CIRCULAR DE LA TPR N°1 – “POR UNA TPR RECONTRA RE-PIQUETERA”

CIRCULAR DE LA TPR N°1

Órgano del Comité Central de la TPR – Lunes 2 de enero de 2017


Ya somos más de 200 piqueteros en la AVP. Vamos por una TPR de 100 militantes

“POR UNA TPR RECONTRA RE-PIQUETERA”

La Agrupación Villera Piquetera (AVP) está atravesando un proceso de crecimiento enorme. Pasamos de estar en 3 barrios a fines de 2015 (Barrio Charrúa, Villa Soldati, Villa 1-11-14) a tener un trabajo político en 20 barrios a fines de 2016 (Barrio Charrúa, Villa Soldati, Villa 1-11-14 – Manzana 1, Villa 1-11-14 – Manzana 23, Villa 20 – Lugano, La Veredita, Villa 21-24 – Barracas, El Molino – Florencio Varela, San Rudecindo – Florencio Varela, Mariló – Moreno, La Reja – Moreno, Barrio Los Sueños – Tolosa – La Plata, El Roll – Alejandro Korn, Tigre, Ingeniero Budge – Lomas de Zamora, La Ribera – Quilmes, El Zaizar – Monte Grande, Tres Américas – Ezeiza, Morón, Barrio Maldonado – Córdoba). A principios de 2017, ya se nos plantea iniciar una militancia en 5 barrios más: Villa Martelli – Vicente López, Villa Celina – La Matanza, General Rodríguez, Grand Bourg – Malvinas Argentinas, Barrio Fuerza Aérea. En 15 de ellos, ya hemos puesto en pie asambleas de la AVP. La AVP tiene presencia en 3 distritos electorales (Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires, Córdoba) y 10 municipios del Conurbano bonaerense (con posibilidad de transformarse en 14). Estamos hablando de más de 200 compañeros organizados en la AVP, sin contar los alrededor de 500 empadronados en los barrios: un salto histórico de nuestra organización como nunca antes habíamos protagonizado.

Este desarrollo estuvo determinado por la política de la TPR a la hora de ofrecer un canal de organización a los miles de trabajadores pobres que sufren el ajuste macrista y por la capacidad de intervenir correctamente en cada momento para lograr numerosas conquistas para los compañeros de las asambleas de la AVP. Esto se ha expresado en la puesta en pie de 5 comedores asistidos por el gobierno (Villa Soldati, Villa 1-11-14 – Manzana 1, Barrio Charrúa, Barrio Los Sueños – Tolosa – La Plata, Tigre); en la conquista de asistencia alimentaria mensual regular; en el salto de 8 puestos de trabajo en las cooperativas de la Ciudad en 2015, a 200 puestos de trabajo y programas de capacitación y empleo al finalizar 2016; en la conquista de canastas navideñas y juguetes para fin de año y el Día de Reyes. Para poder defender todas estas conquistas e ir por más, es necesario pegar un salto y conquistar la incorporación masiva a la TPR de los más de 200 piqueteros que participaron del 3° Congreso Villero Piquetero.

ES LA HORA DE LOS PIQUETEROS: ES LA HORA DE LA INCORPORACIÓN MASIVA A LA TPR

Hemos verificado, con nuestra actividad política y nuestros resultados, que nuestra caracterización política, volcada en el material titulado “Es la hora de los piqueteros”, es correcta. Esto se tiene que expresar también en el desarrollo de la TPR. Nuestra base social tiene que ser acorde a nuestra política. En nuestra actividad medimos la predisposición de los compañeros de los barrios a militar contra Macri. Tanto en el 3° Congreso Villero Piquetero, como en la Conferencia de la Izquierda Piquetera que no transa con Macri, fueron numerosas las intervenciones de compañeras y compañeros de los barrios, que dejaron en claro que es necesario un espacio para alzar la voz contra el gobierno de Macri. La TPR tiene que ser permeable a este movimiento real de la clase obrera piquetera, y dar cuenta de él en el desarrollo de la propia organización. Ahora es el momento en que decenas y cientos de compañeros se nos acercan para militar junto a nosotros contra Macri y para luchar por mejorar sus condiciones de vida en el marco de un ajuste que ha incrementado el hambre y la desocupación. Ahora es el momento para estos compañeros den el salto de piqueteros que luchan a piqueteros militantes que pelean por la construcción de su propio partido político. Estamos siendo protagonistas de un movimiento histórico objetivo de una franja de explotados hacia el desarrollo de su propia organización política independiente. Tenemos que dar una expresión consciente y organizada a ese movimiento objetivo, adecuando la TPR en función de esa finalidad.

CAMPAÑA DE RECLUTAMIENTO: CADA PIQUETERO QUE PARTICIPA DE LAS ACTIVIDADES TIENE QUE SUMARSE A LA TPR

En función de eso, hemos resuelto ir a una campaña de reclutamiento sobre la totalidad de los compañeros que participaron del 3° Congreso Villero Piquetero, que participan de las asambleas de la AVP, y que se suman a la lucha piquetera contra Macri. Para lograrlo, resolvemos modificar los criterios de reclutamiento en este período. El criterio actual es que el compañero esté de acuerdo con militar en la TPR y lo demuestre participando de las actividades. La asimilación a los planteos y los métodos de construcción partidaria los vamos a desarrollar dentro de la organización. Si los piqueteros quieren entrar a la TPR, la TPR les abre las puertas de par en par. Es, precisamente, la efectivización práctica de nuestro planteo político de “partido piquetero”. No podemos colocar obstáculos organizativos o ideológicos que bloqueen el desarrollo mutuo necesario de los piqueteros y la TPR hacia la construcción efectiva del partido piquetero. La lucha por desarrollar política, teórica y organizativamente a los piqueteros en términos marxistas y revolucionarios se tiene que desenvolver en la propia organización, que tiene que funcionar como una auténtica escuela de formación en la lucha política entre partidos. El salto en calidad, de formación de los piqueteros como tribunos populares y cuadros constructores del partido, se dará dentro del propio partido, no como un paso previo que artificialmente separa en etapa lo que se dará de hecho como parte de un mismo desarrollo político objetivo.

MASIFICAR EL RCRC. OTORGAR LOS INSTRUMENTOS PARA CONSTRUIR PARTIDO. PROMOVER RESPONSABLES POR BARRIO.

Para lograr este objetivo, el RCRC (Reclutamiento; Contactos; Relaciones; Conocidos) tiene que masificarse, incorporando al padrón a compañeras y compañeros de absolutamente todos los barrios donde tenemos un trabajo militante. Al día de hoy, estamos en condiciones de incorporar 20 nuevos compañeros de cara al próximo Comité Central (7 y 8 de enero), y otros 30 compañeros durante el resto del mes de enero. O sea, VAMOS POR UNA TPR DE 100 MILITANTES. Un salto histórico objetivo de nuestra filas conquistado pasar a las 3 cifras.

El objetivo es poner en pie un círculo por cada barrio donde militamos. Para poner en pie el círculo, solamente es necesario que los compañeros afirmen su predisposición a militar en la TPR y lo demuestren participando de las actividades y cotizando. De esta forma, podemos pasar de los 6 círculos que tenemos regularmente en la actualidad (Villas; Zona Sur; Estudiantil; Córdoba UNC 1; Córdoba UNC 2; Córdoba Movimiento Obrero y Piquetero) a 26 círculos o más. Con la cantidad de responsables que hoy tenemos en la organización, no tendríamos la capacidad física de garantizar una centralización directa y cotidiana de la actividad de esos círculos. Por ese motivo, es necesario impulsar el desarrollo de responsables y cuadros de los propios barrios a partir de otorgarles todos los instrumentos necesarios para construir partido: editorial semanal; agenda; circular; RCRC; cotización; aportes financieros; actividades financieras; materiales centrales y El Piquetero; plan político para el frente; hoja teórica. Son 10 puntos que cada círculo debería discutir semanalmente, y centralizar en un acta al responsable designado por el CC para centralizar al círculo. Los responsables designados por el CC tendrán que centralizar una vez por semana por Skype o teléfono; y presencialmente una vez por mes.

MULTIPLICAR LOS BARRIOS. EMPADRONAR MASIVAMENTE. CARACTERIZAR LA COMPOSICIÓN DE LAS ASAMBLEAS DE LA AVP PARA DESARROLLAR TODAS LAS OPORTUNIDADES.

La primer tarea de todos los compañeros que se incorporan a la TPR y la AVP es ampliar nuestro rango de acción e impulsar la organización de nuevos compañeros, tanto en los barrios donde ya estamos, como en aquellos donde tengan familiares y conocidos. Este es un proceso que ya venimos desarrollando. A las compañeras de Mariló – Moreno las contactamos a través de las compañeras de Soldati; a las y los compañeros de Ingeniero Budge – Lomas de Zamora, a través de las compañeras de la Villa 21-24; a las y los compañeros del Barrio El Zaizar – Monte Grande, a través de las compañeras de la Villa 20 – Lugano; a las compañeras de Barrio Los Sueños – Tolosa – La Plata y de Barrio Tres Américas – Ezeiza, a través de compañeros y compañeras del Barrio Charrúa; y la lista sigue. Cada asamblea puede desarrollar un efecto multiplicador de la AVP, impulsando la apertura de más asambleas en nuevos barrios. Los compañeros de otros barrios se inspiran en nuestro ejemplo, se entusiasman con nuestras conquistas, se moralizan y se predisponen a imitar todo aquello que nos ha dado resultados sumamente positivos. Desarrollar este fenómeno debe ser una tarea consciente de todo militante de la TPR y la AVP.

La AVP y la TPR nos proponemos la organización política independiente de todos los explotados. No somos un kiosko que se beneficia de su capacidad para obtener concesiones de parte del Estado y, a cambio de eso, dejar en banda a los millones de trabajadores pobres que sufren la política de Macri, como hace la CTEP. Somos una organización clasista, defensora de toda la clase obrera ocupada y desocupada, que le muestra todas sus conquistas a todos los trabajadores para servir como ejemplo e impulsar la organización del conjunto de los explotados. Por eso, así como tenemos que abrir nuevos barrios, tenemos que sumar nuevos compañeros en los barrios donde ya estamos. En muchas ocasiones, la cantidad de alimentos o puestos de trabajo no alcanzan para satisfacer a todos los compañeros que se nos acercan: esto no es un impedimento para que se organicen con nosotros. A esos compañeros les decimos: vení, empadronate, entrás en la lista de espera para las próximas conquistas que obtengamos, te ofrecemos un puesto de lucha por esas conquistas, te ofrecemos una organización para pelear por tus reclamos contra el gobierno, y un puesto de militancia política contra el gobierno de Macri que te hambrea y te despide. Por eso tenemos que garantizar un empadronamiento masivo de nuevos compañeros en los barrios donde ya estamos, para organizarlos por todos sus reclamos e incorporarlos a nuestra organización política. Para citar un sólo ejemplo, solamente en 2 actividades empadronamos 150 nuevos compañeros en el barrio El Molino de Florencio Varela. Solamente se necesita la comprensión de que nosotros organizamos a los compañeros a partir de ofrecerles un puesto de lucha.

En este mismo sentido, en cada asamblea tenemos que dar un salto y caracterizar todas las posibilidades que tenemos para desarrollarlas a fondo. ¿Cuántos compañeros trabajan en fábrica, donde podamos comenzar un proceso de organización obrera? ¿Cuántos compañeros tienen familiares presos, para desarrollar un trabajo político sobre las cárceles con nuestra agrupación “Todo preso es político”? Ya hubo compañeras que se nos acercaron para que impulsemos un trabajo en cárceles a partir de que tienen familiares presos. También hemos desarrollado una intervención en el Frente Argentino Migrante a partir de compañeras de la AVP.

Para responder estas y otras preguntas, en el empadronamiento de las asambleas, tenemos que tener en cuenta 10 criterios sobre la base de los cuales luego podremos lanzar numerosas iniciativas políticas.

Los 10 criterios son:

1- Cantidad de gente por asamblea (para saber exactamente cuántos compañeros somos en la AVP) y cantidad de empadronados por barrio (para saber cuánto nos podemos desarrollar)

2- Barrio donde vive cada compañero (para caracterizar qué nuevos barrios podemos abrir)

3- Barrios donde tiene amigos/familiares/conocidos/vecinos (mismo objetivo que el punto anterior)

4- Lugar de trabajo de cada compañera/o o plan social que conquistó (para impulsar la organización obrera en el lugar de trabajo, propagandizar el trabajo de los piqueteros, dar la lucha por el pase a planta, etc)

5- Lugar de trabajo de su pareja/familiares (mismo objetivo que el punto anterior)

6- Cantidad de hijos/jóvenes y edades en su familia; dónde estudian, trabajan y viven (para impulsar la organización de agrupaciones estudiantiles y centros de estudiantes, así como también actividades de jóvenes en los barrios)

7- Aportan a la AVP / Aportan a la TPR / Compran materiales / Vienen a actividades (para medir su grado de compromiso político, promoverlos como cuadros de la agrupación, impulsar su incorporación a la TPR)

8- Inmigrantes / Nacionalidad / ¿Tienen DNI? / ¿Están empadronados para votar? (para garantizar todos los derechos políticos a los inmigrantes, para impulsar su involucramiento en la lucha política socialista en Argentina y la lucha contra la campaña xenófoba)

9- Mujeres / LGBTTIQ / Familiares-Vecinos-Amigos que se quieran organizar (para promover una organización socialista de la comunidad LGBTTIQ)

10- Presos / Familiares-Vecinos-Amigos que se quieran organizar (para impulsar la organización de la agrupación “Todo preso es político” por los derechos de los presos en las cárceles)

APORTAR FINANCIERAMENTE A LA AVP PARA DEFENDER LAS CONQUISTAS

Todo este enorme desarrollo que hemos conquistado y el que vamos a conquistar en el próximo período, requiere dar un salto en el financiamiento de la agrupación. Solamente el 3° Congreso Villero Piquetero nos costó, aproximadamente, $50.000. Hoy la AVP no garantiza ese nivel de ingresos. Tampoco se garantiza con la campaña financiera de la TPR, que al día de hoy totaliza alrededor de $12.000. La mayoría de esos fondos provinieron de los compañeros que aportan la mayoría de sus sueldos a la TPR. El 3° Congreso Villero Piquetero ha sido fundamental para jerarquizarnos como organización tanto ante los piqueteros en general, como ante el resto de las organizaciones y el propio gobierno. No tenemos ninguna duda de que gracias al 3° Congreso Villero Piquetero hemos logrado muchas de las conquistas de fin de año. Es decir que gracias a las cotizaciones de los internos que fundaron la TPR, hoy la AVP ha logrado muchas de las conquistas que obtuvo durante todo este tiempo. Este esquema, sin embargo, es insostenible en el tiempo. El desarrollo que está alcanzando la agrupación requiere, necesariamente, que la propia agrupación garantice un esquema regular de ingresos para solventar la actividad: banderas, fletes, logística, impresión de materiales, etc. Por eso, ya hemos tomado una resolución en la mesa de la AVP y proponemos votarla en las asambleas de los barrios: que cada compañero aporte, voluntariamente, un 5% de sus ingresos (si cobra un plan, el 5% del monto del plan; si tiene changas o un trabajo, debatir con su delegada/o qué situación financiera tiene) para poder financiar a la AVP. El aporte es voluntario y el 5% es indicativo: si un compañero tiene una situación financiera complicada, la organización puede eximirlo de la cotización en caso de que no pueda aportarla, sobre la base de un debate con la organización. Si los más de 200 compañeros que hoy integran la AVP cotizaran, tendríamos muchas mejores condiciones financieras para llevar adelante las actividades y los objetivos que nos fijamos como organización.

APORTAR A LA TPR PARA CONSTRUIR EL PARTIDO PIQUETERO

Ahora, también se plantea la necesidad de que los piqueteros regularicen su aporte por la construcción del Partido Piquetero. En la XVIº Campaña Financiera ha habido una gran cantidad de pequeños aportes a la TPR en las asambleas y movilizaciones de la AVP. Esto muestra la predisposición de los compañeros a apoyar financieramente la lucha política por el Partido Piquetero. Nuestro objetivo es regularizar mensualmente, como mínimo, el aporte que ya hicieron en la XVIº Campaña Financiera. Si ya lo hicieron un mes, pueden regularizarlo y transformarse en aportistas permanentes. Sobre esa base, nos proponemos dar un debate con cada compañero para evaluar su situación financiera personal y caracterizar la posibilidad de aumentar el aporte: como criterio, proponemos que todo piquetero que se incorpore que aporte un 5% de sus ingresos al partido (el mismo criterio que fijó el PO cuando se propuso incorporar masivamente a los piqueteros luego del Argentinazo). Al PRO lo financian los CEOs. Al Partido Piquetero lo financian los piqueteros. Pocos CEOs ponen mucha plata invidualmente para el PRO. Muchos piqueteros tienen que poner lo que puedan individualmente al Partido Piquetero. La competencia es desigual financieramente. Pero nosotros contamos con la fuerza histórica de millones de trabajadores pobres oprimidos por el macrismo. Y mediante la organización de esos trabajadores podemos derrotar al macrismo. Por eso, al aporte individual de los militantes de la TPR, hay que sumar que esos militantes pidan aportes a nuevos compañeros, y que organicen actividades financieras en los barrios (como venta de ropa o comida, por ejemplo) para poder aportar a la construcción del Partido Piquetero.

QUIENES SE ALEJARON POR LA PRESIÓN DEL TRIUNFO DE MACRI, SE ACERCAN POR EL AVANCE DE LA LUCHA PIQUETERA

Todo este desarrollo y todas estas conquistas CONTRA MACRI han reforzado a los piqueteros y han debilitado al gobierno. Este proceso ha generado una corriente de simpatía entre compañeros que se alejaron de la TPR luego del triunfo de Macri, y que ahora se acercan producto del avance de la lucha piquetera en general, pero sobre todo por el desarrollo de la AVP en particular. Esto demuestra que las oscilaciones políticas e ideológicas en un sector de la vanguardia están determinadas, en primer lugar, por la correlación de fuerzas objetivas entre los partidos y las clases sociales. Las oscilaciones de la pequeñoburguesía responden a las modificaciones de esta correlación de fuerzas. No se trata de un proceso ideológico en el vacío o de una supuesta falta de solidez teórica abstraída del desarrollo concreto, total y objetivo de la lucha de clases. Cuando Macri triunfó, algunos compañeros provenientes de la pequeñoburguesía izquierdista se retrajeron y se alejaron de la militancia política; cuando los piqueteros triunfamos y Macri retrocedió, muchos de esos compañeros comenzaron a levantar cabeza nuevamente. De conjunto, el desarrollo de la AVP se constituye como un factor de atracción entre los sectores pequeñoburgueses con los que tenemos una relación histórica, sea por vínculos personales y familiares, sea por una actividad militante previa. Por lo tanto, la legítima aspiración a recuperar a todos esos compañeros que rechazaron actuar en minoría en la lucha contra el macrismo, solamente se puede desarrollar por medio de la construcción de la AVP y el Partido Piquetero, generando las condiciones políticas objetivas para ofrecerles un marco atractivo para que vuelva a acercarse y colaborar con la organización. Si una organización pretende recuperar a cierto sector de los cuadros que perdió en la lucha política, tiene que torcer la correlación de fuerzas que le infringió esas pérdidas de efectivos militantes.

Esta es la base para poder discutir un balance común de la experiencia política reciente y revalidar nuestra orientación contra todas aquellas vacilaciones políticas y estratégicas que llevaron a esos compañeros a fundirse. El frente único anti-Macri fue un vehículo para el desarrollo de la TPR. Lejos de llevarnos a la disolución en el kirchnerismo, como pregonaba el PO, nos reforzó como alternativa política en la lucha contra el macrismo. Hoy, luego de un año de pelear por el frente anti-Macri, estamos más cerca de construir el Partido Piquetero que hace un año. Y hoy, luego de un año de boicotear el frente anti-Macri, el PO está más cerca de un fracaso electoral y la ruptura del FIT. Sin ir más lejos, el propio Altamira viene de denunciar que el acto de Atlanta servía para convalidar la parálisis del FIT, y ahora denuncia el burocratismo del Comité Ejecutivo del PO que pretende bloquear el debate sobre el balance de la Revolución Cubana. A las pruebas nos remitimos, entonces, a la hora de balancear las 2 orientaciones en disputa en la izquierda argentina durante 2016. Gracias al desarrollo logrado como AVP y TPR en el movimiento piquetero, que se debió a nuestra orientación política general, hoy estamos en mejores condiciones para volver a dar esta discusión con muchos compañeros que sucumbieron a la presión combinada del macrismo y la izquierda sectaria. Vamos a una ofensiva política para sumar a todos esos compañeros al verano piquetero con la AVP y la TPR.

APROVECHAR LOS MATERIALES: VIDEO DEL 3° CONGRESO VILLERO PIQUETERO Y RESOLUCIONES

Ha sido fundamental, en el punto anterior, el video del 3° Congreso Villero Piquetero. El video muestra la cantidad de compañeros (más de 200); la cantidad de barrios (12 banderas, y 17 barrios presentes); la cantidad de oradoras y oradores, que expresan un salto político de las delegadas y los delegados; el despliegue organizativo (banderas de las agrupaciones, banderas de los países, banderines, pecheras, mesa de materiales, textos de lectura, mesa de acreditaciones, almuerzo, sonido, castillo inflable, espacio de juegos); la movilización, su magnitud y su organización. Hemos resumido en 2 minutos los principales conceptos que queríamos destacar del 3° Congreso Villero Piquetero. Es un resumen brillante. Y todas las respuestas que nos han dado del video han sido enormemente positivas. Por lo tanto, tenemos que aprovecharlo plenamente. No puede haber compañero de la AVP, compañero empadronado en los barrios, compañero del RCRC, compañero del padrón de terreno, familiar, amigo, conocido, militante y dirigente de otra organización, funcionario del gobierno, al que no le hayamos enviado el video y pedido una devolución. Y la conclusión tiene que ser una colaboración con nosotros: desde donar un juguete para Reyes, hasta la incorporación a la TPR, pasando por las reuniones con funcionarios para exigirles la satisfacción de todos nuestros reclamos y una respuesta política a nuestros planteos.

Y el video solamente es la punta del ovillo. Ya hemos publicado las resoluciones, que tienen que ser el material central en las actividades en los barrios para invitar a sumarse a la AVP. Pero el desafío no se acaba ahí. Una de las preguntas que muchos nos hicieron fue: “¿cómo lograron ese resultado?”. Entonces tenemos que grabar entrevistas a cada delegada/o explicando cómo se construyó el 3° Congreso, cómo se convocó, cómo se desarrolló, y qué orientación resolvió. Por otra parte, un sector residual de la izquierda comenzó a hacer circular la calumnia de que logramos movilizar a esos compañeros “porque nos financia el kirchnerismo”. Entonces tenemos que desgrabar todas las intervenciones de las/os delegadas/os para mostrar que lo que estamos desarrollando es una genuina organización de los explotados, y que la colaboración con el kirchnerismo implicó una lucha común contra Macri gracias a la cual obtuvimos numerosas conquistas para las distintas organizaciones, lucha dentro de la cual nosotros postulamos nuestra propia orientación, que se expresó en nuestras intervenciones en los medios de comunicación de forma nítida.

El 3° Congreso Villero Piquetero no se terminó. Aún hay una enorme lucha política para dar a partir de él. Aún no somos conscientes de la totalidad del impacto que generó y no hemos capitalizado todas las oportunidades que nos abre porque no hemos ido a buscar todas las devoluciones que podríamos; y aún no hemos generado todo el impacto que podemos generar porque no hemos explotado al máximo las oportunidades que nos ofrece el propio 3° Congreso Villero Piquetero. Y para poder hacerlo necesitamos que más compañeros se sumen a la tarea, para hacer entrevistas, desgrabados, edición de videos, difusión por las redes. De esta forma podremos amplificar aún más el impacto político del gran y exitoso 3° Congreso Villero Piquetero.

VERANO PIQUETERO: MULTIPLICAR LOS RECLAMOS, LAS ASAMBLEAS Y LAS CAMPAÑAS POLÍTICAS

El reclutamiento masivo de piqueteros durante el verano potenciará nuestra capacidad y nuestras posibilidades de intervención. En primer lugar, para desarrollar todas las campañas políticas planteadas durante el verano: asambleas populares contra los cortes de luz; reclamos a los ministerios de Seguridad contra la inseguridad; apoyo a las luchas contra los cierres de fábricas y los despidos; comisiones de padres y madres en apoyo a la lucha docente por la paritaria; impulso a la lucha por los plenos derechos de los inmigrantes, por el DNI, por el empadronamiento para votar, contra la cárcel para migrantes, contra la reforma migratoria reaccionaria; contra la campaña represiva de Clarín a la que ahora se está plegando Macri. En segundo lugar, para que el desarrollo conquistado sea una plataforma para multiplicar las asambleas, abriendo nuevos barrios, y masificar las asambleas que ya hemos puesto en pie. En tercer lugar, para multiplicar los reclamos, recogiendo todas las inquietudes de los empadronados y organizando una lucha política para exigirle al gobierno que de satisfacción y una respuesta política a las reivindicaciones. Para poder llevar adelante todas estas tareas, es necesario cumplir las resoluciones arriba propuestas, con el objetivo de reunir las condiciones políticas y organizativas necesarias para dar este enorme salto hacia adelante.

POR UN VI° CAMPAMENTO (25 AL 28 DE FEBRERO) Y UN VII° CONGRESO (13 AL 16 DE ABRIL) DE LOS PIQUETEROS

Todo esto tiene que derivar en un VI° Campamento (25 al 28 de febrero) y un VII° Congreso de la TPR (13 al 16 de abril) que cuente con la participación masiva de los piqueteros de la AVP. Se trata de una novedad absoluta en nuestra organización. Hasta el momento, nuestros congreso pero también, en alguna medida, nuestros campamentos, fueron instancias de homogeneización y orientación política de un sector militante que ya había atravesado una experiencia previa a su incorporación, cumpliendo los requisitos fijados en el instructivo de reclutamiento. La mayoría de los compañeros, incluso, provenían de una experiencia partidaria en el marco del Partido Obrero, atravesaron la lucha interna en el PO y luego formaron parte de la fundación de la TPR. Ahora, esto cambia. Está planteando que, por primera vez en nuestra historia, la mayoría del campamento y del congreso esté constituida por piqueteros que, en su mayoría, hacen su primer experiencia política en la AVP. Ese es, justamente, nuestro objetivo. Queremos que el campamento y el congreso se llenen de piqueteros.

El campamento y el congreso tienen que tener como principal objetivo el reclutamiento masivo de piqueteros. De ahí que tengamos que garantizar los instrumentos para atraer, previamente, a los compañeros a participar activamente. Para ganar a los 200 piqueteros de la AVP, tenemos que organizar el mejor congreso y el mejor campamento de nuestra historia. Organizar un amplio debate pre-congresal y un campamento con textos presentados varias semanas antes, para que todos los compañeros puedan llegar a las actividades habiendo leído y discutido los materiales previamente. El concepto que hay que transmitirles a los compañeros es el siguiente: “Ahora que estás de acuerdo en ser de la TPR, queremos organizar el campamento y el congreso para garantizar que tengas la orientación política, el bagaje teórico y las herramientas organizativas para ser un constructor del Partido Piquetero. Confirmame que venís a las 2 instancias, 4 días cada una, 8 días en total, así armamos tanto el campamento como el congreso en función de que vos venís, y así salís del campamento y del congreso como un constructor de partido”.

Para tener el mejor congreso y el mejor campamento de nuestra historia, tenemos que dar un salto en la calidad y la cantidad de elaboración. Esto implica redoblar esfuerzos. No es cierto que, como los compañeros en su mayoría no tienen una experiencia política previa, entonces la elaboración sea más sencilla. Por el contrario, el esfuerzo es mayor porque hay que garantizar la síntesis de gran cantidad de problemas complejos en documentos accesibles a la mayoría de los compañeros piqueteros que queremos que vengan a ambas actividades. De ahí que el conjunto de la militancia de la TPR tenga la responsabilidad histórica de ponerse a la altura del desafío, tomarse con seriedad los debates pre-campamento y pre-congreso, colaborar con la elaboración, e impulsar a fondo la convocatoria de piqueteros. Estamos a menos de 2 meses del campamento y a menos de 4 meses del congreso. En 2 meses tenemos que incorporar 100 piqueteros a la TPR. Es una obra titánica. La asumimos con la plena convicción de que es la mejor forma de aprovechar un cuadro político en el que “Es la hora de los piqueteros”.

PARA DERROTAR LAS “REFORMAS AJUSTADORAS DE 2° GENERACIÓN” Y LA REPRESIÓN MACRISTA, HAY QUE MILITAR LAS ELECCIONES Y CONSTRUIR EL PARTIDO PIQUETERO

La incorporación de 100 piqueteros implica estar en mejores condiciones para abordar la lucha fundamental contra el macrismo en 2017: la batalla electoral. Todos los medios reconocen, desde The Economist para abajo, que la clave del proceso político son las legislativas. Si le infringimos una derrota a Macri, tendrá muchas más dificultades para meter sus reformas ajustadoras de 2° generación. Los piqueteros, si queremos defender nuestras conquistas contra Macri, si queremos derrotar la campaña pro-represión contra el movimiento piquetero, tenemos que evitar que gane las legislativas e impedir se sienta fuerte para venir a atacarnos.

Se trata de una lucha que no depende, en primer lugar, de nosotros. Quienes tenían que convocar al frente anti-Macri lo han rechazado: Cristina por su boicot al desarrollo de una fuerza delimitada del PJ de los traidores; el FIT por su sectarismo anti-K impotente. En estas condiciones, tenemos que hacer nuestro aporte para superar la adaptación del kirchnerismo al PJ y Massa, así como también para terminar con el sectarismo del PO. Tenemos que concentrar nuestros esfuerzos en lograr la derrota electoral, y en ese camino superar a las direcciones que se niegan sistemáticamente al frente anti-macrista y a una lucha frontal contra el gobierno. La lucha por la derrota electoral del macrismo y la lucha por la construcción del Partido Piquetero van de la mano.

La defensa de nuestras conquistas políticas y organizativas depende de que logremos consolidar y profundizar la correlación de fuerzas contra Macri y a favor de los piqueteros que alcanzamos a fin de año. Para hacerlo, tenemos que infringirle una derrota electoral, lo que requiere que durante todo el año demos una lucha política para lograrlo. La consigna central de la TPR para la etapa estuvo plasmada en el brindis de fin de año y en la nueva remera de la organización: por la derrota electoral del macrismo en 2017. ¡Sumemos a cientos de piqueteros a esta lucha política!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s