[CONICET] EN 2016 FRENAMOS LOS DESPIDOS. EN 2017 FRENEMOS EL AJUSTE MACRISTA CONTRA CIENCIA Y TÉCNICA.

MACRI Y BARAÑAO MIENTEN: no defienden la ciencia y la técnica como política de Estado. Quieren destruir el Plan Argentina Innovadora 2020

En 2016 frenamos los despidos. En 2017 frenemos el ajuste macrista contra ciencia y técnica.

29/12: Asamblea federal en Córdoba

4/2: Plenario de coordinación nacional

Nos encontramos ante un enorme movimiento de lucha en defensa de la ciencia y la técnica que se está desplegando en todo el país: luego de las movilizaciones contra el presupuesto de ajuste de Macri, frente al intento de despedir a los compañeros becarios se llevó adelante la toma del Ministerio de Ciencia y Tecnología en Capital Federal, las ocupaciones de los CCTs en toda una serie de provincias del país y sucesivas jornadas de lucha en oposición al ajuste.

En respuesta el gobierno de Macri con Barañao a la cabeza ha montado un operativo de confusión y mentiras: pretenden instalar que defienden la ciencia y la técnica, mientras avanzan en un ajuste presupuestario para desmantelar el Plan Argentina Innovadora 2020.  Desde la Tendencia Piquetera Revolucionaria nos solidarizamos con los trabajadores precarizados del CONICET y apostamos plenamente al triunfo de su lucha. Por eso, desde la TPR queremos aportar al movimiento de lucha fijando una respuesta política directa a la confusión que intenta imponer el gobierno macrista.

BARAÑAO MIENTE: SÍ HAY AJUSTE

En primer lugar, respecto al conjunto de la inversión en ciencia y técnica (considerando el conjunto de los organismos destinados a investigación incluyendo los que se encuentran fuera del Ministerio de Ciencia y Tecnología) el presupuesto 2017 reduce la participación de en el total del presupuesto nacional del 1,53% al 1,34%. El incremento del 27% en el presupuesto constituye en rigor una reducción real, teniendo en cuenta la inflación del 40% del año 2016.

En segundo lugar, con respecto al presupuesto del Ministerio de Ciencia y Tecnología propiamente, este pasó de representar el 0,71% del presupuesto en 2016 al 0,59% en 2017, con un crecimiento en términos nominales del 13% (una enorme caída en términos reales contra la inflación). En ese sentido, se produjo una reducción nominal del 18,3% del presupuesto para la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica (ANPCyT). En términos reales (es decir considerando la inflación) el presupuesto del Ministerio se redujo un 56%, el de la ANPCyT un 60% y el de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) un 34%.

En tercer lugar, con respecto al CONICET, luego de la disminución del 26% en el presupuesto 2016 considerado en dólares, ahora el gobierno pretende mantener el presupuesto congelado con un incremento que sólo cubre la devaluación y la inflación. Esto implica dos cosas: en primer lugar, el comienzo del desguace del Plan Argentina Innovadora 2020 que establece el ingreso sistemático de investigadores hasta alcanzar los 15.000. En segundo lugar, implica la reducción de la proporción de fondos que se destinan a hacer posible la investigación (es decir, que no constituyen directamente el salario de los investigadores) que se reduce del 12% a menos del 8%.

YA FRENAMOS LOS DESPIDOS. AHORA FRENEMOS EL AJUSTE

Con la lucha y la toma del Ministerio en Buenos Aires junto al resto del país, todos los compañeros conquistamos una salida transitoria para los más de 500 investigadores que Barañao y Macri pretendían dejar en la calle, prorrogando su condición de becarios hasta el 31 de diciembre de 2017. Desde la Tendencia Piquetera Revolucionaria destacamos que hemos logrado torcerle el brazo al gobierno que pretendía romper todo tipo de vínculo laboral con estos investigadores. A su vez, resaltamos que si bien hemos frenado temporalmente los despidos por 1 año, no hemos frenado el plan estratégico del macrismo: desmantelar el Plan Argentina Innovadora 2020. Con la histórica lucha del CONICET, logramos defender los puestos de laburo por 1 año. No es una solución, cierto. Por eso es completamente lógico y legítimo que la totalidad  de las asambleas del interior y la mitad de la asamblea de buenos aires haya votado en contra. Destacamos que sin embargo, más allá de los claros límites que tiene el acuerdo conquistado, lo importante es que los trabajadores lograron ganar tiempo y que el macrismo los beque durante 1 año para luchar contra el ajuste macrista. La crítica de los logros conquistados con la lucha, con todos sus límites, deben ser puestos al servicio de construir la unidad de todos los trabajadores en lucha para lograr una victoria irrestricta el año que viene.

BARAÑAO ES UN MEN-TI-RO-SO: NIEGA QUE EXISTA EL “PLAN BARAÑAO”

El propio Barañao destaca en sus declaraciones a los medios que, el acta compromiso no es más que una “transición hacia el ajuste” (textual de un fallido que tuvo en una entrevista). Sabe que en política lo fundamental es el tiempo. Es decir, aceptó contra su voluntad una impasse para 2017, para poder desenvolver durante todo el año su estrategia política de bloquear los ingresos de futuros investigadores al CONICET. En este sentido, se colocan las repudiables declaraciones de Bañarao diciendo que “Ningún país con 30% de pobres aumenta la cantidad de investigadores”, “el CONICET no es la única salida laboral” y “queremos empezar a romper los compartimientos estancos”.

Es para justificar esta política reaccionaria que Barañao llega al extremo de decir que no tiene fundamento que la planta del CONICET crezca a un 10% anual porque “el problema es que hoy no existe un plan estratégico que fije con qué objetivos queremos invertir en ciencia”. Esto lo dice en un acto de total caradurez porque fue él mismo quien en 2013 presentó en la Casa Rosada, junto a Cristina Fernández de Kirchner, el plan “Argentina Innovadora 2020” (popularmente conocido como el “Plan Barañao”). O sea que Barañao niega que exista un plan en ciencia… ¡que tiene su propio apellido! Barañao es un MEN-TI-RO-SO.

Barañao miente de manera completamente desvergonzada porque el Plan Argentina Innovadora 2020 establece TAXATIVAMENTE la ampliación hasta los 15.000 investigadores de la planta del CONICET. Textualmente dice “Se apuntará a la federalización de los recursos humanos priorizando el 25% de las vacantes del CONICET en aquellas regiones del país con escaso desarrollo científico-tecnológico y a incrementar el ingreso de personal a esta institución a un ritmo del 10% anual”. Es por eso que lo que está en discusión no es sólo el ingreso de los más de 500 compañeros de este año 2016 sino el futuro de los más de 11.000 trabajadores que se encuentran bajo el régimen de becarios en el CONICET.

Esta ofensiva macrista desconoce el hecho de que sobre la base del trabajo de los investigadores y el crecimiento del CONICET se viene produciendo un desarrollo constatable en los rankings mundiales de la ciencia argentina en relación a la ciencia a nivel global. En los últimos 7 años nada más, el CONICET subió 179 puestos. “Según el ranking Scimago –el más prestigioso del mundo para evaluar rendimiento de este tipo de instituciones-, Conicet pasó del puesto 399 en 2009 al 220 en 2016, sobre un total de 5137 instituciones. Esto es, Conicet se encuentra en el top 5% mundial de las instituciones de ciencia y tecnología, es la segunda institución más prestigiosa de América Latina (solo por detrás de la Universidad de San Pablo) y la principal del país” (fuente: “DERRIBANDO MITOS SOBRE EL CONICET”, de Daniel Schteingart, 26/12/2016, http://revistabordes.com.ar/) . Por más que el macrismo mienta contra el CONICET, el sol no se puede tapar con la mano.

LOS BECARIOS SON TRABAJADORES E INVESTIGADORES PRECARIZADOS, NO “ASPIRANTES”

Para negar que hayan intentado meter despidos en el CONICET, Barañao ha salido a desenvolver una campaña política negando la existencia de un vínculo laboral con los más de 11.000 becarios que tiene el CONICET. En ese sentido, el ministro planteó públicamente “no todos los egresados del Conservatorio Nacional entran al Teatro Colón” y se refiere a los becarios como “aspirantes”.

Desde la TPR denunciamos que se trata de una completa falsificación. Otra MENTIRA de Macri y Barañao. Los más de 11.000 becarios del CONICET desenvuelven una relación laboral completa con dicho organismo. Son compañeros que en muchos casos se encuentran realizando sus estudios doctorales o postdoctorales, realizando y produciendo investigaciones en el marco del CONICET. Se trata, por lo tanto, de trabajadores a los que se los está sometiendo un régimen de precarización y a quienes macrismo pretendió despedir negándoles su fuente de trabajo.

CIENCIA Y TÉCNICA SON POLÍTICA DE ESTADO: LANCEMOS UNA CAMPAÑA PARA QUE EL CONGRESO SE PRONUNCIE CONTRA EL AJUSTE Y LAS MENTIRAS MACRISTA

Desde la TPR, planteamos la tarea de llevar adelante una enorme campaña política del movimiento en lucha en defensa de la ciencia para derrotar políticamente la ofensiva del macrismo. Entendemos que lo fundamental no es discutir entre las agrupaciones y asambleas que participamos de la lucha en defensa del CONICET sino que tenemos que concentrar todas nuestras energías en refutar las mentiras de Macri y Barañao y pasar a la ofensiva exigiendo que todos los bloques políticos del congreso se pronuncien en defensa de la ciencia y la técnica contra el ajuste macrista.

Existe una posibilidad concreta para lograrlo. Hay una crisis política abierta en el Congreso que los trabajadores precarizados del CONICET tienen que usar a su favor. La asamblea federal que se reunirá en Córdoba tiene que evaluar seriamente la enorme posibilidad que representa y, más allá de una marcha más o una marcha menos que podamos votar (desde la TPR apoyamos cualquier medida de lucha) queremos dejamos en claro que lo realmente importante es concentrar todas las energías en este objetivo político estratégico: para derrotar a Macri, que el Congreso se pronuncie a favor de esta histórica lucha de los trabajadores precarizados del CONICET.

MACRI MIENTE PORQUE TIENE MIEDO DE PERDER LAS ELECCIONES EN 2017

Veamos: antes que nada, es un muy importante comprender que ciencia y técnica es uno de los pocos puntos en que, más allá de los matices, todos los partidos políticos de la Argentina consideran (o consideraban hasta el día de ayer) como de común acuerdo. Lo que se conoce como las famosas “políticas de estado”.

Esto es una realidad política de nuestro país que no podemos negar ni desconocer porque impactó tanto en la conformación del gabinete macrista (con la continuidad de Barañao) como en el discurso que sustenta y legitima al gobierno macrista (el mito liberal-burgués de que el país va a poder desarrollarse por medio del conocimiento sin necesidad de expulsar al imperialismo). Ambas situaciones, más allá de lo que piense ideológicamente cada uno del tema, son un GRAN PUNTO A FAVOR de nuestra lucha y CONTRA EL AJUSTE MACRISTA. Son una FORTALEZA DE LOS LUCHADORES y una DEBILIDAD DEL MACRISMO.

Que exista un consenso capitalista sobre la importancia de la ciencia y técnica es algo que tenemos que usar sistemáticamente. Si el macrismo miente sobre el ajuste en ciencia y técnica no es sólo porque es mentiroso sino porque sabe muy bien que reconocer públicamente que no hay continuidad ni política de Estado y que lo que sí hay es ajuste contra la ciencia y técnica sólo le va a generar (como ya le está generando) un enorme descrédito en la clase media e incluso en la base social empresaria y millonaria que sustenta política y electoralmente al macrismo. Cuando Macri destruye en los hechos el mito liberal-burgués de la ciencia lo que está haciendo es destruir el futuro y los sueños de la clase media y la clase capitalista argentina. En pocas palabras, Macri sabe muy bien que tiene que mentir y no reconocer el ajuste en ciencia porque, si se sabe la verdad, Macri pierde las elecciones legislativas del año que viene. No usar este eje político es hacerle un gran favor a Macri. La principal responsabilidad de los luchadores del CONICET, por lo tanto, es militar por la derrota electoral de Macri y de sus políticas de ajuste en 2017.

“EL FACTOR BARAÑAO”: NO PUEDE NEGAR LA EXISTENCIA DEL PLAN QUE ÉL MISMO HIZO HACE TRES AÑOS

En segundo lugar, Barañao miente porque no tiene ninguna otra opción. Para justificar la política de ajuste que quiere aplicar tiene que negar todo lo que hizo hasta el día de ayer. Sin embargo, esto no sólo es imposible porque es público y notorio para toda persona que conozca algo del tema sino porque la única razón por la cual Barañao hoy es ministro es, justamente, para darle “continuidad como política de Estado” a dicho plan.

¿Hemos reflexionado seriamente que es IM-PO-SI-BLE que Barañao niegue la existencia del “Plan Barañao”? ¿Nos damos cuenta que es EL PUNTO MÁS FUERTE para dar la lucha contra el ajuste macrista en ciencia y técnica? Los trabajadores precarizados del CONICET tienen que transformarse en la peor pesadilla de Barañao. Más allá de lo que opinen ideológicamente del Plan Argentina Innovadora 2020, es una obligación su defensa política irrestricta contra el ajuste macrista. No defender el Plan Argentina Innovadora 2020 no es una superación revolucionaria por izquierda sino una capitulación vergonzosa ante el ajuste macrista. Por eso, desde la TPR le proponemos a los trabajadores precarizados del CONICET que vayan radio por radio, diario por diario, programa de televisión por programa de televisión donde hable Barañao a entregarle copia a los periodistas del Plan Barañao donde figura la firma del MEN-TI-RO-SO y donde dice textualmente que se debe ampliar la planta permanente del CONICET un 10% por año. “El pez por la boca muere” dice el dicho popular. Que Barañao se trague página por página y letra por letra el plan de ciencia y técnica que él mismo escribió.

YA CONSEGUIMOS LA DECLARACIÓN DE 48 DIPUTADOS, CON SUS 5 BLOQUES PODEMOS LOGRAR LA DECLARACIÓN DEL CONGRESO

Por último, saludamos la declaración de toda una serie de diputados del FpV, Movimiento Evita, Libres del Sur, el Frente Renovador, Proyecto Sur y el PTS reclamando a Barañao que reciba a los becarios. El pronunciamiento político de estos diputados plantea la posibilidad concreta de conquistar una declaración política del Congreso en oposición al desmantelamiento del Plan Argentina Innovadora 2020. Con la decisión política tan sólo de los bloques a los que pertenecen dichos diputados firmantes alcanzaría para que salga dicha declaración teniendo en cuenta la composición del Congreso: 73 diputados del FpV, 37 de Federal UNA, 9 de Progresistas, 6 de Peronismo para la Victoria, 4 del FIT y 1 de Proyecto Sur. Un total de 129 diputados sobre 257 que tiene dicha cámara.

La perspectiva política que abre al movimiento por el CONICET esta campaña política que propone la TPR es inmensa. No sólo puede permitir poner en tensión al máximo el apoyo legislativo de la izquierda, el kirchnerismo y los sindicatos que apoyaron la lucha del CONICET sino que plantea la posibilidad de poner en pie un verdadero frente único anti-macrista en defensa de la ciencia y la técnica como política de Estado. Por eso, al plantear concretamente la tarea de una oposición política irreconciliable y frontal contra el macrismo, pondrá sobre el tapete hasta qué punto todos los bloques que se dicen opositores estarán dispuestos a romper con Macri y hasta qué punto Macri estará dispuesto a ceder para evitar que se rompa su mayoría parlamentaria que tiene gracias a la colaboración legislativa de los TRAIDORES, es decir, aquellos como Massa y Bossio que llegaron al congreso pidiendo el voto popular contra Macri y terminaron votando las principales leyes del macrismo.

La experiencia política reciente de Ganancias es ilustrativa de esta lucha política por partida doble: en diputados se rompió el acuerdo parlamentario entre Massa y Macri (o sea que, como posibilidad teórica, es perfectamente posible que podamos lograr lo mismo con el CONICET) y en el senado Macri estuvo dispuesto a ceder y modificar su propio proyecto para votarlo con el peronismo (o sea que, aunque sea mucho menos probable, tampoco podemos negar de lleno la posibilidad teórica de que el propio Macri ceda para evitar quedar expuesto ante todo el país por su profunda debilidad parlamentaria y el profundo repudio que genera su política reaccionaria).

Macri es un gobierno en minoría en el congreso. Macri es un gobierno que tiene una crisis de gabinete y acaba de perder su ministro de economía con la renuncia de Prat Gay. Macri es un gobierno débil y en constante retroceso político. Macri es un gobierno tan confundido que cree que puede destruir la política de Estado en ciencia y técnica (Plan 2020) pero ni siquiera sabe si va a poder ganar las elecciones legislativas del año que viene.

Lo que la TPR propone, por lo tanto, es aprovechar todas las debilidades políticas del macrismo para construir, por medio de una lucha política, una enorme victoria en defensa de los trabajadores precarizados del CONICET y en defensa de la ciencia y técnica. Vamos por una campaña política sobre todos los diputados para conquistarla. ¡Viva la histórica lucha de los trabajadores precarizados del CONICET! ¡Abajo el ajuste macrista!

TPR

TENDENCIA PIQUETERA REVOLUCIONARIA

Agradecemos por las fuentes e información al Profesor Dr. Fernando D. Stefani, Profesor de Física Experimental Departamento de Física de la Fac. de Ciencias Exactas y Naturales (UBA) y Vice-Director Centro de Investigaciones en Bionanociencias – CIBION, CONICET

http://users.df.uba.ar/bragas/Informe%20presupuesto%20MINCYT.pdf

http://adiungs.org.ar/wp-content/uploads/2016/10/MITI_AnalisisPresupuesto2017enCienciayTecnolog%C3%ADa_Oct2017.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s