hacer valer nuestros derechos, hacemos uso de nuestro derecho constitucional a peticionar ante las autoridades mediante la protesta popular. Los supuestos “demócratas” que piden cárcel y represión para los piqueteros deberían releer la Constitución. Están reclamando una represión ilegal. Nuestra protesta es legal. Ilegal es Macri, porque ilegal es el pago a los buitres, los convenios con los militares estadounidenses, las cuentas off-shore en Panamá, para citar solamente algunos ejemplos. Por eso, los trabajadores de la AVP llamamos a todas las organizaciones populares a defender, en frente único, el derecho a la protesta, el último derecho que nos pueden arrebatar porque es el que nos permite defender todos los demás derechos.

DEFENDAMOS TODAS LAS CONQUISTAS OBRERAS Y PIQUETERAS. MACRI NO ES REVOLUCIÓN DEL TRABAJO, ES DESOCUPACIÓN Y FLEXIBILIZACIÓN.

Mientras le arrancamos todas estas conquistas piqueteras al gobierno, y luego de una gran conquista obrera como fue la modificación del impuesto al salario, ahora el macrismo ha comenzado una ofensiva flexibilizadora contra los convenios colectivos de trabajo. El primer paso ha sido el acuerdo firmado entre el gobierno nacional, el gobierno de Neuquén, las empresas petroleras y la burocracia del sindicato de los petroleros, donde se pisotean numerosos derechos consagrados en el convenio de la actividad, como el pago de las horas taxi (las horas de viaje a los yacimientos lejanos), entre otros. Ya han anunciado que quieren avanzar con acuerdos similares en la UOCRA, textiles, metalúrgicos, automotrices, y muchos otros.

Macri dice que esto será “una revolución del trabajo”. Los piqueteros sabemos que, cuando Macri promete una revolución, es porque va a hacer todo lo contrario. Prometió la “revolución de la alegría” y nos impuso un fin de año triste, con 4.120.000 trabajadores pobres. La flexibilización laboral no generará nuevos trabajos sino nuevos despidos. El secretario de Empleo del Ministerio de Trabajo, Miguel Angel Ponte, dijo que contratar y despedir gente “debería ser tan natural como comer y descomer” (descomer significa cagar). O sea que, al mismo tiempo que nos da un plan de entre $2800 o $4060, va a dejar sin trabajo a cada vez más compañeros. Los piqueteros necesitamos luchar contra la flexibilización de los convenios colectivos de trabajo, para que todos los trabajadores estemos en mejores condiciones para luchar por trabajo para todos. Si los compañeros no pueden enfrentar los despidos, ¿cómo van a luchar por el ingreso de nuevo personal a las fábricas?

Esto es muy importante porque ya ha circulado en los medios que quieren utilizar los planes de empleo para que los empresarios echen trabajadores (quizás de nuestra familia o barrio) y contraten desocupados con planes de empleo a los que les paguen menos y hagan trabajar más y en peores condiciones (porque plantean una “flexibilización laboral”). Según dijo el Ministro de Trabajo Triaca en Clarín el 8/1, “la idea es que los $4000 pesos que se aportan a cada beneficiario de los casi 300.000 que hay (entre los planes que aglutinan los ministerios de Trabajo y Desarrollo Social), como, por ejemplo, el ‘Argentina Trabaja’ o el ‘Ellas Hacen’, los siga aportando el Estado pero a las empresas para subsidiar el salario básico de convenio”. Quieren usar los planes sociales para echar trabajadores con antigüedad y usarnos como mano de obra subsidiada y super-explotada. Por el contrario, los piqueteros tenemos que exigir la convocatoria a mesas de trabajo por actividad, con la presencia de las empresas, el Ministerio, los gremios, y las organizaciones piqueteras, donde juntos, los gremios y los piqueteros, rechacemos cualquier despido y exijamos el ingreso de nuevo personal a través de una bolsa de trabajo de las organizaciones piqueteras que empadronamos y organizamos a los desocupados en los barrios.

Con este método, tenemos que apoyar toda lucha de los trabajadores ocupados contra los despidos, cierres y suspensiones, por aumento de salario y condiciones de trabajo. Los trabajadores de la AVP apoyamos la lucha de los trabajadores por romper el techo del 20% salarial que pretende el gobierno en las paritarias. Los bancarios ya arrancaron a discutir sus paritarias. Lo mismo ocurre con los estatales y trabajadores de la Salud en la provincia de Buenos Aires. Si ellos ganan, nosotros estamos en mejores condiciones para pelear nuestro propio aumento salarial. Una gran pelea que tenemos que dar es la lucha por la paritaria 2017. La experiencia de nuestra lucha por aumento de sueldo en las cuadrillas de trabajo en Capital Federal es que el gobierno propone un aumento igual al de los trabajadores estatales. Esto demuestra, que no sólamente tenemos que pelear por nuestra paritaria sino que romper el techo del 20% que pretende el gobierno genera mejores condiciones para conseguir aumento de sueldo. En función de esto, resolvemos:

  1. Proponer una campaña al Frente por el Trabajo y la Dignidad Milagro Sala y al Frente de Lucha de la Ciudad de Buenos Aires, por aumento salarial para todos los trabajadores precarizados de nuestras organizaciones
  2. Lanzar una campaña en apoyo a todas las luchas obreras en la paritaria 2017. Organizar comités de padres en apoyo a la lucha docente; comités de pacientes en apoyo a la lucha de los médicos; asambleas de vecinos en apoyo a las luchas de las fábricas de cada uno de nuestros barrios. La AVP va por el triunfo de todas las luchas obreras.

LOS PIQUETEROS DE LA AVP FINANCIAMOS A NUESTRA ORGANIZACIÓN PARA DEFENDER NUESTROS INTERESES

Este enorme crecimiento de la AVP nos plantea la necesidad de afrontar una enorme cantidad de gastos de la organización: fletes, banderas, fotocopias, materiales, etc. Hoy esos gastos los financia la TPR, lo cual no es sostenible en el tiempo. Para tener una idea, el Congreso Villero Piquetero nos costó alrededor de $50.000. Este Congreso fue fundamental para el proceso de crecimiento y victorias que tuvimos en diciembre, con lo cual tenemos que lograr que la AVP se sostenga financieramente a sí misma.

En primer lugar, acá hay que denunciar al gobierno, que nos obliga a gastar en un montón de cosas que ellos deberían garantizar (fletes para transporte de mercadería, alquileres de depósitos, etc). Por otro lado, el gobierno sólo les da financiamiento a las organizaciones políticas que conquistan más del 1,5% en las elecciones, por lo que no permite que todas las organizaciones políticas puedan actuar si no es a través del autofinanciamiento.

Nosotros como piqueteros, tenemos que defender el derecho a la organización de los trabajadores en general y de los desocupados en particular ya que nuestra propia experiencia de lucha nos muestra que sin organización y lucha no hay trabajo. Los piqueteros necesitamos nuestra organización para luchar contra la miseria. El gobierno busca asfixiarnos financieramente para que no podamos organizarnos y para que aceptemos el hambre y la desocupación. La lucha por financiar a la AVP es una lucha para que viva y se desarrolle nuestra propia organización. Para construir una organización para defender nuestros intereses, tenemos que financiarla con nuestro propio esfuerzo.

Por eso, llamamos a comprender esta necesidad y luchar por la mayor cantidad de aportes voluntarios de los compañeros de la AVP, así como también de todos aquellos que simpatizan y apoyan nuestra lucha. La lucha por el aporte es una lucha para que los desocupados y trabajadores que no llegan a fin de mes entiendan la necesidad de construir una organización que defienda sus intereses. Rechazamos a los punteros que les imponen a los compañeros aportes compulsivos y obligatorios de un porcentaje de sus salarios. A los punteros no les interesa desarrollar la conciencia política y la organización de los trabajadores. Los piqueteros, por el contrario, llamamos a pelear por aportes voluntarios que expresen que cada vez más compañeros apoyan y se suman a la lucha por la construcción de una organización piquetera.

Por eso, los trabajadores de la AVP proponemos:

  1. Que todos los compañeros hagan un aporte voluntario del 5% de sus ingresos a la AVP
  2. Realizar una actividad financiera mensual por barrio para recaudar fondos para la organización

PARA DEFENDER LAS CONQUISTAS, LOS PIQUETEROS TENEMOS QUE MILITAR POLÍTICAMENTE

Los piqueteros entendemos que, para defender nuestras conquistas e ir por más, necesitamos nuestra propia organización y nuestro propio partido político. Si Macri gana las elecciones de 2017, va a estar en mejores condiciones para venir a arrebatarnos nuestras conquistas. Si damos una lucha política contra la campaña anti-piquetera de los medios, vamos a estar en mejores condiciones para defender nuestras conquistas. Por eso, apoyamos la militancia de la Tendencia Piquetera Revolucionaria (TPR) por un frente único anti-Macri y por un Partido Piquetero.

Hoy, esa lucha política tiene dos episodios fundamentales. El 16 de enero se cumple un año desde que el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, con la complicidad de Macri, tiene presa a la dirigente de una de las organizaciones junto con la cual luchamos y conquistamos los Argentina Trabaja y Construir Empleo: Milagro Sala, de la Organización Barrial Tupac Amaru. El 16 de enero se cumple 1 año sin democracia en Argentina: por eso vamos a ir a una campaña de pintadas, una pintada por barrio, convocando a la movilización del 16. A su vez, el 20 de enero asume Donald Trump la presidencia de Estados Unidos. Trump viene de desarrollar una campaña xenófoba, a la que se han sumado Macri, Massa y Pichetto pidiendo la expulsión de inmigrantes y anunciando la construcción de una cárcel contra migrantes. Muchos de los compañeros de la AVP somos migrantes y defendemos nuestros derechos democráticos y políticos, exigiendo el derecho a votar en todas las categorías, el derecho al voto directo (sin necesidad de empadronarse) y contra la legislación anti-migrante que impulsa el gobierno. En estas dos fechas habrá grandes movilizaciones, a las que resolvemos sumarnos:

  1. 1 año sin democracia: Liberen a Milagro. Lunes 16 de enero. Puente Pueyrredón. 12hs.
  2. Movilización repudiando la asunción de Trump. Viernes 20 de enero. Scalabrini Ortiz y Santa Fe. 16hs.

Con este documento y estas resoluciones, los trabajadores de la Agrupación Villera Piquetera volvemos a los barrios a organizar a los desocupados y trabajadores que no llegan a fin de mes para terminar con la miseria. ¡Es la hora de los piqueteros!

Jueves 12 de enero de 2017 – Villa 1-1-14, Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Viernes 13 de enero de 2017 – Sarandí, Avellaneda

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s